Síguenos en FACEBOOK

miércoles, noviembre 18, 2009

Partidos malpartidos



La congresista Elsa Malpartida ha sido la protagonista mediática de esta semana luego de que el diario El Comercio hiciera una seria denuncia que la vinculaba con un pasado senderista, además como una lideresa del partido Sendero Luminoso, grupo genocida que dejó en el Perú una estela de sangre y muerte durante más de dos décadas.
“Aquí hay una mujer campesina que se acogió a un formato que le dio el Estado. El estado no le dijo que era de arrepentimiento y que ellos voluntariamente lo firmaron por el compromiso que tiene el ciudadano al estar en la zona de emergencia”, ha señalado la congresista Marisol Espinoza, vocera del partido humalista como una coartada para el triste descubrimiento.
Muchos políticos salieron de inmediato a opinar, unos a favor otros en contra, otros prefirieron las ambigüedades, otros solo callaron porque todos tiene rabo de paja: “está mal, pero esta bien, pues su pasado vergonzoso no va a perseguirla por toda la vida” explicaron los más diplomáticos tratando de quedar bien con ambas líneas de opinión que se encontraron en un golpe frontal.
El líder del Partido Nacionalista Peruano, Ollanta Humala, de inmediato salió a darle todo el respaldo a su pupila, probablemente recordando que él también tiene un pasado oscuro con el tema de Madre Mía y otras posturas no tan disímiles como la de Velásquez Quesquén, Rafael Rey y el mismo Alan García no han sido tajantes sino más bien esquivas y hasta condescendientes con el hecho, prueba de que un político jamás pierde su doble cara, menos en momentos de campaña.
Pero ante la maraña de descubrimientos de congresistas falsos y mentirosos ya no sorprende que todos ellos al momento de llenar su Hoja de Vida (que más bien debería llamarse Hoja de Olvidos) sufran ciertas amnesias selectivas y olviden por ejemplo viejas militancias, antiguos juicios con el Estado o con particulares, denuncias por violencia familiar, hijos no reconocidos, ingresos a penales, amantes furtivos (as), libertinaje sexual, consumo de drogas etc, etc, etc.
Lo que falta en el Perú para la buena repartición de la torta política es transparencia y aquí todos aplauden y ríen pero nadie se atreve a llamar a las cosas por sus nombre, la torta por el momento está bien partida aunque la que la que parte y reparte se apellide Malpartida.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú