Síguenos en FACEBOOK

jueves, diciembre 31, 2009

BALANCE



Los balances siempre son necesarios, saber si hemos crecido o hemos perdido, si hemos disminuido o hemos ganado. Es preciso hacer un balance ahora que el año concluye y que la vida, una vez más, nos enseña que todo es cuestión de tiempo.
Mucha gente amada partió en el 2009, muchos otros hicieron historia de un modo poco convencional, otros en cambio, solo fueron fragmentos de los días. Hay hechos que hoy recordamos con amargura, las muertes de Bagua es sin duda el episodio más dantesco del 2009, una tragedia que nadie hubiera querido que suceda, sería feliz poder arrancar esa página del almanaque y reescribir la historia, lamentablemente eso no es posible.
El año que viene es un libro en blanco, depende de nosotros las cosas que en él se escriban, ojalá todas las cosas fueran felices y blancas, pero surge eso que algunos llaman el destino y entonces un velo de incertidumbre nos cubre.
Otra de las grandes heridas del 2009 fueron los accidentes en las carreteras, las negligencias propias de los hombres que pese a las advertencias los accidentes se sucedieron uno tras otro cada día. Miles de peruanos perdieron la vida en esos episodios sangrientos de las carreteras.
La política ha sido, como siempre, el gran desengaño de los peruanos, ha sido triste descubrir que tenemos un Congreso nefasto con políticos improvisados e inmorales, un Congreso con un grado de corrupción enorme, que ha decepcionado a todos los peruanos.
Una ola de crímenes atroces fue uno de los hechos que más marcaron a los peruanos, las partidas intempestivas de muchos personajes queridos por el pueblo. Hubo también una ola de cortinas de humo, algunas más creíbles que otras, pero la gran mayoría ridículas y lindando con la sandez.
El 2009 estuvo lleno de hechos diversos y frustrantes, descubrir que el Perú tenía entre sus militares un espía fue un hecho que nos hizo pensar en el terrible mostro de la guerra y en la desconfianza perpetua de cavilar en una red desde nuestras fuerzas armadas.
Pero no todo fue malo en el año que se va, hubo hechos importantes como la estabilidad de la economía que ha permitido que la pobreza no crezca, el incremento de puestos de trabajo, el saber que los peruanos podemos cuando nos proponemos, los triunfos de Kina, los de los hermanos Cori, los de Inés Melchor, los de Peter López y tantos otros deportistas peruanos que nos hicieron saber que existen otras disciplinas más allá del futbol en las que el Perú es campeón mundial.
El cuaderno en blanco del 2010 se nos entrega, depende de nosotros de qué lo llenamos, depende de nosotros si incluso lo llenamos o lo dejamos vacío hasta un nuevo balance.

lunes, diciembre 28, 2009

Casa de madera













Cuando niños, Christopher y yo vivimos en una casa de madera, era mi único hermano, por lo tanto mi único amigo. La casa estaba en un frío campamento en donde siempre era invierno era el año 76 ó 77, desde un equipo holandés marca Phillips se oían las melodías más hermosas de esos días, un tocadiscos moderno para su época, con su aguja diamantada repasaba los surcos de vinilo de varios LPS que hoy conservo como viejas medallas de guerras ganadas.

Mi padre era un hombre solitario, frente a la casa se encontraba el socavón con esa mirada siempre negra que daba temor y que infundía respeto. Durante la noche los lirios de la jalca se congelaban y el techo de la casa que era de calaminas de zinc amanecía con una gruesa capa de hielo que se iba descongelando con los primeros rayos de sol. Los charcos de los caminos también se convertían en cristales que se rompían con el andar de los mineros que salían del socavón.

Esa casa de madera tenía un jardín que estaba lleno de flores hermosas como esos días, había un rosal, geranios, claveles y gladiolos y unas ventanas por donde se veía el atardecer que siempre era cálido desde el interior de esa casita de madera. En el interior había muchas cosas que hoy están ausentes, el inmenso sofá cama, los veinte libros del Tesoro de la Juventud de carátula roja, y el amor de esos días que se fue diluyendo en el tiempo y enfriando como las noches de aquellos meses fríos.

En esos días jugar a la guerra era algo común y sentir el tibio beso de la tarde, escuchar después de haber jugado todo el día un cuento de los hermanos Grimm que en voz de nuestra madre era siempre una melodía inacabable. Éramos dos niños jugando con el mundo, saltando por el ichu, recorriendo el pantano y escondiéndonos entre los árboles de quinuas que parecían abrigarse con esas gruesas mil hojas que les crecían sobre sus troncos.

Un día tuvimos que dejar la casa y emigrar a una ciudad. Vivir en un octavo piso en una jaula de cristal. Adentrarnos en supermercados, subir y bajar por ascensores, volver cansados de los parques donde el mundo no era feliz.

El tiempo después nos llevó por casas diferentes, unas grandes, otras pequeñas, con vistas a una prisión interior o a una avenida enorme y larguísima, en palacetes y escombros, en casas comunes y en habitaciones, pero ninguna, nunca, ha sido como aquella casa de madera que aún habita en mi recuerdo, donde padre y madre, hermano, recorremos a diario esos espacios de los que nunca nos despojamos.

La vida es un cambio permanente, hoy vivo en una casa con balcón que da a la calle, un balcón que pese a ello es interior y que debe cerrarse, porque la vida no se detiene y el amor como el recuerdo se renueva a cada instante.

domingo, diciembre 27, 2009

Inocentadas del 2009



Haciendo un balance de todo lo sucedido en el año 2009, el que ha entrado a un proceso de agonía, podríamos decir que las inocentadas de las que los peruanos fuimos víctimas no solo se trataron del Día de los Inocentes, sino de actitudes cotidianas que fueron lanzadas por la misma policía, parlamentarios, gobernantes y se podría decir que de todos los sectores salió esa pus sanguinolenta lanzada para hacernos inocentes en algún momento.
Si recordamos los hechos más saltantes en el país, podremos ver que se trata de una serie de hechos que en algún momento desviaron la atención colectiva de los peruanos a determinado suceso. El Caso Fefer, El Caso Abencia, se encargaron de hacernos olvidar el lamentable hecho del Baguazo.
Antes sucedió lo mismo con el General Donayre, todo fue una secuencia de hechos orquestados que tenían una intencionalidad y que estaban dirigidos a un colectivo que a través del mediatismo se dejaba entretener de una manera burda. Todos caímos en la trampa.
El caso del pulmón robado marcó un hito en el acontecer nacional, luego como un espanto salido de una película de terror surgió un abrumado coronel anunciando que habían capturado nada menos que miembros de una banda de “Pishtacos” hombres que asesinaban a sus congéneres para extraerles la grasa y comercializarla con gente del extranjero, quienes a su vez lo usaban en la elaboración de cremas y cosméticos. Los gordos entonces entraron en paranoia. Luego se descubrió que los pishtacos eran parte de la mitología andina y que nada de ello era cierto, se expulsó a un chivo expiatorio de la institución policial y se puso los ojos en otra historia.
Los peruanos innegablemente tenemos mucho de mitómanos, mucho de farsantes y prueba de ello fueron nuestros congresistas, quienes sin mucho esfuerzo se ganaron apelativos sórdidos como Robaluz, robagua, planchacamisas, Lavapiés, mataperros, comepollos… y una serie de combinaciones que daban lustre a sus “cualidades” y que por enésima vez ponían sobre el tapete la calidad de nuestros congresistas y por ende del trabajo que realizan en él.
Los viajes que realizaron políticos y funcionarios de todas partes con una universidad privada que hacía alarde de sus buenas relaciones y que misma bebida energizante, le ponía alas a sus invitados, fue un caso aparte. El Perú siempre será un país maravilloso, un país de las maravillas en el cual todo puede suceder, por eso ya nada nos sorprende, ni siquiera este día de los inocentes, porque aquí todo puede ser verdad y todo puede ser mentira, todo es posible en este país que se llama Perú con P de… Patria.

jueves, diciembre 17, 2009

El Loco Terry




Mario Pastor, es el nombre verdadero del célebre y mítico personaje cajamarquino conocido como el Loco Terry. Hasta hace unos años, cuando alboreaban los años 1990, se lo veía acompañado de su madre sentado frente a una banca de cemento en la vetusta casa donde siempre habitó. La casa se encuentra frente al estadio héroes de San Ramón, colindante con el mercado San Sebastián.

Su madre tejía sentada a su lado y el loco era feliz, se los veía conversar amenamente, entretenidos. Un día la muerte se llevó a la anciana, aquella compañera de su vida. Desde entonces el Loco Terry se vio cada vez más solo, los pocos familiares que en la vida le quedaban parecían cada vez más distantes.

Terry nunca perdió su espíritu de negociante, se lo veía a diario por el mercado central con sus almanaques Bristol mientras realizaba monólogos absurdos que incluían actualidad política, criticaba a todos y a todo el sistema desde su singular punto de vista, con el cabello rapado y el rostro y manos pintados con violeta de genciana.

Otro de sus negocios favoritos era la venta de papel higiénico –Caga el rey y caga el Papa, caga la mujer más guapa, en este mundo cagón, de cagar nadie se escapa, compren su papel higiénico indios de m… para que se limpien el c…- Gritaba a voz en cuello y luego estallaba en carcajadas con una locura evidente que siempre arrancaba sonrisas disimuladas.

La gente le temía y lo respetaba. También lo quería. Hace unos meses en este diario publicamos un crucigrama con personajes célebres de Cajamarca como el Loco Terry y el Machimina, Terry se alegró y con su periódico en mano hacía comentarios obscenos sobre el tema. Tuvo un chispazo de felicidad mientras se observaba a sí mismo.

Hace tiempo que ha desaparecido y el rumor de su muerte crece como una bola de nieve, a ciencia cierta nadie sabe dónde está, pero las calles empiezan a extrañarlo, es parte del paisaje de Cajamarca, una celebridad.
Hace días tuvo un accidente producido en sus andanzas callejeras y se recupera en una casa de sus heridas, es decir de aquellas heridas que se ven, de esas que se pueden curar en algún tiempo, no de esas otras que no sangran, que no se ven y que se quedan en los seres humanos para siempre como un tatuaje en el alma, de aquellas que El loco Terry tiene tantas y que nadie sabe en qué momento se le fracturó la vida para dar paso a la leyenda que ahora es.
Él es el patrimonio vivo de una época que no va a volver, no está muerto, está enfermo, quizás no lo volvamos a ver, quizás para maña sea tarde para decirle que pese a todo lo queremos y que lo echamos de menos.

miércoles, diciembre 16, 2009

Sobones



La sobonería es un mal enquistado en la sociedad peruana, el sobón es aquel que por sus excesivas caricias y halagos se hace fastidioso. Se dice también sobón a la persona taimada que elude el trabajo. Si en su oficina hay algunos halagos un poco más falsos y más entusiasmo de lo normal, no se sorprenda.
Bajo cualquiera de sus nombres populares, adular al jefe o hacerse ver son comportamientos que según expertos aumentan en el lugar de trabajo cuando los empleados tienen miedo y quieren conservar sus puestos en medio de momentos económicos difíciles.
En este tipo de entorno, los subordinados podrían ser más proclives a alabar las malas decisiones o valoraciones de un jefe, y evitar ser francos o portadores de malas noticias por conservar su trabajo.

Los sobones están en todas partes, son una lacra y es sinónimo de haraganería e ineficiencia. Hay sobones en el Congreso, en los ministerios, en la escuelas abundan los alumnos sobones que cuando el profesor entra le limpian el asiento, el escritorio y tratan siempre de estar pegados a él.

Pero los sobones olímpicos, aquellos que han hecho de ello una profesión, se los encuentra a raudales en los centros de trabajo, son los que saben que son ineficientes y buscan compensar ello con la sobonería.

Un cuento clásico narra a los sobones con singular exactitud, se trata del cuento de un rey a quien un estafador le vende una supuesta tela invisible que solo era vista por los inteligentes, con ella le hace un traje y el rey sale desnudo a pasear ante el beneplácito y admiración de sus sobones que decían ver un hermoso traje.

Pese a que el sobón es un personaje vacío, sin inteligencia y de escaza madurez suelen triunfar en la vida, pues una vez que encuentran un jefe idóneo lo viven de por vida, le chupan la sangre como sanguijuelas, ríen alocadamente de sus bromas, se enternecen con sus historias y aplauden hasta sus errores.

Lo sobones suelen mimetizarse con un traje de amicalidad extrema, son deshonestos, inválidos mentales, personas que hacen trampa para ganar en la vida y que no tienen una vida propia, pues siempre dan vueltas en torno a su astro mayor adulándolo. Son una especie despreciable que al contrario de la gente buena, que se encuentra en extinción, abundan y se extienden por el mundo. Manuel Scorza, escritor peruano, solía llamarlos de un modo especial, pero lamentablemente esa palabra es impublicable, pero quien guste averiguar sobre ello puede leer “Redoble por Rancas”.

martes, diciembre 15, 2009

Indulto y controversias


El indulto concedido a José Enrique Crusillat, quien fuera condenado a ocho años de prisión por haber vendido la línea editorial de América Televisión al régimen fujimorista, y el que fue exhibido en algunos vladivideos donde se lo veía recibiendo montañas de dinero, ha causado dudas en los sectores más perspicaces y serias controversias al respecto. Según se dijo, Crusillat, fue indultado “por razones humanitarias”. Los apristas y sus blancos pañuelos se semejan a los taurómacos que piden el indulto de las reses que sacrifican en una plaza agitando sus blancos pañuelos.
“Hemos tenido que controlar sus emociones, se le han tomado los exámenes correspondientes, pues la noticia podía causar algún efecto en su cardiopatía o en su hipertensión no controlada”, informó nada menos que su abogado.
La gracia presidencial procedió porque según los informes de la comisión de indultos la situación de José Enrique Crousillat es muy delicada y existe riesgo de muerte. Hecho que evidentemente no ha sido creído por la gran mayoría de peruanos.
José Enrique Crousillat, quien junto con su hijo José Francisco, escaparon del país en el 2001 y fueron extraditados de Argentina en el 2006 probablemente es uno de los pocos afortunados que se hacen merecedores de un indulto presidencial en el Perú. Miles de enfermos terminales con cáncer o SIDA en el país no gozarán jamás del mismo privilegio, simplemente porque no tienen la posibilidad de un abogado que pueda lidiar por ellos, o quizás por que la palabra humanitario no fue concebida para ellos.
Crousillat, quien cumplió cinco años en prisión de los ocho a los que fue condenado por la Segunda Sala Penal Anticorrupción, deberá pagar al Estado una reparación civil de ocho millones de soles que aún no ha sido cancelada.
El indulto anula la pena, más no el pago de la reparación civil. Muchas dudas ha levantado esa posición del gobierno con respecto a un tema tan polémico como la corrupción, la que parece que es avalada o tratada blandamente, como si se preparara un camino para un “aterrizaje forzoso” más adelante.
Ojalá que entre los mil indultos que el gobierno ha anunciado para antes de fin de año, no figuren los mafiosos del fujimorato y que sí lo hagan quienes realmente necesiten, como son los miles de enfermos terminales que no tienen quien bogue por ellos, que nunca robaron millones, que no tienen amigos en el congreso ni en los ministerios y que están condenados de por vida por robar unos panes o unos mendrugos a los poderosos.

lunes, diciembre 14, 2009

La gota fría



Conocida como "enfermedad de reyes y reina de las enfermedades", la gota ha sido objeto de estudio de los médicos y causa de sufrimiento en incontables personas, al menos, desde los tiempos de Hipócrates. Antiguamente, era una de las principales causas de dolor y de artritis crónica invalidante, pero ya ha sido derrotada por los avances científicos.
La gota es un tipo de artritis que causa ataques repentinos, dolores severos, inflamación, enrojecimiento e hipersensibilidad en las articulaciones. Afecta las articulaciones del dedo gordo pero puede generalmente ocurrir en los pies, tobillos, rodillas, manos y muñecas. La gota ocurre cuando una sustancia llamada ácido úrico se acumula en el cuerpo y se forman como agujas cristales en las articulaciones. Los primeros síntomas de la gota ocurren por lo general a la media noche o antes de levantarse por la mañana. Usando zapatos, el movimiento de las articulaciones o estando de pie pueden ser situaciones difíciles y muy dolorosas.
Debido al origen de la enfermedad se dice que es propia de las sociedades opulentas, de ahí el nombre de “enfermedad de los reyes”. Sin duda la vida tiene contradicciones garrafales, una de ella es que sea esta enfermedad propia de los obesos pero que recurrentemente se manifieste en las personas delgadas, es contradictorio también que sea propia de la opulencia en nuestra sociedad cada vez más limitada.
Lo cierto es que la gota no se parece a la canción de Carlos Vives para nada, es más bien una enfermedad virulenta, que produce dolores inenarrables y junto a ellos unos miedos terribles de quien se siente que empieza a llegar a una etapa diferente, que los temores infundados de la niñez y juventud se ven más claros a cierta edad. Quizás porque sabemos que la vida siempre suele girarnos una factura por todas aquellas cosas que un día las pensamos improbables cuando tenemos una edad muy jovial, sin embargo el tiempo pasa y un día alguien llama a la puerta con una factura que se va haciendo más impagable a cada instante, la del dolor, de la vida que se va y que empieza a tomar un sentido indiferente, como la soledad, el vacío y entonces, solo entonces, empezamos a pensar en el velo indescifrable de la muerte.

jueves, diciembre 10, 2009

No a los pirotécnicos



La Dicscamec y El Grupo Panorama han iniciado una campaña de prevención y salvaguarda de la vida de miles de niños en todo el Perú. Para ello ha lanzado una agresiva campaña en contra del uso de esos artefactos explosivos que se comercializan con impunidad en algunos centros comerciales que no tienen ninguna consideración por los peligros que representan y por el costo en vidas y mutilaciones que cada año cobran esos artefactos.
Se cuentan por miles los casos que se reportan anualmente por accidentes producidos por el uso de cohetones, cohetecillos, ratas blancas, mamás ratas, bombardas, cohetes y una serie de artefactos peligrosos que se venden a niños sin ningún escrúpulo.
Los juegos pirotécnicos, en su mayoría son fabricados y distribuidos de manera clandestina. No tiene control alguno de los expertos. Y Pese al daño que causan son vendidos o, peor todavía, adquiridos por personas que ignoran lo peligroso que resultan.
El reglamento de la Ley que regula este tema señala que estos productos deben estar autorizados y registrados en la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Discamec). Algo que casi no sucede, para perjuicio de la ciudadanía en general.
Algo más: entre las penas que figuran en el código penal se indica que aquellos que ilegítimamente fabrican, importan, exportan, depositan, transportan, comercializan o usan productos pirotécnicos de cualquier tipo, o los que vendan estos productos a menores de edad, serán reprimidos con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años.
En Cajamarca y en provincias ya se está comercializando productos pirotécnicos sin contar con la licencia que la ley exige. El 95 % de productos están prohibidos y vedados, solo un reducido número de ellos están avalados por la ley y son productos de marca, que contienen indicaciones en inglés y castellano, que han sido revisados por expertos y que en su gran mayoría solo pueden ser manipulados por adultos.
Depende mucho de los padres y docentes, en que esta campaña alcance sus logros, en que no veamos en los próximos días noticias como: “Niño muere al ingerir rascapié” o “Niño se mutila los dedos por manipular ratablanca”, los adultos tenemos la responsabilidad de lo que suceda con los niños en estas fiestas, de los artefactos que manipulen y de denunciar a los lugares donde se expenden estos productos de alta peligrosidad.

Ejecuciones extrajudiciales y Derechos Humanos




La historia de ejecuciones extrajudiciales en el Perú no es nueva, es más bien un hecho recurrente que regresa con cierta frecuencia. Ha sucedido en el primer gobierno de García con el llamado “Comando Rodrigo Franco” y el tristemente célebre “Grupo Colina” en tiempos de Fujimori, sólo por hablar de la historia reciente del Perú, sin contar, por supuesto, con las ejecuciones sucedidas en el interior del país durante la guerra con Sendero Luminoso.

Los hechos denunciados en Trujillo por los familiares de quienes tendrían vinculación con el hampa y habrían sido ejecutados extrajudicialmente, aún en sus propios domicilios, ha sido una denuncia que ha remecido los sectores políticos del país, hechos que el mismo presidente Alan García ha salido a negar airadamente.

La delincuencia se ha convertido en un problema tan grande que se ha mimetizado entre la sociedad de tal modo que hasta hemos aprendido a convivir con ella como con un cáncer inextirpable. Ello genera opiniones encontradas y divididas en las graves acusaciones que han sido avaladas y revalidadas por el Ministerio Público de Trujillo.

Y surge la interrogante con un hálito de terror ¿Tenían la posibilidad de la reinserción quienes pasaron su vida delinquiendo y que de algún modo eran capos de la delincuencia? ¿Una cárcel peruana iba a causar un cambio sustancial para su conducta o lo iba a convertir en un profesional del crimen?

Sin ir muy lejos, en Cajamarca, cuando algo nos es robado, sabemos dónde podemos ir a “comprar” lo que nos fue robado y en algunos casos hasta se sabe quien cometió el robo, entonces hablamos de un régimen delictivo de impunidad que hace de las suyas en una alicaída sociedad dominada por el miedo y el terror.

Si bien es cierto que la delincuencia debe ser mermada y tiene que ser reprimida con dureza, también es cierto que vivimos en un Estado de Derecho y que no podemos asumir la justicia como una potestad individual o colectiva y actuar como grupos humanos primitivos o del lejano oeste americano.

Hoy se conmemora la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y es preciso hacer hincapié en que la violencia engendra violencia y que aún el delincuente más vil tiene derecho a un juicio justo, así lo entendemos la mayoría de los peruanos, quienes estamos cansados de violaciones de derechos humanos, de fosas comunes, de muertes extrajudiciales y de esa serie de hechos que abren profundas heridas sociales en un país que se ha desangrado lo suficiente en las últimas décadas como para permitir que se derrame una gota más de sangre con maquinaciones políticas que no van a exterminar la verdadera raíz de este viejo problema.

miércoles, diciembre 09, 2009

Azul tiene cinco pollos






Hay palabras no dichas que se guardan en el alma, palabras que se callaron en un día de lluvia y que no se dirán jamás.
Habíamos atravesado la Avenida Collins, Miami era una ciudad fastuosa y nueva, su cielo no era gris, sus parques verdes anunciaban una vida distinta a las calles de Lima, a los parques amarillentos llenos de begonias y palmeras de Jesús María, eran diferentes a los parques llenos de hojarasca en los que se acuñó mi infancia.
La gente tenía miradas frías, miradas intensamente humanas, otras ni siquiera miraban y casi todas las cosas existentes en las aceras y avenidas parecían haberse mimetizado con la modernidad. Lo recuerdo ahora que han pasado algunos años y que mi hija Azul corre por la casa y carga una muñeca entre sus brazos, a la que llama nena y la abraza con ternura como si su supiese que un día será madre.
La vida se va haciendo más compleja a medida que pasan los años. Las ausencias se van tejiendo entre la red de días y silencios. Mi hija Azul tiene cinco pollos, ella los llama por esa onomatopeya que es el pio pio y los adora, los ama con todo el amor que se puede tener cuando un ser humano tiene un año y medio de vida, como ella.
Ellos han descubierto no sé que ternura en la mirada de mi hija y a veces parece que olvidaran que son aves y actúan como perritos, la siguen a todas partes en una larga hilera de píos píos, uno tras otro y ella es feliz. Mientras yo me vuelvo viejo entre el rumor de los días y entre líneas que fluyen en papeles y en mi rostro, en mi alma.
Entre amores breves que se marchan con las hojas de un diario, entre fechas que pasan y me anuncian que estoy un poco más cansado, que ahora veo menos que hace un año con mis ojos físicos, pero que veo más con los ojos del alma.
Este balcón es hoy más interior que nunca y no se si es por la mañana fría, porque amaneció hoy tan frío el día y este sol que no calienta y la nostalgia que vuelve a buscar y que embiste como una fiera de aquellas que parecen olas.
Azulita ha empezado a crecer. Hoy sabe que se llama Azul y es feliz, me abraza con esas manitas que siempre están buscando a sus muñecas y me mira con esos ojos que algún día fueron míos, por los que ahora le corresponde mirar a ella los días que ya yo no veré pero que acompañaré desde cualquier parte.

martes, diciembre 08, 2009

Perdón al pueblo afroperuano




Un día como (9 de diciembre) hoy nació San Martín de Porres, El santo mulato nació en Lima en 1579 de padre español y madre panameña. De caballero y mulata nació el santo. Su nacimiento marcaría un hito en la historia religiosa del Perú y América, coincidentemente fue bautizado por el Obispo de la época Toribio de Mogrovejo, quien después también sería santificado.

El "santo de la escoba" fue canonizado el 6 de mayo de 1962 por el Papa Juan XXIII. Se dice que su vida fue un ejemplo de virtud, amante de la limpieza y capaz de reunir en un solo plato a un perro, gato yratón. Esa compleja fórmula que hoy tanto necesita el Perú, una fórmula capaz de reunir los credos y ambiciones más distintas de los peruanos con los peruanos.

Pero algo más identifica al santo, se dice que su afición por la limpieza era tal que nunca se separaba de su escoba. Escoba que nada mal le vendría al Congreso para limpiar la inmundicia que lo desvirtúa y que lo pone en vitrina cada día con un nuevo escándalo, nuevos viajes de placer y los más turbios negocios en esa repartija aprista del Perú.

El Estado Peruano ha pedido perdón recientemente al pueblo afroperuano. El texto publicado en el diario oficial “El Peruano” precisa que los agravios contra los afroperuanos se han cometido desde el siglo XVI “hasta la actualidad” y que representan “una barrera para el desarrollo social, económico, laboral y educativo”. Paso que es importante y que seguramente se afianzará con otros más, no queremos pensar que sea una actitud populista, o un acto de sobonería para quedar bien con el Imperialismo yanqui que el Apra detesta y que hoy está representado en su máxima expresión por un descendiente afro.
San Martín de Porres fue un peruano Afro, de los que han hecho mucho por el Perú como Mauro Mina en el box, César Uribe en el futbol, Lucha Fuentes en el vóley, el Zambo Cavero, Eva Ayllón, Susana Baca y Caitro Soto en la música. Ese Perdón era necesario. Alguna vez Juan Pablo II pidió perdón al mundo por las atrocidades cometidas por la Iglesia Católica durante los tiempos de la Santa Inquisición en un gesto indeleble para toda la humanidad.
Hoy es un día que vale la pena revalidar esa historia mítica del santo afro de América, como un ejemplo virtuoso de ser humano, de los que nuestro país necesita con desesperación, pero también es preciso recordar que existen otros grupos marginados y olvidados.

viernes, diciembre 04, 2009

Escuadrones de la muerte



Los escuadrones de la muerte no son nuevos en el Perú, se han forjado como un estigma en la sociedad a modo de grupos paramilitares financiados por los mismos gobiernos. En el primer periodo aprista (1985 – 1990) el comando Rodrigo Franco fue el escuadrón que se encargó de combatir en paralelo a Sendero Luminoso, ante la incapacidad del gobierno de realizar una estrategia enmarcada en la legalidad.
El informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación dado en el 2003, permite suponer que los casos del frustrado atentado contra el Diario Marka (Diario que respondía a los intereses de grupos terroristas), el asesinato del abogado Manuel Febres Flores (conocido Abogado de terroristas) y el asesinato del líder sindical Saúl Cantoral Huamaní y Consuelo García fueron llevados a cabo por integrantes del llamado Comando Rodrigo Franco, y que estuvieron presumiblemente dirigidos por Agustín Mantilla Campos, entonces ministro del Interior, y que utilizó la infraestructura e información de ésta entidad. Sin embargo años después Sendero Luminosos se atribuyó el asesinato de Febres Flores.
En los tiempos del fujimorato el grupo Colina marcó una nueva pauta en el crimen selectivo, “haciendo justicia”, los crímenes de la cantuta y Barrios altos fueron los emblemas de la crueldad y la vileza con que se asesinaron a sospechosos de participar en Sendero, en donde además se incluyó a un niño. La historia de la infamia, bien podría titularse ese capítulo amargo y reciente.
Los hechos sucedidos recientemente en Trujillo, hablan de un escuadrón de la muerte con todo el perfil de los anteriores, solo que esta vez tiene identificados a los ejecutores y se denuncia a un grupo de policías que habrían asesinado a delincuentes identificados que eran conocidos y que pertenecían a bandas organizadas. Los casos se han judicializado y el tema se ha enmarcado en la polémica.
La revista Times de Estados Unidos ha dicho que en nuestro país se habría inventado el tema de los pishtacos para ocultar la serie de ejecuciones en Trujillo. Alan García, como era predecible, ha salido a negar el hecho con firmeza, sin embargo nada ya resulta creíble luego de las infinitas cortinas de humo.
Cajamarca no escapa al problema de la delincuencia, al grado tal que las rondas urbanas se han organizado y han hecho una guerra frontal contra los antros donde se engendran los problemas sociales y de seguridad, la guerra a los más de 200 clubes nocturnos ha sido declarada. Ese es un escuadrón que si bien no es de la muerte, si ha decidido exterminar la delincuencia en toda la zona.
El Perú Avanza, reza una frase cliché del gobierno, mientras parece que avanza todo menos el Perú. Avanza la delincuencia, la pobreza, la desnutrición, el analfabetismo y las violaciones sistemáticas de los derechos humanos. El Perú avanza, pero no sabemos a dónde.

jueves, diciembre 03, 2009

Ese mudo que nunca lo fue






Hoy (4 de diciembre) se cumplen quince años de la muerte del más grande de los cuentistas peruanos, Julio Ramón Ribeyro, el flaco entrañable con alma de niño y con prosa mágica. Murió a los 65años, a los veinte de que se le detectara un cáncer estomacal, pese a que se le detectó la enfermedad en 1974 no dejó casi nuca de tomar una botella de vino y fumar una cajetilla de cigarros cada día. Murió en su ley, esa ley incomprensible de quien sabe que ha nacido para morir un día y que nada va a alargar un segundo más el momento final.

El año que murió ganó el premio más importante de su vida, ya no pudo disfrutar esos más de cien mil dólares que México le otorgaba por su obra con el premio “Juan Rulfo”. La mayor parte de su obra la escribió en Europa. Hay cuentos que se escriben para siempre, que son indelebles en la memoria de las generaciones, eso sucedió con “Los gallinazos sin plumas”, cuento que marcó el comienzo de su quehacer literario (1955).

Ribeyro prefirió los temas urbanos, rescatar la miseria social de su ciudad como tema principal en su obra, pese a que desde 1952 vivió en Paris, nunca se desconectó del Perú. Su narrativa está cargada de influencias pueblerinas con marcada influencia de Maupassant, Flaubert, Chejov, Stendhal… Fue influenciado por Europa, pero nunca, y es importante recalcarlo, se desvinculó con el Perú.

Ribeyro retornó al Perú un día como para morir, como herido por el tiempo y el cáncer, como buscando una vez más reírse de las clases sociales limeñas de largos apellidos que habitaban quintas desoladas o de burócratas de ministerios que vivían del recuerdo de un linaje ya extinto. Su “Gallinazos sin plumas” es el cuento urbano quizá mejor narrado entre los más notables escritores del cuento en el Perú.

Julio Ramón tuvo una vida solitaria, un hijo, muchos amores sobre el alba de un día frío, junto a las prostitutas en un bar de barranco o buscando defenderse de los ladrones madrugadores, como buscando nivelarse el mes siguiente.

Ha sido y es un escritor incomprendido. “Su palabra del mudo” es quizás la obra que más lo identifica, aquella que busco la sintonía con la gente que no tenía voz y por lo tanto estaba condenada a estar callada, porque aún pudiendo hablar nunca era escuchada. El mismo Ribeyro fue ese mudo impredecible, de exiguas entrevistas, temeroso de las cámaras, pero no de los bares ni el silencio.

Parece mentira que hace quince años, cuando los días parecían más tibios, un día Radio Programas anunciara en su rotativa del aire: “Falleció el escritor peruano Julio Ramón Ribeyro, luego de una penosa enfermedad… Hoy sabemos que su voz ha enmudecido para siempre, pero su palabra se repite infinitamente.

miércoles, diciembre 02, 2009

Congresistas Red Bull






El comercial de una bebida estimulante denominada Red Bull anuncia que “Te da alaaaas”, nada más acertado con lo sucedido con nuestros actuales congresistas, los que además de haber conseguido una ley que los faculta a viajar cinco días a sus provincias de origen para realizar labores parlamentarias, se pasan la vida viajando en comisiones de las más extrañas a distintas partes del mundo, acompañados de sus esposas, amantes, amigas, amigos “bi” o cuanto espécimen farandulero o no se atraviesa en su camino.

Mercedes Cabanillas, Wilder Calderón, Mauricio Mulder y José Vargas, a quien se suma además la esposa de este último, también viajaron con dinero de la universidad “Alas Peruanas” a Finlandia. Vargas Fernández se ha manifestado en contra de cualquier investigación sobre el vínculo de este centro de estudios con magistrados, parlamentarios y otros funcionarios de gobierno, aduciendo que focalizar una investigación en Alas Peruanas sería una medida “persecutoria y arbitraria”, por lo que propuso que las indagaciones abarquen a todas las universidades privadas del país.

La noticia es solo un eslabón de la cadena de denuncias que se han venido realizando en las últimas semanas, las que cuestionan duramente la posición de varios congresistas con respecto a esa universidad que cuenta con el privilegio de tener un amplio número de filiales en todo el país y que ha tenido un crecimiento vertiginoso en pocos años.
Según una información emitida por el diario El Comercio “La Cooperativa de Ahorro y Crédito Alas Peruanas acordó en diciembre de 1989 realizar los estudios respectivos para crear una universidad particular con la finalidad de atender las demanda de sus socios y proyectar su servicio a la comunidad.
Mediante resolución de la Conafu, de abril de 1996, se autoriza el funcionamiento provisional de la Universidad Alas Peruanas.
Luego, en el 2001, la Conafu señala que no le expedirá la autorización definitiva y la califica de “deficiente”. En julio del 2002, la universidad se integra a la Asamblea Nacional de Rectores y la Conafu se eximió, por mandato judicial, de seguir evaluando la calidad académica.”
No cabe duda que los Congresistas de la República han tenido un periplo magnánimo en los últimos meses, gracias a las alaaaas que generosamente les dio una universidad privada. Algunos políticos y funcionarios del estado tienen tanta suerte que no necesitan tomar bebidas energizantes para echarse a volar.

El Apra nunca muere… pero sí agoniza



El “Partido de la Estrella” empezó a hacer agua hace mucho, pero fue el destape de los petroaudios lo que dio un peso especial a ese hundimiento presuroso que venía haciendo el otrora partido de las masas.

No solo ha sido su alianza aprofujimorista la que ha tenido un costo inmenso para el gobierno de turno, han sido una serie de desatinos que lo han enrumbado a un agujero negro en el espacio, ha sido la actitud de sus partidarios la que lo ha sometido nuevamente al sótano de las encuestas y de la popularidad.

Los estamentos estatales han sido tomados por los apristas, una vez más el tarjetazo y el carnet del partido se han impuesto. Los vetustos funcionarios del primer gobierno de Alan, volvieron a la carga, desempolvaron sus ternos y cartapacios y han entrado a vegetar a las oficinas del Estado.
Ya existe una disposición en el marco de la Ley de Presupuesto 2010 que autoriza el nombramiento de trabajadores contratados en los últimos tres años en el sector público, es decir del 99% de “compañeros”, lo que significa una carga más para el estado, un copamiento de la burocracia y una patada – de aquellas a las que Alan ya acostumbró no solo al seño Lora, sino al Perú entero- a la meritocracia, esa de la que tanto alarde hacía García cuando era candidato y que además atenta contra el principio establecido por la Ley de Bases de la Carrera Administrativa.
Los últimos traspiés que el gobierno ha tenido han sido una prueba irrefutable de que el partido aprista ha seguido con la línea que aplicó en el primer periodo, cuando todo se justificaba por la inexperiencia de un gobernante que llegó al poder por los resortes de un partido sólido que no tuvo antes la oportunidad como la tuvo en el ´85, cuando el recuerdo de Víctor Raúl estaba fresco y Luis Alberto Sánchez, Armando Villanueva y Ramiro Prialé entre otros destacados políticos del partido de Haya le daban el sustento que necesitaba, pese al descalabro final en el que un outsider con el cuento de la honradez, tecnología y trabajo y la mentira de la venta de un viejo tractorcito sometió al Perú en la más cruel de las crisis morales y económicas y en el que privatizó el agua, los cielos y hasta el aire que respiramos… Lo demás es historia conocida.

Hay favores que se pagan, los apristas así lo saben y lo entienden a pie juntillas. Puede ser que el Apra nunca muera, como dice su frase cliché, pero hace mucho que agoniza, las últimas elecciones por el proceso de revocatoria así lo han demostrado.

martes, diciembre 01, 2009

Una mancha más al otorongo



Parece que los peruanos estaríamos condenados a ser las víctimas dominicales de un nuevo escándalo cada fin de semana y es que, desde que se hizo la denuncia de los petroaudios ,un domingo hace ya más de un año, los destapes periodísticos de medios nacionales no han cesado y se han repetido constantemente cada semana, sin tregua alguna.
Cada domingo un congresista es literalmente sacrificado, su vida es ventilada en la pantalla y sus más oscuras pasiones puestas al descubierto de un modo mediático que casi siempre los pinta de cuerpo entero pese a sus proyectos de ley o reiterativos pedidos de no a la corrupción. El congreso de la República cada día decepciona más y más.
El último domingo un nuevo destape puso al descubierto la mala conducta de la congresista Rosario Sasieta, la que no ha predicado con el ejemplo y más allá de los escándalos que protagonizó cuando fue denunciada por una de sus trabajadoras, solo ha ido de tropiezo en tropiezo. La autodenominada “Sra. Ley” parece que tenía “otras leyes”, aquellas que gobernaban su doble discurso y su doble moral.
La ministra Nidia Vílchez dijo que la congresista Rosario Sasieta debe aclarar bajo qué circunstancias realizó un viaje a España en setiembre de 2008, cuya transparencia ha sido cuestionada por la denuncia periodística. Sasieta viajó a España en la fecha señalada por motivos oficiales, supuestamente con una licencia con goce de haber del Congreso, por 15 días, pero habría desarrollado otras actividades y turismo.
Por eso la ministra acotó que al Congreso no le hace bien cualquier escándalo, que no ayudan a fortalecer los partidos políticos ni a levantar el buen trabajo que hace el Parlamento discutiendo normas para los sectores más necesitados.
Por el momento la congresista ha mostrado una conducta evasiva, no ha querido dar la cara a los medios de prensa que la han buscado para que brinde una respuesta, limitándose a decir “que la quieren tumbar”, respuesta que ha sido esgrimida por otros cuestionados congresistas como Gustavo Espinoza, o para ser más exactos, como lo han hecho el come-pollos, el mata-perros, la roba-luz, el roba-agua…
El Congreso se cae a pedazos, la reputación que tienen los congresistas son cada vez más cuestionadas, cada vez existen nuevos indicios de la corrupción que se ha enquistado en todas las áreas de esa institución. Cuanta razón tiene Javier Valle Riestra al querer dejar el Parlamento a como de lugar, aunque tenga que apelar mil veces, porque sabe que los congresistas de ahora no son otras cosa que remedos absurdos de los congresistas de verdad, de esos diputados y senadores de antaño que solo buscaban servir a su patria y no servirse de ella como lo hace la gran mayoría, con honrosísimas y cada vez más escazas excepciones y felizmente con nuestros congresistas cajamarquinos en ese reducido grupo de seres en extinción.

lunes, noviembre 30, 2009

Medicamentos genéricos



Hoy que el poder adquisitivo de los peruanos es cada vez más reducido, pese a los anuncios de un crecimiento económico destacable con respecto a los demás países en Latinoamérica, el Ministro de Salud ha hecho un importante anuncio para todos los peruanos, se trata del hecho de que para poder cumplir con el tratamiento médico prescrito por el facultativo, se puede hacer uso de los medicamentos genéricos, cuya composición es la misma, pero que por el hecho de carecer una marca reconocida tienen un pecio muy inferior.

Un medicamento genérico es también un producto de calidad, según el director de la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid), Víctor Dongo Zegarra el 80% de medicamentos en el Perú tiene una opción más barata en las farmacias.

“No hay diferencia de calidad entre los productos de laboratorios, ni en los importados, ni en los del país. La calidad y exigencias que exige la Digemid, son para todos”, ha manifestado el funcionario ante el beneplácito de miles y miles de peruanos que diariamente hacen uso de distintos medicamentos.

Las diferencias son substanciales en cuanto al precio de venta se refiere, por ejemplo un medicamento que es de uso común y cuyo uso está recetado en el caso de úlcera péptica es la llamada Ranitidina. La Ranitidina fue desarrollada por Glaxo (ahora GlaxoSmithKline) en un esfuerzo exitoso de Smith, Kline & French (GlaxoSmithKline). El precio del medicamento como tal oscila entre los 0.10 céntimos por cada unidad, mientras que bajo otra denominación, de un laboratorio de marca, su precio se incrementa hasta en más del 3 mil por ciento (30 veces más).

Se indicó que en los medicamentos innovadores, el compuesto original descubierto por investigación, está protegido por una patente durante 20 años, con el fin de recuperar el gasto de investigación. Una vez cubierto el plazo, se pueden fabricar copias a precio que no incluye a la investigación y otros factores.
Muchas veces el mismo laboratorio produce tanto el medicamento “de marca” como el genérico, con la misma calidad y cuidados, sólo varía el nombre del producto.
Dongo Zegarra ha manifestado además que todo médico debe, por ley, incluir en la receta la Denominación Común Internacional (DCI), que es el nombre original o nomenclatura del compuesto, para que el paciente, tenga mayor posibilidad de acceder a los medicamentos y cumplir el tratamiento indicado. Anuncio que ha sido bien recibido por los peruanos que tratan a diario alguna dolencia o enfermedad.

domingo, noviembre 29, 2009

Violaciones sistemáticas



Un nuevo hecho de violación sexual en una provincia vuelve a conmocionar a la comunidad educativa. Esta vez fue en San Marcos y seguirá siendo reiterativo este tipo de noticias ante la benevolencia con que son tratados los infractores, casi siempre son derivados a trabajos administrativos como si de premiarlos se tratara.
Esta vez es el centro poblado Penipampa, en el distrito de José Gálvez, jurisdicción de la provincia San Marcos. Un docente que ha sido procesado y que se encuentra en el penal de Huacariz, saldría en libertad ante la falta de pruebas.
La grave denuncia que hizo el párroco de San Marcos habla de hostigamiento, tocamientos indebidos, intentos de violación y violaciones sexuales a menores de edad. Muchas de las cuales según refiere el párroco, quedaron embarazadas y hasta alumbraron ante la indiferencia de la comunidad.
Y es que cuando se cometen este tipo de hechos, parece que los docentes tuvieran licencia para ello. La violación se hace además sistemática y casi siempre el aparato burocrático sale en defensa del “colega” para aminorar la sanción.
Un hecho similar fue el que denunció Panorama Cajamarquino la semana pasada, en donde se daba cuenta de una violación a una alumna por parte de su profesor en el Colegio Juan XXIII. Pese a que la denuncia ya se encuentra en el Ministerio Público, administrativamente no se ha hecho nada o no se ha querido hacer nada, pues el docente presentó una solicitud de licencia por motivos de Salud, la que tiene una duración de dos semanas.
Tinterillada que le ha funcionado y que solo busca ganar tiempo para establecer una coartada en torno al tema. Los docentes tienen la responsabilidad de ser los guías de las alumnas que tienen a su cargo, cometer una violación transgrede todos los cánones establecidos en todas las sociedades del mundo, por ello se merecen una sanción ejemplar que parece que el Estado Peruano no está dispuesto a efectuar.
El caso denunciado hoy tiene una connotación especial debido a que no solo se trataría de una víctima, sino de varias que además habrían quedado embarazadas como consecuencia de ello y otras hasta tienen descendencia del violador que se ha valido de la pobreza que sufren las niñas para quedar impune de su ilícito proceder.
Ojalá que esta vez las artimañas no sean efectivas y no se deje en libertad a quien fue encomendado por el Estado para velar por unas alumnas a las que él atacó y ultrajo.

viernes, noviembre 27, 2009

Corrupción S.O.S



Manuel González Prada decía: “El Perú, es un organismo enfermo; donde se aplica el dedo, brota la pus”, describiendo la problemática real del país como un cáncer generalizado que destruye al Perú desde décadas atrás. Y hablaba de una reconstrucción inmediata como una alternativa manejable para el álgido problema. Por eso planteaba "En esta obra de reconstitución y venganza, no contemos con los hombres del pasado: los troncos añosos y carcomidos, produjeron ya sus flores de aroma deletereo y sus frutos de sabor amargo. Que vengan árboles nuevos, a dar flores nuevas, frutas nuevas. ¡Los viejos a la tumba, los jóvenes a la obra!"

Probablemente esa propuesta hoy más que nunca, no se ajuste mejor a la realidad, somos testigos de una corrupción en crecimiento, como nunca antes el pueblo sale a las calles a protestar por que el hedor de la corrupción ha llegado a límites insospechados.

Lo sucedido en Cutervo el día de ayer, en donde el pueblo se ha movilizado en contra de una autoridad a la que tildan de corrupta, solo evidencia el descontento popular y la exigencia de un cambio inmediato. Resistirse a una petición sustentada y probada, como afirma la población de la provincia de Cutervo, es ir en contra de la corriente. Las primeras acciones que se han tomado ya dejaron un saldo de varios heridos hasta ayer, y seguramente que podrían incrementarse en las próximas horas ante los ofrecimientos poco contundentes y acertados de un gobierno que empieza a afrontar el resultado de algunos desatinos.

Es verdad que somos propensos al error, pero el hecho de no querer enmendar puede ser peor. En Cajamarca, diversos gremios salieron a protestar con agendas diferentes, pero todas con una sola raíz: la corrupción, esa mala hierba que crece en todas las instituciones públicas, esa que ha hecho que los docentes lamenten serlo y que los de Construcción Civil, los fonavistas y la CGTP griten por las calles pidiendo la abolición de la corrupción institucional en todos los aparatos del estado.

Por lo menos Alan García sabe usar la fórmula del corte mesurado, en qué momento una carga le resulta una traba y corta de inmediato, como lo hizo con el ex ministro Allison, como lo haría con el Ministro de Justicia, como lo hizo con Rómulo León y con Mantilla en su momento. De nada sirve buscar tapar el sol con un dedo mientras la problemática social en la región se agudiza.

El Panorama nacional es más desolador aún, los destapes más recientes muestran una corrupción nunca antes vista en el Congreso, en los ex ministros, en los ministros y hasta en los organismos más altos del Estado Peruano. S.O.S. la corrupción ha tomado el país.

jueves, noviembre 26, 2009

Violaciones educativas



La grave denuncia que el último lunes publicó Panorama Cajamarquino, en donde se daba cuenta de la violación que sufrió una menor de edad por parte de un docente del centro educativo Juan XXIII, ha tenido inmediata repercusión en todos los medios informativos de la región por la magnitud del hecho donde además habrían otras alumnas que fueron vejadas por el profesor acusado.
Muchas autoridades de diversos ámbitos han salido a pronunciarse sobre el tema que ha conmocionado a la sociedad estudiantil de Cajamarca, sin embargo parece que las leyes y la burocracia del Ministerio de Educación estuvieran hechas a la medida de quienes las infringen y no de quienes buscan amparo en ellas, pese al tiempo transcurrido, el caso sigue en el tintero y el acusado ha optado por pedir licencia por dos semanas, argumentando un problema de salud.
El Estado Peruano, según la Constitución Política, garantiza la integridad de los estudiantes, así como el derecho a la educación, sin embargo, parece que suelen haber excepciones, probablemente porque se trata de un colegio, que si bien es uno de los más representativos, la gran mayoría de sus alumnas son de condición modesta, seguramente que no sucedería lo mismo si se tratase de una alumna de un plantel donde las posibilidades económicas de la mayoría son holgadas.
Las autoridades educativas han preferido dar hasta ahora respuestas ambiguas, poco claras como orquestando una idea que en vez de ser esclarecedora confunda a quienes esperan una sanción para el responsable de un acto cometido con premeditación, ventaja y alevosía, puesto que es un maestro, un tutor de quien las alumnas esperan protección y no violencia.
Las oficinas administrativas del ministerio de Educación se encuentran atiborradas de personajes con denuncias por acoso, hostigamiento, violación y una serie de actos que riñen con la moral, es decir, en el sector educación los que cometen una transgresión de esa naturaleza reciben un premio y son designados a un área administrativa en la que vegetan y se convierten en parte del aparato burocrático del país sin tener en cuenta que en nada cambia el peligro social que representan.
La colectividad cajamarquina está atenta a los sucesos de este denigrante problema que se ha hecho recurrente en el Perú. Hace solo unos días en la provincia de San Marcos se detectó a unos docentes desnudos protagonizando actos escandalosos junto a sus alumnos. Hoy los afectados luego de ese atroz descubrimiento son los 280 alumnos que ese par de malos docentes tenían a su cargo.
La realidad educativa no solo depende de un elemento, sino de la serie de engranajes que la manejan. Los docentes a veces son mal vistos porque desde las maltas autoridades surgen gollerías y encubrimientos que desdicen de la carrera docente. Cajamarca exige una respuesta a esta violación que no debe quedar impune.

martes, noviembre 24, 2009

Pishtacos de humo




Los Pishtacos están unidos a la tradición peruana desde tiempos del Incanato. En la literatura peruana estos personajes son citados en varios mitos andinos desde Ricardo Palma en sus tradiciones peruanas, hasta Vargas Llosa en “Lituma en los Andes”. Pero la concepción que se da al nombre denota características particulares de extrema singularidad, se hace referencia, por ejemplo, a un personaje que es protegido por el gobierno cuya misión es diezmar la población de una zona. Se habla también de un sicario que goza de inmunidad y la historia cita varios casos en los que el personaje subliminal y mítico asume vida y personalidad en muchos hombres del ande y de la selva que fueron identificados con esa triste celebridad.

Se coincide en que además de dar muerte a sus víctimas, los pishtacos extraían grasa de su cuerpo para comercializarla como ingrediente de esas recetas desconocidas que se suelen hacer dentro de algunos grupos humanos del centro y sur del Perú

Un grupo de especialistas han desmentido el uso de la grasa humana en la fabricación de productos de belleza o de caros perfumes de indelebles fragancias, aseguran además que conseguir la grasa de los seres humanos a través de la liposucción es un método tan sencillo que no hace falta en cometer hechos delictivos como los que cometen los mencionados personajes.

Y el hecho resulta por demás extraño por varios detalles que son siempre inesperados. Primero, que un coronel de la Policía Nacional del Perú haga público el descubrimiento y captura de tres pishtacos. Segundo que se produzca en la zona del VRAE, zona que es un ojo de tormenta y de muertes anunciadas. TERCERO, que se diga que las víctimas son más de 60 como aventurando una cifra que ya de antemano se conocería. CUARTO, que suceda en un contexto fresco aún del Baguazo donde muchos seres humanos quedaron en situación de desaparecidos.

El tiempo dará la razón a quienes la tienen en realidad, ojalá que de aquí a unos años cuando otro gobierno tenga el poder, no se hable de los involucrados en el caso de los “pishtacos” y se descubra que los sesenta muertos de los que ya se habla con cifra exacta no sean el resultado de operaciones fallidas o de crímenes extrajudiciales de los que el Perú ya vivió tantos en la época del terror.

Esperemos que los Pishtacos no sean una historia más de esas que se levantan para encubrir otros casos que son realmente importantes para la patria. Y que los Pishtacos del Perú no solo sean una mala cortina de humo de aquellas que ya han empezado a asfixiarnos.

miércoles, noviembre 18, 2009

Para que darle tanta vuelta al asunto




Chile sigue negando toda actuación en el caso del espía peruano, sus políticos han sido tajantes con el tema y nos han acusado- a nosotros, los peruanos - de ser portadores de una paranoia colectiva. Es probable que sus políticos no estén al tanto de las sucias jugarretas de sus militares, es probable que aún su presidenta, que se encuentra en las vísperas ya de unas elecciones, haya también sido sorprendida con la noticia, pero lo que es innegable es que hubo espionaje y que fuimos traicionados por uno de los nuestros.

Un familiar del suboficial Víctor Ariza Mendoza al servicio de Chile se pronunció y reveló que éste habría tenido un movimiento bancario de 200 mil dólares anuales por la venta de la información. Celia Ariza, hermana del suboficial, narró que dos abogados han evaluado el caso de su hermano y uno de ellos le habría dicho que su hermano podría ser condenado a muerte, razón por la cual temen por su vida. “Llegó otro abogado, y nos dijo: su hermano está jodido, su hermano ha movido más de 200 mil dólares al año, puede merecer la pena de muerte”, contó Celia Ariza, -pobre hermana -.
Sin embargo, negó que su hermano sea un espía al aseverar que las veces que viajó a Chile fueron dos veces, cumpliendo órdenes y autorizado mediante resoluciones; cuatro veces para visitar a su otra hermana y su sobrina. “Nada fuera de lo normal”, acotó. Opinó que detrás del arresto de su hermano, ocurrido el 30 de octubre, se mueven intereses “muy altos”, porque por esa fecha se preveía el viaje del presidente Alan García a Chile.
Dijo además que su hermano, con quien no han podido comunicarse hasta ahora, es un buen padre, una persona “muy inteligente” y “muy correcta” y “criado con normas”.

Seguramente que para todas las hermanas y madres sus hermanos e hijos son perfectos y que los bendicen a diario aunque estos sean unos auténticos rufianes, lamentablemente, la historia del Perú se forjó con la sangre de diversas personalidades a lo largo de su historia y es indignante pensar en que un peruano venda a su patria por 3 mil dólares o treinta millones, eso es lo de menos.

El espía de marras se zurró sobre la gloria de Bolognesi, sobre el sacrificio de Alfonso Ugarte, sobre los miles y miles de peruanos que entregaron su vida defendiendo el suelo patrio en esa mal llamada “Guerra del Pacífico”. Más allá de las normas legales y de los tratados internacionales, hay gente que sencillamente no merece vivir. El caso de Ariza Mendoza es un ejemplo contundente. No seamos hipócritas, no vamos a ser cucufatos ahora. Las democracias más perfectas o las más imperfectas, que suelen ser las que mejor funcionan, liquidan a sus espías con una inyección letal, aún eso es poca cosa comparado con lo que el infeliz de Arizar le hizo no solo a 28 millones de peruanos, sino también a los millones de peruanos que aún no han nacido y que también mirarán con repudio el cuaderno donde escriban su tristemente célebre nombre algún día.

El último Judas




Luego de que la semana pasada se pusiera al descubierto el sonado caso de espionaje en el que se daba cuenta que el suboficial de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) Víctor Ariza Mendoza vendía información clasificada a Chile, una red de versiones se han tejido en torno al tema.

Ha sido triste descubrir que en el Perú existen militares de esa catadura moral y que han puesto en riesgo la vida de 28 millones de peruanos por unas monedas. Entre la información que el espía entregó a Chile se encuentran las características del Núcleo Básico de Defensa (NBD), que tiene como objetivo alcanzar hasta el 2011 un nivel de operatividad de las Fuerzas Armadas para responder a una eventual agresión externa.

Ahora se comprende claramente por qué Chile ha incrementado sus compras de armamento. En el 2006 se aprobó la ejecución del Núcleo Básico de Defensa, que incluye la recuperación de la operatividad de una parte de la flota de las aeronaves de combate: 12 Mirage-2000, 19 Mig-29 y 18 Sukhoi-25. Como respuesta, Chile añadió a los 10 F-16 que compró a EEUU, otras 28 unidades de F-16 a Holanda. Es obvio que después de enterarse de las características del Núcleo Básico de Defensa, muy probablemente con información vendida por Ariza, Chile duplicó sus compras de armamento.

El caso de espías en el Perú no es nuevo a mediados de los 70 Vladimiro Montesinos vendía información a la CIA interesada en las ventas de armas soviéticas al gobierno de Juan Velasco Alvarado.
Era 1978 y el entonces suboficial de la FAP, Julio Vargas Garayar, fue encontrado fotografiando la base militar aérea de La Joya, en Arequipa. Al igual que Ariza, se descubrió que trabajaba para los chilenos. Vargas Garayar, quien laboró para la embajada chilena en Lima, fue fusilado un 20 de enero de 1979 por traición a la patria. Fue la última ejecución que ocurrió en el Perú.
El caso del suboficial de la aviación ecuatoriana Enrique Duchicela fue destapado en el libro Muerte en el Pentagonito, del periodista Ricardo Uceda. Duchicela fue torturado, muerto y calcinado en 1988, en un horno del sótano del Servicio de Inteligencia del Ejército tras ser acusado de montar una red de espionaje. En 1989 el SIE ejecutó a Sub oficial EP Marco Barrantes Torres, por espiar para Ecuador.
Los espías deben ser juzgados como tales y no debe existir el menor reparo en la sanción que se les aplica, siempre han sido “desaparecidos” en todos los países y en todos los gobiernos, este no puede ser la excepción.

Sin embargo debe tenerse en cuenta que no es un caso aislado y que se trata de una red, con miembros que deben seguir la misma condena. Pero no solo espiar a nuestra patria es traición, también lo es vender con impunidad nuestros recursos a países vecinos que siempre nos han tenido en la mira. Otros judas caminan libremente, legislan y hasta están imbuidos en el más absoluto poder.

El mítico viernes 13



“El miedo a los viernes 13 se llama collafobia o friggaatriscaidecafobia, siendo una forma espeluznante de triscaidecafobia, o Trezidavomartiofobia que es la fobia al número 13”.
Para los griegos el 13 tenía una connotación divina, ya que su dios Zeus gobernaba sobre otros 12 dioses, sin embargo en la actualidad y en diversos países de los cinco continentes del mundo se considera a esta fecha como trágica, infausta y peligrosa.
En algunos países el martes y trece es un día de mala suerte, y en Estados Unidos es el viernes 13. En Perú también se ha satanizado a la fecha, también al martes y al domingo siete, aunque no existen razones lógicas para ello, la superstición se ha extendido rápidamente.
Se dice que si trece personas se sientan a comer juntas, una de ellas morirá antes de que el año acabe, puesto que en la última cena de Jesucristo, comieron 13, él y los doce apóstoles. También es de mala suerte que haya 13 personas en una misma habitación, una de ellas, puede tener problemas.
En el tarot el número 13 significa la muerte y en el libro del Apocalipsis el capítulo trece es el que hace mayor referencia al demonio. Autoridades de la iglesia católica divulgaron la creencia de que si un mes tiene un viernes 13 entonces dicho mes debió haber comenzado un domingo por tanto si el mes en cuestión comienza el día en que Dios descansó luego de la creación ese mes tiene un día especialmente aterrador al incluir un día en el que Satanás ande suelto en el mundo terrenal.
Muchas son las teorías sobre el origen de esta temida fecha la cual incluso a sido aprovechada por los medios para hacerla rentable. Un estudio llevado a cabo por el psicólogo norteamericano Richard Wiseman en el que analizó el comportamiento de personas que estaban convencidas de que la mala suerte las seguía, en otro estudio similar concluyó que para algunas personas el viernes 13 en verdad puede resultar ser un mal día pero no debido a una maldición, sino por el hecho de que están predispuestos y sugestionados en que les va ir mal lo cual altera su capacidad de concentrarse y efectivamente ese día todo lo emprendido concluye mal.
En realidad se trata de una propensión, una auto - programación. Las cosas nos salen bien o mal según nosotros las deseemos. Un viernes 13 puede ser un buen día para iniciar un proyecto importante y que concluya con éxito, pero si nos programamos negativamente, las cosas irán mal. Somos lo que queremos, recordemos el mensaje del famoso betseller “El secreto” (Rhonda Byrne) - atraemos lo que deseamos -, el poder de la atracción rige sobre todo y sobre todas las cosas, sea martes, viernes trece o domingo siete, todo está en cada uno de nosotros.

Tristeza política




Roba-luz, roba-agua, Lavapiés, plancha camisas, mataperros, come-pollos, niega hijas, acuchillado, la arrepentida… aunque parezca que no es verdad esa cantidad de apelativos corresponden, nada más y nada menos, que a algunos Congresistas de la República. Es por eso que en el país cualquier espécimen se lanza a la arena política sin más interés que el beneficio propio.

La lista de sobrenombres citada corresponde a congresistas de bancadas diversas y a regiones distintas, y debemos agradecer – seamos justos en eso- que entre toda esa multitud de poco honestos padres de la patria, no se encuentra ninguno de los nuestros, es decir de los que nos representan regionalmente, de los cinco cajamarquinos, que al margen de estar de acuerdo o no con sus respectivas gestiones, por lo menos no nos han sometido a esa vergüenza. Muy al contrario, más bien los nuestros tienen cierta prominencia, una distinción a favor que los separa del resto y que es loable, presiden comisiones y suelen estar a la altura de las circunstancias.

Estamos inmersos en una crisis que se agudiza a medida que pasan los días, cada vez se hacen nuevos descubrimientos que ponen en tela de juicio la idoneidad y transparencia de los congresistas de la república, sin embargo es bueno también diferenciar los destapes de las cortinas de humo que el gobierno siembra con la finalidad de asolapar las dantescas y oscuras trastadas que miembros de su partido ejecutan sin descaro acogiéndose a beneficios sospechosos que hacen pensar mal al más crédulo.

En nuestro país quien se lo proponga – y eso hay que tomarlo en cuenta muy en serio – puede llegar a ser congresista. Si ya la vedete Susy Díaz con un 13 en la nalga llegó a ser parlamentaria, en adelante todo puede suceder. La farándula tiene un vínculo muy fuerte con la política, de ahí que muchos de esos personajes casi andróginos acaben sentados en el hemiciclo y manejando los recursos del estado a su gusto y gana.

Nuevos personajes saldrán a la palestra en los próximos días, porque se ha comenzado una revisión exhaustiva de las hojas de vida de cada uno de los parlamentarios, esas hojas que son un cheque en blanco al comienzo, en donde se adjudican profesiones, diplomados, sanaciones y milagros que nadie ha comprobado pero que le dan un puntaje favorable en medio de la necesidad de un pueblo que busca un poco de alivio social.

Un ingrediente más de fatalidad se suma a nuestra tristeza política, de dos candidatos ya oficiales como son Ollanta Humala y Keiko Fujimori tenemos el perfil siguiente: El hermano de Ollanta, pensador mancomunado del líder nacionalista, es un sentenciado convicto y confeso por asesinar policías. Mientras que Keiko tiene un padre que es un sentenciado, convicto y confeso que será liberado si ella llega a la presidencia – según declaraciones que ella misma ha hecho-, entonces pues nuestras expectativas con ese congreso y esos candidatos presidenciales son comatosas. Sin embargo nuestros congresistas - exceptuando los berrinches de Werner Cabrera – aún no nos han hecho pasar un momento penoso junto a los come-pollos, roba-luz, Lavapiés… Entonces en esta maraña política aún hay una luz de esperanza al final del oscuro túnel.

díatreinta




Nos ha llegado la revista “díatreinta”, revista editada por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Privada del Norte. Revista de variedad, artículos diversos, frescos y entretenidos, elaborados por una plana selecta de autores que aunque abordan una variedad temática mantienen un nivel sólido en el tratamiento de cada tema.
Un artículo actual y polémico es el titulado “Los incómodos derechos humanos” Donde surge la interrogativa ¿Son los derechos humanos una cojudez?, artículo de reflexión, con datos históricos sobre violación de derechos humanos durante la guerra interna vivida en el país durante el periodo de Sendero Luminoso, con un enfoque global e imparcial desde los militares y subversivos. El artículo pertenece a una jovial autora, Emilie Kesch.
Un artículo intenso y urbano con matices de erotismo pertenece al destacado y reconocido Richard Licetti, quien rompe la formalidad con “La primera vez” narrativa ágil, breve y entretenida en la que narra una historia en primera persona sobre las iniciaciones del amor con una empleada de su casa con quien descubre el amor y el significado de compartir la sexualidad en una situación casi poética y llena de candor.
Sara Andrade Martínez (Una arquera redimida) escribe un bello artículo llamado “El festejo solitario” quien desde una experiencia vivida narra de un modo sublime esa soledad que atañe a los arqueros de fútbol cuando su equipo mete un gol – él celebra con saltitos a dos metros a la redonda, para sí mismo, sin compañía, sin poder abrazar a sus compañeros…-
Otro estupendo aporte es el titulado “El cazador de cañanes” de Brayan Vera Alfaro en donde se narra sin “remordimiento” alguno sobre la afición que existe en el costero San Pedro Lloc, capital de la provincia de Pacasmayo en La Libertad donde se preparan cebiches, tortillas y otras delicias culinarias en base a la carne austera de cañanes.
La revista cierra con una historieta del cajamarquino Jhonny Becerra, trazos bien logrados, dibujos expresivos, aunque probablemente la brevedad del espacio le impide abundar en el guión lo que desvirtúa un tanto el mensaje que busca, sin embargo, las imágenes complementen y redondean la idea sin complicaciones.
Otros artículos notables se incluyen en la revista que viene a ser la publicación número 70 del noveno año en que la Universidad Privada del Norte publica díatreinta.
Gran labor de los editores. Ojalá que este tipo de publicaciones se sigan repitiendo manteniendo esa calidad y fomentando activamente la creación literaria y la expresión inagotable de jóvenes creadores.

Partidos malpartidos



La congresista Elsa Malpartida ha sido la protagonista mediática de esta semana luego de que el diario El Comercio hiciera una seria denuncia que la vinculaba con un pasado senderista, además como una lideresa del partido Sendero Luminoso, grupo genocida que dejó en el Perú una estela de sangre y muerte durante más de dos décadas.
“Aquí hay una mujer campesina que se acogió a un formato que le dio el Estado. El estado no le dijo que era de arrepentimiento y que ellos voluntariamente lo firmaron por el compromiso que tiene el ciudadano al estar en la zona de emergencia”, ha señalado la congresista Marisol Espinoza, vocera del partido humalista como una coartada para el triste descubrimiento.
Muchos políticos salieron de inmediato a opinar, unos a favor otros en contra, otros prefirieron las ambigüedades, otros solo callaron porque todos tiene rabo de paja: “está mal, pero esta bien, pues su pasado vergonzoso no va a perseguirla por toda la vida” explicaron los más diplomáticos tratando de quedar bien con ambas líneas de opinión que se encontraron en un golpe frontal.
El líder del Partido Nacionalista Peruano, Ollanta Humala, de inmediato salió a darle todo el respaldo a su pupila, probablemente recordando que él también tiene un pasado oscuro con el tema de Madre Mía y otras posturas no tan disímiles como la de Velásquez Quesquén, Rafael Rey y el mismo Alan García no han sido tajantes sino más bien esquivas y hasta condescendientes con el hecho, prueba de que un político jamás pierde su doble cara, menos en momentos de campaña.
Pero ante la maraña de descubrimientos de congresistas falsos y mentirosos ya no sorprende que todos ellos al momento de llenar su Hoja de Vida (que más bien debería llamarse Hoja de Olvidos) sufran ciertas amnesias selectivas y olviden por ejemplo viejas militancias, antiguos juicios con el Estado o con particulares, denuncias por violencia familiar, hijos no reconocidos, ingresos a penales, amantes furtivos (as), libertinaje sexual, consumo de drogas etc, etc, etc.
Lo que falta en el Perú para la buena repartición de la torta política es transparencia y aquí todos aplauden y ríen pero nadie se atreve a llamar a las cosas por sus nombre, la torta por el momento está bien partida aunque la que la que parte y reparte se apellide Malpartida.

El cojo y el loco



Es la más reciente novela de Jaime Bayly, novela publicada por Alfaguara y que se convierte en una ficción muy comercial del escritor peruano. Si bien Bayly para muchos literatos ha sido considerado como un oportunista de las letras, no se puede negar que su talento narrativo es innato y que más allá del morbo que exista en la lectoría peruana y la de otros países, se ha convertido en un escritor talentoso reconocido por la crítica internacional.
La novela no tiene la calidad literaria que tiene “Los últimos días de la prensa”, “Y de repente un ángel” (Premio Planeta) o la exitosa “El Huracán lleva tu nombre”, pareciese que cuando Bayly es más comercial su calidad literaria se reduce a escombros. La novela “El cojo y el loco” es una combinación de dos historias paralelas que surgen en la Lima contemporánea y que pese a lo que el autor refiera, son varios los aspectos que coinciden con su vida, si bien la novela no es del todo autobiográfica, existen varios indicios que develan rasgos de su vida citados en otras de sus obras.
La novela es ágil y se desarrolla en varios lugares, básicamente la Lima urbana y en parte de los andes, refleja la sociedad limeña de una clase A con actitudes de B que suele hacer lo que la C y D. No es un libro que pretenda descubrir algo nuevo, sin embargo tiene un aire a “En octubre no hay milagros” de Oswaldo Reynoso, novela que en su época remeció a la cucufata alta sociedad limeña.
Con respecto a otras novelas de Jaime Bayly la novela es floja y carece, excepto de algunos chispazos, de esa hilaridad que siempre ha caracterizado al autor en otros libros, tiene más similitud a “La noche es virgen” por la temática despiadada que muestra. El cojo es un niño que no es amado por su padre y que es violado en un barco rumbo a Inglaterra. El loco Pancho es en cambio feo, bruto, sucio y tartamudo y nunca se adapta a las costumbres burguesas.
La obra plasma las vejaciones sufridas por dos jóvenes de la sociedad limeña alta quienes se convierten en tipos sin escrúpulos, reincidencias que se dan en las sociedades más altas como si los defectos físicos fuesen insalvables y habría que lapidar a los niños que los poseen como en una egregia sociedad griega.
Ambos personajes mueren al final de la obra, sin pena ni gloria, pasando por la vida sin dejar huella existencialista alguna excepto unos hijos con los que probablemente la historia se repita y esas taras sociales armen nuevas historias de locura como las citadas en la novela. El precio del libro es de S/.39.00 y se encuentra a la venta en las principales librerías de la ciudad.

Ministerio de Cultura



La propuesta realizada por el presidente Alan García de que contemos con un Ministerio de la Cultura sonaría interesante si no se tratara de una actitud populista que surge en medio del torbellino de ofrecimientos y el acomodo sistemático de ir preparando los trebejos para la contienda electoral que ya se avecina y que puede poner en ventaja al partido de turno.
Hace unos años ya Alejandro Toledo hizo el planteamiento de un Ministerio de la Cultura que sería capaza de ejercer un poder capaz de movilizar grandes cantidades de flujo turístico y que además ponga en valor los lugares y centros arqueológicos más representativos de la cultura peruana.
Por eso es importante que no se vea la creación de un nuevo ministerio como un afán demagógico que busca activar un aparato burocrático que ya ha saturado a nuestro país y que solo genera gastos elevados a un costo que perjudica nuestra economía nacional y que pone siempre como protagonistas y únicos beneficiados a los “compañeros” de partido aprista.
En la actualidad los Institutos Nacionales de Cultura, hoy convertidos en Institutos con sedes regionales, salvo honrosas excepciones, cumplen un papel poco expectante en la organización de eventos, en el cuidado de monumentos y en la protección de centros arqueológicos. Mucho menos en cuanto a organización de certámenes de carácter cultural o de rescate costumbrista, elaboración y/o promoción de las artes.
Solo en Cajamarca la cantidad de restos arqueológicos con los que se cuentan son cuantiosos, los espacios culturales naturales como los bosques de piedra y esos otros que fueron bellamente labrados por las manos hacendosas de nuestros antepasados merecerían un trato especial, sin embargo solo han sido relegados al sótano de los atractivos turísticos, con el pretexto clásico de que no existe presupuesto para su guardianía, mantenimiento y conservación.
Al Perú le sobran artistas y monumentos plagados de historia milenaria, rutas turísticas y la más cuantiosa historia, pero le faltan políticas transparentes que afiancen su identidad, personas competentes que puedan dirigir los Institutos Nacionales de Cultura y sobretodo idoneidad y no argollas, como se ha venido aplicando en los últimos años, hecho que ha destruido la verdadera estructura cultural de la nación.

¿Qué pasa con el fondo editorial municipal?




El Fondo editorial de la Municipalidad Provincial de Cajamarca ha publicado varios libros de autores cajamarquinos, labor que es loable y merece el aplauso del pueblo, porque ha permitido que varios autores cajamarquinos puedan publicar obras excelsas y de valor. Son varios los autores que merecen el crédito en esas publicaciones, Santiago Aguilar por ejemplo, Sara Gutiérrez, la antología de la APECAJ que reunió a más de 100 voces, la reedición de “Hojas Frágiles” de Walter Villanueva, “Crónicas y Leyendas de Cajabamba” de Carlos Guerra entre otros libros que merecen ser citados.

Sin embargo algunos libros que carecen de calidad literaria han sido publicados en gran tirada y con un buen número de páginas, prueba de que la Municipalidad de Cajamarca carece de Consejo Editorial. Es imperante que exista una comisión que evalúe la calidad del libro que se va a publicar, que revise la ortografía y la veracidad de la información y más aún, que compruebe que no ha sido pirateada del Internet como ha sucedido con más de uno publicado recientemente.

Las buenas intenciones de la Municipalidad acaban diciéndole sí a cuanto mamotreto tienen como propuesta y se cae en la prostitución editorial ensalzando a quienes del arte de escribir no saben absolutamente nada. Los lectores merecen respeto, pueden existir miles de aficionados a escribir y de hecho en Cajamarca los hay, pero debe existir un criterio selectivo, no elitista, pero sí concienzudo que permita publicar las obras que realmente lo ameriten o reeditar las que tengan la calidad suficiente.

Es una falta de respeto publicar obras sin la previa revisión que sustente una calidad literaria. No todos los libros merecen publicarse, al menos no con dinero del municipio, no todos los libros que ingresan pueden ser puestos en la imprenta y luego en vitrina. La cultura de un pueblo está reflejada en su literatura y será ella quien perdure el conocimiento a las generaciones posteriores, el hecho de escribir merece ciertas normas, reglas y contenidos que sean valederos. Cualquier cosa no es literatura. Nos encontramos ad portas del IV Encuentro Nacional de Narradores, Ciro Alegría Bazán ¿que dirán estos escritores cuando descubran que la literatura Cajamarquina es en muchos casos subliteratura y que todavía es avalada por la municipalidad?

Un poco más de tino a los responsables de las comisiones vendría muy bien, la labor que cumplen es muy buena por eso es preciso mejorar un poquito la calidad selectiva.

Rajes del oficio



El fin de semana la Federación de Periodistas de Celendín hizo una capacitación para sus agremiados, los que suman un número importante, pues la actividad periodística en la vecina provincia se encuentra en ebullición y se emiten a diario noticieros que mantienen informada a la población. El nivel periodístico de esa provincia en particular es destacable con respecto a otras provincias y la información que emiten día a día es impecable y objetiva como no sucede en muchas provincias aún incluso en Cajamarca.

Sin embargo la buena intención de los organizadores del evento se vio ensombrecida por la participación de un personaje que desconociendo toda ética uso un artificio cómodo para pasar el tiempo en banalidades y justificar sus vacíos cognoscitivos con respecto al periodismo. Para ello no tuvo mejor idea que hablar de la competencia, hablar de los ausentes, de los que por no encontrarse allí en ese momento no podían defenderse.

La ética, esa disciplina filosófica que estudia el bien y el mal y sus relaciones con la moral y el comportamiento humano fue olvidada para dar paso a lo que en buen criollo se llama “el raje” y se hizo una cátedra de los rajes del oficio periodístico, se hizo gala de la actitud artera y vil que también puedes ser el periodismo despotricando de Panorama Cajamarquino a gusto y gana, aprovechando la distancia y la ausencia de algún miembro de esta casa editora que pueda hacer su defensa. Se prefirió ver la paja del ojo ajeno antes que las vigas del propio.

Los perros ladran, señal de que avanzamos, cita el arcaico y célebre decir de Cervantes en su monumental obra. Y la mejor manera de avanzar es evitando hacer lo que las gacetillas amarillas hacen, es decir, sacar muertos en carátula, fetos, ahorcados, mutilados o sesos sobre la sanguinolenta autopista luego de un accidente de tránsito, mujeres desnudas, alarmismo y el uso de las tres eses: Sangre, Sexo y Sensacionalismo. O recurrir de la manera más anti-ética para hacer periodismo extorsionando autoridades o bajando artículos del Internet sin que siquiera los columnistas que “escriben” para ese diario, sepan que siquiera existe un periódico en el que a diario se piratean sus columnas y editoriales.
Así como se mendiga solidaridad cuando llegan cartas notariales y se inician los procesos por las difamaciones lanzadas a diestra y siniestra de manera irresponsable, del mismo modo hay que tener la valentía para afrontar lo que se dice y ser consecuentes con lo que se hace.

Se habla mucho de hacer un periodismo excelso, pero de nada vale si al final nos comportamos como bravucones que buscan colgarse de la fama de otros medios de comunicación. Al César lo que es del César, a Dios lo que es de Dios, no ensuciemos a la prensa con injurias ni seamos llorones a la hora de tener que afrontar las cartas nortariales y los juicios, no mendiguemos solidaridad cuando sembramos discordia, la valentía no está en insultar ni en la puñalada en la espalda, la valentía está en ser consecuentes con lo que se hace y afrontar nuestros errores sea cual sea el costo que haya que pagar por ellos, no en ponerse a llorar a gritos ni en creerse mártires de la verdad como lo hacen algunos bravucones de la prensa chicha.

Los periodistas de las provincias de la región Cajamarca se merecen respeto, no les enseñemos que las bravatas son buenas cuando sabemos que después nos hacen pedir, a gritos, solidaridad, no sembremos vientos ni hablemos de los ausentes.

Publicherry



El término publicherry es una palabra que no está registrada en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, vocablo que ha llegado gracias al consenso y se ha diseminado entre los medios de información incursionando en casi todos los ámbitos. El publicherry es la nota periodística que quiere pasar por noticia, pero que tiene intenciones publicitarias escondidas.

En el periodismo existe una modalidad de informar y de publicitar que es válida y aceptada llamada publirreportaje, donde a través de un reportaje se hace publicidad a un determinado tema, sea este de carácter comercial, político o de otra índole.

Durante las épocas fujimontecinistas, cuando la corrupción de los medios de comunicación se convirtió en prostitución editorial y la prensa solo fue un títere, el publicherry fue el arma más eficaz del gobierno dictatorial que demolía a sus contrincantes políticos a través de campañas en donde participaron el 90% de medios de comunicación masiva, desprestigiando a sus oponentes a través de la difamación y la calumnia.

El publicherry es una noticia solapada y disfrazada, lambiscona y franelera. Funciona de modos diversos y es uno de los ardides más usados por los periodistas que fungen de pulcritud y transparencia, aquellos que se rasgan las vestiduras por la ética y la moral, los que manejan el doble discurso mejor que nadie, los que tienen ganancias fabulosas y a los que su sueldo solo les significa una propina con respecto a sus ganancias totales.

Las mismas empresas son las que utilizan carnadas en busca de un publicherry. Por ejemplo, una fabrica de radios hace una conferencia de prensa en la que obsequia a cada periodista un radio como un acto de cortesía ¿El periodista hablaría mal de ese producto?
Luis Aguirre, reconocido periodista dice sobre este tema: “La naturaleza del publicherry es maleable: puede ser una nota larga o pequeña, puede ser una mención de refilón o una nota de portada, puede tener palabras serias o altisonantes. Es un terreno donde las fronteras entre lo relevante y la publicidad no están bien definidas. Corrección: es un terreno donde las fronteras están bien definidas -definidas por la ética, esa cosa que no sirve para nada o, como dijo nuestro filósofo más caro, que no se come-, pero que el ejercicio transpirado de un cierre o un posteo pasa por alto porque, bueno, hay que cobrar la quincena”.

La expresión izquierda caviar




La expresión Izquierda Caviar se ha puesto de moda en los últimos tiempos y aparece reincidentemente en épocas electorales como la que ya ingresamos casi sin darnos cuenta. Los de derecha o centro derecha tildan a los de izquierda peyorativamente como Izquierda caviar, frasecita que tiene toda una historia y merece un análisis que explique el por qué de su existencia y el efecto que causa sobre quien es aludido con el término.

La lingüista Martha Hildebrandt refiere que esta expresión traduce una francesa equivalente (su sinónima es gauche champagne) aplicada a los políticos progresistas de buena familia ("los niños bien que se portan mal"). Caviar viene del turco haviâr, que designa una conserva de huevas de esturión muy cara y por lo tanto símbolo de vida de lujo. En nuestro lenguaje político actual, caviar se ha independizado como adjetivo ("una chamba caviar") y aun como sustantivo ("los caviares del partido").

La etiqueta en francés gauche champagne surgió de la percepción de la actividad de proponer brindis a los famosos socialistas con champán. Un concepto similar viene del filósofo Alexander Herzen, el mismo que escribió alguna vez: Son ellos, nadie más, los que se están muriendo de frío y de hambre... mientras tú y yo en nuestras habitaciones de la primera planta estamos charlando acerca del socialismo sobre pasteles y champán.

La expresión en sí es un dardo lanzado arteramente, encierra desprecio y busca devaluar. En la política peruana hay un auge de la expresión y será definitivamente el caballito de batalla de quienes buscan descalificar a sus contendores en esa lid política que es siempre un escenario virulento y lleno de hostilidades.

Pero también es verdad que existen grupos, no todos los de izquierda pero sí algunos, que no cumplen lo que predican y que resuelven sus temas políticos en restaurantes de élite y en hoteles de cinco estrellas, lejos de esa realidad que ellos defienden.
En el Perú hay izquierda que no come caviar pero sí se sienta a las mesas de petroleros, viaja en vuelos exclusivos, se atiende en clínicas privadas y lujosas y frecuenta los cocktails de quienes jamás votarían por ellos.

Los fujimoristas, apristas, humalistas, humanistas, popular cristianos todos acusan a todos de caviares. El Perú está lleno de políticos comiendo las huevas frescas de esturión y también de niños bien portándose mal. Mientras que otros niños, esos que son de verdad, no pueden comer ni los huevos de una gallina, porque los venden para comprar pan y fideos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú