Síguenos en FACEBOOK

jueves, enero 22, 2009

Día de los Inocentes



El Día de los Inocentes evoca un hecho sangriento, La Iglesia Católica hace referencia al trágico día en que el rey Herodes mandó matar a los menores de dos años nacidos en Belén (Judea) con la finalidad de acabar con Jesús de Nazaret, recién nacido.

La fecha entonces fue tomando por el mundo católico matices de sagrada, sin embargo debido al hecho de que quienes fueron asesinados en ese día eran niños, se asumió que se trataba de almas limpias, sin mayores pecados que el original, por lo que fue asumiéndose como una fecha más bien festiva y orientada a las bromas.

Mucho se ha discutido sobre la cantidad de niños que fueron asesinados en Belén ese día y pese a que las fechas de la historia con las propuestas por la tradición no coinciden plenamente, los historiadores e investigadores del tema han llegado auna conclusión que es más que sorprendente:

Así lo refiere la enciclopedia virtual Wikipedia “En el Medievo, los escritores cristianos especulaban que fueron asesinados entre 3.000 y 15.000 bebés. Pero —de acuerdo con el censo ordenado por el gobernador romano Quirino, tal como relatan los Evangelios— el pueblo de Belén no tenía más de 800 habitantes. Así que cada año no habría más de 20 nacimientos, y morían aproximadamente el 50% antes de cumplir los dos años de edad (lo cual era la mortalidad infantil normal hasta hace un par de siglos), así que si Herodes mandó a asesinar niños, no deben de haber sido más de veinte”.

En Estados Unidos y Gran Bretaña, la celebración se hace en otra fecha y se llama "April Fool's Day", o Día de los Tontos, un nombre más acorde, y se celebra el 1 de abril.
En Francia su equivalente es el "Pez de abril", originado en 1582, cuando el calendario gregoriano reemplazó al juliano, y el Año Nuevo cambió del 1 de abril al 1 de enero.
La costumbre manda a hacer bromas y por eso los medios de comunicación dan noticias falsas o tergiversan su contenido, colocando al final el consabido "que la inocencia le valga". En 1980, la BBC de Londres anunció que el Big Ben sería remodelado con un reloj digital, y en 1992, la radio oficial de Washington anunció que el ex presidente Richard Nixon se postularía para el cargo una vez más.
En Argentina, un diario publicó en primera página y en título catástrofe: "Incendio en la Rosada".
El año pasado, el diario mexicano Reforma anunció una "exclusiva" mundial: el vídeo del encuentro secreto entre el presidente George W. Bush y el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.
En nuestro caso las notas están signadas con un (FDI) al final de la nota falsa.
[

Carta de navidad hasta tu lejanía






Hoy es 25 de diciembre, había prometidono llorar, pero incumplí. Por quinto año espero en vano darte un abrazo esta navidad, ni por ello te liberaron, ni te dejaron llamarme ni me permitieron un número al cual llamarte. Tu abuela como de costumbre cogerá su vieja Biblia y saldrá a predicar y hablará de Dios y hablará de la verdad tratando de ocultar su negro corazón y sus mentiras. Quizás en el fondo no es su culpa, es un ser ignorante, que desconoce el verdadero sentido del amor. Ella no sabe que una falda larga y una Biblia no es suficiente para ser feliz cuando te miente a diario y no te permite ver la luz de mi verdad.
Es preciso que sepas que no he dejado un solo día de buscarte, de escribirte cartas larguísimas que nadie va entregarte nunca porque no hay cartero que conozca tu paradero. Es necesario que sepas que me mintieron, que me dijeron que te llevarían de día de campo hace cinco años y un mes… Ese día de campo aún no ha terminado, ni terminará hasta que vuelva a encontrarte. Ahora tienes nueve años, en unos meses cumplirás diez y hemos perdido parte de tu infancia inútilmente. Se acabaron nuestros juegos de piscina, nuestro perseguir mariposas en los parques, nuestros helados se cansaron de esperarnos, el perro que tuvimos (Pichirilo) también se cansó de esperar y una tarde se durmió para siempre, las témperas se convirtieron en duras piedras de colores, tu mandil yace colgado en el mismo lugar donde lo dejaste, tus pinturas cuelgan de mi pared aguardando que las termines.
No es tuya la culpa ni mía, esta justicia que tarda tanto. A veces también reniego por esta privación. Ellos pueden destruir todo vestigio de nuestro amor, pero no van a poder negar tu rostro, tus ojos, tu nariz, tu carita de niño preguntón. Un día vas a crecer y preguntarás ¿entonces quién te responderá?¿Quién va a seguir alimentando las mentiras Cuando los años hayan pasado y ya no puedan negar nuestros derechos? ¿Quién va a pagar la factura de esta infelicidad? Ellos pueden salir los domingos a predicar en nombre de Dios, pero cuando su conciencia los interrogue en sus atroces noches de insomnio ¿A quién le van a mentir? Jaime, mañana, si ya no podemos tenernos de la mano para comer un helado, si ya no podemos ayudar a ningún ciego a cruzar la calle, si ya no podemos jugar a contar las estrellas, si algo hasta ese día hubiera pasado. Acuérdate que íbamos al jardín de la mano, que jugábamos pelota en un pasadizo, Que arrancábamos moras de una morera, que sufríamos mucho con D’iblassio y su tristeza, que inventamos mil cuentos para dormir, que tuvimos un perro que cayó de la azotea y sobrevivió, que tuvimos un periquito que partió un día, que huíamos de las abejas en el parque, Que tenemos la oreja derecha quebrada, que podemos mover la nariz como un conejo, que con los dedos hacíamos duendes imaginarios que saltaban, que teníamos una fórmula para cazar moscas, que nos gustaba el gato con botas con mil finales diferentes, que el mejor cuento era el fréjol mágico, que nuestros aviones de papel nunca volaron, que reímos mucho con el Chavo, que éramos felices hasta que nos separaron.
Un día cuando interrogue la vida a tus captores, cuando a tus mañanas le crezcan alas y vueles y ya no puedan negarte ni mentirte. Un día cuando tu secuestro de mis días se haya terminado ¿Tú preguntarás por qué lo hicieron? Y ellos esconderán sus rostros tras su vergüenza como una bandera rota por los días y las noches de tu ausencia. Quizás para ese día ya no estén los que hoy nos separan, y muchas tardes muertas nos circunden, muchas angustias frías nos hayan golpeado. Y si tú o yo ya no estamos, si acaso la vida también nos hubiera separado, más allá, en el umbral de la muerte volveremos a encontrarnos como ayer. Y empezaremos a perseguir a los gorriones y a lanzar piedras al mar como cuando éramos felices.

Observan ley de gratificaciones



El ministro de Economía, Luis Valdivieso, ha expresado su desacuerdo absoluto contra la norma aprobada por el Congreso de la República, la cual exonera a las gratificaciones – percibidas en julio y diciembre, Fiestas Patrias y Navidad, respectivamente- de los descuentos de ley. Luis Valdivieso ha instado al presidente García a observar esta ley, lo que ha generado repercusiones inmediatas.

Según la reciente aprobación, hecha por el Congreso de la República, a partir del año entrante las gratificaciones se encontrarán exentas de pagos por tributos y se exonerarán de otros impuestos. Lo que debería alegrar a los peruanos en conjunto de no ser por un minúsculo detalle, la ley no favorecería más que a un minúsculo sector de la sociedad, pues solo incluye a quienes ganan S/. 1, 750.00 ó más.

La medida atenta contra los programas sociales, pues estos dejarían de percibir un aproximado de S/. 735 millones, pero además Essalud dejaría de percibir S/.400 millones y la Oficina de Normalización Previsional (ONP) S/.185 millones, ha dicho el turbado ministro.

La norma afectaría directamente a la prestación del Seguro Social, insuficiente ya desde luego, deficiencia que se incrementaría con un presupuesto menor, además de que el monto de las pensiones disminuirían.

La medida en definitiva afecta a los que ganan menos y beneficia a quienes ganan más – congresistas por ejemplo- nuevamente las opiniones y conjeturas con respecto a este tema se encuentran y generan discordias. Los beneficiados son menos que los afectados y los partidos de izquierda nuevamente hacen una ganancia de pescadores en el río revuelto de las impericias congresales.

¿Por qué no se gravó con impuesto a la sobre ganancia minera? O mejor aún, quitar o limitar las exoneraciones de la producción e industrialización de la selva que solo beneficia a disolutos mercantilistas que depredan la naturaleza y el ecosistema.

La medida favorece amplia y directamente a los chavistas disfrazados bajo lemas de peruanidad. Los programas sociales son muy relativos, los beneficios que se otorgan casi nunca cumplen los objetivos trazados. El programa “Juntos” ha demostrado ser un afán populista y demagógico que solo en un 50% llega a quienes está destinado, más no cumple con el propósito que es el de llegar a quienes se encuentran en extrema pobreza.

Los programas como el “Vaso de leche” ha sido otro infortunio a nivel de comités, pues en su gran mayoría se encuentran inmersos como beneficiarios profesionales con sueldo estable y con una economía promedio de los sectores B y C, según se ha demostrado en estudios recientes.

De cualquier modo la mecha está encendida y se espera que esta vez los políticos puedan demostrar los intereses que los mueven, si es un auténtico amor a la patria o si solo se trata de intereses personales.

Todas las libertades menos la de la vida



El 34 Juzgado Civil y la Segunda Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima ha desestimado la demanda interpuesta por Minera Yanacocha contra la Municipalidad de San Pablo. El origen de la querella surge cuando la Municipalidad de San Pablo, en un justo derecho emite la ordenanza municipal N° 001-2007-MPSP que protege las lagunas de Alto Perú. Y lo hace con la única finalidad de salvaguardar sus más de 240 lagunas que existen en esa zona.

De inmediato la minera, en una actitud iracunda presentó una acción de amparo contra la emisión de la Ordenanza Municipal lo que considera como un acto atentatorio contra los derechos constitucionales, formulando que se habría actuado en agravio de la libertad de empresa, libertad de industria, a la propiedad y a la libertad de trabajo, es decir, todas las libertades, menos la de la vida.

No podemos negar que la minería sea una fuente importante de recursos y de empleo, tampoco desmerecer el crecimiento que ha tenido Cajamarca gracias a la minería y que además somos una región evidentemente minera que ha sustentado su economía en las últimas décadas principalmente en la producción minera. Pero debemos juzgar con responsabilidad y evaluar los medios que han desvirtuado la acción minera en el campo de actividad.

Esa vieja tonadilla navideña que dice “pero mira cómo beben los peces en el río”, ha dejado des ser un canto agradable para convertirse cada vez más en una utopía y el hecho de que Cajamarca tenga una producción creciente de truchas en espacios acondicionados o aislados, no es un consuelo. Los ríos han perdido gran cantidad de vida acuática – flora y fauna – y esa es una realidad que va de la mano con el crecimiento económico de Cajamarca.

Cuando el campamento minero de Yanacocha se instaló oficialmente un mes de octubre a comienzos del 90 las expectativas de los habitantes estaban colmadas de posibilidades, de los campesinos y comuneros del entorno que veían en la mina una posibilidad de crecer económicamente. El tiempo se encargó de afianzar esa idea o desmitificarla. Ahora sabemos la verdad.

Hoy los conflictos sociales se han extendido, se apoderaron de las sociedades más alejadas, el agua varias veces modificó su curso, ese curso que la naturaleza le había establecido desde siempre y que creímos sería así para siempre.

El poder megalómano de la mina se extendió y se fue devorando los cercos de piedra al comienzo, los cercos de púas se fueron haciendo cada vez más distantes y los puquios y manantiales empezaron a cercarse como un maligno designio trazado por el hombre.

Y se habló de todas las libertades como derechos constitucionales, pero se olvidó de la más importante, el derecho a la vida. La que vino establecida por deseo divino o evolutivo pero que existe y es una verdad concreta y absoluta.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú