Síguenos en FACEBOOK

domingo, diciembre 30, 2012

Un año menos, un año más



Los balances de los años siempre son tristes. Primero porque siempre nos sorprendieron algunas ausencias que nos hicieron doler como la de mi amigo Manuel Ruiz al que la muerte lo sorprendió en una agencia de viajes cuando se disponía a viajar a Lima.

Otras ausencias se hacen más largas y siempre suelen como la de mi hijo Jaime Javier a quien no veo ya hace nueve años, tiempo en el que he aprendido a sobrevivir sin él y en el que felizmente la ayuda de otras personas a las que amo me han dado el soporte para seguir, tantos afectos que me han hecho tanto bien – Un día voy a encontrarte Jaime Javier, ya tienes doce años y nada ha sido fácil ni para ti ni para mí, lo siento en mi alma-

Es inevitable hacer un balance sin algunas lágrimas que llorar. El tiempo pasa y nos toca y a veces descubrimos que alguna enfermedad nos ha buscado y que viviremos con ella por el resto de los días, pero que la vida tiene cosas felices también y que todo se compensa. Hemos leído muchos libros este año con vehemencia, dejamos algunos escritos en las hojas de este diario, historias que van a sobrevivirnos y por la que la gente nos conocerá cuando ya no estemos.

Un año más siempre es un año menos, un año menos en nuestra vida, un ciclo cumplido en 365 días y que no va a volver a repetirse nunca más, por eso duelen tanto las ausencias, el tiempo perdido no vuelve más.

He visto crecer las flores y las lluvias y sucederse los días y las noches en todo un año. Uno que termina y que se va para ser solo un almanaque menos, abatido con sus días azules y rojos, el otoño de los días los deja sin hojas hasta quedar completamente vacío, inerme abandonado.

Siempre hay cosas por hacer, cosas inconclusas, días vacíos que nos dejan una huella o amores silenciosos que nos siguen como una sombra y aquellos que nunca podrán ser y que quedan deshabitados en el tiempo… enrarecido, vanos. Siempre habrá heridas que cierran con el tiempo y las que nunca cierran. El fin de un año siempre habrá un dolor que va pasando con los días.

Hoy que se acaba diciembre vuelve a buscarnos la tristeza, para jugar esa guerra de niños y no con moras frescas, sino con golpes de verdad y llanto de verdad. La vida nunca juega, la vida golpea en serio, nos persigue, nos maltrata; cuando nos busca nos alcanza hasta dolernos.

Pero todo en la vida se compensa, por eso cuando veo la mirada de mi hija Azul sé que todo ha valido la pena, que todo tuvo una razón y que la vida nos tiene reservadas siempre sorpresas maravillosas, lo sé cuando veo a Luz y a Leslie –tantos amores para siempre-  y me sumerjo en el teclado diariamente y me derrumbo sobre los libros que tanto amo –esos del Tesoro de la Juventud que mi madre me leía con entusiasmos hablándome de cuentos y de hadas que siguen habitando esas páginas-.

Todo lo que hagamos nos va a sobrevivir, por eso es mejor andar por la vida amando y no odiando, intentando ser feliz de alguna manera. Olvidando las historias de tristeza que alguna vez nos golpearon, escribiendo sobre ellas nuevas y felices que nos renueven la alegría cada mañana de nuestra vida.

miércoles, diciembre 26, 2012

Muñeco de año nuevo



Hace unos años la noche de año nuevo era una fiesta de matices diferentes. Cuando digo hace unos años atrás, me refiero a tres décadas, cuando el mundo no peligraba en la magnitud que lo hace ahora, cuando los polos no se derretían como dos helados en una mañana veraniega, cuando la música se escuchaba en toca casetes y los celulares y el Internet no existían, es decir, cuando la vida era más simple y más feliz.

Y la fiesta de Año Nuevo era una fiesta porque cuando uno es un niño, cualquier reunión familiar implica alegría, significa reunirse con los primos o amigos, con los hijos de las otras personas adultas… en aquel tiempo, en esos días, el pueblo que yo habitaba era por demás un pueblo tranquilo y somnoliento al que las novedades llegaban los días domingos, cuando los buhoneros y mercachifles llegaban con sus toldos de plástico y sus ollas de fierro, sus platos y tazas de fierro enlozado o sus bacinicas también enlozadas.

Las fiestas de fin de año para mis ochos años eran interminables, empezaban con las reuniones de familia a la que se iban sumando amigo muy cercanos, mientras los niños jugábamos en la calle a la saperis o a las escondidas – no había problema con los carros, pues los pocos que habían pasaban cada media hora o cada hora, a veces había mañanas completas en que no pasaban- La vida en aquel entonces tenía otros colores.

Los más jóvenes de la familia gustaban de hacer muñecos con las prendas viejas, a veces le ponían un sombrero roto o una vieja cartera; a veces era un muñeco y otras veces era una muñeca, todo dependía de las prendas que ese año habían sido destinadas a la hoguera del viejo año. Era la tradición consensuada por todos los habitantes de mi pueblo, todos éramos como una familia. Sabíamos todo de todos, las cuitas e infortunios, las soledades y amarguras, los deslices y abandonos y hasta las tristezas más hondas, pero todos nos queríamos de alguna manera… cuando uno tiene ocho años no tiene prejuicios, ellos lamentablemente se ganan con los años.

En esos días la vida es un barco que navega en mares serenas, en un mar sin piratas ni filibusteros, sin tormentas ni huracanes, pensar en el naufragio es imposible. A esa edad somos los capitanes juguetones de barcos en los que nosotros somos los piratas que ganan todos los combates y que no pierden ninguna batalla.

Cuando daban las doce el muñeco empapado en kerosene – en ese tiempo se vendía libremente- era incendiado generalmente sentado en una vieja silla que había cumplido su ciclo, en medio de una rueda –un neumático de un VOLVO, que eran los vehículos que abundaban en mi pueblo – y se danzaba en torno a ella como si fuéramos una tribu primitiva de insondables siglos o de remotas islas. Y danzábamos al rededor de esa hoguera como si fuera un ritual macabro -y de hecho lo era por la gran contaminación que causábamos, unos sin darnos cuenta, otros dejándose llevar por una felicidad primitiva y casi salvaje, era tan grande que hasta hoy lo lamentamos-

Esas ceremonias dantescas se fueron renovando con el tiempo, mientras nosotros fuimos envejeciendo de tanto celebrar cada año nuevo, después de tantos años, algunos de nosotros empezamos a parecernos a esos muñecos de trapo y de recuerdo, desalineados y descompuestos.

Muchos de aquellos que jugaban alrededor de esa cálida hoguera ya no están más con nosotros y se llenaron de distancia, se alejaron y se perdieron en el tiempo. Otros no pudieron resistir tanto año nuevo y tuvieron que dejar esta vida como cada año que habíamos incendiado.

Los hombres somos seres extraños, celebramos los cumpleaños y los años nuevos, sin darnos cuenta que al nacer nuestra cuenta regresiva  ha comenzado. Y cada vez que pasa un tiempo lo festejamos como si estuviésemos felices de acercarnos más a nuestro momento crítico, al último respiro, a nuestro último instante. Que al final la vida, un día, nos quema y nos olvida como a un muñeco de Año Nuevo.

domingo, diciembre 23, 2012

El idiota de la familia



"Pienso como un genio, escribo como un autor distinguido y hablo como un idiota." Nabokov

Las declaraciones hechas por Álvaro Vargas Llosa en su tristemente célebre carta dirigida a la Cancillería y publicada en el diario La Tercera, de Chile, en donde afirmó que el Perú tiene “mínimas” posibilidades de triunfo en el reclamo principal del diferendo marítimo con Chile, resultan afrentosas y desatinadas.

“Creo que las posibilidades de que el Perú obtenga el triunfo son mínimas en lo que se refiere al reclamo principal -una delimitación marítima basada en una línea equidistante- y algo mayores, pero no muy grandes, en lo que se refiere al segundo, es decir, la determinación de nuestra soberanía sobre el llamado triángulo exterior, que está fuera de la zona marítima chilena y estaría dentro de la nuestra si ella rebasara el paralelo de latitud” dice textualmente.

En realidad el hijo del escritor, nunca ha tenido un protagonismo literario, como parece, lo hubiese querido tener, cuando busco “salir en la foto” siempre lo consiguió y en alguna oportunidad hasta se valió de una vieja amistad de juventud con el siempre polémico Jaime Bayly, quien siempre disfruta haciendo escándalos televisivos.

Álvaro Vargas Llosa ha dicho que los políticos peruanos valiéndose de la prensa le han hecho un cargamontón, nada más falso; lo único cierto en todo este lamentable embrollo ha sido la ocasión perfecta para desenmascarar a un traidor que se aúna a las voces disonantes de los chilenos que hasta se valieron de una enciclopedia Escuela Nueva de hace cincuenta años en donde un primarioso dibujo, según ellos, tendría la validez de un tratado internacional.

Álvaro Vargas Llosa si suena a algo es por el apellido que lleva, más allá de ello estoy seguro que nadie recuerda el título de uno solo de sus libros –aunque en el Congreso de la República, la gran mayoría no recuerdan el nombre de una sola de las novelas del Premio Nobel Mario Vargas Llosa- sin embargo, en los últimos días ha ganado un protagonismo estupendo y una admiración marcada por parte de los chilenos, quienes siguen en sus trece y piensan que tienen la razón.

Acusar a los peruanos de triunfalistas puede ser una opinión, no es lo que se juzga, pero acusar a los compatriotas de falsos y mentirosos veladamente toma un matiz a traición reprochable y es lamentable desde el ángulo en que se lo mire.

Tristemente, el talento no es hereditario, de serlo no hubiera sucedido lo que ha hecho el hijo de Vargas Llosa y que aun sigue defendiendo en cada canal de televisión que puede, cual vedete que luego de cometer una trastada sale a buscar pantalla para desmentir lo dicho o hecho pero consiguiendo de todas formas su objetivo de ser protagonista del momento.

Seguramente que mientras dure la evaluación de la Corte de La Haya, Alvarito tendrá vigencia, total nadie es perfecto y no todos pueden escribir exitosas novelas, pero hay otras maneras de buscar pantalla, de salir en la foto, de hacerse escuchar y ganar cinco, diez o quince minutos de fama, algunos siguen creyendo que el fin justifica los medios, aunque eso signifique traicionar a la patria misma.

martes, diciembre 18, 2012

El mundo no se va a terminar el 21 de diciembre



Millones de turistas llegaron a México desde que se anunció el fin del mundo gracias a unas supuestas profecías mayas. Nadie habló con ningún maya, por lo tanto nadie puede asegurar el asunto de las terribles y necias profecías, por último no hay indicios de que los mayas usaron un calendario de conteo largo ni ningún códice.

Ellos nunca pensaron en el fin del mundo porque veían a la vida como una cuestión cíclica que se renovaba constantemente como la serpiente que se muerde la cola, sin embargo ha trascendido tanto la bendita profecía que ha causado conmoción en más de un grupo y hay quienes anuncian el fin del mundo alegremente, en las redes sociales, blogs y en cuanto espacio tienen para sembrar el tema sobre tan vaga necedad. – Después del 21 todos reirán felices y se habrá puesto al descubierto, una vez más, otra patraña del mercantilismo vil y de los vendedores de profecías que nunca le atinan ni al resultado de un partido de futbol siquiera-

Si nos remitimos a la documentación escrita, los presuntos códices maya conservados con un mayor componente profético son algunos de los llamados Chilam Balam (“Boca del Jaguar” o “Sacerdote Jaguar”). Se trata de códices anónimos en lengua maya en los siglos XVII y XVIII, que entre otras cosas hablaban de religión, historia, folklore y cosmogonía maya.

La mayoría del legado maya codificado fue destruido en 1.562, muchos años antes de la probable escritura de los Chilam Balam, en un Auto de Fe del sacerdote español Diego de Landa. Sólo han sobrevivido hasta nuestros días unos pocos que apenas fueron interpretados como simbología muy relativa. Existe un volumen reconstruido, no original. Estos libros podrían contener parte de la cultura popular maya destruida en 1.562.

Los únicos textos mayas a los que tanto se aluden para evocar al fin del mundo se basan en unas fuentes poco sólidas; traducciones e interpretaciones muy breves de estelas en piedra y de jeroglíficos reconstruidos.

El autor, Alberto Beuttenmüller, autor del libro de ficción sobre las famosas 7 Profecías Mayas ha negado la conceptualización del fin del mundo como una posibilidad remota siquiera y lo ha negado hasta la saciedad. Sin embargo hay sectores del mundo y de la política en mantener a la humanidad sometida al miedo y al terror como ha pasado cada cierto tiempo.

El mundo se va  acabar un día con certeza, lamentablemente eventos de esa naturaleza son impredecibles. No podemos sembrar en los niños esas historias de terror, ya tienen bastante con la televisión y las noticias, con los diarios, la radio y el Internet.

No podemos decir que una cultura ya extinta pudo profetizar el fin de la humanidad si ni siquiera pudo profetizar el fin de su propia caída y de su tiempo. Mientras se acerca el 21 de diciembre las grandes editoriales venden exorbitantes cifras de libros sobre profecías mayas y el fin del mundo. Los turistas siguen llegando a México y los piratas siguen vendiendo películas de corte fatalista en donde la humanidad desaparece.

Algunos ya enloquecieron y cometieron matanzas masivas, otros piensan en el suicidio y otros en hacer cosas disparatadas que nunca hicieron. De aquí  a un tiempo surgirá una nueva profecía, un nuevo intento para poner nerviosa a la humanidad y otra vez se repetirá la historia una vez más como el mundo cíclico de los mayas como ese mundo circular en que la serpiente se muerde la cola y recircula en una danza de vida en el tiempo. La vida mientras tanto continúa.

lunes, diciembre 17, 2012

El dueño de la pelota



Cuando era niño, algunas veces fui al estadio a ver jugar al UTC con mi padre y mi hermano. Entonces el UTC, al igual que ahora, era parte del futbol profesional e indistintamente jugaba cada domingo con equipos de todo el país, fue cuando venía Cristal o Alianza, El Torino de Talara o Los Diablos Rojos de Piura… y cuando el éxito de una temporada le dio en el rostro hasta llegaron a jugar el Wisterman de Bolivia y el Colo Colo de Chile.

Cajamarca en ese tiempo era una ciudad más pequeña, tan pequeña que aun en los partidos más importantes el estadio no se llenaba en su totalidad. Entonces era frecuente encontrar a muchos conocidos que eran parte de la escena cajamarquina, hoy algunos de ellos ya no están y partieron dejando una estela de recuerdo, otros en cambio aun siguen entre nosotros y no han perdió la vigencia de siempre – El Loco Terry por ejemplo, especialista en mentar la madre a cuanto jugador falle una jugada o cuanto personaje de entre el público se le ocurriera mirarlo-

En el entre tiempo ya se había establecido como un ícono el frito con el cebiche – ese plato que hoy se ha convertido en una de las banderas de nuestra gastronomía local y que pese a ser una combinación de cerdo con pescado nos resulta tan agradable siempre- Era infaltable un frito con cebiche en un plato de loza o de plástico, los descartables eran una utopía impensable en esos días –hoy son el pan de cada día-

Eran mediados de los ochenta. A los diez años uno siempre sueña con ser un futbolista y ser un gran campeón – como dice la letra de una canción que canta mi hija Azul- Hasta tiene su equipo de calichines y es el dueño de la pelota, lo que en cierta forma es muy beneficioso porque eso nos otorga el poder que hace falta a esa edad para jugar en un equipo sin necesidad de ser muy hábil con el balón.  En ese tiempo tenía, para suerte mía una pelota de cuero y bladder de 32 paños y un equipo de fulbito que empezaba a ganar algunos trofeos en el vecindario y en los extramuros de una vida de infancia. – Además de ello era el único poseedor de dos pares de guantes de boxeo, lo que me convertía en el Don King del barrio-

El tiempo se encarga de desengañarnos y otras veces los amigos y un buen día descubrimos que en definitiva lo nuestro no es el fútbol, menos el boxeo y decidimos que el rol que en una contienda futbolística tenemos es el de espectador, el de sufrido y dolido hincha. Y que ahí, sentados en una butaca no se juega nada pero se sufre mucho.

El partido jugado por la UTC el domingo en Puno, ha significado el inicio de una nueva era para Cajamarca, una era con historias que aguardan ser escritas. Es increíble el movimiento económico que se genera en torno al estadio cuando hay un partido y eso pasará en los próximos meses gracias a la presencia del fútbol profesional en nuestra ciudad.

Las próximas veces que el UTC juegue en Cajamarca, todos podremos disfrutar de un futbol que hace casi 20 años no veíamos en Cajamarca. Hoy más allá de tintes políticos y diferencias ideológicas todos los cajamarquinos por igual disfrutamos del ascenso del equipo de Cajamarca a una nueva era, esa debe ser la nueva era en la que debemos pensar, positivamente y no en que el sábado se acabará el mundo, es un absurdo.

El mundo se acaba o empieza cuando nosotros lo creemos y queremos y esta vez para los cajamarquinos empezamos una nueva historia, una en la que el UTC es el dueño del balón.   

viernes, diciembre 14, 2012

“Fe de ratas”



El Ejecutivo publicó ayer la fe de errata del Decreto Legislativo 1150, referido al régimen disciplinario de la Policía Nacional del Perú, en el que se hacen correcciones en la definición de algunas infracciones contra la imagen institucional.

De esta manera, en la infracción del código MG55, cuya sanción es pase a la situación de retiro, el decreto dice: “Tener relaciones sexuales con personas del mismo género, que causen escándalo o menoscaben la imagen institucional.”

Debe decir: “Tener relaciones sexuales que causen escándalo y menoscaben la imagen institucional”, de acuerdo con la fe de erratas.

Asimismo, la infracción del código G72 referido al maltrato físico o psicológico a los padres, cónyuge, excónyuge, conviviente, exconviviente, hijos o personas a su cargo, la sanción dice: “De 6 a 10 días de sanción de rigor”, y debe decir: “De 11 a 15 días de sanción de rigor”.

También se precisa que contra una resolución de sanción, en la etapa de decisión, el infractor puede interponer recurso de apelación ante el Tribunal de Disciplina Policial, cuando en realidad debe hacerlo ante la Inspectoría Regional que emitió el acto impugnado.

En este caso se mantiene el plazo de cinco días hábiles contados a partir del día siguiente de la notificación. Esta fe de errata fue publicada ayer en el Diario Oficial El Peruano, junto a otra que hace una modificación no sustantiva sobre el régimen de pensiones del personal militar y policial.

La enmienda ha sido inmediata y el tema discriminatorio por lo tanto corregido, la velada homofobia que el decreto encerraba fue puesta al descubierto y hasta la ministra de la mujer se pronunció en contra de la propuesta. Queda claro que más allá de la propuesta que alguna vez hizo el candidato Ollanta Humala de matar a los homosexuales si llegaba a ser presidente, se ha tratado de un lapsus que no ha pasado a mayores.

Muchos policías ahora podrán dormir tranquilos. Sin embargo es preciso incidir en el respeto a las instituciones, sea cual fuera su ejercicio, más allá de las opciones de vida que cualquiera tenga.

Si hay algo que cuestionar con drasticidad en las instituciones castrenses son los actos de corrupción, los excesos y abusos que suelen cometer los gendarmes con los civiles. Los hechos de excesos que se han registrado en lo que va del año han sido escandalosos.

Más allá de las aspiraciones rosas que cualquier elemento policial pueda tener, el Estado haría bien en reforzar la formación moral de quienes tienen como misión proteger al ciudadano y brindarle seguridad y muchas veces acaban mimetizados en el hampa, usando sus días de franco para cometer actos delictivos o delinquir desde las instituciones policiales cometiendo latrocinios ilustres que casi siempre quedan impunes.

jueves, diciembre 13, 2012

¿Perdonando el pecado pero no el escándalo?



La noticia del día ha sido la publicación del Decreto Legislativo 1150 en las Normas Legales del Diario El Peruano, donde se califica de muy grave a las relaciones homosexuales en la policía y la sanción es el pase al retiro. En realidad el decreto no solo es polémico, sino que además es en extremo ridículo, si bien a una institución castrense se la suele vincular con la disciplina, no necesariamente todos los homosexuales son escandalosos. Ahora bien, el término “escandaloso” al que alude el decreto ¿se refiere a que si las relaciones son clandestinas no hay problema? –Cosa que no resulta descabellada porque entra a tallar el derecho a la intimidad-

En una sociedad que busca cada vez ser más igualitaria, la medida ha resultado inconveniente y hasta aberrante. Primero porque es una ambigüedad colosal el tema de las “relaciones homosexuales escandalosas dentro de la policía” o sea ¿las relaciones heterosexuales y escandalosas tendrán la aprobación institucional? ¿No tendrán sanción?

El controversial Decreto Legislativo 1150 dice textualmente “Tener relaciones sexuales con personas del mismo género, que causen escándalo o menoscaben la imagen constitucional” tiene como sanción el “pase a la situación de retiro”. Esta falta se encuentra en el anexo III, de Infracciones y Sanciones Muy Graves.

En cambio,  el reglamento detalla en otro punto que “mantener relaciones extramatrimoniales entre personal de la PNP, que generen escándalo y menoscaben la imagen institucional” solo tienen de 11 a 15 días de suspensión.

Definitivamente nos encontramos ante una falla garrafal de quienes elaboraron el perfil de las faltas y sanciones de los miembros de las fuerzas policiales. Lo expresado por el presidente Ollanta, suena lógico, no puede chocar frontalmente contra un sector amplio, importante y rosado de la sociedad, por eso ha dicho que el apuesta “por el respeto a las instituciones”, lo que resulta muy correcto, sin embargo no ha dado mayores especificaciones.

Todos los gremios de Derechos Humanos han salido de inmediato a hacer público su rechazo por tan singular medida y con certeza se harán las modificaciones pertinentes. Toda práctica escandalosa dentro de cualquier institución debe ser sancionada. La homosexualidad está enquistada en todas partes, en el futbol, en la iglesia, en la política… en todas las esferas de la sociedad y en todos los niveles.

El principio de igualdad se ha violado y se pretende discriminar ¿cuál es el límite del escándalo, dónde empieza y dónde termina? No se trata de avalar o de atacar a la homosexualidad, pero sí de deslindar con la no discriminación de la persona por cualquiera que sea su raza, sexo u opción y parece que una vez el Estado ha cometido un error que tendrá que corregir ante la polémica causada no solo en el ámbito nacional sino en los organismos internacionales que ya han repudiado la norma.

Bien podríamos remitirnos en este caso al viejo adagio y preguntar ¿Es que se busca perdonar el pecado pero no el escándalo?

miércoles, diciembre 12, 2012

¿Se acabará el mundo el 21 de diciembre?



En todos los tiempos de la historia se predijo un fin del mundo cercano, y los hombres y mujeres vivieron siempre preocupados por esas historias fantásticas que hablan de un final cercano, del día en que el sol se apague o que los cielos se llenen de ángeles con sus trompetas y que llegue el Juicio Final como un elixir a tantos problemas que tiene la vida.

Se ha buscado a lo largo del tiempo de sembrar un miedo terrible en las distintas generaciones en todas las épocas. Y se habla de profecías que están a punto de cumplirse y que sucederán cosas terribles que a medio mundo le causan horribles pesadillas. Cuando éramos niños los adultos irresponsables o quizás fantasiosos – que es una dulce forma de ser irresponsable- nos decían que el mundo terminaría el año dos mil. Pero llegó el dos mil y nada pasó.

Hoy la historia se repite con gente cada vez más demente, que cree lo que piensa y lo explica y lo grita a los cuatro vientos. Dicen que el mundo se va a acabar mientras se mira las caras de pavor que ponen las multitudes y se habla de grandes calamidades por venir y que se está cumpliendo el tiempo.
El mundo no se va a acabar con un soplo. El mundo, como los seres humanos, empezó a acabarse cuando los hombres que lo habitamos dejamos de comprender que no le pertenece a una sola generación, sino que es pertenencia de  todas las que vendrán después.

Pensamos egoístamente que no le debemos nada a nadie y que podemos morir en paz cuando llegamos a ser viejos, y hemos llevado una vida sosegada con las metas medianamente cumplidas o cumplidas en su totalidad, pero olvidamos que todo lo que le quitamos al mundo es una deuda impagable, un árbol cortado, las plantas que no sembramos, las veces que ensuciamos el agua y que actuamos irresponsablemente con la naturaleza.

El mundo se está acabando todos los días, cuando abrimos el caño y no hay agua, cuando el agua en las mañanas huele feo o cuando aparece lechosa por el cloro en exceso. El mundo se está acabando mientras las fábricas producen miles de motosierras cada día para cortar millones de árboles que daban vida. El mundo se está acabando diariamente mientras las fábricas echan humo día y noche fundiendo plomo para hacer balas y matar a los hombres. El mundo se está acabando mientras los barcos balleneros matan miles de ballenas en nombre de la pesca industrial. El mundo empezó a acabarse hace mucho mientras los hombres abren los cerros en busca de un metal que llamamos precioso y que por más precioso que sea no se puede comer ni beber…

Mientras sigamos pensando que el mundo se va a acabar el 21 de diciembre estaremos errando, porque va a allegar el 21 de diciembre y el 22 y el 23 y se sucederán los años uno tras otro y seguiremos sin tomar conciencia de que el mundo está muriendo cada día, mientras los casquetes polares se derriten y el oso polar pierde territorio para siempre, mientras el mar se contamina con las deyecciones de miles de millones de personas en todo el mundo.

Hemos olvidado que la vida no es descartable y todo lo que usamos es descartable, botellas, bolsas, plásticos de todo tipo en la jalca más fría o en la playa más blanca.

Mientras sigamos pensando que el mundo se va a terminar el 21 de diciembre seguiremos ignorando la verdadera esencia de la vida, y seguiremos repitiendo los errores de siempre, mientras el mundo agoniza. El mundo se está acabando cada día y tenemos que decírselo a nuestros hijos para que todo cambie un día.

¿Cómo hacer un nacimiento sin depredar la naturaleza?





Estamos a dos semanas de Navidad, muchos hogares empiezan a hacer sus nacimientos, otros ya lo hicieron, sin embargo es preciso tener en cuenta que en esta Navidad no sean utilizados musgos, líquenes y pinos en las decoraciones del pesebre, ya que al hacerlo se amenazan ecosistemas tan importantes como los páramos.
En el jirón la mar se ven decenas de vendedores de musgo, líquenes, pinos o las denominadas champas, achupallas, lo que pone en serio riesgo el ecosistema. Muchos de ellos tardaron años en crecer.


La destrucción de los bosques, matorrales, páramos y bosques, condenan a los musgos a una desaparición progresiva. Los musgos, las hepáticas y los líquenes han tenido un uso tradicional para la elaboración de pesebres o nacimientos en la temporada de Navidad, respetemos la naturaleza y no extraigamos ningún elemento de ella, ya que eso nos permite su conservación.

El belén, también llamado nacimiento, pesebre, portal o pasitos en los diferentes países y regiones del mundo, es la representación plástica de escenas de la Natividad de Jesucristo, que se suele exponer durante la Navidad en hogares, iglesias y muchos centros públicos, como escuelas, oficinas, centros comerciales, etc.

La construcción y exhibición de nacimientos forma parte de la celebración navideña en muchas partes del mundo, especialmente en la tradición católica.

LA TRADICIÓN DE LOS PESEBRES

En los países de Latinoamérica se realizan los pesebres como tradición navideña, se reza y se cantan los villancicos alrededor del nacimiento y en compañía de toda la familia. En muchos países las familias lo realizan el pesebre.

FORMAS TAMAÑOS Y COLORES

Por ejemplo en nuestro país,  podemos encontrar pesebres con diferentes formas, tamaños y decoraciones. Tenemos entonces: un tipo de pesebre muy tradicional: la Virgen, San José, el Buey y la mula, y en el medio al niño Jesús, en una choza en la que se coloca una estrella en la mitad para simular la estrella de Belén.
Otros pesebres donde destacan los colores tierra en alusión al desierto. Decorados con plantas naturales, sin embargo, recuerda no arrancar arbolitos. El musgo se puede reemplazar por papel verde o sintético.
Otro tipo de pesebre es de gran costumbre, poner casas campesinas coloniales y animales propios de la granja, como las gallinas, patos, el burro, la vaca o el buey. Algunos ponen, tiendas, fruterías, iglesias, carros, mulas cargadas de café, campesinos, aviones, entre otros. Otra parte de la decoración es la iluminación. Las lucecitas de Navidad se colocan en torno al área del pesebre o en el contorno de la casita que sirve de refugio a la Virgen, al Niño y a San José.

EL PESEBRE CAJAMARQUINO

Podemos también visualizar pesebres de tipo artístico, donde la imaginación y la creatividad de quien lo hace juegan un papel importante, o los autóctonos en donde se representa a José y María con trajes de campesinos cajamarquinos. Entre los artísticos vemos pesebres hechos en plastilina, cuero, madera, vidrio, barro, pintura, tela, metal, piedras y porcelana. No hay que olvidar que el niño Jesús no se coloca en el pesebre sino el 24 de diciembre a media noche o el 25 en la mañana. Según la tradición, es cuando ya ha nacido.
Lo importante es que el pesebre se hace en compañía de la familia, ya que es una magnífica oportunidad para compartir con sus seres queridos en estas fiestas navideñas.

NO DECORE SUS PESEBRES Y ÁRBOLES DE NAVIDAD CON MUSGO

Las calles cajamarquinas ya empezaron a vestirse de verde y rojo y de cientos de luces, preparándose así para celebrar la navidad.

Frenemos el crimen ambiental, de utilizan adornos decorados con musgo y especies de flora silvestre extraídos de los cerros y ecosistemas altoandinos.
“No le arranques la piel a la tierra, deja el musgo en su lugar”
Sensibilicemos a los comerciantes y a la ciudadanía sobre la importancia de preservar estas especies.

¿CÓMO SUSTITUIR EL MUSGO?

Una idea que algunos usan para sustituir el musgo es el aserrín, proveniente de empresas que trabajan habitualmente con madera, lo que lo hace fácil de conseguir sin afectar el medio ambiente, puedes proponerlo como una nueva opción para un nacimiento más ecológico
·       El papel encerado, usado normalmente para cocinar en el horno, es otra opción interesante, solo debes pintarlo de verde con alguna pintura usada para trabajos escolares, es una buena oportunidad para divertirte con tus hijos y probar sus dotes artísticas
·       Una opción que nunca falta es el algodón, también pintado de verde, es uno de los materiales más comunes en los eco-belén, y una idea económica y sencilla
·       La estopa, nuevamente pintada, es otra gran alternativa para usar como sustituto del musgo en nuestro pesebre, la ventaja sobre un material como el algodón es su textura y apariencia, que luce más deshilachada y manejable
·       El papel kraft, resulta otra gran alternativa para sustituir el musgo del pesebre, y aunque también debe ser pintado de verde su principal ventaja es que el restante puede usarse para envolver los regalos esta navidad y así promover unas fiestas más conscientes con el medio ambiente.

martes, diciembre 11, 2012

Crímenes y violaciones en la esquina del movimiento



Un hecho deplorable se volvió a cometer en una zona que se ha vuelto más peligrosa cada día debido a la gran cantidad de bares, cantinas y discotecas que se han instalado en las intersecciones de los jirones José Gálvez y la cuadra uno y dos del jirón Amalia Puga.

A la reciente vejación a una joven que trabajaba de mesera en el lugar conocido como “La Choza” se suma la muerte ocurrida el año pasado en el “Mr. Chop”, lugares que han seguido y seguirán funcionando bajo la complicidad municipal, y esto hay que decirlo con claridad porque las quejas de los vecinos son continuas y pese a los hechos sangrientos y violentos que se registran cada noche, la municipalidad no ha hecho nada por evitarlo.

Y decimos que existe complicidad porque existe una cámara de video vigilancia en la zona que registra todos los hechos que suceden en las afueras de los mencionados locales que son un promedio de 7 y en donde se expenden bebidas alcohólicas a menores de edad. No hay una mañana en que las veredas de la zona no amanezcan ensangrentadas, el lugar ha sido tomado por los bares y cantinas - que aunque se enojen sus propietarios no dejan de ser antros en donde se expenden bebidas alcohólicas y generan un ruido insoportable toda la noche además de que sus ocasionales clientes salen a la vía pública a protagonizar escándalos superlativos- sin contar las sesiones amatorias que se registran  avista y paciencia de los vehículos que por las madrugadas transitan por la intersección de los jirones Juan Villanueva y Amalia Puga.

Mientras la municipalidad no tome el toro por las astas y erradique esa lacra del lugar, los señores del Serenazgo seguirán en su abnegada labor de atender emergencias en esa esquina tan tormentosa como es la intersección de José Gálvez y Amalia Puga – donde por cierto, hace falta un semáforo, ya que no hay un día en que no se produzca un accidente de tránsito y registro de ello existe gracias a la cámara de vídeovigilancia municipal instalada en el lugar-

Habría que preguntarse ¿por qué la Municipalidad Provincial de Cajamarca es tan permisiva con estos lugares en los que se producen grescas permanentemente, se oyen balazos y se dispara en la calle, se cometen crímenes y violaciones? Debe haber un trasfondo. Son miles de soles los que se mueven diariamente en esos bares, miles de soles que probablemente no pagan impuestos como es debido pero que sin embargo parecen financiar la parsimonia con que se juzga un tema que se hace cada vez más preocupante y en donde los más afectados son los vecinos.

La inseguridad ciudadana no solo la genera la delincuencia, también la genera la indiferencia con la que actúan las autoridades, también la avala la apatía de los malos funcionarios que se hacen de la “vista gorda” – es una palabra que hay que repetirla tantas veces porque se repite en todos los ámbitos y va de la mano con la corrupción- Mientras no se acabe con la enfermedad habrá que seguir tomando medicamentos y gastando inútilmente. La Seguridad Ciudadana no solo se trata de aliviar actos delincuenciales, sino de exterminarlos de raíz.

Hoy la Municipalidad Provincial de Cajamarca tiene una oportunidad para resarcir la indiferencia que ahoga a la juventud cajamarquina y que pone en peligro a un vecindario que pide paz y calma y que como cualquier vecindario del mundo no quiere vivir tribulaciones durante las noches.

lunes, diciembre 10, 2012

La compañera espiritual de Alberto Fujimori




Un nuevo escándalo se ha destacado al reportarse las visitas casi clandestinas y reiteradas de la hasta ahora desconocida legisladora María del Pilar Cordero Jon Tay, la misma que  registra más de 10 entradas a la Diroes en menos de un mes. Una de ellas se prolongó por más de 12 horas. Definitivamente son beneficios que solo el exdictador puede tener y que ha puesto en evidencia nuevamente que vive en una cárcel dorada.

Pese a que sus escuderos de inmediato han salido a dar explicaciones y buscan desacreditar la información y avalar la tesis de la ayuda espiritual, resulta sencillamente ridícula la argumentación de que el buen Alberto Kenya Fujimori recibe ayuda espiritual de la susodicha con el argumento de que se trata de una persona extremadamente religiosa, tan religiosa es que hasta apellida Cordero.

Los fujimoristas han defendido la dignidad de la dama de la noche –sus ingresos son generalmente nocturnos y uno no registra salida- una dignidad que la dama no ha podido defender dadas las evidencias de lo sucedido en varias jornadas. Si bien un congresista puede ingresar a cualquier hora a un penal del país, resulta extraño que esta agraciada congresista lo haga de noche y en una camioneta con lunas polarizadas y por la puerta posterior de Diroes.

Al margen de la vida marital que el reo Alberto Fujimori pueda llevar y de cómo se las ingenie para consumar sus asuntos personales, lo penoso es descubrir una vez más que su prisión es una cárcel dorada en donde se violan las normas sistemáticamente y en reiteradas veces con la cómplice anuencia de los mismos parlamentarios.

La tesis de la ayuda espiritual o el apoyo religioso resulta hasta obscena, mientras las cárceles peruanas albergan a miles de presos con enfermedades terminales, el hombre que sometió al Perú en la más grave crisis de corrupción en toda la historia y que se birló más de 6 mil millones de dólares del Estado  -amén de sus crímenes de lesa humanidad- es todo un Casanova bajo el amparo de la noche y la complicidad de sus guardias y de sus congresistas, a los que tiene a su servicio a tiempo completo y al parecer, en todos los aspectos.

Mientras los fujimoristas aguardan la tramitación de indulto de su líder, este sigue haciendo de las suyas en su celda, probablemente esperanzado en la hipersensibilidad colectiva propia de las fiestas navideñas y de fin de año.

Las diferencias siempre indignan, las diferencias que se hacen con unos y que no se aplican con otros. Cuando se miente al pueblo y se viola la ley, cuando las leyes solo deben cumplirlas algunos mientras que quienes deberían hacerlas cumplir se hacen de la “vista gorda”.

Por lo pronto la congresista María del Pilar Cordero Jon Tay debe ensayar alguna defensa que sea medianamente creíble, probablemente esgrimirá lo del soporte espiritual como ya lo hicieron los de su bancada, quizás invente algo nuevo y más creíble, total… con las historias de la cárcel de la Diroes y la dorada celda de Fujimori, cualquier cosa puede suceder… ya fue invernadero de cultivo de rosas, taller de poéticas pinturas… bien podría ser un centro de congojo religioso, total… los peruanos siempre nos creemos todo.

domingo, diciembre 09, 2012

¿Son los Derechos Humanos, lo que alguna vez dijo Cipriani que eran?



Hoy es el Día de Derechos Humanos. Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

El principio de la universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos. Este principio, tal como se destacara inicialmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ha reiterado en numerosos convenios, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos. En la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, por ejemplo, se dispuso que todos los Estados tenían el deber, independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Todos los Estados han ratificado al menos uno, y el 80 por ciento de ellos cuatro o más, de los principales tratados de derechos humanos, reflejando así el consentimiento de los Estados para establecer obligaciones jurídicas que se comprometen a cumplir, y confiriéndole al concepto de la universalidad una expresión concreta. Algunas normas fundamentales de derechos humanos gozan de protección universal en virtud del derecho internacional consuetudinario a través de todas las fronteras y civilizaciones.

Los derechos humanos son inalienables. No deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales. Por ejemplo, se puede restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.
Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás. 

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”. Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos. La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos. En el plano individual, así como debemos hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás… Y pensar que alguna vez el satánico Cardenal Cipriani dijo “Los derechos Humanos son una cojudez”

viernes, diciembre 07, 2012

¿Si no es sicariato, entonces qué es?



Negar la presencia de sicarios en Cajamarca es insensato, Cajamarca se ha convertido en una ciudad violenta en donde la cifra de crímenes se incrementa sin miramientos y en donde las estrategias para frenar a este problema son cada vez más, pero sin efectos inmediatos a cabalidad o como los ciudadanos de Cajamarca esperábamos.

Decir que en Cajamarca no hay sicarios, porque los que operan en Cajamarca son de otras partes es descabellado, bajo ese punto de vista en Cajamarca no hay carros, porque los miles que circulan por la ciudad no se fabrican aquí sino que se importan de otras ciudades o de otros países.

Cuando se produce una muerte sin robo, una muerte solamente en la que uno o más individuos asesinan a una o más personas y luego fugan sin otra acción, entonces se habla de un sicariato, una muerte en cuyo entorno no se evidencia otro acto delictivo como puede ser el robo. De esos casos ya han sucedido 8 muertes hasta la actualidad en Cajamarca, entonces ¿si eso no es sicariato, qué es?

Las cámaras de videovigilancia que instaló la municipalidad de Cajamarca hace unos meses han dado resultados positivos, sin embargo hace falta una mayor labor conjunta en la que todos los actores sociales participen. Todos somos un eslabón en esta cadena de seguridad que se debe reforzar con el accionar grupal de todos los miembros de la sociedad.

Hasta hace un par de décadas Cajamarca era una ciudad con la quinta parte de los habitantes que ahora cuenta, hoy, al multiplicarse su población se multiplicaron sus problemas y uno de ellos y sin duda el más violento y más preocupante –por el incremento- es el sicariato como parte de una estrategia delictiva para resolver los problemas –lo que la policía denomina un ajuste de cuentas-

Resulta irrelevante si Cajamarca importa sicarios, lo cierto es que ellos están mimetizados entre nosotros y que actúan cada vez con menos temor –el último crimen se produjo a la luz del día en un centro de distribución de productos hidrobiológicos, a vista y paciencia de muchas personas- De ahí que urge una estrategia que permita identificar, capturar y encarcelar a ese grupo de asesinos que andan por la ciudad causando zozobra y temor entre una población que se siente desprotegida.

El sicariato es una modalidad que se ha instalado peligrosamente en nuestro país, hace tiempo lo hizo en Lima, posteriormente y con mucha violencia está en la ciudad de Trujillo; hoy lamentablemente lo tenemos en Cajamarca con los resultados conocidos por todos.

Negar lo evidente es un mal comienzo, por eso es bueno saber que la policía ha capturado a uno de estos sicarios que ya fue reconocido por la esposa de la última víctima de hace solo unos días. Es mejor tomar el toro por las astas, despercudirnos de nuestras desuniones y actuar en conjunto. La seguridad ciudadana no solo es competencia de la PNP, Serenazgo o rondas, depende también de cada uno de nosotros. Cuando ocurre una tragedia como las sucedidas recientemente todos somos de algún modo culpables, por nuestra indiferencia y nuestro ensimismamiento.

La alegría de la captura de uno de estos miserables debe alegrarnos a todos y que se empiece a desenvolver la madeja, por el bien de Cajamarca, de esta ciudad y su gente, por el bien de nuestros hijos y nuestros padres y de cada uno de nosotros que busca transitar libremente por una ciudad pacífica como lo era antes de que estas sombras de sangre oscurezcan sus apacibles calles.

jueves, diciembre 06, 2012

“Cuando algo es breve es dos veces bueno”



Jorge Pereyra Terrones presenta esta noche su más reciente publicación titulada “Cuentos Pichos Cajachos”, el mismo que ha sido prologado por el escritor celendino Jorge Díaz Herrera.


Dentro de su carrera literaria ¿Qué significa para usted Cuentos Pichos Cajachos?

Significa un desafío enorme, creo que es más fácil escribir una historia acudiendo al auxilio de innumerables palabras, pero cuando se decide condensar una historia en lo que los lingüistas llaman en su exageración el grado cero de la escritura. Donde se le quita todos los artificios, todos los añadidos, entonces se llega al esqueleto del relato. Cuando algo es breve es dos veces bueno, creo que en la brevedad está la esencia de la comunicación inmediata entre el escritor y el lector.

¿El significado de picho está conceptualizado como la cortedad?

Muchas veces cuando se usan una gran cantidad de palabras se pierde esa intimidad entre el lector y el escritor, entonces Cuentos Pichos Cajachos son cuentos pequeños, picho significa pequeño es una palabra quechua o pichuzo también, así se le dice a una persona de menor estatura. Cajachos es el diminutivo del gentilicio del cajamarquino. Son cuentos hechos con mucho amor, pensando siempre en nuestra tierra, en sus personajes, en historias que de alguna manera han sucedido o van a  suceder en Cajamarca, porque las historias no solo se escriben cuando suceden, sino que uno puede escribir historias que están por venir.

Siempre nos enseñaron que el cuento más breve del mundo era el de Monterroso, el del dinosaurio: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí. Sin embargo tiene usted uno que es más breve”.

Yo conocí a Monterroso en México, hemos participado en diferentes tertulias, yo conocí a su esposa y fui invitado varias veces a su casa a cenar, a tomar café, en fin, a hablar de literatura, él era un hombre mayor que yo, naturalmente, pero con un conocimiento enciclopédico de la literatura, del cual yo aprendí mucho. Él también tenía una gran fascinación por la literatura peruana, de manera que yo me sentía como pez en el agua cuando estaba con él. De tal manera que es una especie de homenaje, incluyo dos cuentos que son todavía más pequeños que el cuento del dinosaurio.

¿Es un homenaje a Augusto Monterroso?

Es un homenaje a él, pero también los escritores tenemos que superarnos a nosotros mismos. Nosotros siempre tomamos como base a los que vinieron antes y los que vengan después nos van a tomar a nosotros como base, como pedestal para encumbrarse más adelante. Y así va a seguir la historia, llegará el día en que tengamos un cuento de una o dos palabras. Entonces ese es el trabajo de los escritores, superarse a sí mismos.

¿Qué tan complejo resulta elaborar un cuento corto con respecto a uno  largo?

Tú como escritor sabes, y seguramente otros escritores que están leyendo esta entrevista, podrán dar testimonio de que para escribir siempre lo hacemos con la mayor cantidad de palabras y al mismo tiempo queremos volvernos demasiado ampulosos en el uso de palabras muy difíciles para impactar, creo que esa es la fase inicial de un escritor. Y ganamos en oscuridad más que en claridad por utilizar palabras excesivas que no vienen al caso. Creo más bien que el papel del escritor maduro es desembarazarse de estas palabras adicionales que no contribuyen a mejorar el texto, es preferible quitar aquello que es accesorio, que no es importante, aquello que le quita brillo al cuento.

¿Quiénes están financiando esta publicación?

Sale a luz gracias al generoso mecenazgo de la Universidad privada Antonio Guillermo Urrelo y de manera especial del presidente de su directorio, Manuel Becerra Vílchez, quien pese a tener diferencias ideológicas ambientales y mineras muy marcadas, sin embargo cultivamos una gran amistad, lo que demuestra que dos cajamarquinos en dos trincheras opuestas puedan colaborar en diferentes aspectos que tienen que ver con la cultura con la búsqueda de la identidada cajamarquina… entonces yo quiero saludar el apoyo del Fondo Editorial de la Universidad privada Antonio Guillermo Urrelo en el alumbramiento de este libro.

Hay mucho de identidad en el ibro

Creo que todos los escritores cajamarquinos y no solamente los escritores sino también los creadores y  todos los artistas, tienen la enorme obligación de contribuir a robustecer la identidad cajamarquina, muy venida a menos en estos tiempos que nos ha tocado vivir, es necesario que a través de nuestros trabajos alumbremos el camino por el que están transitando o van a transitar las nuevas generaciones. No se ama lo que no se conoce y si no se conoce lo que es Cajamarca, entonces estas nuevas generaciones no van a amar a Cajamarca con el amor con que nosotros, los  de esta generación y anteriores generaciones hemos amado a esta hermosa tierra. Más aun si vemos que nuestra ciudad ha sido poblada por gente de otras comarcas y por lo tanto se ha perdido el prototipo del cajamarquino.

¿Dónde y cuándo se presenta el libro?

Se presenta hoy viernes a las 7:30 de la noche en el Camposanto del Complejo Monumental de Belén. El prólogo es del connotado escritor, cajamarquino, peruano y universal como es Jorge Díaz Herrera. Él me ha dicho que hará todo lo posible para estar presente, pero tiene muchos compromisos ineludibles. Estoy invitando a todos mis amigos y enemigos a que vayan a la presentación de mi libro. No todos los días se presentan libros, ojala se presentarán libros como se hace pan, el día que los libros cuesten lo mismo que cuesta un pan, ese día podremos decir que Cajamarca es la ciudad más culta.

DATOS:

“Cuentos Pichos Cajachos” se presenta hoy viernes a las 7:30 de la noche en el Camposanto del Complejo Monumental de Belén.
El libro se encuentra a la venta en las librerías Alex y El Capillo de la Plaza de Armas.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú