Síguenos en FACEBOOK

martes, diciembre 11, 2012

Crímenes y violaciones en la esquina del movimiento



Un hecho deplorable se volvió a cometer en una zona que se ha vuelto más peligrosa cada día debido a la gran cantidad de bares, cantinas y discotecas que se han instalado en las intersecciones de los jirones José Gálvez y la cuadra uno y dos del jirón Amalia Puga.

A la reciente vejación a una joven que trabajaba de mesera en el lugar conocido como “La Choza” se suma la muerte ocurrida el año pasado en el “Mr. Chop”, lugares que han seguido y seguirán funcionando bajo la complicidad municipal, y esto hay que decirlo con claridad porque las quejas de los vecinos son continuas y pese a los hechos sangrientos y violentos que se registran cada noche, la municipalidad no ha hecho nada por evitarlo.

Y decimos que existe complicidad porque existe una cámara de video vigilancia en la zona que registra todos los hechos que suceden en las afueras de los mencionados locales que son un promedio de 7 y en donde se expenden bebidas alcohólicas a menores de edad. No hay una mañana en que las veredas de la zona no amanezcan ensangrentadas, el lugar ha sido tomado por los bares y cantinas - que aunque se enojen sus propietarios no dejan de ser antros en donde se expenden bebidas alcohólicas y generan un ruido insoportable toda la noche además de que sus ocasionales clientes salen a la vía pública a protagonizar escándalos superlativos- sin contar las sesiones amatorias que se registran  avista y paciencia de los vehículos que por las madrugadas transitan por la intersección de los jirones Juan Villanueva y Amalia Puga.

Mientras la municipalidad no tome el toro por las astas y erradique esa lacra del lugar, los señores del Serenazgo seguirán en su abnegada labor de atender emergencias en esa esquina tan tormentosa como es la intersección de José Gálvez y Amalia Puga – donde por cierto, hace falta un semáforo, ya que no hay un día en que no se produzca un accidente de tránsito y registro de ello existe gracias a la cámara de vídeovigilancia municipal instalada en el lugar-

Habría que preguntarse ¿por qué la Municipalidad Provincial de Cajamarca es tan permisiva con estos lugares en los que se producen grescas permanentemente, se oyen balazos y se dispara en la calle, se cometen crímenes y violaciones? Debe haber un trasfondo. Son miles de soles los que se mueven diariamente en esos bares, miles de soles que probablemente no pagan impuestos como es debido pero que sin embargo parecen financiar la parsimonia con que se juzga un tema que se hace cada vez más preocupante y en donde los más afectados son los vecinos.

La inseguridad ciudadana no solo la genera la delincuencia, también la genera la indiferencia con la que actúan las autoridades, también la avala la apatía de los malos funcionarios que se hacen de la “vista gorda” – es una palabra que hay que repetirla tantas veces porque se repite en todos los ámbitos y va de la mano con la corrupción- Mientras no se acabe con la enfermedad habrá que seguir tomando medicamentos y gastando inútilmente. La Seguridad Ciudadana no solo se trata de aliviar actos delincuenciales, sino de exterminarlos de raíz.

Hoy la Municipalidad Provincial de Cajamarca tiene una oportunidad para resarcir la indiferencia que ahoga a la juventud cajamarquina y que pone en peligro a un vecindario que pide paz y calma y que como cualquier vecindario del mundo no quiere vivir tribulaciones durante las noches.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú