Síguenos en FACEBOOK

miércoles, febrero 28, 2007

Soñarte siempre fue una pesadilla




Anoche te he soñado después de mucho tiempo, de meses de nos saber nada de ti y de no querer saberlo ni buscarte, apareciste en mi sueño irremediablemente, estabas igual que siempre, tu cuerpo menudo y delgado, tus largos cabellos, tu rostro inundado de pecas, esas que antes me parecían hermosas, y he recordado pasajes oscuros de nuestros últimos días en nuestra casa en un segundo piso.

No es que quiera lastimarte, pero el sueño no era un sueño era una pesadilla y no sé bien el motivo de mi espanto en realidad, pero estabas vestida de negro junto a tu hermana Margarita, la mayor, la que tanto me quería y la que me pedía a hurtadillas que le ajuste la espalda cuando sus vértebras habían tomado caminos ajenos.

Sé que soñarte no es un buen augurio, soñarte me ha traído mala suerte, desde que nos separamos, te he soñado cuatro veces incluyendo esta última noche. La primera fue la noche anterior al día que me estrellé en un taxi y me rompí el tabique, estuve varios días con un dolor horrendo y con moretones en la cara, además de no poder respirar. La segunda noche que te soñé fue antes de que me entreguen el libro que iba a publicar, cuando me lo entregaron tenía mi nombre cambiado… José Alberto Padilla decía, tuve ganas de llorar al ver que todos los libros habían sido impresos con el nombre equivocado. La tercera vez fue antes de que te llevaras para siempre a nuestro hijo y desaparecieras en los suburbios de mi madrugada.

Por eso anoche cuando te soñé, mi sueño tenía un sabor a pesadilla, al despertar sabía que algo malo me esperaba, por eso mi sueño se perdió en un grito y desperté, sudoroso y huyendo, huyendo de tu recuerdo.

Pero ya tu energía se había apoderado de mi destino y algo había tramado, siempre fuiste el gato negro a mitad del camino, el espejo roto, la escalera en diagonal sostenida a una pared, la sal en mi mañana, siempre desde que te fuiste el soñarte ha sido una pesadilla y esta mañana no iba a ser la excepción.

Por eso he tomado un taxi y me he puesto el cinturón de seguridad para evitar algún percance y al llegar he mirado a todos lados antes de bajar para evitar que tu mirada nocturna se haga realidad. Pero nada ha pasado y ya la mañana está avanzada, hasta que me entregan el diario y leo que una sección donde se critican a los políticos y holgazanes del gobierno, está firmada con mi nombre y acompañada de mi foto, una columna que va a traerme problemas empiezo a sospechar luego de leerla con detenimiento y calma.

Me da risa saber que la columna más letal del diario en el que escribo ha salido con mi nombre y con mi foto, las personas afectadas deben estar indispuestas conmigo, deben pensar que soy una mala persona, que he querido hacerles daño, pero no puedo evitar el dejar de reírme.

Un error que a muchos puede hacerles pensar en volver a demandarme, en intentar sacarme dinero inútilmente, porque no lo tengo y porque un error pueril no puede hacerme un perseguido. Empiezo a creer que por fin me he librado de tus malos sueños. De repente suena el teléfono y una voz extraña me insulta por haberlo mencionado en esa columna, por haberme reído de su trabajo, cree que he sido yo. Yo sé que soy inocente, pero la voz me sigue gritando, habla de mi madre y de mis días contados, me amenaza con dejar mis huesos rotos, triturados… Entonces, sólo entonces, empiezo a creer que nunca voy a poder librarme de esa mala suerte que es el soñarte. Soñarte es ahora, la peor de mis pesadillas.

Julio Ramón Ribeyro: Producción completa




Nació en Barranco en 1929. Mostró su afición por las letras desde niño, sin embargo su familia, quienes pertenecían a la floreciente clase media consideraba que el oficio de escritor era denigrante.
Ello lo indujo a estudiar Derecho para calmar las opiniones de su familia, lo que le permitió involucrarse con un grupo de escritores peruanos y conocer a fondo el mundo de las letras, luego viajó a Europa para radicar en Francia, Paris y trabajó como periodista en France-Press.
Su afición al cigarrillo le ocasionó cáncer, enfermedad que le fue detectada en 1974, luego de varias cirugías y operaciones mayores murió en 1994 cuando había obtenido el premio “Juan Rulfo”
Ribeyro es sin lugar a dudas es el más notable cuentista de la literatura peruana, también escribió novela y teatro pero con menor éxito.
La vasta producción de Ribeyro no ha sido difundida en su totalidad, quedando muchos cuadernos aún pendientes de ser publicados, en ellos escribió décadas de sus vivencias en Francia donde trabara amistad con uno de sus más ilustres amigos de la vida: Alfredo Bryce Echenique.

Los gallinazos sin plumas (1955) Cuentos, Cuentos de circunstancias (1958) Cuentos, Crónica de San Gabriel (1960) Novela, Las botellas y los hombres (1964 )Cuentos, Tres historias sublevantes (1964) Cuentos, Los geniecillos dominicales (1965) Novela: Vida y pasión de Santiago el pajarero (1970) Teatro, Los cautivos (1972) Cuentos, El próximo mes me nivelo (1972) cuentos, La palabra del mudo I (1973) Antología, Prosas apátridas (1975) Teatro, Cambio de guardia (1976) Novela, La caza sutil: Ensayos y artículos de crítica literaria (1976) Ensayo, La palabra del mudo: Volúmenes del II (1977) Antología, Silvio en El Rosedal (1977) Cuentos, Prosas apátridas aumentadas (1978), La palabra del mudo: Volúmenes del III (1980) Antología,
Atusparia (1981) Teatro, La juventud en la otra ribera (1982) Antología, Sólo para fumadores (1987)Cuentos, Dichos de Luder (1989), Relatos Santacrucinos (1992) Cuentos, La palabra del mudo IV (1992) Antología, La tentación del fracaso I (1992), La tentación del fracaso II (1993), Antología personal (1994),Cuentos completos (1994), La tentación del fracaso III (1995), Cartas a Juan Antonio I (1996),Cartas a Juan Antonio II (1998)

Carátula de “La Palabra del mudo” libro publicado en 1973
Carátula de “La Tentación del Fracaso” publicada en 1992
Carátula de “Crónica de San Gabriel” Traducida al inglés

Conferencia autobiográfica ofrecida por el poeta César Calvo en el Instituto Italiano de Cultura en 1974 (I Parte)


“Para comenzar de alguna manera y no por el comienzo, confesaré que mi primer intento de libro fue escrito por varios amigos allá por el año de 1958. Juan Gonzalo Rose, Javier Dávila Dourand, Germán Lequerica y César Calvo, entre otros, me regalaron esos derechos autorales con sus respectivos asientos en el pre-Parnaso. Lamentablemente, no pude gozar tan fraternos obsequios pues el poemario (incautamente titulado Carta para el Tiempo e inmerecidamente mencionado en el Primer Concurso Hispanoamericano de la Casa de las Américas), el poemario, digo, no llegó a publicarse jamás. Y no llegó a publicarse jamás debido, entre otras razones, a que uno de sus autores sucumbió a la espléndida iniciativa de quemar los originales. Debo decir que los quemé también en mi memoria. Hoy sólo recuerdo brumosos perfiles y no versos; una temperatura sedosa o arisca o fatua; un aliento de cortinas y de infancia, y acaso si los nombres de los personajes, de los queridos reinos que atravesaban sus páginas, que subieron por ellas y bajaron como por la escalera quebrantada del vecindario limeño que me aprendió a vivir.
Entre aquellos poemas incendiados habían también cantos que anhelaban ser políticos, - porque en ese entonces todos los visitantes, todos los habitantes de este mundo tenían diecinueve años dentro del corazón, dentro del mío; y ustedes, por ejemplo, eran altos y pálidos y hermosos en mi memoria o en mi desconocimiento; y yo me negaba a recién-salir de una adolescencia alborotada, prefería confundirla y confundirme con mis propias hambres de escribir y existir, y me era otoñal, me era gélido, me era muy difícil aceptar los distingos entre rebeldía y delincuencia, entre amor y cuerpo en llamas, entre palabra confiada y balbuceo altisonoro escrito (equívocos que, por lo demás, suelen seducirme hasta la fecha). Llevaba ya tres años en la Universidad de San Marcos y dos en el Frente Estudiantil Revolucionario- Más deseoso de agradar escribiendo arengas que de trabajar rastreando poemas, me gané el tiempo de puro perderlo: rondaba a las cachimbas melancólicas y recitaba en las aulas y en los mítines, esquivando las expresiones crítico-lacrimógenas de la Guardia de Asalto, cuando no, respondiendo con palos a los discutibles criterios estéticos de la matonería del Apra.
En 1960, paralelamente a mi furtiva participación en un frustrado grupo de guerrilla urbana que organizaron varios compañeros, varios amigos igualmente imantados por la heroica experiencia de Fidel Castro, escribí mi primer cuaderno que creo que verdadero: Poemas bajo tierra. Esos versos compartieron con los cánticos de El viaje de Javier Heraud, el primer premio en el concurso "El poeta joven del Perú", llevado a cabo por el incurable empeño del poeta Marco Antonio Corcuera. A fin de adelantar algunas excusas surrealistas de mi arte poético y mi vida, debo declarar que me fue más problemático cobrar el premio que escribir el libro premiado. El asunto fue así: con Mario Razzeto, también distinguido, como se dice, en aquel concurso, partí un atardecer rumbo a Trujillo, donde nos esperaba Javier para recibir los cheques correspondientes. Pues bien. No llegamos a tiempo a raíz de un lamentable error de la policía política de Prado, la cual -confundiendo a Mario Razzeto conmigo, y a mí con Mario Razzeto, ambos entonces con orden de captura- nos apresó a la altura del río Chillón (río de nombre muy apropiado) y nos devolvió amablemente a Lima, a uno de los sótanos de Radiopatrulla de la Guardia Civil, en La Victoria (barrio de nombre igualmente apropiado). Para recuperar nuestra libertad, y siguiendo los ordenamientos parasicológicos descubiertos por Dadá ha mucho tiempo, Mario Razzeto y yo no tuvimos más remedio que falsear y/o intercambiar nuestras identidades. O sea que Mario Razzeto se hizo pasar por Mario Razzeto, yo me hice pasar por César Calvo, y así -dejando atrás a un comisario confuso para siempre- pudimos cosechar, como se dice, algunos ralos aplausos trujillanos al día siguiente de la entrega de premios…”

lunes, febrero 26, 2007

II BIENAL DE POESIA INFANTIL ICPNA 2007


Bases


1.- Podrán participar peruanos mayores de 18 años, residentes en el país o en el extranjero, con un poemario dirigido a niños y niñascon libertad de tema y estilo.

2.- Todos los poemas deberán ser originales e inéditos, en español, y no haber sido galardonados en ningún otro concurso. Cada concursante podrá participar con un solo poemario.

3.- Se concursará con un solo libro de poemas, de tema libre, que contenga un mí­nimo de 20 poemas y un máximo de 30, con una extensión entre 250 y 400 versos.

4.- Los concursantes deberán presentar en un sobre cuatro copias de la obra, así como un sobre cerrado que en la parte externa consigne el seudónimo, y en el interior, su nombre completo, edad, DNI, teléfono, correo electrónico y dirección.

5.- La recepción de los poemarios se realizará hasta el jueves 31 de mayo en las Bibliotecas de las sedes del ICPNA o enviados a :
Señores: II Bienal de Poesía Infantil ICPNA 2007Av. Angamos Oeste 120Lima 18
Para los poemarios enviados por correo se tomará en cuenta la fecha del sello postal.

6.- El jurado calificador, compuesto por especialistas en literatura infantil y crí­ticos literarios, expedirá el fallo inapelable en el mes de junio.

7.- El ICPNA otorgará los siguientes premios:

Primer Premio :U.S. $ 1,000

Segundo Premio :U.S. $ 500

8.- El premio incluye la publicación del poemario ganador (primer premio) con el auspicio del Grupo Santillana, bajo el sello Alfaguara Infantil y Juvenil. Cincuenta ejemplares de esta edición serán entregados gratuitamente al autor, quien cederá la totalidad de sus derechos por la primera edición.

9.- Los ganadores del concurso serán notificados oportunamente por teléfono y/o por correo electrónico.

10.- La presentación de obras a este concurso supone la aceptación de las bases por parte de los autores. Cualquier caso no previsto dentro de las mismas será resuelto según el criterio de los organizadores.

11.- Finalizado el concurso, las obras presentadas que no hayan sido premiadas podrán ser recogidos del 2 al 13 de julio de 9:00 a 18:00 horas en la Dirección de Bibliotecas (Av. Angamos Oeste 120 Miraflores). Transcurrido este plazo, los trabajos no reclamados serán eliminados.
Mayor información:Telf. (511) 706-7001 anexo 9107e-mail: bienalinfantil@icpna.edu.pe

3º Concurso Nacional de series fotográficas "El Proyecto Educativo Nacional y sus seis objetivos"




Bases:


Foro Educativo convoca al III Concurso Nacional de Series Fotográficas LA EDUCACION PERUANA EN IMÁGENES – 2007, con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la importancia de la educación para el desarrollo humano y la lucha contra la pobreza.
Este año el tema del concurso es “Proyecto Educativo Nacional y sus seis objetivos”. Las fotografías participantes deberán abordar por lo menos uno de los seis objetivos estratégicos del Proyecto Educativo Nacional (PEN), enumerados a continuación:
Oportunidades y resultados educativos de igual calidad para todos.
Estudiantes e instituciones educativas que logran aprendizajes pertinentes y de calidad.
Maestros bien preparados ejercen profesionalmente la docencia.
Una gestión descentralizada, democrática, que logra resultados y es financiada con equidad.
Educación superior de calidad se convierte en factor favorable para el desarrollo y la competitividad nacional.
Una sociedad que educa a sus ciudadanos y los compromete con su comunidad.
El contenido detallado de cada objetivo estratégico del PEN, aprobado por el gobierno como política de Estado, se encuentra en la página web del Consejo Nacional de Educación (www.cne.gob.pe/pen)


I. SOBRE LOS PARTICIPANTES

Los participantes deben presentar una serie de fotos que desarrolle en forma visual el tema “Proyecto Educativo Nacional y sus seis objetivos”.
Podrán participar en el concurso fotógrafos profesionales y aficionados en general.


II. SOBRE LOS TRABAJOS
Las series fotográficas presentadas deben contener entre cinco (05) y diez (10) fotografías, las mismas que pueden estar ubicadas dentro de cualquier género fotográfico (documental, fotorreportaje, relato fotográfico, etc).
Las obras presentadas al concurso no deben exceder los cinco (05) años de antigüedad, incluyendo el año de la presentación al concurso.
Se podrá participar en las siguientes categorías:
Serie fotográfica a color.
Serie fotográfica en blanco y negro.
Las fotografías pueden ser enviadas en físico (impresas en papel fotográfico) o en formato digital (grabadas en un CD).
Las dimensiones de las fotografías a color y B/N deben ser de 20cm x 25 cm. Sin marco.
Las fotografías digitales deben grabarse en una resolución de 300 dpi (píxeles por pulgada).
Los trabajos deben ser inéditos y no haber sido presentados en concursos anteriores.


III. RECEPCIÓN DE LOS TRABAJOS

Fecha de entrega de trabajos:
Del jueves 01 de febrero al viernes 30 de marzo de 2007.
Publicación de los resultados: viernes 20 de abril de 2007.
Las obras deben estar acompañadas de un dossier con los siguientes datos:
Un texto del autor explicando la propuesta conceptual de la serie fotográfica (INDISPENSABLE).
Título de la serie.
Título de cada foto.
Año de realización.
Técnica (Color / Blanco y Negro / Digital).
Seudónimo del autor.

En las obras entregadas se debe incluir, aparte del dossier, un sobre cerrado con los siguientes datos del autor: nombre completo, dirección y teléfono. También, se deberá escribir el seudónimo del autor en la parte externa del sobre y con letra de imprenta.
Las fotografías deben ser enviadas en paquetes cerrados a la siguiente dirección:


FORO EDUCATIVO
Calle Luis Manarelli 1100 - Magdalena del Mar (entre las cuadras 12 y 13 de la Av. Pérez Araníbal - ex Av. Del Ejército)
Lima 17 - Perú
Los gastos de envío serán asumidos en su totalidad por el participante.
No se recibirán obras una vez concluido el plazo de inscripción. Se considerarán aceptadas aquellas participaciones que tengan sello de correo anterior a la fecha de cierre de la inscripción.
Foro Educativo no asume ninguna responsabilidad por cualquier daño o pérdida ocurrida durante el envío de los trabajos.


IV. DERECHOS DE AUTOR
Las obras participantes pasarán a formar parte de la Colección Fotográfica de Foro Educativo, por lo que sus autores ceden a esta institución, de manera no exclusiva, los derechos de explotación y reproducción de las obras.
Los derechos de propiedad intelectual inherentes a las fotografías premiadas se considerarán cedidos a Foro Educativo, el cual se reserva el derecho a utilizar los trabajos participantes como material promocional en sus diversas actividades, así como para utilizarlos en sus diversos medios informativos institucionales. En cada caso se mencionarán los créditos del autor de la obra.
De ninguna manera Foro Educativo hará uso de los derechos cedidos por los autores con ánimo de lucro, por cuanto su propósito es divulgar el talento artístico de los participantes y el verdadero rostro de la Educación Peruana


V. JURADO
El jurado estará conformado por tres (3) personalidades de proyección nacional especializados en fotografía y educación.
La elección del ganador por parte del jurado será por mayoría simple y el fallo será inapelable.
En la evaluación se tomará en cuenta los criterios de: originalidad, creatividad, composición y manejo de técnica, entre otros.


VI. PREMIOS
La premiación será realizada de la siguiente manera:
Ganador de categoría fotografía a color: un pasaje ida y vuelta más estadía a cualquier parte del país.*
Ganador de categoría fotografía a blanco y negro:un pasaje ida y vuelta más estadía a cualquier parte del país.*
Podrán otorgarse cuantas menciones honrosas considere necesarias el jurado. Esto no implica premio alguno en metálico o especies.
El jurado podrá declarar desierto cualquiera de los premios.


VII. RESULTADOS
Los resultados del concurso serán publicados oficialmente en el boletín electrónico (Alerta Educativa) y en la página web de Foro Educativo (http://www.foroeducativo.org/)
La ceremonia de premiación se dará a conocer en su oportunidad.
* Los destinos a escoger son: Piura, Chiclayo, Lambayeque, Ayacucho, Huancavelica, Cusco, Arequipa y Amazonas.

domingo, febrero 25, 2007

¿Qué culpa tiene el INC si un grupo de vándalos atenta contra nuestro patrimonio cultural?




Hace unos días concluyó el carnaval cajamarquino, los visitantes se marcharon de regreso a sus pueblos y solo nos quedó un vaho pestilente y sucio en cada rincón de la ciudad.

El carnaval ha degenerado en una fiesta que apenas es la sombra de los carnavales de antaño, apenas un vago remedo de las fiestas que antiguamente se celebraban en Cajamarca. Mónica Buse, escritora acuciosa, en su libro “De Oropeles y Abandonos” narra las antiguas fiestas de carnaval donde la mixtura y la espuma eran complementos de las delicias de esa fiesta. Y el respeto una virtud que primaba en los juegos de aquella época.

El carnaval de Cajamarca se degeneró por la misma fama que adquirió, miles de personas se enteraron de la fiesta que aquí se hacía y fueron llegando de muchos puntos del Perú y del mundo para comprobar la certeza de lo espectacular y escandalosa que esta fiesta era. De espectacular no encontraron nada, de escandalosa mucho. Y cada año esa voz horrenda fue creciendo y más gente aunándose a ese espectáculo cada vez más macabro.

La plaza de armas convertida en un gran urinario, ese mismo suelo en que hace casi quinientos años se selló la tragedia del imperio de los Incas estaba convertida en un inmenso excusado donde miles de ebrios danzaban y cantaban eufóricos luego de beber tragos pestilentes de dudosa procedencia. Las orgías de medianoche rendían culto a la barbarie y a la infamia, Sodoma y Gomorra habían renacido para tomar la forma de las noches del carnaval de Cajamarca. Esos desordenes en nuestra plaza de armas pudieron preverse y controlarse de algún modo, esas eran cosas previsibles como previsible era, que los palcos enclenques y atiborrados de gente se desplomaran como cada año.

Pero se ha preferido acusar y culpar de otras cosas, de aquellas que si estuvieron fuera del alcance de quienes supuestamente son los responsables. Se ha pretendido culpar y responsabilizar a Marcela Olivas porque un grupo de vándalos aprovechando que sus rostros pintados no podían ser identificados y mimetizados en el salvajismo y la barbarie han pintarrajeado la parte arquitectónica de nuestro patrimonio cultural, al pintar partes de iglesias y monumentos de invaluable valor. Podemos discrepar con algunos puntos en cuanto a políticas culturales, pero no podemos hacer carga montón a una institución que adolece de presupuesto para contratar vigilantes en cada monumento histórico. Hace unos años, cuando en el Cuzco un importante muro Inca fue pintado por dos vándalos chilenos, nadie culpó al INC del Cuzco por el hecho, se capturó al par de delincuentes y se los puso tras las rejas. Eso mismo debe hacerse aquí, pero para disfrazar la incompetencia de nuestras autoridades que estuvieron a cargo de velar por el orden y seguridad de la ciudad ahora se pretende acusar a la víctima de haberse dejado victimar. La culpa ahora no es de quien pintó y deterioró los paredes coloniales de nuestro patrimonio, sino de quien no pudo evitar que un grupo de degenerados ebrios que probablemente no recuerdan lo que hicieron o que simplemente no son concientes de lo que eso significa, lo hayan destruido.

Cierto machismo hay en atacar a una institución que es regentada por una mujer, más aún cuando esa persona está haciendo las cosas con aciertos que otros prefieren minimizar e ignorar.

jueves, febrero 22, 2007

DIAMANTE DE SANGRE: Historia de los diamantes de las zonas en conflicto






Dirección: Edward Zwick.País: USA.Año: 2006.Duración: 143 min.Género: Drama, acción.Interpretación: Leonardo DiCaprio (Danny Archer), Jennifer Connelly (Maddy Bowen), Djimon Hounsou (Solomon Vandy), Michael Sheen (Simmons), Arnold Vosloo (coronel Coetzee), Kagiso Kuypers (Dia Vandy), David Harewood ('Capitán Veneno'), Basil Wallace (Benjamin Kapanay), Jimi Mistry (Nabil), Anthony Coleman (Cordell Brown), Benu Mabhena (Jassie Vandy).Guión: Charles Leavitt; basado en un argumento de Charles Leavitt y C. Gaby Mitchell.Producción: Paula Weinstein, Edward Zwick, Marshall Herskovitz, Graham King y Gillian Gorfil.Música: James Newton Howard.Fotografía: Eduardo Serra.Montaje: Steven Rosenblum.Diseño de producción: Dan Weil.Vestuario: Ngila Dickson.Estreno en España: 9 Febrero 2007.

La película es una obra genial que impacta, conmueve y entretiene, pese al dramatismo de su argumento y de sus escenas, el humor no esta al margen de ella, esa brisa de humor llega para oxigenar las tormentosas historias que se entrelazan en los 143 minutos que dura esta obra maestra.

Sinopsis:

Con el caos y la guerra civil que en los años 90 envolvió Sierra Leona como telón de fondo, "Diamante de sangre" es la historia de Danny Archer (Leonardo DiCaprio), un ex mercenario sudafricano, y Solomon Vandy (Djimon Hounsou), un pescador de Mende. Ambos hombres son africanos, pero sus historias y sus circunstancias son completamente diferentes. Sus destinos se unen en la búsqueda conjunta para recuperar un diamante rosa, poco común, que puede transformar sus vidas. Mientras se halla en prisión por contrabando, Archer se entera de que Solomon, quien fue separado de su familia y obligado a trabajar en las minas de diamantes, ha encontrado y escondido la extraordinaria piedra sin pulir. Con la ayuda de Maddy Bowen (Jennifer Connelly), una periodista americana cuyo idealismo se ve atenuado por una profunda relación con Archer, los dos hombres emprenden un viaje por territorio rebelde. La travesía, más que una búsqueda del valioso diamante, podría salvar a la familia de Solomon y dar a Archer la segunda oportunidad que creía que nunca tendría. La película culmina con la reunión familiar en Londres y la muerte del protagonista quien antes de morir decide cambiar el rumbo de sus acciones, dándose la última ocasión de poder hacer algo por los demás.

miércoles, febrero 21, 2007

El príncipe de los caimanes: Un libro encaminado a la posteridad.



Santiago Roncagliolo nació en 1975, y pese a su juventud se ha convertido en uno de los escritores más importantes del Perú, alabado Por Mario Vargas Llosa, por Alonso Cueto, Alfredo Bryce y otros tantos buenos y notables escritores. Ganador del Premio Alfaguara y finalista del Herralde es ahora el escritor peruano joven con mayor repercusión en el extranjero.


Ha escrito siete libros de narrativa y su primera novela se constituyó en “El príncipe de los caimanes” la novela inicialmente salió en España pero hoy se ha difundido por el mundo entero y ha sido traducida a varios idiomas. Su libro “Pudor” que lo consagrara como escritor a nivel de Latinoamérica, fue llevado al cine por la calidad de su argumento y su versatilidad temática para acomodarse a las diferentes realidades del mundo.


El argumento de la novela seduce con una trama sencilla y ágil que carece de fraccionamientos brutales o vacíos narrativos. Narra la vida de un aventurero buscador de caucho y de fortuna y un bisnieto que huye de casa para ir a Miami. Ambos aventureros por naturaleza son devorados lentamente por la pasión de la selva. Internados en esa vida rudimentaria y casi salvaje, paradójicamente ambos descubren que el animal más peligroso es el ser humano y que la libertad y la muerte son una sola cosa. La novela desde el inicio se muestra como un todo imposible de dejar por un instante, aquí el fragmento con que empieza la novela.


“Los ataúdes no son verdes en la selva. De pocas cosas se puede decir lo mismo aquí, pero las cajas de los muertos son como en todas partes, negras o marrones, de preferencia abrillantadas por una capa de barniz. Lo que sí cambia es la madera. Uno casi puede adivinar quién yace en el cajón según el material que guarda sus huesos. La caoba es para los obispos, los alcaldes, los generales, y habitualmente va adornada con incrustaciones blancas y arnillas de metal pulido. Pero de caoba se ven pocos féretros. Quienes deberían ocuparlos, por lo general prefieren morirse en Lima. Hay algunos dueños de barcos o empresarios petroleros que reposan en cedro, pero tampoco son muchos. La mayoría se conforma con el huacapu o la jagua, maderas pesadas de construcción que resisten bien la humedad del suelo sin resultar demasiado caras, para que el cuerpo no se gusanee demasiado ni arruine el bolsillo de los que quedan vivos; el dinero se debe guardar para cerveza y chicha, así el fallecido lo agradece más y los demás también. Y finalmente, hay los que se entierran sin chicha ni banda militar, los que llegan al cementerio en silencio metidos en una caja de triplay o madera balsa, de las que se usan en los juguetes y las canoas más pequeñas, un cajón donado de mala gana por algún empleado portuario a petición del capellán, para que al menos se cubra un poco el cuerpo antes de ser enterrado, después qué importa, total, nadie va a verlo. A esa categoría de muerto pertenece la madre de Miguel. “


El Libro de Santiago Roncagliolo pese a narrar con brillantez los paisajes de la selva, fue escrito en España, luego de que el escritor leyera más de 46 libros sobre el tema.

lunes, febrero 19, 2007

La escuela del mundo al revés



EL escritor Uruguayo Eduardo Galeano en su obra: “Patas para arriba, La escuela del mundo al revés” nos dice: “… Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana…”


Y es lo que sucede hoy, casi siete meses han pasado desde que Alejandro Toledo dejara la presidencia de la República, ahora está dedicado a dar conferencias en la Universidad de Stanford, conferencias que le son canceladas con dinero en efectivo y con sumas nada desdeñables. El sitio web San Francisco Chronicle publicó una entrevista en la que Toledo revela sus actuales quehaceres y manifiesta estar feliz de volver a ser un ciudadano común y corriente. Añade que no extraña ninguno de los privilegios que como Jefe de Estado le correspondía, ni a los guardaespaldas, avión presidencial, seguimiento de la prensa, largas reuniones protocolares y todas aquellas cosas que son parte de la vida diaria del presidente de una nación.

"Otra vez soy un ciudadano común, no tengo miedo por mi seguridad. Disfruto del tiempo pensando y reflexionando y parezco más joven", dice Toledo además de sentirse feliz de poder tener tiempo para aprender a usar las sofisticadas herramientas del Internet. Pero a esto agrega que está escribiendo un libro con su autobiografía y un segundo que sería nada menos que un manual de estrategias de lucha contra la pobreza.

Toledo vive ahora en Palo Alto, exclusiva ciudad de Santa Clara, en Bay Area (Área Metropolitana de la Bahía de San Francisco, California), a poca distancia de la Universidad de Stanford, allí su esposa Eliane Karp lo acompaña mientras labora como catedrática de “Poblaciones indígenas e inclusión Social, mientras la única hija del matrimonio Toledo Karp concluye su tesis.
En la entrevista Toledo asegura que su actual vida le deja tiempo suficiente para cocinar para su familia, ir de compras al supermercado y practicar su deporte favorito, el fútbol, aunque cuando lo practica, nadie cree que aquel minúsculo hombrecito de enclenque figura sea un ex mandatario y menos aún que alguna vez jugase para un equipo en el que se enfrentaron los jefes de Estado de varios países del mundo, partido en el que por cierto anotó dos goles.


Si Toledo prepara un manual de estrategias de lucha contra la pobreza y Eliane dicta un curso de Población indígena e inclusión Social, no sería raro que Fujimori publique una enciclopedia en varios tomos sobre derechos humanos y Yanacocha escriba elaborados tratados de responsabilidad ambiental. Parece que nos encontramos ante un fenómeno de espejo, donde se ve la imagen pero al revés. Mientras Toledo juega sus “pichanguitas” en Palo Alto, USA. Y escribe tratados y manuales de lucha contra la pobreza, aquí los millones de pobres que sus torpes políticas económicas no pudieron mermar no le creen. Tampoco a Eliane con sus discursos, seguramente elocuentes en su cátedra, los indígenas de la CONAPA lo saben mejor que nadie Seguramente que la familia Karp no comenta ni comentará en sus elocuencias, sobre los etiqueta azul, los 5 millones de dólares de las comunidades indígenas que Eliane desapreció cual mago en una chistera, ni el sueldo de los 18 mil dólares, ni la hija no reconocida, ni los hurtos de palacio, ni los amantes furtivos, ni el avión parrandero… al final para Toledo y Eliane los cinco años de gobierno en Perú solo fueron una “pichanguita” que ganaron por goleada a los millones de pobres del Perú.

Planeta y Casa de América lanzan Premio Iberoamericano de Narrativa



El galardón de 200.000 dólares es el de mayor cuantía en América Latina, y se concederá el próximo 23 de abril en Bogotá a una novela inédita escrita en español.
miércoles 31 de enero de 2007


El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, y el director general de Casa de América, Miguel Barroso, han firmado hoy el convenio para la creación del Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa.
El Premio, que se concederá anualmente a un texto inédito escrito en castellano, tiene una dotación de 200.000 dólares americanos para la obra ganadora y de 50.000 para la finalista.
La primera edición de este nuevo galardón se celebrará el día 23 de abril de este año en Bogotá, Capital Mundial del Libro durante 2007. El Premio se concederá todos los años el 23 de abril en el transcurso de una fiesta literaria que tendrá lugar en la capital iberoamericana que se designe para cada año.
El objetivo de Editorial Planeta y Casa de América, con la creación de este nuevo premio literario, es promover la narrativa en lengua española en todos los países iberoamericanos.
Los originales se pueden presentar en cualquiera de las doce sedes que Planeta tiene en Iberoamérica (Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela) y el plazo de admisión de obras se cierra el 15 de marzo de 2007.
El Jurado estará integrado por cinco miembros: un representante de cada una de las dos entidades convocantes (Editorial Planeta y Casa de América) y tres personalidades relevantes del mundo de las letras iberoamericanas.
El logotipo del Premio y el trofeo, que serán dados a conocer próximamente, son obra del artista Óscar Mariné.
BASES
1.ª
PARTICIPANTES

Podrán participar en este concurso todos los escritores que presenten obras
originales, inéditas y escritas en castellano.
Quedan excluidas las obras de aquellos autores que fallecieron antes de anunciarse
esta convocatoria.
2.ª
PRESENTACIÓN DE OBRAS AL CONCURSO

Los escritores que deseen optar al Premio Iberoamericano Planeta-Casa de
América deberán remitir los originales, por duplicado y haciendo constar en la
primera página que concurren al Premio objeto de estas bases, a las oficinas del
Grupo Planeta, situadas en los distintos países que a continuación se detallan,
en función de su lugar de residencia:
ESTADOS UNIDOS (Estados Unidos, Canadá, Centroamérica y Caribe)
PLANETA PUBLISHING CORP., 2057 NW 87th Avenue, 33172 Miami, Florida (USA)
MÉXICO (México)
EDITORIAL PLANETA MÉXICO, Avda. Insurgentes Sur, 1898 – Torre Siglum,
piso 11 – Colonia Florida, 01030 México, D. F. (México)
COLOMBIA (Colombia)
EDITORIAL PLANETA COLOMBIA, Calle 73, No. 7-60, Bogotá (Colombia)
VENEZUELA (Venezuela)
EDITORIAL PLANETA VENEZUELA, Calle Madrid – Quinta Toscanella (entre New
York y Trinidad) – Las Mercedes, Caracas (Venezuela)
ECUADOR (Ecuador)
EDITORIAL PLANETA ECUADOR, Calle Eduardo Whymper N27-166 y Francisco
de Orellana – Quito (Ecuador)
PERÚ (Perú y Bolivia)
EDITORIAL PLANETA PERÚ, Avda. Santa Cruz, 244 – San Isidro, Lima (Perú)
BRASIL (Brasil)
EDITORA PLANETA DO BRASIL, Avda. Francisco Matarazzo, 1500 – 3.º andar –
Conj. 32, Edificio New York, 05001-100 São Paulo (Brasil)
ARGENTINA (Argentina y Paraguay)
EDITORIAL PLANETA ARGENTINA, Avda. Independencia, 1668 – C1100 ABQ –
Buenos Aires (Argentina)
CHILE (Chile)
EDITORIAL PLANETA CHILE, Avda. 11 de Septiembre, 2353 – piso 16, Torre San
Ramón – Providencia, Santiago de Chile (Chile)
URUGUAY (Uruguay)
EDITORIAL PLANETA URUGUAY, Calle Cuareim, 1647 – 11100 Montevideo (Uruguay)
PORTUGAL (Portugal)
PUBLICAÇÕES DOM QUIXOTE, Rua Ivone Silva, 6, 2.ª – 1050-124 Lisboa (Portugal)
ESPAÑA (España, resto de Europa y del mundo)
EDITORIAL PLANETA, S. A., Avda. Diagonal, 662-664, 08034 Barcelona (España)
La extensión de las obras no ha de ser inferior a las doscientas páginas, tamaño
DIN A4 (210 × 297 mm), claramente mecanografiadas a doble espacio y por
una sola cara. Las obras presentadas que no reúnan los requisitos anteriores no
serán admitidas a concurso.
La obra deberá identificarse con un título y el nombre o seudónimo del autor y
se presentará acompañada de un sobre cerrado, en el que constarán, como mínimo,
las siguientes menciones:
III. Identificación (nombre y apellidos y, en su caso, el seudónimo que se utilice)
del autor.
III. Domicilio y número de Documento Nacional de Identidad, pasaporte o
cualquier otro documento oficial identificativo.
III. Manifestación expresa del carácter original e inédito de la obra que se presenta.
IIV. Manifestación expresa de la titularidad del autor sobre todos los derechos
de la obra y que la misma se encuentra libre de cargas o limitaciones a los
derechos de explotación.
IIV. Manifestación expresa de la aceptación por el autor de todas y cada una de
las bases del Premio.
IVI. Fecha y firma original.
Dicho sobre permanecerá cerrado hasta el momento de dictarse el fallo del
Premio.
Se considerará que la presentación al Premio bajo seudónimo se efectúa a los
solos efectos del desarrollo del concurso hasta su fallo.
EDITORIAL PLANETA, S. A., o cualquiera otra sociedad del Grupo Planeta (en
adelante, la Editorial), asignará un número de registro, en cada país, a cada obra
por riguroso orden de presentación.
La Editorial no se compromete a mantener ningún tipo de correspondencia o
comunicación con los participantes en el Premio, ni a facilitarles información
alguna sobre la clasificación de las obras o el desarrollo del concurso.
La admisión de originales se cierra el día 15 de marzo del año en curso. No
obstante, en cuanto a los originales que sean remitidos por correo, la Editorial
podrá admitir aquellos respecto de los que tenga constancia de que han sido
enviados hasta tal fecha, siempre que se reciban en un plazo no mayor a 7 días,
de forma que no altere el normal desarrollo del concurso.
3.ª
AUTORÍA, ORIGINALIDAD Y DIVULGACIÓN DE LAS OBRAS
La presentación de una obra al concurso implica necesariamente la aceptación
íntegra e incondicional de las presentes bases por parte del optante, así como:
1. El consentimiento del optante a la edición y divulgación de la obra presentada
en caso de resultar premiada o finalista.
2. La garantía por parte del optante, con total indemnidad para la Editorial, de
la autoría y la originalidad de la obra presentada, y de que ésta no sea copia
ni modificación total o parcial de ninguna otra obra propia o ajena.
3. La garantía por parte del optante, con total indemnidad para la Editorial,
del carácter inédito en todo el mundo de la obra presentada y de la titularidad
en exclusiva y sin carga ni limitación alguna de todos los derechos de
explotación sobre la misma y frente a terceros, sin hallarse sometida a
ningún otro concurso pendiente de resolución.
La presentación de la obra conlleva, asimismo, el compromiso de su autor a no
retirarla del concurso, sin perjuicio del derecho de devolución de los originales
de las obras no premiadas ni finalistas, una vez hecho público el fallo.
4.ª
JURADO Y VOTACIÓN

El Jurado, formado por cinco miembros, estará constituido por un representante
de la Editorial, un representante de Casa de América y tres prestigiosas personalidades
del mundo de la narrativa, que serán designadas libremente por la
Editorial y Casa de América.
El sistema de análisis, calificación, selección y votación de las obras presentadas
será el que establezca la Editorial.
En cada uno de los países donde se reciban los manuscritos, según lo anteriormente
indicado sobre su recepción, se realizará la lectura de todas las obras admitidas
a concurso en dicho país, se emitirá un informe de cada una de ellas y
se escogerán las que se consideren mejores.
Las obras así seleccionadas pasarán a una segunda lectura, donde se escogerán
las diez obras que se consideren mejores de la totalidad de las seleccionadas
por todos los países.
Esas diez obras, juntamente con los dos informes de lectura correspondientes,
serán elevadas al Jurado.
Las decisiones del Jurado, incluido el fallo definitivo, se adoptarán por mayoría
simple.
Cualquier deliberación del Jurado será secreta.
Sin perjuicio del contenido del fallo definitivo del concurso, la Editorial y Casa
de América no responden de las opiniones manifestadas por el Jurado o por
cualquiera de sus miembros, antes o después de la emisión de aquél, en relación
con cualquiera de las obras presentadas.
5.ª
PREMIO
Se otorgará, como ganadora, un premio de DOSCIENTOS MIL dólares americanos
a la obra que se considere con mayores merecimientos.
También se otorgará un accésit de CINCUENTA MIL dólares americanos a la obra
finalista.
El concurso no podrá ser declarado desierto ni distribuirse el premio entre dos
o más obras concursantes.
El fallo del Jurado, que será inapelable, se hará público en el transcurso de una
fiesta literaria que se celebrará el día 23 de abril de 2007, Día Internacional del
Libro. El Premio será itinerante, de tal forma que cada año se fallará en un país
iberoamericano distinto. En 2007 se fallará en Bogotá (Colombia) por ser este
año la «Capital Mundial del Libro».
6.ª
CESIÓN DE DERECHOS DE EXPLOTACIÓN
El otorgamiento tanto del premio como del accésit de finalista supone que los
respectivos autores de las obras galardonadas ceden en exclusiva a la Editorial
todos los derechos de explotación sobre esas obras, incluyendo entre otros los
de reproducción por cualquier sistema gráfico, mecánico, electrónico, reprográfico,
digital, o de cualquier otra índole; distribución en cualquier formato o
soporte y canal, y mediante venta, alquiler, préstamo o cualquier otra forma; co -
municación pública a través de proyección audiovisual, representación escénica,
emisión por radiodifusión, transmisión por cable, fibra óptica, alámbrica o
inalámbrica, sistemas telemáticos, digitales u on-line, incorporación a bases de
datos, o mediante cualquier otro sistema; transformación, incluida la traducción
y la adaptación a obra audiovisual o dramática, u otras obras derivadas, y
en general, para todas las modalidades de explotación y medios de difusión conocidos
en el momento del otorgamiento del Premio, en todos los países y lenguas
del mundo, y por todo el período de vigencia de los derechos de Propiedad
Intelectual.
La cesión de los derechos de explotación de las obras ganadora y finalista supone
la cesión de derechos de edición de sus respectivas obras en forma de libro,
bajo las modalidades de tapa dura o cartoné, tapa flexible, rústica, ediciones
económicas y/o de bolsillo, de lujo, de bibliófilo, ilustradas, especiales para
empresas u otras editoriales, para escuelas, club, CD-ROM u otros soportes digitales
o magnéticos, inclusión en colecciones de la editorial o en publicaciones
periódicas de forma parcial o completa, y cualesquiera otras modalidades conocidas
en ese momento.
La Editorial podrá efectuar la explotación de los derechos sobre las obras galardonadas
directamente por sí misma o suscribir, con cualquier otra compañía
de su grupo empresarial o con terceros, en exclusiva o no, los acuerdos que resulten
precisos para posibilitar la mejor explotación y ejecución de aquéllos y
en las diversas modalidades en todo el mundo.
Los autores galardonados se obligan a suscribir el contrato o contratos de edición,
de cesión de los derechos de explotación sobre las obras premiadas, y demás
documentos que sean precisos para formalizar oportunamente dichas cesiones.
La Editorial podrá efectuar una primera edición de la obra galardonada con un
mínimo de dos mil (2.000) y un máximo de dos millones (2.000.000) de ejemplares,
con las reimpresiones que, dentro de dichos totales, libremente decida
el editor. Los límites mínimos y máximos serán, en el caso de la obra finalista,
de dos mil (2.000) y un millón (1.000.000) de ejemplares, respectivamente,
con iguales derechos para el editor en materia de reimpresiones.
Las ediciones sucesivas que sigan a la primera, y que comprenderán iguales mínimos
y máximos que los señalados para cada caso, serán libremente determinadas por el editor, y podrán llegar hasta veinte (20). La decisión acerca de la modalidad en que deba efectuarse cada una de las sucesivas ediciones y el sistema de distribución comercial corresponderá única y exclusivamente al editor.
De los primeros doscientos veinticinco mil (225.000) ejemplares, en el caso de
la obra ganadora del premio, y los primeros sesenta y cinco mil (65.000) ejemplares,
en el caso de la finalista, vendidos en la primera o sucesivas ediciones
de la obra de que se trate, los autores respectivos no devengarán por ningún
concepto otra cantidad distinta del premio percibido.
Por los ejemplares vendidos por encima de los especificados en el párrafo anterior,
la Editorial satisfará a los autores galardonados el diez por ciento
( 10%) en las ediciones tipo tapa dura o flexible y/o rústica, el seis por cien -
to (6%) en las ediciones de bolsillo y el cinco por ciento (5%) en las restantes
modalidades.
Estos porcentajes se calcularán sobre el precio de venta al público sin IVA de los
ejemplares vendidos de las distintas ediciones. En el caso de que la explotación
de los derechos se lleve a cabo por medio de terceros, la remuneración de los
autores será el sesenta por ciento (60%) de los ingresos netos que obtenga la
Editorial.
7.ª
DERECHO DE OPCIÓN PREFERENTE
SOBRE LAS OBRAS PRESENTADAS

La Editorial se reserva el derecho de obtener la cesión para la explotación en
cualquier modalidad de las obras que, presentadas al concurso y no habiendo
sido galardonadas con el primer premio o el accésit, pudieran interesarle, siempre
que comunique al autor correspondiente dicha decisión en el plazo máximo
de noventa (90) días hábiles a contar desde la fecha en que se haga público el
fallo del Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa.
El autor se obliga frente a la Editorial, en el supuesto de recibir dicha comunicación
en el plazo indicado, a ceder, en las condiciones que se establezcan, los
derechos de explotación de su obra.
8.ª
INSCRIPCIÓN DE DERECHOS EN REGISTROS PÚBLICOS
Quedarán bajo la exclusiva responsabilidad del autor la inscripción de la obra
presentada al Premio en el Registro de la Propiedad Intelectual correspondiente,
así como los efectos de su no inscripción frente a terceros.
Cada autor se obliga, además, a suscribir cuantos documentos sean necesarios
para que los derechos cedidos a la Editorial sobre su obra queden inscritos en
el Registro de la Propiedad Intelectual correspondiente y en cualesquiera otros
registros públicos nacionales, extranjeros o internacionales.
9.ª
DEVOLUCIÓN DE ORIGINALES
Sin perjuicio del derecho de opción preferente previsto en la base séptima, y
sin que ello suponga menoscabo alguno del mismo, la devolución de los originales
no premiados se efectuará a petición expresa de los autores y previa entrega
de un recibo de devolución, presentado por el propio autor o persona
por él debidamente autorizada por escrito. Dicha petición habrá de hacerse
antes de que finalice el presente año. El envío de los originales por correo o
mensajería se efectuará contra reembolso.
En ningún caso se facilitará copia de los informes realizados para la evaluación
de la obra.
La Editorial se reserva el derecho de destruir los originales que no sean reclamados
antes del 1 de enero de 2008.
10.ª
SUMISIÓN EXPRESA
Para cualquier duda, discrepancia, reclamación o cuestión que pueda suscitarse
directa o indirectamente con ocasión de la interpretación y ejecución de las
presentes bases, las partes renuncian al fuero propio que pudiera corresponderles
y se someten expresamente a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales
de Barcelona.

sábado, febrero 17, 2007

Los gallinazos sin plumas de mi ciudad




Hace unos años Cajamarca era una ciudad apacible, la mina aún no había llegado y los pocos taxis que entonces circulaban por la ciudad se deslizaban sin premura por las calle casi deshabitadas de gente. Los días domingos eran silenciosos y apenas un desfile parco hacía ruido por la mañana. Pero la ciudad fue creciendo y un día a comienzos de los 90 llegó una caravana de carros inmensos rumbo a la mina, la mina se había descubierto y se aprestaba a instalarse en un lugar que pocos conocían. La ciudad siguió creciendo más y más cada día, con la mina llegó el movimiento comercial a gran escala, la gente de otras ciudades se fue apostando en nuevas urbanizaciones y nuevos barrios, la prostitución un día apareció vestida con falda corta y perfume denso en la plaza de armas y en las arterias de la periferia. La mina trajo movimiento económico y dinero, como una estela a ella la prostitución y la delincuencia la siguieron, esa contaminación social de la que poco se habla.

La ciudad para entonces se había extendido quebrando las fronteras verdes del triste cinturón ecológico, y nuevas líneas de combis y microbuses fueron necesarios para cubrir este crecimiento vertiginoso que se producía a diario.

Con todo ello también aparecieron una especie de hombres nuevos dedicados a un oficio nuevo, mujeres pobres y niños famélicos que se disputan las bolsas negras de basura con los perros, aquellos que buscan en los restos de otras vidas, fragmentos de algo que ellos mismos desconocen, a veces panes rancios, frutas olvidadas o restos de golosinas de alguna fiesta. Pero en realidad esas son añadiduras a la búsqueda que estos seres realizan, el botín principal está en el reciclaje de cartones, plásticos y uno que otro objeto que siempre puede tener un precio en los suburbios. Lo recogen en todas partes y hay un grupo de oficiosos pobres que laboran en esa búsqueda penosa en el botadero ubicado a la salida de nuestra ciudad, rumbo a la costa.

Cuando aquella vez leí por vez primera: “Los gallinazos sin plumas” de Ribeyro, un mundo mágico me circundaba con la historia que parecía lejana a mi realidad y que definitivamente en esos días eran una utopía en Cajamarca. Cuando leí por primera vez ese cuento fabuloso. Cajamarca ahora tiene esta especie misteriosa de niños y mujeres pobres, de ancianos que hurgan en las bolsas llenas de desperdicios y sobras, en ellas a veces encuentran lo que la sociedad les niega, lo que el Estado les mezquina. Una bolsa negra siempre será una caja de sorpresas para ellos, una bolsa negra como los gallinazos, negra como el alma de los que los olvidaron, como los días que los aguardan. Como sus miradas y su hambre… Como los trajes de la vida cuando ha llegado la muerte.

miércoles, febrero 14, 2007

Bye bye a mis monedas




Leny ha cumplido cinco años, es la hija de una persona muy especial para mí, es una niña inquieta que ha revivido de mí el amor paterno que había quedado rezagado por una pérdida silenciosa. Leny me mira con esa mirada delicada que tiene una niña que ha cumplido cinco años y se siente dichosa de tener un año más, a su edad cumplir años es una alegría porque significa crecer y descubrir siempre algo nuevo, a mi edad ya no es agradable cumplir años porque el sentido regresivo ha comenzado y los años empiezan a pesar.

Es un día espléndido para ir a pasear, el sol entibia los rincones de la ciudad desordenada y decidimos ir a un centro comercial de moda. Cuando llegamos la niña sorprendida abre los ojos con admiración, sus preguntas reflejan su ansiedad y corre enloquecida por los amplios pasillos dando gritos de alegría, de esa alegría que solo se puede tener cuando uno ha cumplido cinco años. Los escaparates son un cúmulo de sorpresas para Leny, las máscaras de colores que adornan las paredes hacen muecas de misterio que su imaginación alcanza a descifrar.

De pronto como un trozo del paraíso aparece en el pasillo un juguete enorme de aquellos que existen en las ferias para que los niños monten en ellos. Un Pato Donald en actitud placentera, tiene las manos en la nuca y las rodillas doblabas, es una actitud de calma y de reposo la suya. Leny lo contempla con adoración corre hacia él y monta deseosa de jugar. Pero el pato apacible no emite ruido alguno ni gira ni da muestras de ser un juguete divertido. Veo un letrero pequeñito en un lugar casi escondido: “Introduzca dos monedas de un sol” dice ese minúsculo aviso. Introduzco dos monedas de sol y el pato sigue sosegado, sereno. Leny lo mira con tristeza y desencanto, presiono entonces todos los botones que encuentro, le toco la nariz las orejas con la ilusa idea de que alguna de esas artimañas va a echarlo a girar y a cantar, pero es inútil. Una sensación de desánimo me embarga, esa misma sensación que tenemos cuando un teléfono monedero se traga las monedas. A veces darle una cachetada a un teléfono funciona y las monedas caen, pero ponerme a cachetear al Pato Donald en un centro comercial, me parece descabellado, lo miro confundido y él me mira con ese aire fresco y esa posición solaz en la que fue fabricado, con una media sonrisa y esa gorrita de marinero que empieza a parecerme odiosa.

Me acerco a preguntar al personal que trabaja en ese centro comercial y me dicen que debo ir al segundo piso a poner una queja. Me parece irrazonable ir a hablar con una señorita que seguramente será bella y amable para decirle que el Pato Donald se ha tragado mis dos monedas. Entonces desisto de mi idea y me doy cuenta que hay un cable que está desconectado y que esa es la falla que me ha hecho odiar al dichoso Pato, con precaución conecto el cable al tomacorriente que está empotrado en el piso, entonces las luces de Donald se encienden, una música infantil emerge de su interior mientras se escucha dos palabras con esa voz inconfundible: Bye bye y me siento timado, avergonzado y el Pato me mira con su media sonrisa, Leny me mira decepcionada. No puedo entender como el Pato Donald ha arruinado mi mañana, le digo bye bye también a mis monedas, entonces bajo a Leny de ese pato inútil y caminamos de la mano a comprar unos helados.

Las ojeras de Miluska



Hace tres años me divorcié, desde entonces vivo en un cuarto en alquiler en una quinta, un lugar sombrío en donde habitan muchos mundos a la vez y en cada uno de ellos una especie de habitantes diferente. No es una vieja quinta, es más bien una construcción nueva que fue elaborada con esa finalidad, hay más de treinta habitaciones en ella, dos pisos y un patio pequeño con un lavadero siempre ocupado. Una reja de metal que da a la calle y después de ella días grises repitiéndose.

He aprendido a descubrir la personalidad de mis vecinos por sus costumbres y rutinas, por esos detalles minúsculos que dejan las pistas de un estilo de vida y de costumbres que engendran hábitos, de hábitos que definen personalidades para acabar haciendo cada una un mundo distinto al mío. Tengo un vecino que es un trabajador distante, sale puntual cada día a las cinco de la mañana y se baña dejando un día, le gustan los boleros y parece que tiene a su familia en otra ciudad. La vecina de mi derecha es una joven secretaria que tiene dos amantes y eventualmente un tercero que solo llega pasada la medianoche y desaparece antes de que el sol despierte. Otros más habitan la quinta, desde un policía jubilado que perdió su casa en un embargo hasta estudiantes jaraneros con los padres en lugares lejanos. Pero hay una persona que llama mi atención cada vez que llego a mi cuarto. La descubrí hace unas semanas cuando cruzaba el patio distraídamente, ella cruzaba envuelta en una toalla rosa, era una mujer joven que salía de la ducha despreocupada y carente de toda vergüenza, me incomodé al encuentro porque creí que ella se incomodaría pero fue indiferente y ni siquiera parpadeó. Su piel húmeda contrastaba con el crepúsculo de esa hora, sus cabellos mojados eran del negro más tinto. Ella vive justo debajo de mi habitación. Tiene un hijo y un trabajo nocturno, todas las tardes se acicala y sale perfumada con ropa ceñida y una cartera de cuero. El niño, que debe tener seis años se queda encerrado, prisionero y cautivo durante su ausencia.

Sé que su nombre es Miluska, que trabaja en un centro nocturno ofreciendo sus favores a los parroquianos, que ama a un hombre llamado Miguel que al parecer la abandonó, que llega siempre de madrugada y en un paupérrimo estado, ebria y acongojada como arrepentida de sus labores.

Cada madrugada cuando retorna ebria, que es la mayoría de veces, encuentra al niño aún dormido y lo despierta a gritos y golpes, a esa hora el silencio de la quinta se quiebra y empieza la desigual lucha, ella le increpa haber nacido, mientras llora a gritos llamando al Miguel que la dejó sola en la vida. Ese niño es su pasado resucitado y ella lo odia.

Al final de de esa sinfonía de llantos y gritos ella por fin se duerme dejando la puerta de su habitáculo sin la llave acostumbrada, solo entonces el pequeño puede deslizarse y salir hacia la luz de un día nuevo que se va a repetir cuando ella despierte y tenga que volver a su oficio. A esa hora la quinta se convierte en un bullicioso recinto de pasos y gritos que se disuelven en el rumor de la mañana, mientras tanto el pequeño se atreve a cruzar el patio y cruzar la reja en un acto de libertad inherente que lo emociona y camina, camina mientras el sol de la mañana empieza a derramarse por las miles de casa y quintas del mundo.

“Puta Linda” Una Novela con alma de cuento y final de desencanto.






Editorial Planeta, 127 páginas, edición Autores Españoles e Iberoamericanos, 2006. Libro de contenido nada recomendable, carente de valores y de inoficiosas coincidencias que decaen en un libro lleno de elucubraciones tácitas. Sin caer en la cucufatería, sin ánimos destructivos, la combinación de palabras que forman su nombre, nos da una idea de la obra, tiene todo de la primera y nada de la segunda. Definitivamente no podemos decir lo mismo del resto de la virtuosa obra de Ampuero, pero en esta última entrega no existe ni trama, ni nudo, ni final que lo salve.

Literariamente la obra es fofa y ausente, tocando una temática ya manoseada por otros autores en el mundo y con ningún éxito exceptuando a “El jardín de las bellas durmientes”, de Yasunami Kawabata, Premio Nóbel 1968, después de él ni el mismo Gabriel García Márquez con su “Memoria de mis putas tristes” han conseguido un logro importante con un tema tan poco virtuoso como la prostitución y los azaroso incestos que narra la novela.

Noemí es una joven prostituta que habita en Lima, es una mujer norteña a quien la vida arrastró a la gran urbe, en ella conoce a un joven aspirante a escritor interesado en publicar la vida de esta mujer atrapada en sus recuerdos y heridas emocionales, se acerca cada día y paga por veinte minutos para estar con ella, pero no para recibir sus favores, sino para escucharla y tomar nota de su vida. Noemí le narra su vida, como la de una flor arrancada antes de que llegue la primavera. Un historia de vejámenes y abandonos, de esperanzas cifradas en la nada. Una hermana que es iniciada en su vida sexual, al igual que ella, por un padrastro mutilado en convivencia con una madre prostituta, un vida en el abandono moral que concluye en relaciones incestuosas con su hermano mellizo que finalmente la madre llega a descubrir y comienza su huída. En la capital la vida no fue más amable con ella, sin embargo le brindó ciertos “ascensos” en ese mundo hostil y peligroso y se convirtió en dama de compañía de un grupo de poderosos funcionarios reclutados por militares al servicio del gobierno en esa década del fujimorato en que la corrupción primaba en todas las esferas. El aprendiz de escritor que comentaba a diario su oficiosa labor al “chueco Tapia” su gran amigo, se queda con el sueño trunco ya que para no salir de ese triste y miserable contexto social que engloba la época, es atropellado por una Combi cuando leía en un paradero.

Las novelas de “Las niñas malas” se han puesto de moda porque venden, porque alimentan un morbo colectivo. Literariamente se encuentra algunos vacíos que hunden a la lectura a ratos en abismos difíciles de alcanzar y en ciertas partes chispazos de lucidez que nos recuerdan a toda la virtuosa obra de Ampuero, chispazos que vuelven como un grito en medio de la oscuridad. Hay diálogos que carecen de ritmo debido a que el lenguaje amical y callejero se torna un lenguaje muy complejo y casi filosófico invariablemente, no con el afán de dar una personalidad a un personaje sino como pinceladas difusas en cada uno de ellos, intermitentemente.

La novela de Ampuero ha caído en una trampa apresurada de marketing con un nombre que puede llamar la atención pero desencantar de inmediato, pese a fu fluidez. Antes que Puta Linda, recomendamos “Taxi Drive sin Robert De Niro” que sí es una muestra sublime de las joyas literaria de este notable autor peruano.

El Poder de la palabra, a esa espada que puede hacer más daño que el fúsil.




Orhan Pamuk, premio Nóbel de de literatura ha sido amenazado constantemente por grupos radicales de los nacionalistas turcos por sus declaraciones transparentes y por los múltiples llamados a reconocer el genocidio implementado a los armenios por el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial (a partir de 1915). El gobierno en Ankara no hizo nada contra estas continuas amenazas y ello ha sido la causa para que Pamuk abandone Turquía y radique en Estados Unidos por tiempo indefinido.


Salman Rushdie, el genial escritor escritor inglés fue perseguido por un grupo extremista de musulmanes “Los versos Satánicos” fueron el detonante. El 14 de febrero de 1989, un edicto religioso, o fatwa, instando a su ejecución fue leído en Radio Teherán por el ayatolá Ruhollah Jomeiní, el líder religioso de Irán. El edicto acusaba al libro de "blasfemo contra el Islam". Además, Jomeiní acusó a Rushdie del pecado de "apostasía", el abandono de la fe islámica que según los ahadiz, o tradiciones del profeta, debe castigarse con la muerte. Hizo un llamamiento a la ejecución del escritor, y también a la ejecución de aquellos editores que publicaran el libro conociendo sus contenidos. Cinco de los editores fueron asesinados vilmente y Rushdie pasó a la clandestinidad. Tuvo que vivir oculto por años y aún ahora sigue huyendo constantemente y cambiando de residencia “A veces anochezco en una casa y amanezco en otra, no puedo acercarme a las ventanas y a vecs duerno bajo la tierra” confesó en una escalofriante entrevista.
Federico García Lorca el poeta español que fue asesinado en fusilamiento por las milicias necias de España en una entrevista días antes mencionaba "Yo soy español integral y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; pero odio al que es español por ser español nada más, yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista, abstracta, por el sólo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula, pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego no creo en la frontera política." El 16 de agosto de 1936 fue detenido en su domicilio. Posiblemente en la madrugada del 19 de agosto (aunque la fecha no se ha podido precisar), Federico García Lorca fue asesinado en el camino que va de Víznar a Alfacar. “Has hecho más daño con la palabra que todos los demás con el fusil” , Se le reciminó antes de ser fusilado.


Esa palabra que tanto temen los mentecatos, los abusivos, los seres más despreciables que se mimetizan en la pulcritud de la misma vida, de los ideales y de los dogmas.
La palabra siempre será el fusil que defienda a los desprotegidos de los abusivos cobardes que se disfrazan. Hemos dicho desde este balcón las cosas cual son. Los carroñeros aguardan nuestra caida desde su atalaya. Aquellos cuervos que contemplan nuestros pasos con la esperanza de oír el deceso. Decía Manuel Scorza refiriéndose a la patria “¿Hasta cuando serás la ramera con la que los gendarmes se acuestan? ¿Hasta cuando serás el muro donde se orinan los borrachos?” … Definitivamente las cosas que suceden hoy no son nuevas en nuestra patria. Mientras tengamos palabras no temeremos al fusil.

“Historia del carnaval Cajamarquino” Un libro de tradición, evocación e historia




Ya está a la venta “Historia del carnaval Cajamarquino” es el libro de los autores: Segundo Emilio Rojas Atalaya, Rolando Rojas Atalaya y Luz Vásquez Ordoñez, 76 páginas, formato Standard, papel bond, carátula en color.

El libro es un estudio minucioso de la popular fiesta del carnaval, los autores han hecho importantes investigaciones para poder dilucidar aspectos importantes de esta fiesta. La investigación parte de los orígenes hasta llegar al carnaval cajamarquino, en uno de los capítulos cuenta con una selección de coplas de época y con una relación de soberanas hasta la actualidad.

Como conocedor de la importante trayectoria de Emilio Rojas Atalaya en el mundo de las letras y de las investigaciones de índole cultural, no dudo en que este libro será un aporte importante a la cultura, pues además de ser un compendio de la historia del carnaval es un libro que describe con tino y elocuencia cada una de las fechas desde el inicio hasta el final, abordando en cada una de ellas una explicación de las razones y de los ritos de cada una de ellas. El aporte es importante porque sirve como una guía perfecta al visitante que en estos días vive el carnaval.

El texto está complementado además con fotografías que grafican aspectos de los acontecimientos que suceden durante el carnaval, lo que le da a la obra una interactividad en todo momento. Pero una de las técnicas que los autores han utilizado con maestría en la elaboración del libro es el testimonio. Definitivamente el testimonio es un referente magistral en este tipo de literatura, pues son valiosos los aportes de personas que vivieron el carnaval de hace décadas cuando talvez la simpleza de las cosas le daban a esta fiesta un toque de bondad y hasta de fervor. La chicha se preparaba con anticipación y entusiasmo y los juegos no eran brutales y primaba el respeto. Hoy la decadencia ha hecho mella en algunos de los aspectos festivos, la popular chicha de jora preparada en urpos o barriles ha sido reemplazada por botellas descartables de algún licor barato y los juegos se han convertido en violentas arremetidas que han conllevado hasta las sanciones penales. Por eso los autores de esta obra elegante y trascendente han hecho de la evocación otra herramienta muy útil que le da al libro en conjunto la prestancia adecuada.

El hecho de hacer una publicación que va a repercutir en la formación de un pueblo es loable, pero más loable es hacerlo en contra de la corriente, en un país donde el libro no tiene una ley que lo ampare, donde los costos de las publicaciones son excesivos y colosales. Estos tres maestros han conseguido que Cajamarca tenga un referente de su historia en cuanto a la fiesta del carnaval se refiere. Más allá de los obstáculos y los inconvenientes que puedan presentarse. Desde el espacio que este diario nos brinda saludamos esta iniciativa y felicitamos a sus autores, comprometidos con esta tierra.

lunes, febrero 05, 2007

De un tigre que cazaba ratas, narcotraficantes, delincuentes, sembradores de amapola, mercaderes estatales y otras inmundicias.



Hace unos días el coronel Alfonso Chavarri Estrada, cajamarquino, a quien no le tembló la mano cuando se trató de sancionar a sus congéneres involucrados en actos de corrupción y en dolosas actitudes, fue cambiado a otra unidad, por ende a otra ciudad, dejando trunca la labor emprendida con abnegación y sacrificio. Fui testigo como lo fue la ciudad y el país entero, de sus logros y vicisitudes en la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, soy testigo fehaciente de las sanciones que dio a sus subordinados cuando estos fueron descubiertos en el mal uso de la vestimenta oficial, de los abusos que condenó sin dudar un instante, porque su meta fue cambiar el rostro de la tierra donde nació, de la tierra que el amó y ama. Si hubiese muerto sería un héroe y un parque llevaría su nombre y un día cualquiera se le llevarían flores y salvas de cañón evocarían su memoria.

Pero el Coronel Chavarri no murió y se convirtió en un ser molesto para los intereses de los poderosos y narcotraficantes, para las mafias organizadas y para las bandas delincuenciales y aún para aquellas que mejor organizadas están enquistadas en entes gubernamentales, en sociedades secretas y con códigos silentes y enormes cifras en cuentas bancarias extranjeras. Por eso había que sacarlo de esta tierra. Chavarri se había convertido en un ser molesto y osado, capaz de emprender kilométricos trabajos de inteligencia para capturar a narcotraficantes que antes nunca fueron descubiertos en inhóspitos lugares, como capaz también de enfrentarse a compañías de seguridad de los más poderosos, aquellos que estuvieron acostumbrados a ser intocables. Definitivamente era un coronel que se había convertido en una piedra en el zapato para intereses subalternos y miserables de un flanco del gobierno y para potentadas mineras acostumbradas a ser vitoreadas en sus más oscuras andanzas. Para otros fue una piedra en el borceguí, a esos militares mediocres acostumbrados a vegetar les robó el protagonismo.

Cuando no está el gato los ratones bailan, dice el viejo refrán, ahora no está el tigre y bailan ratones, pericotes, ratas, perros, vendedores de auto-partes robadas, sembradores de amapola, narcotraficantes, delincuentes y uno que otro policía que se sintió incómodo con un orden absoluto, uno que otro de aquellos que fueron sancionados por la rectitud de un hombre cabal y honesto.

En nuestra patria, estamos acostumbrados a la postrimería y más aún en nuestra Cajamarca, somos la imagen viva del “in memoriam” y de los agradecimientos olvidados. Somos el pueblo que acepta todo, aún sabiendo que está mal. El legado que nos dejó el Coronel Alfonso Chavarri permanecerá incólume en nuestra ciudad y en nuestra patria, siempre vamos a recordar la imagen de un hombre que supo sembrar en una institución como la Policía Nacional, autenticos valores y logros legendarios y míticos. Gracias por la paz y tranquilidad que durante el periodo de su gestión hemos tenido. Un día la historia lo va recordar como el héroe que realmente es, un día cuando el Perú, nuestra patria, sea distinto, cuando los sátrapas que hoy aún lo poseen hayan sido desterrados para siempre, cuando los miserables que hoy la gobiernan aprendan a llamar a las cosas por su nombre… Solo entonces una plaza o una calle llevarán merecidamente ese nombre brillante de aquel que sirvió a su patria, a su pueblo y a sus raíces. Gracias Coronel y no olvide que el mundo es pequeño y que cada día da una vuelta y que la justicia tarda pero llega.

Concurso Nacional de Dibujo y Pintura



"De mil colores es mi Perú", así ha sido denominada la sétima versión del Concurso Nacional de Dibujo y Pintura que organiza el Instituto Nacional de Recursos Naturales-INRENA, dirigido a niños y adolescentes en edad escolar del Perú. Todos los trabajos serán recibidos en las oficinas del INRENA, a más tardar el viernes 27 de abril de 2007.


Este año, el concurso se concentrará en el tema de la protección del medio ambiente. Cada obra debe estar acompañada de un texto corto (50 palabras), escrito por el autor, que explique su ilustración. Además de incluir la siguiente información: Nombre completo, fecha de nacimiento (incluyendo el año), dirección del domicilio, número telefónico, nombre de la escuela y el grado en que cursa, dirección de la escuela (número telefónico y fax) y dirección de correo electrónico.
El dibujo o pintura deberá hacerse en papel de dibujo, cuya dimensión será de: 297 x 420 milímetros. El estilo de la obra es libre. Se podrá usar crayolas, lápices de colores, acuarelas, entre otros. La obra debe ser inédita y los dibujos no deberán incluir ninguna palabra.


Los trabajos serán enviados en forma individual o a través de sus colegios, por correo, a la sede central del INRENA, ubicada en Calle Diecisiete (Los Petirrojos) N° 355, Urb. El Palomar, San Isidro. En el caso de provincias, remitirlos a las sucursales del INRENA.


CATEGORÍAS:
- De 9 a 12 años
- De 13 a 15 años.
Primer puesto: Un viaje a una reserva natural con gastos pagados. Placa recordatoria, diploma y paquete de útiles escolares.

Segundo puesto: Un diploma, placa recordatoria y paquete de útiles escolares.
Tercer puesto: Un diploma y paquete de útiles escolares.
Menciones honrosas: Se distinguirá con diploma a los que ocupen los puestos cuarto y quinto.

Dos fotos inéditas de Heraud (II Parte)




Ayer mostrábamos una foto desconocida del poeta, con un grupo de compañeros de arte de aquella época, resaltaba las figuras de Calvo, los hermanos Corcuera, Razzeto, entre otros destacados poetas. En la foto de hoy, se aprecia a Javier Heraud junto a la poetisa Carmen Luz Bejarano en 1960, ese mismo año el mes de diciembre obtiene, con César Calvo, el Primer Premio en el concurso “El poeta Joven del Perú”, convocado por la revista Cuadernos trimestrales de Poesía, de Trujillo, con el libro: “El Viaje”. Es nombrado profesor de inglés en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe. Tenía 18 años y un ímpetu de libertad que en breve habría de costarle la vida. Aquí la última carta que recibió la madre del poeta:

Nov 62. La Habana. Cuba.


Querida madre:
No sé cuándo podrás leer esta carta. Si la lees quiere decir que algo ha sucedido en la Sierra y que ya no podré saludarte y abrazarte como siempre. ¡si supieras cuánto te amo!, ¡si supieras que ahora que me dispongo a salir de Cuba para entrar en mi patria y abrir un frente guerrillero pienso más que nunca en ti, en mi padre, en mis hermano tan queridos!
Voy a la guerra por la alegría, por mi patria, por el amor que te tengo, por todo en fin. No me guardes rencor si algo me pasa. Yo hubiese querido vivir para agradecerte lo que has hecho por mí, pero no podría vivir sin servir a mi pueblo y a mi patria. Eso tú bien lo sabes, y tú me criaste honrado y justo, amante de la verdad, de la justicia.
Porque sé que mi patria cambiará, sé que tú también te hallarás dichosa y feliz, en compañía de mi padre amado y de mis hermanos. Y que mi vacío se llenará pronto con la alegría y la esperanza de la patria.


Te besa, Tu hijo Javier.
(*) Antes de partir de La Habana, rumbo a Bolivia (frontera con Perú) para conformar la guerrilla, Javier escribió esta carta que dejó encargada a la esposa de un compañero en Cuba. El encargó: si no le ocurría nada, ella debía conservarla; si lo mataban, ella se comprometía a llevarla a Lima y ponerla en las manos de su madre.


Dos fotos inéditas de Javier Heraud (PARTE I)

De pie: José Hidalgo, César Calvo, Ricardo Espinoza, Marco Antonio Corcuera, Arturo Corcuera, Javier Heraud, Livio Gómez, Mario Razetto. Sentados: Wilfredo Ortega Torres, Carmen Luz Bejarano, Carmen Izaguirre y Antonio Osores

Pocas fotos se tienen del poeta Javier Heraud Perez, aquel hombre que a sus 21 años murió baleado al intentar cruzar la frontera peruana en Madre de Dios. Heraud tuvo una vida plena en Lima. Dejó la Universidad Católica para ingresar a San Marcos y compartir el arte y la poesía a plenitud, muy ligado al poeta César Calvo, compañero de sus andanzas secretas y fortuitas, compañero también de las ideas de libertad que lo llevarían a Cuba un día y a intentar una revolución después.

Pocas fotos nos muestran a Javier Heraud en grupo, apenas si existen unas cuantas donde muestras a Javier y Calvo y otras que rescató la familia de su álbum. Un descubrimiento formidable me sorprendió hace un par de días, la encontré la foto de Carmen Bejarano (1) en el computador de un viejo y entrañable poeta limeño que se hallaba de paso por Cajamarca.


Sin embargo fue maravilloso encontrar además de aquella, una segunda fotografía en la que aparece un Javier Heraud abrazado a la poetisa Cármen Bejarano. Había leído antes sobre la amistad que compartían, había visto fotos de Javier con ese aire inmutable y esa mirada severa casi indescriptible, pero encontrar la foto de Javier abrazando a Carmen Luz Bejarano fue algo que coronó una búsqueda extensa de información gráfica sobre el poeta. Por razones de espacio. La foto siguiente se publicará mañana en este mismo espacio.

(1)Primera Mención Honrosa del Primer Premio Poeta Joven del Perú, el mismo año que ganó su amigo Javier Heraud. Existe una foto de ambos abrazados, publicado por Oscar Araujo en la antología poética Como una espada en el aire. Los 60, años de ternura y poesía. Pero también años de lucha e ideales románticos. Como todos, en ese tiempo, en San Marcos, Carmen Luz no sólo era poeta sino también comunista.




¿Para qué escribimos un poema? (Poema inédito de César Calvo)



Se escribe un poema para sentirse el centro del mundo.
Se escribe un poema para hacer más fraternos a los hombres,
O sea para intentarlo,
O sea para que la poesía sirva para alguna cosa.
Se escribe un poema para no sentirnos el centro del mundo.
Se escribe un poema para ahuyentar a una muchacha.
Se escribe un poema para ayudar a la Revolución.
Se escribe un poema para que los maridos nos odien mucho más.
Se escribe un poema para que el poema nos acompañe,
Para no estar tan inexplicablemente solos.
Se escribe un poema para duplicar el orgasmo
O al menos para ponerle un espejo delante.
Se escribe un poema para no tener tiempo de hacer otras cosas,
Como por ejemplo para no tener tiempo de sufrir.
Se escribe un poema para que nuestra tía más querida
Pueda decir a todos que tiene un sobrino que escribe un poema.
Se escribe un poema para rascarse la barriga en la playa,
Para emborracharse en Surquillo
Sin que a uno lo asalten los señores chaveteros,
Para darse un descanso entre polvo y polvo,
Para hablar de ello en el Instituto Italiano de Cultura,
Para que a uno lo consientan todo,
Para que a uno no le consientan ni un comino.
Se escribe un poema para que los psiquiatras no nos cobren,
Y para que aquella rubia se sienta inmortalmente poseída,
Y para que el general Velasco lea estas líneas
Y sepa que Avendaño sigue preso
Por orden de una culebra disfrazada.
Y se escribe un poema para viajar a los congresos de escritores
Con todos los gastos pagados,
Y para ponerle el cascabel al gato,
Y para poder comer con la mano en los salones
Si nos viene en gana,
Y para morirse de hambre
Y también para no morirse de hambre
Y para quedar como un perfecto cojudo en todas partes,
Y para usar calzoncillos de colores sin que
Se nos acuse de maricas, /
Y para que ciertos cadetes nos dejen a solas con sus novias
Creyendo que lo somos.
También se escribe un poema para no afeitarse nunca,
Para ir al baño sin remordimientos,
Para ir al comedor sin remordimientos,
Para ir al dormitorio sin remordimientos,
Y se escribe un poema para sentirse culpable de todo
Y con esos materiales llegar a escribir algún poema.
Y también se escribe un poema para reírse a gritos
Y para vivir también se escribe un poema.
Y para tener un pretexto para no vivir, etcétera.
Y a propósito de etcétera:
Se escribe un poema para no escribir cosas peores,
Como cartas de amor, cartas financieras,
Facturas por pagar, tratados de filosofía miraflorina,
Y se escribe un poema por incapacidad,
Cuando se ha fracasado como wing derecho en la
Selección del colegio, cual es mi triste caso.
Y se escribe un poema para intensificar la vida,
Como dice Stéfano Varese.
Y se escribe un poema, finalmente,
Se escribe un poema para que en algún lugar del mundo,
Mañana o dentro de veinte años
La pareja que está por suicidarse alcance a leerlo, y desista,
Desista por lo menos unos días,
Y comprenda que la vida
Es siempre hermosa
A pesar de la vida... y a pesar del poema.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú