Síguenos en FACEBOOK

miércoles, octubre 29, 2008

Ley 26269 y la tenencia compartida de los hijos




Los padres se divorcian entre sí y no de los hijos. Recientemente el Congreso aprobó una ley que modifica el Código de los Niños y Adolescentes (Ley 26269) y que incorpora la tenencia compartida de los hijos.
La tenencia compartida tiende a posibilitar la permanencia alternada de los hijos en el domicilio de cada uno de los padres separados. Por ejemplo, se podría establecer que durante unos días el menor se quede en casa de la madre y otros días, en la del padre.
Sin embargo, la ley es clara cuando señala que el juez priorizará el otorgamiento de la tenencia a quien mejor garantice el derecho del menor a mantener contacto con el otro progenitor.
El divorcio, es la separación entre los padres, más no de los hijos, menos con sometimientos, chantajes o extorsiones que generan heridas psicológicas en los niños, que son irreparables y causan secuelas de por vida. Luego del divorcio ambos padres no pueden desligarse de sus obligaciones, pero tampoco de sus derechos, salvo que un juez lo haya dictaminado así por seguridad del niño.
De acuerdo con el texto aprobado, ante falta de acuerdo de los progenitores, el juez puede determinar la tenencia compartida entre los padres separados.
La reciente modificatoria en el Código de los Niños y Adolescentes en cuanto a la Ley 26269 y que incorpora la tenencia compartida de los hijos, beneficia a miles de niños peruanos que viven secuestrados por uno de los progenitores y que además paralelamente se extorsiona al progenitor afectado, pese al incumplimiento fraudulento del que son protagonistas. En ese sentido lamentablemente las leyes peruanas fueron fofas y exageradas, favoreciendo a las madres a tal punto que convirtieron esos vacíos legales en fórmulas para privar a los padres de ese derecho y además aplicar un tinte de lesión en el niño.

La ley beneficiará a aquellos padres y madres que se ven afectados por la actitud de quienes sin tener en consideración los derechos de sus hijos los piensan como una de las partes del divorcio – Una ganancia y un trofeo -- y que consideran que el divorcio también significa el alejamiento de los hijos de uno de los progenitores.

Bajo ese punto de vista la ley debió ser drástica y no solo quitar la custodia al padre infractor, sino que bien pudo hacerse como en otros países, Argentina por ejemplo, donde además se sanciona con pena privativa de la libertad al secuestro de un hijo, por uno de los padres.

Esta reforma abre la esperanza en miles de niños injustamente privados del derecho natural de ver a sus padres. Devuelve a los progenitores afectados la posibilidad de un enmiendo judicial y sanciona un capricho vil. Fueron las madres quienes escogieron al padre de sus hijos, salvo casos de violación. Fueron los padres, quienes escogieron a la madre de sus hijos, por lo tanto es un derecho que el hijo goce de la cercanía de sus progenitores.

Adiós en Celendín



Celendín se ha vestido de luto, las calles se han llenado de silencio para despedir a aquellos que fueron en busca de un sueño. Es imposible hablar de ellos sin evocar las alegrías de los domingos recientes, imposible callar la felicidad que dieron desde los campos a donde fueron esculpiendo el nombre brillante de la gloria.
El bus que trasladaba al equipo de San Cayetano cayó a un abismo y con él cayeron las esperanzas de un pueblo, no solo un bus cargado de ilusiones y de hombres rodó esa noche, sino que con él fueron al abismo la alegría de una provincia, de una región y de un país.
Muchas cosas pudieron evitarse y ese dolor abre la herida de un pueblo, hoy la desolación se va por las calles, sube las aceras trepa las puertas, las ventanas, agrieta los balcones y va tomando los tejados y sigue hasta alcanzar las nubes. Nada puede frenar esta tristeza. Nada va a devolver la risa a quienes quedan con la angustia de compañera, adormecidos bajo el letargo de la pena. Pudo evitarse pero nadie hizo caso. Hoy Celendín llora esta ausencia.
La tristeza se desliza por la mirada de todos, la tarde misma está vestida de silencio, solo el llanto es una bandera que se agita en la inmensidad de la nada. Fueron en busca de un sueño y no pudieron encontrarlo, fueron en busca de la felicidad y les fue negada.
La tragedia que hoy sacude el alma de los celendinos fue anunciada, pero la irresponsabilidad de quienes debieron velar por el orden fue más grande, la indiferencia de autoridades que debieron proteger fue una sombra que se acostó en sus corazones y hoy un vestido de llanto y de tristeza amortaja este jueves.
El Perú es la patria herida por las actitudes irresponsables de quienes la desatienden. El Perú es esa bandera que se agita entre el silencio de quienes tienen que callarlas negligencias de las autoridades. La vida se va y no vuelve, no regresarán las tardes idas, los gritos de gol… los aplausos o las tristezas por haber perdido. Todo termina con este silencio.
Nadie va a devolver lo que se ha perdido en esta tarde, nada va a cambiar este camino de pena por el que regresarán quienes tienen que dejarlos. El consuelo de la redención junto al niño de Pumarume llega como las olas, a pausas, en efímeras caricias. Nadie va a remediar esta angustia. El viento del olvido va llegando con látigo de pena.

Quienes fueron culpables de ese desacato serán juzgados por el tiempo, la memoria es frágil y olvida pero la historia no perdona, un día se hablará de aquellos que apagaron la risa de quienes lucharon por un sueño, de quienes buscaban a la esperanza, de quienes persiguieron un ideal por el que entregaron su vida.

¿Lobby estás?



El término lobby se ha puesto de moda en estos días en que Rómulo León Alegría fue “chuponeado” en una bochornosa conversación comercializando ilícitamente para la obtención de la buena pro de lotes de exploración petrolífera y la palabra lobby surge una y otra vez hasta convertirse en un termino que involucra una actividad, casi una profesión, entonces se empieza a hablar de lobbista.
Rosa María Alfaro Moreno en su “Memoria de la campaña ciudadana sobre la Ley de Radio y Televisión” en el acápite de lobby y relaciones políticas transparentes indica acertadamente que - el lobby es una relación individual y secreta, que debería estar basada en la conversación transparente sin ofrecer nada a cambio- sin embargo se ha demostrado que esa concepción solo queda en el campo teórico, pues los lobbistas no se ajustan para nada a ese concepto y más bien se asemejan a un lobo, es decir, un lobbista tiene más de lobo que de relacionista.
Luis Vargas Valdivia - Ex procurador anticorrupción en una reciente entrevista ha expresado sobre el agreste tema “Es de resaltar que la Ley 28024, que regula la gestión de intereses en la administración pública, o lobby, establece claramente que los funcionarios con capacidad de decisión pública, entre los que se encuentra los miembros de los directorios de la empresas comprendidas en la actividad empresarial del Estado, están prohibidos de actuar como gestores de intereses, debiendo incluso dejar constancia pública de las comunicaciones que tengan con algún gestor o lobbista; siendo que estos últimos además deben estar inscritos en el Registro Público de Gestión de Intereses, para poder ejercer dicha labor. Asimismo, en dicha norma se prohíbe expresamente a los funcionarios públicos a aceptar cualquier liberalidad (entendida como beneficio, dádiva o comisión) por parte de los gestores, estableciendo diversas sanciones administrativas, sin perjuicio de las sanciones penales que correspondan”. Más claro, ni el agua.
Hablamos de delitos claros que bien podrían considerarse como delitos de asociación ilícita para delinquir, colusión desleal, patrocinio incompatible y corrupción de funcionarios, previstos en los artículos 317, 384, 385 y 393 del Código Penal. Pero ¿Fue lícita la manera de conseguir los audios? ¿La interceptación telefónica es legal? Tenemos desenmascarado el delito ciertamente, sin embargo el procedimiento no es el más legal ni adecuado. El fin no justifica los medios, salvo para cuando se va en contra la legalidad y es lo que ha sucedido en este caso.
El problema es complejo y engorroso, es algo similar al eterno dilema metafórico y filosófico de ¿Quién fue primero, el huevo o la gallina? Transcribiendo a "¿Qué vino primero: X que no puede venir sin Y, o Y que no puede venir sin X?". O mejor aún: ¿Que vino primero: la Corrupción que no puede venir sin política, o la política que no puede venir sin corrupción?

Ratas, ratones y felones



Un video terminó con la barbarie y corrupción del gobierno de Alberto Fujimori, un video que además puso en escena a un grupo de personajes que aparentemente daban la vida por el Perú, como no recordar a Fernando Olivera y Luis Iberico en su temblorosa conferencia de prensa denunciando la corrupción mientras en una pantalla se veía a un Alberto Kouri recibiendo ingentes cantidades de billetes en la salita del SIN.

A esa telenovela nefasta de nuestra patria se sumarían otros capítulos, donde aparecerían ministros, congresistas, animadores de televisión, propietarios de medios de comunicación y una larga lista de personajes que se vendieron cómodamente y que vendieron al Perú a cambio de unos miles de dólares.

Luego de ello algunos nombres empezaron a sonar “El Patriota” “El agente zoom” y otros que aprovecharon el momento político para lanzar sus manotazos desde el ahogado gobierno fujimorista como Nicolás Lucar tratando de emboscar a Valentín Paniagua en un set de televisión, lo que estuvo a punto de causarle un linchamiento público.

Luego la espectacular y hollywodiense búsqueda de Alberto Fujimori a Vladimiro Montesinos, después de que el hábil Rasputín de la inteligencia peruana, en ese momento, huyera llevándose un botín incalculable de videos y audios de miles de personajes de la escena nacional. Ese material, a la larga, sería más valioso que las cuarenta maletas que fujimori se llevó en el avión presidencial -aún considerando que estas estuvieran cargadas con barras de oro-.

Lo sucedido recientemente con Rómulo León Alegría, ex ministro del gobierno aprista - y por ende hombre de confianza, en algún momento, del presidente García- Y Alberto Quimper, dio un remezón al actual gobierno, terremoto de grado 9 que había que enmendar urgentemente, más si luego aparecía un nuevo audio en el que Rómulo León Alegría y Fortunato Canaán mencionan en un negocio de salud pública al ex ministro Hernán Garrido Lecca, abre otra inquietante brecha en el escándalo de corrupción que sacude al Gobierno. Dichas conversaciones resultan muy verosímiles, ya que Canaán, fuera del petróleo, se dedica fundamentalmente a la construcción y equipamiento de hospitales en República Dominicana y España a través de su empresa Fortluck-Medicam.

No solo se puso en jaque al gobierno peruano, sino que se desbarató un Gabinete en Pleno, por eso tampoco sorprende la actitud de García de llamar a sus “compañeros” ratas, ratones y felones. Misteriosamente aparece un nuevo audio en el que en una conversación entre Alberto Quimper y el abogado Ernesto Arias Schreiber, el ex directivo de Perú-Petro asegura que el presidente Alan García "no puede ver" a Rómulo León, lo que para cualquier individuo con mediana inteligencia haría ver que García resulta evidentemente favorecido.

Y el gobierno empieza una búsqueda espectacular y hollywodiense tras la rata llamada León Alegría y la historia se vuelve a repetir, con igual parecido, con la misma similitud, con idéntica trama, como una novela de Delia Fiallo donde solo cambian los personajes, pero la esencia sigue siendo la misma, novela que bien podría llamarse ratas, ratones y felones y que curiosamente pareciera haber sido escrita por el mismo guionista.

Silencio y algo más



El miércoles 8 de octubre al promediar las 4 de la tarde falleció Hugo Garavito, personaje entrañable de la política peruana, y en verdad es difícil hablar de políticos que tengan la denominación de entrañables. A menudo la ausencia de uno de ellos del terrenal mundo, sin ser sádicos, nos causa alegría, y es que, entre tanta corrupción y mediocridad y falta de una casta política se hace oportuno mencionar a aquellos que hicieron que la política sea algo agradable y Garavito fue uno de ellos.
Se encontraba internado desde hace varios días, durante los cuales luchó por su vida. El también regidor por Lima logró mayor figuración mediática debido a su labor como asesor durante el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo Manrique.
Personaje caricaturesco, fácil de querer sin conocerlo, bastaba leer sus obras para saber que era un personaje inhabitual en un mundo material y terrenal. De vestir desalineado, los puños de sus trajes devoraban sus manos y una correa casi siempre por encima del ombligo, era el antihéroe del político clásico. Sus balbuceos siempre felices, la antítesis de la formalidad y la seriedad de los seudo-políticos. Desde la muerte del ex - presidente, el cusqueño Valentín Paniagua, no se había sentido tanta tristeza en el mundo político peruano.
Su afán por defender a Eliane Karp lo llevó a ser un personaje muy imitado en los estudios de televisión de programas humorísticos, en los que, al contrario de los políticos comunes, se divertía a rabiar y compartía ese exquisito humor que lo convirtió en la cara buena del gobierno de Toledo.
Escritor y Periodista, ideólogo. En el 2001 ingresó a la campaña del ex mandatario Alejandro Toledo y luego pasó a formar parte del Comité Ejecutivo Nacional y secretario de ideología del partido de la chacana. Luego de ganar las elecciones, el analista político pasó a desempeñarse como Secretario de Comunicaciones y director de “El Peruano”.
Sin embargo, en el 2006 decidió alejarse de la agrupación liderada por Toledo Manrique debido a discrepancias con el secretario general del partido, Javier Reátegui.
El periodista se encontraba elaborando dos libros: uno de análisis a la crisis económica mundial y su repercusión en el país; y el otro, una novela histórica, libros que quedarán pendientes, en el limbo de la nada, como quedará pendiente esa sonrisa que anunciaba tiempos de paz cuando en el Perú todo ardía, que refrescaba el bullicio de los diarios cuando Garavito aparecía en persona en algún noticiero o en alguna imitación como “Hugo Garabato”, el risueño personaje que detuvo su última palabra, su última sonrisa y se marchó por ese túnel que conduce a las distancias insondables de otras dimensiones.

Negligencia en hospital



La semana pasada los distintos medios de comunicación local denunciaron una negligencia médica ocurrida en el Hospital de Apoyo de la provincia de Celendín. Las circunstancias en que se produjo el hecho, son por demás escandalosas. Una gestante con hemorragia acude al nosocomio de esa provincia para solicitar un examen médico, sin embargo, está recibe una negativa como respuesta, el responsable: Carlos Villegas, obstetra de ese centro de salud. Eran las 11 de la mañana del sábado 27 de setiembre y el encargado del área simplemente priorizó un partido de fulbito matinal, pese a que su horario concluía a la 1 de la tarde y su turno aún no terminaba.
No solo se negó a cumplir una obligación por la cual recibe un sueldo del Estado peruano, sino que atentó contra la vida de dos seres humanos, la madre gestante y el niño que gracias a él nunca nacería nunca.
Ante la negativa de la atención la gestante retornó a su domicilio pese a los intensos dolores y la profusa hemorragia, ese mismo día Panorama Cajamarquino conversó con el director de ese hospital vía teléfono, el Dr. Carlos Chávez Silva indicó que no se encontraba en esa ciudad en ese momento y que desconocía el hecho, por lo que no podía emitir ningún comentario sobre ello, sin embargo agregó que de haber sido así, lamentaba la mala actitud de Villegas.
El domingo por la mañana luego de que la gestante L.M.P.L perdiera mucha sangre y tuviera dos desmayos consecutivos fue internada de emergencia en ese hospital. Era demasiado tarde ya para salvar esa vida que nunca concluiría su ciclo con normalidad. La paciente fue sometida por profesionales de ese nosocomio a un legrado.
Villegas apareció el día lunes, campante y feliz, enterado de la denuncia que se había publicado en los medios, no tuvo mejor idea que salir a los medios de esa provincia y decir que la gestante era una “malagradecida” que fue atendida y que no reconocía su proceder.
Felonías como esa, merecen ser sancionadas ejemplarmente, sanciones no solo administrativas, sino también penales, el abandonar a un paciente en estado de emergencia con una profusa hemorragia es un hecho delictivo que debe ser sancionado y repudiado por la sociedad en su conjunto.
Carlos Villegas puede decir a sus jefes que “no hizo lo que hizo”, pese a que existen las denuncias y son verificables, puede mentir en sus informes y poner la cara de víctima, pero no podrá escapar de su conciencia ni de sus noches de insomnio. Porque sabe que un partido de fulbito, una “pichanguita”, fue para él, más importante que atender a una paciente, que salvar una vida y que actuó de manera irresponsable.
La Dirección Regional de Salud, no debe permitir que esta muerte quede impune y debe iniciar las investigaciones de inmediato y poner a quienes delinquen, donde deben estar, en un penal tras las rejas, y librar a los peruanos de parásitos que viven a expensas del Estado desatendiendo y jugando con la vida de seres humanos.
La DIRESA puede demostrar a los cajamarquinos que es una institución eficiente y que sanciona a los irresponsables que incumplen con el juramento hipocrático y que no tienen un mínimo de respeto por la vida.

Carta para mi padre



A medida que ha pasado el tiempo he ido descubriendo que las horas a tu lado se fueron diluyendo casi sin querer, es verdad que siempre me gustó la soledad y a veces me ausentaba para olvidarme de ti, para desdibujar de mi memoria tu recuerdo gris. Nunca aprendí a decirte te quiero y digo que no lo aprendí porque recuerdo que alguna vez, cuando aún era un niño, me enseñabas a decirlo, pero no aprendí, no lo entendí y prefería las cosas distintas de la vida, coleccionar piedras de cada lugar recorrido, coleccionar monedas de lugares distantes o leer a Vallejo en la soledad de mi habitación.
Lamento no haber aprendido a decir te quiero, lamento las ausencias con las que te golpeo a diario y aún más, cada domingo, extraño esos paseos, te echo de menos en el interior de mi balcón al que cada vez llegan más días tristes y aciagos.
Un día en ese sinuoso camino que es la vida me caí atrozmente y perdí al ser que más amaba y fue mi error, lo reconozco, aunque cada mañana que pienso en ello creo que el castigo fue y es muy severo. Hay que reconocer nuestros errores, mee dijiste un día, y yo lo aprendí, aunque me costó al comienzo.
Hoy escribo otras páginas, mis días son más felices junto a una mujer buena y una nieta que aún no conoces, pero que tendrás entre tus brazos pronto, en un día inesperado, en el día menos pensado, es mejor no premeditar las cosas y construir un día nuevo cada mañana.
He aprendido que las tardes ya no se remiendan, que las palabras dichas ya no regresan y que los días de soledad son cada vez más recurrentes. He soñado alguna vez que me había ido a otra distancia y desperté llorando, arrepentido de los “te quieros” negados.
Nuestra casa en la montaña cada vez está mas lejana, mi niñez atrapada en los cerros que de algún modo también habitábamos, de donde te veíamos salir cada tarde con un casco amarillo que te protegía de las gotas interiores de la mina. Yo admiraba esa forma de vida, en esos días no sabía que esas cosas no eran buenas, no sabía que existía la contaminación y que acabaríamos un día muertos de tristeza.
Extraño los días de nuestra casa en “Coloradas” en la “Morocha” y en “Chachas”, nuestra ventana altísima en el octavo piso del edificio Las Moreras nuestra casa en un cuarto piso frente a la cárcel y esas otras casas que a veces eran también una cárcel de pena y angustia.

Cada día estamos más ausentes, más distantes y la soledad se alarga como la sombra lo hace cuando cae la tarde.
La vida nos ganó la partida y veo mi rostro asomando a tu imagen más cada día y veo mi alma quebrarse como la tuya y veo que de nada sirvió tanta ausencia, tanta distancia, sino solo para darme cuenta en lo más profundo de mi alma de cuánto te quiero aunque no haya aprendido a decirlo.

¿Vender cianuro?




El Director Regional de Minería, Honorato Hernán Flores Lozano, en recientes declaraciones a la prensa ha expresado su preocupación por el riesgo que corren un grupo de policías quienes estarían expuestos al contacto con cianuro – sustancia química letal, de uso industrial y minero- el que recuperado en distintos operativos a los mineros informales en la provincia de Cajabamba. Y su preocupación es aceptable y lógica, dada la letalidad del cianuro y de el riesgo de su volatilidad con algunos ácidos – en las cámaras de gas se los suele combinar con un ácido para causara la muerte instantánea de la víctima -.

El funcionario ha mencionado además que la Fiscalía no se quiere hacer responsable de esa tonelada y media, según sus palabras, que habría sido incautada entre las comisarías de Cajabamba y Chuquibamba, sin embargo el Fiscal Lúcido Boy Palacios, Fiscal Provincial de Cajabamba ha explicado que en realidad se trataría de falta de condiciones de un lugar apropiado en esa sede para almacenar la sustancia química de alta peligrosidad.

Honorato Flores Lozano ha hecho la propuesta de comercializar la sustancia agregando que solo Minera Yanacocha y Minera Gold Fields son las que usan el cianuro en sus procesos de obtención del oro. Información errónea para ser emitida por un funcionario minero, Minera San Nicolás utiliza un aproximado de 500 kilogramos de cianuro por mes, información que seguramente el Director Regional de Minería ha olvidado obnubilado por las ingentes cantidades que las citadas mineras manejan de ese producto.

Pero al margen de ello ¿Es legal que se venda a la minería formal el cianuro decomisado a los mineros informales? ¿Está facultado el Director Regional de Minería a realizar ese tipo de transacciones? ¿Está dentro de su competencia?

El Fiscal Provincial de Cajabamba ha indicado que en situaciones anteriores, se ha dirigido por escrito a diversas instituciones solicitando el internamiento de los insumos químicos fiscalizados recuperados, ante la peligrosidad de su toxicidad, lo que parece más consecuente y sobre todo más responsable.

Otros insumos químicos fiscalizados que han sido recuperados en esa zona son la cal común, zinc en polvo, acetato y hasta crisoles, que si bien no son peligrosos, deben ser agentes incómodos en una comisaría.

Por el bienestar de los efectivos policiales de esas comisarías y por la salvaguarda de su salud y sus vidas urge que el Estado traslade esas sustancias químicas a lugares seguros. Pero definitivamente vender cianuro incautado y ya manipulado no es la mejor idea.

Hualgayoc, historia y tragedia de un pueblo minero




Ayer se desarrolló la audiencia convocada por Minera Coimolache – Proyecto Tantahuatay en Hualgayoc. Cuando Ramondi o Alexander Von Humboldt estudiaron el “Mineral Hualgayoc”, como se ha llamado desde hace siglos a Hualgayoc, nunca pensaron que sus crónicas años después serían el preludio de estudios que a la larga terminarían alimentando la codicia de los hombres.

Desde Rodríguez de Ocaña hasta Miguel Espinach, desde Mario Samamé Boggio hasta Eloy Santolalla Bernal y Victor Santolalla, el último minero de esa casta casi mítica que fue dueña de gran parte de la región, de “Pilancones” a “Coloradas” y de innumerables minas, cuando ser minero era entrar a un socavón y no saber si se saldría con vida, bajo las gotas que caían, cuando ser minero era un acto de audacia y osadía y no una moda de chaleco fosforescente y camioneta cuatro por cuatro.

La audiencia se llevó a cabo como se había programado, es decir, no se permitió el ingreso a todos los que debieron ingresar, un elevado número de pobladores quedó fuera del coso taurino y se les impidió el ingreso, tal cual sucedió en la audiencia de Pulán -donde no solo se impidió el ingreso a la mayor parte de pobladores sino que además se instalaron cercas eléctricas-. No importaron sus protestas ni sus súplicas, no importó más que cumplir las órdenes de una política que sataniza a la agricultura milenaria y redime a la minería.

Las licencias sociales se han convertido en una fórmula sencilla de resolver en los temas mineros. Un “Saludo a la bandera” que contradice el mismo término de licencia social, debería hablarse más bien de una licencia estatal o minera, que es el término más exacto.

Como en la historia de cualquier pueblo americano hubo pobladores a favor y en contra y el acto eleccionario fue solo un simbolismo como suele suceder en las misas católicas donde en el acto celebratorio solo el sacerdote bebe del vino y come del pan. Luego los “compañeros” dirán que fue un día histórico y glorioso para Hualgayoc y se firmará con champaña y aplausos una mentira tramada que debe avergonzar más que halagar.

Nada es nuevo bajo el sol, menos en un país que es un mendigo sentado bajo un banco inmenso de oro, mendigo al que a cada instante se lo hace de lado con una escoba para quitarle su banco a cambio de promesas incumplidas que ni siquiera nos permiten tener una red de carreteras decente, apenas tenemos trochas carrozables que avergüenzan y que nos sumen en el atraso.

Las crónicas de los días venideros hablarán de la grandiosidad de la riqueza y siempre el Perú será visto como la mujer pobre que enviuda y vende su casa para venderlo después todo… absolutamente todo.
Ya lo decía el célebre escritor Peruano Manuel Scorza. Ay, patria; ay, enemiga/ ¿con qué me has mojado que no puedo secarme?/ Se me pasan los días/ untando con tristeza los papeles, /mascando tu dolor se me pasa la vida.

Golondrinos en Hualgayoc


La Audiencia programada para el día hoy ha generado gran expectativa en la Provincia de Hualgayoc, distrito del mismo nombre y no es para menos, Hualgayoc despertó la codicia minera un 30 de agosto de 1771 cuando el primer yacimiento argentífero fue descubierto. Hoy pese a haber trascurrido casi un cuarto de milenio y aunque parezca inaudito Hualgayoc en todo los años de su historia minera solo ha cambiado en los techos de paja que hoy han sido reemplazados con calaminas de zinc.
La minería solo dejó contaminación y miseria, las riquezas extraídas nunca se quedaron en Hualgayoc y hoy es casi un pueblo fantasma con autoridades inútiles, sin preparación y que apenas figuran en la vida local de la provincia.

La audiencia de hoy ha movilizado a fuerzas policiales del Estado, como se hizo en otras audiencias, hoy 1 de octubre Hualgayoc está en el ojo de la tormenta y en la mira de toda la región y de los intereses de los capitales mineros.

En los tiempos del cristianismo incipiente, a los traidores se les denominaba Judas, en tiempos de la colonia Filipillos hoy en Hualgayoc existe una nueva estirpe de traidores mimetizados con nombres mesiánicos quienes en una clara burla al pueblo minero y a sus intereses han movilizado a cambio de unas monedas a cientos de golondrinos que hoy aparecerán en escena para darle el sí a la minera Coimolache.

El pueblo tiene derecho a elegir lo que esté más acorde con sus intereses, esa elección es un derecho inalienable, pero no es correcta la manipulación ni el generar actitudes como el golondrinaje (Las personas son trasladadas desde otros lugares con movilidad pagada por la empresa minera, se cubren gastos de alimentación y en algunos casos se otorgan incentivos).

El Perú esta hartó de ese tipo de actitudes, posiciones que solo le han hecho daño al país, que ebullicionan los conflictos sociales y que ponen en peligro la tranquilidad pública, la movilización de gran cantidad de efectivos policiales se afirma que es para garantizar el orden público, nunca se dice que es para garantizar las tropelías y abusos de poderes económicos que manejan tras bambalinas los hilos de los actores.

La ineficiencia de algunas autoridades, han hecho que hoy no den la cara en Hualgayoc, que abandonen al pueblo que los eligió como sus representantes y es que tal vez son concientes de que ingresaron a la arena política por azahar y que al margen de firmar un cheque no saben sumar, ni siquiera escribir y que son semianalfabetos manipulados ante toda una población que lamenta haber elegido a gobernantes tan pusilánimes en esa provincia.

Un grupo de apátridas no tiene derecho a elegir el destino de un pueblo, más aún cuando se habla del principal pueblo minero de la región Cajamarca, aquel en donde millares de hombres están sepultados bajo las rocas de derrumbes, bañados en agua de antimonio y bajo aguas cianuradas que han escrito la tragedia del pueblo coronado con el hambre y la pobreza.

Lucas




Lucas es un gato de edad indefinida, un día llegó a la casa cuando era aún un minino adolescente, tierno y juguetón, no era más grande que un ovillo de hilo de mediana proporción. Su piel atigrada le procuraba un aire de felino africano y sus gráciles saltos eran la promesa de un furtivo e indomable cazador.

Cuando llegó al hogar el felino carecía de nombre, era solo un gato que había sido adoptado en la casa con una sola misión, la de exterminar a los roedores que habían decidido mudarse a nuestra morada, sin mayor aviso ni invitación, un día aparecieron por alacenas y cajones, subían y bajaban las escalera, trepaban por los libros y los estantes. Fue Pamela, una niña de feliz mirada, quien lo bautizó como Lucas y él empezó a acostumbrarse a ronronear cada vez que escuchaba su nombre.

Lucas tenía la vida asegurada en la casa, buen sol mañanero, agua fresca, comida procesada, atún dos veces por semana y una gran buganvilla donde trepaba como un puma y su ancestral fuerza felina lo convertía en el tigre de una jungla en miniatura. Lucas era un gato aparentemente feliz mientras sus días pasaban bienhechores y calmos en un mundo que examinaba meticulosamente cada mañana.

Pero un día el azahar hizo que descubriéramos que Lucas tenía un problema, más allá de sus ronroneos no emitía maullidos, solo hacía gestos que denotaban su esfuerzo y su intento por lograrlo, pero nunca se lo oía maullar como a cualquier gato común. Una mañana, Lucas caminaba sigiloso por el patio rodeando la fuente de piedra que se erguía en el patio que era su espacio, cuando cayó de bruces entre temblores y desorbitó los ojos como si estuviera poseído, unos temblores continuos se apoderaron de su cuerpo y empezó a retorcerse sobre el piso acompañando la infausta escena con estirones crueles. Finalmente quedó tendido, inmóvil, desfallecido.

Al parecer Lucas sufría una enfermedad que lo tomaba a menudo por sorpresa, sus ataques se repetían con frecuencia y lo sorprendían en cualquier parte de la casa, en cualquier situación, comiendo o asoleándose, jugando o a punto de dar un salto felino. Luego se recuperaba lentamente.

La enfermedad explicaba el por qué la invasión de roedores en la casa no había menguado pese a su presencia y por qué esos animalillos se paseaban por todos lados ajenos a la presencia del cazaratones. Los roedores habían descubierto que era un felino mudo y que sufría de fieros ataques que le impedían cumplir una labor eficiente.

Cierto día, alguien en la casa, descubrió el cadáver de un roedor bajo una silla, la rata yacía junto a las patas del mueble y su muerte era la prueba de que quizás Lucas no era del todo un gato fracasado. Por falta de medios probatorios y testigos, no supimos si Lucas fue el autor del homicidio o no, en realidad no sabremos si fue el felino o si fue una casualidad que la rata vaya a morir a esa parte de la casa. Pero la muerte se le atribuyó a Lucas y con ello recuperó su prestigio y justificó su palaciega existencia.

A veces pienso que la seguridad de Cajamarca es como la historia de Lucas, por eso siempre hurgo entre los sucesos diarios para ver si a “los Lucas” de mi ciudad un día les retorna la voz y vuelven a ser los feroces cazadores de antaño sin silencios ni ataques que hagan que las ratas las miren sin respeto.

Odyssey y el tesoro perdido del Perú




En mayo del 2007 una noticia dio la vuelta al mundo. Más de 28 toneladas de monedas de plata y oro, valoradas en 370 millones de euros, fueron extraídas por buceadores "cazatesoros" de Florida (EEUU), en lo que fue considerado como el más rico resto arqueológico submarino descubierto hasta ahora.
Se trataba del naufragio de un barco español que transportaba los tesoros de América a España " luego de una batalla legal y de muchos estudios históricos se acreditó que La fragata “Nuestra Señora de las Mercedes”, perteneciente a la Armada Española. Fue la que se hundió el 5 de octubre de 1804, tras entrar en combate con la flota británica.

La carga la componían un millón de pesos fuertes y 28 toneladas de objetos y materiales preciosos. Todo (o casi todo, porque el contrabando era una actividad muy querida en la época) aparece anotado en el manifiesto de carga. Hubo particulares que embarcaron lingotes de oro de 520 gramos, 4.600 kilos de plata labrada y pesos de oro, entre otras riquezas.

Los tesoros y las miles de monedas de oro y plata acuñadas que se transportaban en ese cargamento pertenecían a la América colonizada de aquel entonces, pero una de las fuentes principales de donde se abastecieron esos metales provino de las minas peruanas del centro de nuestro país y del Mineral Hualgayoc cuyo auge empezó el año 1771 y que en esos años se encontraba en su apogeo.
Los estudiosos del tema han demostrado según las evidencias de los Archivos de Indias que el cargamento contenía además medallas con diferentes nombres de ciudades y otros objetos finamente labrados. España inició entonces un proceso judicial de carácter internacional reclamando el tesoro como suyo, cuando Perú y otros países de América pidieron lo suyo se adujo que en aquellos tiempos éramos una colonia y no una república, por lo tanto no teníamos lugar a reclamo en ese botín.
“Ese barco tiene bandera española y Perú en aquella época pertenecía a España”. Así de terminante se mostró el ministro de Cultura de España, César Antonio Molina, cuando le preguntaron si Perú tendría derecho a reclamar parte del tesoro que contenía el galeón hundido supuestamente en suelo subacuático español.
España luego de unos minuciosos estudios a través de archiveros de esa nación determinó que la mayor parte de la carga de oro y plata que se encontraba en el barco (697.621 pesos de la época) pertenecía a unos 130 mercaderes españoles. El resto (253.606 pesos) era dinero de la Corona.

El Ministerio de Cultura del país ibérico presentó el pasado lunes nuevas pruebas ante el juzgado de Tampa (California) para demostrar que el barco que encontró la empresa estadounidense Odyssey Marine Exploration en mayo de 2007 le pertenecería a España, y se ha obstinado en que el tesoro sea compartido entre la empresa exploradora y ese país.

Odyssey tendrá que responder a las pruebas aportadas por España antes del próximo 17 de noviembre. A partir de ahí, el juez Mark Pizzo tendrá que decidir quién tiene razón o si el caso tendrá que resolverse en un juicio ante los tribunales. Mientras tanto los gobernantes peruanos, falsifican facturas por compra de pollos a la brasa, contratan a sus empleados como asesores y clonan boletas por pasajes que nunca pagaron.

Hecha la ley, hecha la trampa



Un nuevo escándalo ha remecido las débiles bases del Congreso de la República, la desaforada congresista Elsa Canchaya podría retornar a sus funciones y labores luego del pronunciamiento de un Fiscal Supremo.

Tomás Gálvez Villegas, Fiscal en el caso, ha expresado "¿Qué estamos diciendo en el dictamen? Que ella no puede cometer el delito por la sencilla razón de que no tenía facultades para nombrar, y -en efecto- no nombró". Y razón no le falta a la argumentación de Gálvez Villegas.

Más allá de que parezca descabellada, la demostración que emplea el Fiscal Gálvez Villegas es absolutamente válida, puesto que lamentablemente el reglamento del Congreso avala, adrede o no,- lo más probable es que no- el hecho de que Elsa Canchaya legalmente no sería la responsable directa.

Y es que la ley se basa en códigos establecidos que se interpretan y se utilizan en base a lo determinado en ellos, transgredir la norma es simplemente ir contra la legalidad y el planteamiento de Gálvez Villegas es absolutamente válido aunque la razón nos diga que la Ex – Congresista hizo trampa y mintió y actuó con premeditación y dolo.

El reglamento del Congreso no exige requisitos formales para contratar a los asesores de los legisladores, por lo que la propuesta de Canchaya de contratar a su empleada del hogar no implica responsabilidad penal. Sin embargo el Fiscal si aceptó que es un acto reprochable, la Fiscal de la Nación avala el planteamiento y es que el reglamento congresal está evidentemente mal formulado. Por eso Tomás Gálvez sugirió corregir el reglamento para evitar que este tipo de trampas se repitan en el futuro.

Una palabra puede significar la condena o libertad de un acusado, en el derecho hasta una letra que puede ser disyuntiva o conjuntiva, pueden significar la diferencia entre la liberación o el encarcelamiento en los procesos penales y afines.

Por su parte, el procurador Julio Ubillús replicó que sí existe un perfil laboral para los cargos de confianza, el cual supone contar con una experiencia no menor de cinco años en la función congresal, la cual no tenía Jacqueline Simon, la empleada contratada como asesora de Canchaya. "Ella tenía total dominio de la acción. No es que el Parlamento contrate, lo que este hace es abonarle sus servicios por la parte administrativa y operativa (...) Las trampas las hizo la señora Canchaya en forma individual, nada tiene que ver el Congreso", advirtió.
Tres cosas le ha imputado, el procurador, a Tomás Gálvez, Fiscal Supremo, que no hubiera explicado por qué retuvo el expediente durante siete meses, rechazó sus críticas al reglamento del Congreso y calificó de inaudito el hecho de que Gálvez haya admitido no haber visto el expediente principal sino solamente copias, lo que el mismo fiscal ha reconocido.
En resumidas cuentas la razón es compartida lamentablemente, porque una desvergonzada como Elsa Canchaya se ha deslizado por un resquicio del reglamento para ponerse en el papel de víctima, resquicios jurídicos que se han visto en el juicio al ex prófugo Alberto Fujimori, la banda de los injertos y otros tantos casos que han demostrado los vacíos legales del vilipendiado Perú.

La soledad y los microondas



Cuando en 1946 el doctor estadounidense Percy Spencer descubrió el efecto de las microondas no imaginó que ese descubrimiento, medio siglo después, cambiaría la esencia de las relaciones en la humanidad. Y es que, aunque parezca increíble, los hornos microondas domésticos son los grandes generadores de la soledad humana al mediodía, al margen de que faciliten la vida o no, son disyuntivos entre las relaciones humanas y básicamente en las relaciones domésticas.

Se habla mucho de los beneficios y lo prácticos que suelen ser estos hornos, capaces de calentar los alimentos en apenas unos minutos, sin la necesidad de mezclar la comida en una cacerola como era la manera tradicional, donde se fusionaban los alimentos sólidos y se revolvían al calor de una cacerola en un tradicional “calentado” término que en el argot periodístico se conoce como “refrito” que no es otra cosa que rehacer lo ya hecho con mezcla de otras cosas, noticias en este caso ya trascendieron y que se las está reciclando para un nuevo uso.

Puede parecer increíble pero la soledad que generan los microondas es más fuerte que el calor que generan para calentar las moléculas de los alimentos. Una persona llega a su casa luego de sus labores al mediodía y encuentra un frío plato con comida metido en el microondas, aguardando que se encienda ese botón que dará inicio a ese baile casi medieval del plato sobre su base giratoria y como si carne, arroz, papas y algunas especias bailaran un vals acompasado y monótono. Luego de ello en una brevedad, por demás increíble, la campanilla anuncia que la comida está caliente y apta para consumirse.

En ese momento la soledad de un almuerzo empieza, sin conversaciones ni sucesos del día, sin mayores preguntas ni respuestas que el silencio conversando en nuestra mesa, sin más acompañamiento a veces que el zumbido de una mosca cruzando el silencio de la cocina o los aburridos programas de televisión del mediodía, si es que, pero aún, son tragedias noticiosas de ómnibus que se estrellaron por que el conductor se quedó dormido.

La luz eléctrica es otro de los descubrimientos que han desunido a la humanidad, solo cuando hay apagones la familia se mantiene junta buscando la luz de una lámpara que nos articula como a las polillas cuando buscan la luz, (en eso nos parecemos mucho a esas mariposas nocturnas). Cuando hay un apagón esa llamita de luz nos reúne, nos junta y nos hace estar juntos escuchando las historias que fluyen, cuando la energía eléctrica regresa toda esa magia desaparece, la luz tenue de la lámpara se apaga y todos parten en busca de otros mundos como las computadoras, o la televisión o a calentar algo de comida en un microondas.

La humanidad se desensibiliza cada día, se deshumaniza irremediablemente, mientras el mundo se cubre lentamente de plástico, mientras nuestros hijos aprenden verbos nuevos como “formatear” (por la acción de volver a empezar) “taxear” (conducir un taxi) “latear” (por la acción de caminar).

La humanidad se deshumaniza mientras los microondas nos calientan las comidas y nos alejan nuestras conversaciones de mediodía, de nuestras preguntas, de los “te quiero” cada vez más ausentes, cada vez más lejanos.

Los decanos también lloran




Hace unos días, la publicación en este diario de la lista de pagos que hace el Gobierno Regional a algunos hombres de prensa y a empresas del rubro, hizo que más de uno se rasgue las vestiduras, como si esa información fuera de carácter secreto y hubiésemos violado algún código clandestino de una cofradía oculta. Nada más falso, la información se encuentra colgada en el portal web de esa institución y es de acceso público.

Uno de estos personajes en un acto kamikaze, hecho un talibán de la ética llegó iracundo a la oficina de redacción para hacer uso de su derecho a réplica porque se había sentido mortificado con la publicación, sin embargo se exasperó con prontitud y obnubiló, actitud que no estaba dispuesto a cambiar pese a mi pedido de que baje la voz y mi llamado a comportarse como era debido. Ante el rechazo y su terquedad lo invité a retirarse, acto que él aceptó, no sin antes proferir una amenaza.

El personaje entonces, acudió al programa en vivo de un periodista reconocido. Periódico en mano se exaltó, me insultó a sus anchas, difamó, ninguneó y profirió lo que se le vino en gana, bajo la anuencia cómplice del entrevistador, pero lo más importante es que mintió con descaro. En todo momento se refería a mí como “Sabe Dios quien será” “Este desconocido” “Matoncito” “Fulano” y otros adjetivos paralelos.

Pero mintió, porque hace unos meses hablamos por teléfono sobre el tema de la apropiación que la radio para la cual él trabaja hizo de la famosa “Hora seis, el ranking del siglo” propiedad intelectual de mi buen amigo Ricardo Ravines Mondoñedo hasta que le fue arrebatada, tema al que se rehusó a abordar por recelo o temor.

Y mintió conspicuamente porque tengo en el archivo de mi correo varios e-mail que me ha remitido solicitando la promoción de un evento que realizó hace unos días, donde por cierto, emboscó a un grupo de periodistas aunque luego lo desmintió una y otra vez. ¿Puede enviarse correos a un desconocido don nadie?

Hace unos meses, casi un año para ser exactos, me hizo una entrevista que se transmitió a nivel nacional cuando se realizó el VI Festival Internacional de Poesía El Patio Azul, fue en una radio de cobertura nacional cuyo nombre me parece irrelevante mencionar. ¿Se puede entrevistar a un ilustre desconocido? ¿Tan mal andaba su programa que entrevistaba a personajes anónimos?

El tema en realidad no radica en si soy un personaje inédito o no en el periodismo, en si las personas me odian o me aprecian, eso a nadie le importa, y la mente es frágil y hasta el insulso detractor puede haber olvidado que alguna vez hablamos o me envió los correos electrónicos, no me hace un favor recordando u olvidando. El asunto radica en que merezco respeto y las personas que trabajan a mi lado merecen respeto y que los compañeros de otros medios merecen respeto y que todos merecemos respeto y que más allá de nuestras diferencias somos humanos con aciertos y desaciertos, pero también a hacernos respetar. Los cargos pasan, las obras quedan, las gentes se van…

El periodismo requiere de ética, mucha falta le hace al disonante periodismo en nuestra ciudad, falta de un poco de conducta, tampoco hay disposición ni tiempo para abstraerse en inútiles discusiones pero siempre habrá un espacio para hacernos respetar como es debido siendo un personaje ilustre o desconocido o mejor aún, siendo un ilustre desconocido.

El solitario canto del gallo chavista




En el continente americano ha surgido un recalentamiento político que ha conllevado a los más profundos análisis políticos y ha convertido la escena americana en el centro de la atención mundial. Hugo Chávez, el dictador popular de Venezuela, ha exhortado a los países latinoamericanos a “cantar todos como un solo gallo”, canto que nadie quiere cantar acorde con un dictador bravucón y bullanguero.

Hugo Chávez, el último viernes, concedió 72 horas de plazo al embajador de EEUU en Caracas, Patrick Duddy, para salir de ese país, en un acto que dijo era de solidaridad con el gobierno de Bolivia "Ya basta de tanta mierda de ustedes, yanquis de mierda", remarcó Chávez en un acto político nocturno en el céntrico estado de Carabobo, en el que dijo que también ordenó el inmediato regreso a Caracas del embajador de Venezuela en Estados Unidos, Bernardo Álvarez, "antes de que lo echen" de Washington.
Chávez tomó la decisión avalado en un supuesto respaldo al presidente boliviano y en un supuesto complot contra su Gobierno y contra su vida. Hechos que coinciden con la llegada de dos bombarderos rusos Tu-160 (El Tu-160, Black Jack, según la OTAN, es capaz de portar 12 cohetes de crucero con ojivas nucleares o convencionales y 40 toneladas de bombas, y es el avión de guerra más grande de la historia) a la base aérea de Palo Negro, a 100 kilómetros al oeste de la capital venezolana.
A ello se ha sumado el envío de una escuadra naval al Caribe para participar en maniobras conjuntas con la armada venezolana en aguas del Atlántico. En las maniobras tomarán parte el crucero nuclear 'Piotr Veliki' (Pedro el Grande) y la fragata antisubmarinos 'Admiral (Almirante) Chabanenko'", además de un buque de salvamento y un barco cisterna. Moscú también adelantó que emplazaría provisionalmente aviones caza-submarinos en una base aérea venezolana.
Pero ¿Cuál es la razón para que súbitamente Rusia asuma esa actitud proteccionista con Venezuela, que para la potencia armamentista es solo un país más en el mapa del continente americano?
Según los analistas, tanto el aterrizaje de los aviones estratégicos en Venezuela como las maniobras navales conjuntas son una respuesta tanto al acercamiento de la OTAN a sus fronteras como al despliegue de elementos del escudo antimisiles norteamericano en Polonia y la República Checa.
Ambos proyectos son considerados por el Kremlin una "amenaza directa" para su seguridad.
Además, Rusia devolvería así a Washington la moneda por el apoyo que ha dado a Georgia, país al que habría suministrado durante las últimas semanas armamento en forma de ayuda humanitaria para reconstruir sus maltrechas Fuerzas Armadas, tras su derrota en Osetia del Sur.
Las actitudes de Chávez una vez más ponen en peligro la paz en América y evidencian la latencia de una conflagración mundial de magnitudes inimaginables, mientras tanto Hugo Chávez canta solo en su corral, parado sobre el palito del gallinero, abonando a diario a Venezuela y a la América que cada vez es menos bolivariana.

La farsa del juramento hipocrático




Los médicos peruanos amenazan con una huelga nacional indefinida convocada por la Federación Médica Peruana (FMP) a partir del lunes 15 de setiembre, huelga que significaría poner en riesgo la vida de miles de pacientes y literalmente matar a una buena cantidad de peruanos incumpliendo el juramento hipocrático que alguna vez hicieron.

El juramento hipocrático solo tiene ahora un valor histórico, una suerte de discurso de iniciación que se usa antes de ejercer formalmente la profesión de la medicina. Incumplido en su totalidad en un mundo como el nuestro, donde priman los intereses personales, la economía y el facilismo de la indolencia y el ausentismo del dolor hacia los enfermos.

El ministro sostuvo además que esta acción legal también alcanzará a quienes no proporcionen medicamentos a los pacientes con tratamiento especial, como los casos de tuberculosis y VIH/Sida.
Indicó que esta medida se suma a otras previstas para evitar que los pacientes sean desatendidos, como la contratación temporal de médicos y el descuento salarial para aquellos que no acudan a laborar. Los médicos de nuestro país se han quejado por el salario que perciben, por esa cantidad que ellos consideran exigua pese a que encabezan la lista de sueldos en el promedio de la economía de profesionales en el país.

¿Cuántas horas trabaja cada día un médico cabalmente? ¿Cuántas dedica a su preparación y cuántas dedica a trabajos particulares en clínicas y centros de salud particulares? ¿Usa solo sus propios equipos o también hace uso de equipos del Estado para atender a sus pacientes particulares? Existen profesiones que dejan grandes dividendos como las empresas, las inversiones, la minería, el petróleo, si pensaron extorsionar a un país luego de hacerse profesionales debieron pensar en carreras más rentables.

A menudo se afirma que un médico en Norteamérica percibe sueldos fabulosos o que un médico de Brasil o Venezuela recibe un sueldo elevado a otro factore numérico con respecto al de Perú y puede ser cierto, como también es cierto que lamentablemente un médico extranjero recibe una educación de un nivel muy superior al que existe en este país, tampoco en esos países se puede extorsionar con impunidad a un pueblo pobre.

Uno de los fragmentos del Juramento Hipocrático dice “…A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción…” Definitivamente cuando Hipócrates y después Galeno, fundamentaron el juramento nunca pensaron en la medicina como un negocio lucrativo, ni siquiera un negocio, sino como un servicio a la humanidad, a los enfermos y necesitados.

El ministro de Salud ha conminado a los médicos a no acatar una huelga desde todo punto de vista ilegal y que además es atentatoria contra la salud de millones de peruanos que se encuentran en los hospitales con tratamientos largos y permanentes y los ha llamado a la reflexión. Esperemos que antes que lo económico prime el valor del ser humano y los médicos antes de iniciar la huelga recuerden el juramento hipocrático que alguna vez hicieron con emoción.

Cecilia Heraud, recuerda a su hermano Javier



Hace unos meses se trasladaron los restos del poeta Javier Heraud Lima, era justo y necesario. Aquí la narración de cecilia, su hermana.
“Yo visité la tumba de mi hermano en noviembre de 1963, ­apenas unos meses después de su asesinato, y aprecié el atraso y el ­abandono. Javier, en realidad, iba de paso a Puerto Maldonado. No fue a quedarse ni a iniciar allí ninguna acción. Según versiones que recogí, el pueblo fue azuzado por curas y autoridades, los gamonales de siempre que tienen miedo a perder lo que tienen. Y lo mataron: a él, que sólo quería luchar por los pobres de su tierra.
Desde entonces acudí a su tumba en varias oportunidades y me hice amiga de algunos pobladores y autoridades, gente buena que cuidó la tumba de Javier con amor y dedicación. El cementerio 'Los Pioneros' era un hermoso lugar donde paseaba y charlaba con Javier. El día de hoy su abandono es impresionante. Un lugar que debería ser la memoria colectiva del pueblo y sus precursores es un lugar abandonado, con maleza que no permite ver más allá de unos metros. La hermosa puerta de hierro fue clausurada y se abrió otra en una esquina, en lo que antes era el final del cementerio. Se ingresaba por allí y se lograba llegar casi sólo hasta la tumba de Javier. Lo demás estaba abandonado y hasta las tumbas habían sido destrozadas, no sé si por robos o por los traslados al nuevo cementerio.
Pero este 29 de abril la tumba de Javier estaba limpia y cuidada como siempre. Un cartel pegado decía: 'Gracias hermanitas por venir a visitarme. Javier'. Ni el amigo que nos esperaba sabía que habíamos iniciado el viaje de regreso de Javier a Lima.
He vuelto ya./ Mamá, papá,/ he vuelto. Hermanos,/ aquí estoy/ como antes,/ cantando en las noches del invierno/ con mi seco corazón de pan y piedra/. Gustavo, tú has crecido/. ¿Y ya no cuentas/ con los dedos/ y ya no lees/ letra a letra/ y ya no sueñas/ con los tigres y elefantes?/ Es cierto, padres,/ hermanos, aquí estoy./
Pues sí, trajimos a Javier de vuelta a Lima, a descansar junto a mi padre y cumpliendo un deseo vivo de mi madre. Ella misma firmó el poder que nos daba para iniciar las gestiones del traslado. Y lo hicimos con mucho amor.Pedimos al Equipo Peruano de Antropología Forense para atenderlo como Javier se lo merecía. Yo deseo expresar la sensación que sentí cuando sus huesos aparecieron increíblemente ante nuestros ojos. Era como si Javier nos estuviese diciendo: 'los he estado esperando 45 años'.
José Pablo y Franco han limpiado y recogido cuidadosamente el cúbito, el radio, el fémur, su mandíbula, sus dientes, vimos la muela del juicio apareciéndole, como justamente suele hacerlo, entre los 20 y 21 años (los que él tenía), su húmero, su tibia y peroné, su hermosa cabeza, su pelvis... Fue un regalo de hermano. Y el dolor de tantos años se transformó en ese consuelo que buscan todos los que pierden a un ser amado al que no pueden dar sepultura. Hemos traído en ­avión a Javier, lo hemos tenido ­una noche con nosotros y lo hemos despedido los hermanos cantando Porque mi patria es hermosa,/ como una espada en el aire,/ y más grande ahora y/ más hermosa todavía,/ yo hablo y la defiendo con mi vida...
Y lo hemos sepultado junto a nuestro padre, según expreso deseo de esa mujer maravillosa que le dio vida y que ha vivido esperando este momento.
Por primera vez, al decolar el avión de Puerto Maldonado, no se me quebró la garganta por el llanto como cada vez que partía dejándolo solo en esas tierras. Ahora podremos visitarlo siempre y llevarle flores a su tumba. Si bien ­eso no lo devolverá con vida, sí nos dará consuelo y nos ­ayudará a ser mejores que antes, como él hubiese querido”.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú