Síguenos en FACEBOOK

miércoles, julio 24, 2013

La Serie Rosa


Hoy que se habla de fiestas semáforos, quine rifas, ruletas sexuales y que las estadísticas dicen que la vida sexual en promedio en el Perú se inicia  los doce años es inevitable evocar con nostalgia cualquier tiempo ido.
Cualquier treintañero que vivió su adolescencia entre los años noventa recordará esa famosa serie francesa de 28 episodios que se emitía los días domingos por la noche por Global Televisión a las 11:00 de la noche llamada La Serie Rosa, capítulos de 30 minutos con sensual contenido. Serie de corte erótico que era súper esperada  y que se emitía luego de que Alberto Beingolea concluía su programa “Goles en acción”.

La serie empezaba con una música casi sacra y la cámara recorría por una biblioteca antigua mientras una voz en legítimo español decía: "En el silencio recóndito y mágico de las bibliotecas, oculto tras encuadernaciones sobrias, preciosas, se esconden infinidad de tesoros. El más atrayente y embriagador, nos lo confían los propios escritores. Al margen de sus obras públicamente reconocidas, muchos autores celebres, bien firmando con su propio nombre o disimulando su talento bajo pseudonimos, se divierten ideando relatos en los que exaltan los traviesos y deliciosos juegos del amor y la belleza. La Serie Rosa ha descubierto esas pequeñas obras, estas exquisitas fantasías para presentarlas ante un público culto y sensible. Así pues, hojearemos juntos lentamente esas páginas furtivas, secretas, cuyo perfume, no ha evaporado el paso del tiempo. Para ustedes se abre La Serie Rosa." Y empezaba la acción.

La serie estaba ambientada en la edad media y siglos posteriores, historias llenas de picardía y cargadas de erotismo en donde debutaba la quinceañera Penélope Cruz mostrando sus senos. Cada historia estaba plagada de erotismo, de faldas largas de damas con anchos vestidos y de furtivos amantes que conseguían sortear los obstáculos más inverosímiles. La música era de época y no había ni un atisbo de pornografía, era una serie digerible para adolescentes de esos tiempos. Una serie eróticamente sana.

Había que vencer el cansancio para verla, soportar al tedioso Beingolea con su programa Goles en Acción –Hoy un atinado congresista, aunque también exburbujito de Yola Polastri, lo que nada tiene de malo, al contrario- esperar que la madre o la abuela se duerman para ver cada capítulo sin preocupaciones. Volumen bajo, siempre alerta, alguien podría despertar, ir al baño, pasar por la sala y ver las “impúdicas imágenes”. Era imposible no sentirse un pecador, era como leer a escondidas el Decameron de Boccaccio en un convento.

Hoy que ha pasado el tiempo y que uno ya no es un colegial –aunque a veces sueño que lo soy, lo confieso, y estoy con uniforme en una clase de matemáticas, es decir, es más bien una pesadilla-

Hoy que otros días han venido a buscarnos y que vemos que esa serie tan nimia era el pétalo de una rosa comparado con lo que hoy abunda en el You Tube o en cualquier página de internet y que las fiestas semáforos, las quine rifas y las ruletas sexuales son un escándalo para todos, es imposible no ponerse triste por aquello que ya no tenemos. Por el tiempo ido y que irremediablemente no va a volver jamás, porque ya no esperamos los días domingos para ver esa serie dulcemente encantadora, sino que los esperamos para ver las malas noticias de los programas dominicales.

Hoy que ya no están los amigos del colegio para comentar los lunes en el recreo el capítulo de la noche anterior, hoy que a veces cuando amanece apenas quedan ganas de vivir, llega el recuerdo de esa serie dejando un aroma a rosas y a recuerdos que anidarán siempre en la memoria, en las historias vividas, en los tiempos idos y más queridos.


martes, julio 23, 2013

Marchando


Se siguen convocando a nuevas marchas y contramarchas, pese al fracaso de las mismas. La abrupta caída de las suscitadas la semana pasada ha sido una prueba fehaciente de que los cajamarquinos han empezado a darse cuenta que en todas partes se cuecen habas. Como dice el estribillo que se suele repetir en cada marcha: Aquí, allá, el miedo se acabó. Bien podrí a decirse: Aquí, allá… la gente se cansó.
Y es que las oscuras intenciones de ambos flancos a medida que ha pasado el tiempo se han puesto al descubierto y han evidenciado los verdaderos intereses de tirios y troyanos mientras la economía Cajamarquina se desangra en medio de un estancamiento que beneficia a otras regiones, que beneficia a los políticos que buscan réditos, pero que sume en una profunda crisis a los obreros del día a día, al taxista, al vendedor del restaurante, del hotelero que ha visto mermados sus ingresos.
Los ronderos que al comienzo salían en grandes bloques a tomar las calles y los que ofrecían sus pechos a las balas fratricidas del gobierno se dieron cuenta que era absurdo quedar inválido o parapléjico en una batalla en donde sus mariscales se escondían y solo buscaban agua para su molino, aunque muchas veces llegara en forma de sangre. Ahí quedaron muchas víctimas olvidadas por sus líderes, por sus azuzadores por los que los encandilaron con discursos populistas. Y si sus líderes los olvidaron, ni que decir del Estado, porque el gobierno siempre dijo que disparó con “balitas de goma”.
Por otro lado, las contramarchas propuestas por las entidades civiles que buscaban un rostro “anticorrupción” se desinflaron y se ha caído en el desánimo absoluto. Y es que, nuevamente, la gente se ha dado cuenta que hay muchos intereses electoreros de tras de cada rasgada de vestiduras que algunos líderes de Cajamarca hacen para ganar popularidad y con ello votos y ganar una elección.
Después de la gran estafa de Ollanta Humala al pueblo cajamarquinos con el cuento de ¿quieren agua o quieren oro? es difícil que se retome la credibilidad para los líderes que siguen con esa propuesta y que en un inicio, aunque no lo quieran reconocer, tuvieron un compadrazgo con Ollanta, casi un concubinato. La verdad ahora pareciera ser que se quiere agua, que se quiere oro, pero lo que más se quiere es trabajar.
Las expectativas en el sector turismo para estas fiestas patrias son muchas del mismo modo que lo son para toda esa cadena que significa un turista en Cajamarca. Agencias de viaje, empresas de transportes, líneas aéreas, guías de turismo, restaurantes, hoteles, taxistas, artesanos… es una larga cadena que se ve beneficiada con la presencia de un turista, sin embargo, todo depende de las opciones que los turistas elijan y si es que aun consideran a Cajamarca como una opción turística elegible después de imágenes violentas, de estelas de muertes, de ronderos golpeando a ladrones o a infieles o de marchas permanentes  a favor o en contra de la minería… al final esa es la imagen que proyectamos diariamente en televisoras y medios nacionales.

Estamos en julio y todos marchamos, porque estamos de acuerdo o porque estamos en desacuerdo, se marcha en Lima, en Trujillo en Cajamarca… cualquier pretexto es bueno, otros marchan pero a su casa, como algunos ministros y otros simplemente se marchan por donde vinieron, en esta danza de marchas todos marchan al son de los tambores de sus propias conciencias.

viernes, julio 19, 2013

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde




Pocas veces en la vida valoramos lo que tenemos, a veces como sucede con las vacas de un corral, estamos mirando el pasto del otro lado de la cerca pensando que aquel es más sabroso que el que tenemos.

Sucede a menudo con nuestros afectos, nos alejamos por malos entendidos y es cuando recién nos damos cuenta de lo que tuvimos, pero a la vez de lo que perdimos. No es fácil reconocer que nos equivocamos, pero tampoco podemos estar equivocándonos todo el tiempo, constantemente y hacer del error una monotonía. Aunque dicen que es mejor equivocarse porque ello significa que algo hacemos, los que no se equivocan casi siempre permanecen inmutables es necesario aprender de nuestros errores la vida de nuestros días grises.

A veces parece que la vida nos ahoga y es fácil pensar en salidas nada prudentes, la vida pese a todo sigue siendo hermosa y nada hay en ella que merezca dejarla pasar de largo sin siquiera darnos cuenta.

Cada día puede ser el último, uno nunca sabe en qué momento nos buscará la mano solitaria y fría de la muerte, sin darnos tiempo a pedir el perdón postergado, el te amo negado, la palabra de amor no dicha ni el instante feliz que pudimos haber regalado a ese alguien al que preferimos tratar con indiferencia porque creímos que el tiempo era eterno y que la muerte no iba a llegar a buscarnos.

La vida está hecha de instantes inesperados, en la película de nuestra vida somos las estrellas, el artista principal que ríe, calla, se cae, se levanta y sufre. Somos los arquitectos de esa dicha o infelicidad, perpetua o temporal. Nadie va a hacer por nosotros lo que no hagamos por nosotros mismos.

La vida tiene tiempos extraños, días lluviosos, días soleados. No hay pena que dure todo el tiempo, ni melancolía a la que no borren los días. La vida es apenas un instante si la comparamos con tantas cosas que aprendimos con el tiempo, en la vida apenas somos pasajeros que tomamos un bus cuando nacemos y no sabemos en qué instante nos desembarcarán en algún paradero.

Nada es eterno, todo es efímero y pasajero. Hay cosas que duran más, eso es cierto; pero nada hay a lo que no llegue su último momento. Siempre nos damos cuenta de lo que tuvimos cuando lo perdemos y casi siempre es tarde para decir me arrepiento.

La vida está hecha de momentos inesperados que sin darnos cuenta se los lleva el tiempo, mientras nos hacemos viejos, mientras nos negamos un beso, un afecto, un te quiero… hasta que un día nos damos cuenta que estamos muertos.

No dejes que el río de los días se lleve tu vida, aunque a veces hay momentos tristes vale la pena seguir viviendo. Aunque las lágrimas rueden tus mejillas, vale la pena llorar la pena contenida para dejar el alma libre del peso inútil de la ausencia.

Vale la pena hacer cualquier esfuerzo para ser feliz. Y aun cuando parezca que todo está perdido se puede volver a empezar, en otra ciudad, con otra gente, con otros afectos… Mientras haya vida habrá esperanza y todas las penas al final siempre se acaban. Vale la pena cualquier razón para ser feliz, buscar la dicha escondida en cualquier momento.

lunes, julio 15, 2013

Por ustedes, mujeres


A Luz María, como siempre.

Un machismo soterrado existe tras las denuncias que pretenden mostrar a la primera dama como una persona de gran poder y que incluso tomaría decisiones de Estado.

Se ha buscado pintar a Ollanta Humala con un tipo pusilánime que sería el prototipo de lo que los peruanos llamamos un “saco largo”, un “pisa´o” como si eso lo desmereciera políticamente.

Voceros del oficialismo han  usado una expresión muy apropiada para calificar la acción que ejerce Nadine Heredia sobre Ollanta Humala, esa palabra es “colaboradora” y es un término muy apropiado. Todos de alguna manera somos colaboradores de nuestra pareja, nada tiene de malo si un hombre realiza labores domésticas, como lavar o cocinar por ejemplo. Nada de sorprendente debería tener si dentro de la pareja es la mujer quien lleva las riendas ¿Por qué el mundo tiene que regirse bajo cánones machistas que nos han sido impuestos desde tiempos bíblicos?

Uno de los primeros que ha salido a descalificar a Ollanta Humala ha sido su propio padre, don Isaac ha dicho que en palacio quien lleva los pantalones es Nadine, como si con ello fuera a afectar la imagen de su hijo Ollanta.

A lo largo de la historia y en la experiencia cotidiana la mujer es quien lleva las riendas del hogar, la administradora por excelencia, la que lleva las cuentas de la casa porque sabe cuándo vencen los recibos de cada servicio, es la que sabe cuánto dura un balón de gas y cuánto cuesta un kilo de azúcar, es la primera en enterarse cuando el pan subió y la que sabe cuando un hijo tiene un problema con solo mirarlo a los ojos. ¿Entonces por qué no puede ser el pilar en torno al cual gira un hogar?
Nuestro arraigado machismo nos impide juzgar con objetividad este caso y se asume un papel negativo en torno a algo que debería ser natural.

Ya lo dijo Ricardo Arjona: No sé quien las inventó.../no sé quien nos hizo ese favor.../ tuvo que ser Dios/que vio al hombre tan solo y sin dudarlo pensó en dos.../ en dos./ Dicen que fue una costilla/ hubiese dado mi columna vertebral...

Y razón no le falta, es una descripción exacta de lo que debiéramos tener todos en nuestro concepto.

Lo que nos pidan podemos/ si no podemos no existe/ y si no existe lo inventamos/ por ustedes mujeres/  que hubiera escrito Neruda/ que habría pintado Picasso/ si no existieran musas como ustedes.

El machismo arraigado y arcaico que tenemos los peruanos es una venda en los ojos que no nos deja ver la esencia de una relación en pareja, juzgamos porque fuimos criados con cánones machistas. “El hombre es de la calle, la mujer de su casa”, se dice absurdamente. Nos hicieron creer que una mujer valía por una membrana delgada que se podía romper hasta por montar bicicleta, nos engañaron vilmente cuando nos dijeron que los hombres no lloran, o que llorar era de mujercitas.


La verdadera felicidad está en amar a una sola mujer, en ayudarla en todo lo posible, eso implica cocinar, lavar y planchar… y decirle tiernamente cada maña cuánto la amamos.

miércoles, julio 10, 2013

Mal paso


Luego de que La Asociación Peruana de Autores y Compositores (Apdayc) solicitara al Ministerio de Cultura una pensión de gracia para el cantautor Pedro Suárez Vertiz, no faltaron quienes pretendan subirse al coche y buscar los mismos beneficios, pese a que no afrontan una situación económica difícil ni enfermedad alguna.

Una de ellas fue la cantante criolla Eva Ayllón, quien ha sido el centro de las críticas del gremio de autores y compositores y de otras asociaciones del país.
Al igual que Suárez Vertiz, quien está retirado del medio artístico debido a un mal neurológico, varios cantantes, artistas y escritores, en  situación difícil, esperan  acceder a este beneficio.

Lamentablemente el arte no es mensurable, es decir, no se puede medir de un modo tangible, puesto que el éxito de un cantante o de un escritor o de cualquier peruano que haya hecho una labor encomiable por su patria es muy relativo.

¿Acaso un deportista como el Nene Cubillas o el Cholo Sotil que le dieron  gloria a la camiseta y que dejaron el nombre del Perú en alto no merecería el mismo trato? o un ajedrecista como Julio Ernesto Granda quien se ubicó entre los más notables ajedrecistas del mundo ¿no merecería una pensión de gracia? Polo Campos, Gastón Acurio, Lucha Fuentes, Natalia Málaga… ¿Cuál sería la condición? ¿Ser pobre, haber caído en desgracia?

Reconozcámoslo, los artistas suelen llevar una vida licenciosa, no todos tienen la misma conducta pero es casi una regla – con las excepciones de siempre, Vargas Llosa por ejemplo, lleva una vida ordenada, una que no llevó Julio Ramón Ribeyro o que no lleva Domingo de Ramos ni Enrique Verástegui- ¿Tiene el Estado que suplir esa falta de tino en el manejo de la economía de cada persona que en determinado momento tuvo cierto éxito y no supo administrar sus bienes?

Seguramente que surgirán muchas posiciones en torno a este tema, por lo pronto el debate ya está dado y existen posiciones encontradas. Se supone que los derechos de los artistas son universales, no habría por qué discriminar, por otro lado la labor de medir quien es y quién no es un artista reconocido es algo muy subjetivo, labor imposible.

El pedido de Eva Ayllón, ha sido considerado como un mal paso, ha sido mal visto por muchos y es razonable, ella es una cantante exitosa, que administró bien su economía y que aun hoy el éxito le sonríe, tiene presentaciones en el extranjero, sin embargo, si se van a otorgar pensiones de gracia a los artistas, ello no sería una causa para discriminarla. Ahora bien ¿Es lo mismo Eva Ayllón que Lucía De La Cruz? – esa señora mal ejemplo para la juventud – ¿Es lo mismo El Cholo Sotil que Cubillas? ¿Es lo mismo Héctor Chumpitaz que Roberto Chale?, todos llegaron a la cúspide, unos fueron ordenados, otros no. Unos cayeron vicios y drogas, otros no.

Hay una cosa que es cierta, nadie está libre de una enfermedad, un accidente o cualquier infortunio y todos tenemos la obligación moral de ayudar al prójimo, más aun si son amigos nuestros o sentimos y tenemos cierto grado de admiración, pero de allí a imponer una pensión al Estado… Quedan muchas dudas sobre la eficacia de esa medida, solo el tiempo lo dirá y dará o quitará la razón sobre un tema tan polémico pero también humano.


domingo, julio 07, 2013

Palmas a los maestros





Ocho maestros de la región Cajamarca candidatean a obtener las Palmas Magisteriales este año 2013, difícil senda que otros cajamarquinos ya han seguido y alcanzado exitosamente. Muchos cajamarquinos de toda la región ya han obtenido ese lauro importante, por lo que estamos seguros que esa será el camino que seguirán este año quienes candidatean a este reconocimiento.

Las Palmas Magisteriales, son una distinción otorgada por el Estado a través del Ministerio de Educación a reconocidos docentes o intelectuales, que hayan contribuido al progreso de la educación, la ciencia, la cultura y la tecnología del Perú.

La Orden fue creada en 1949 durante el gobierno del presidente Manuel A. Odría bajo Decreto Ley Nro. 11192. En el Artículo 1° del Decreto Supremo N° 0072005-ED, dice:

"La Condecoración de Palmas Magisteriales constituye un reconocimiento y una distinción honorífica que el Estado otorga a todo profesional en educación o con título distinto que se encuentre con vida, y que ha contribuido en forma extraordinaria en el ejercicio de las actividades pedagógicas, o con un aporte ejemplar a la educación, la ciencia, la cultura y la tecnología del país (...). Es criterio básico para otorgar la condecoración, la solvencia moral reconocida socialmente."

Las personas que reciban la Orden deben ser propuestos anualmente por instituciones públicas o privadas relacionadas a la educación, la ciencia y la cultura a las Comisiones Calificadoras de las Direcciones Regionales de Educación. Esta recompensa es otorgada por el Ministro de Educación en presencia de sus viceministros y otros miembros de la Orden.
Amauta, conferido a educadores o personas con otro título que ostenten relevante y reconocida trayectoria académica en las áreas de educación, ciencia y cultura.

Maestro, conferido a educadores o personas con otro título que hayan ejercido la docencia con una trayectoria relevante.

Educador, conferido solo a docentes como reconocimiento a su distinguida calidad educativa.

La región Cajamarca estará representada por 5 candidatos al Grado de Educador y 3 candidatos al Grado de Maestro, el grado de Amauta por esta vez no ha sido cubierto. Los maestros que postulan provienen de las provincias de Contumazá, Cutervo y Cajamarca.

El profesor Rubén Arturo Vílchez Muñoz, que este año cesó en la I.E. Secundaria Toribio Casanova de la provincia de Cutervo; la docente Iris Marianelly Sánchez León de la I.E Secundaria Abel Alva de la provincia de Contumazá; Juan Edilberto Tufinio Huaylla, profesor del IESPP Fidel Zárate Plasencia, también de Contumazá.

De Cajamarca: José del Carmen Goicochea Vásquez de la I.E Secundaria Juan XXIII; Lucio Alfonso Cabanillas Campos, docente cesante de Educación Básica Alternativa; Jorge Luis Torres Herrera de la I.E Primaria N° 82102 – Granja Porcón; Ángela Marleni Tejada Rodríguez de la I.E Inicial N° 016 Cajamarca y la profesora Irma Consuelo Tirado Vásquez de la I.E Secundaria Andrés Avelino Cáceres del distrito Baños del Inca.

Hoy que se celebra el Día del Maestro desde este espacio deseamos un feliz día a todos aquellos maestros de verdad que abnegadamente entregan su vida al servicio de los demás dejando una huella indeleble para las futuras generaciones.


miércoles, julio 03, 2013

Una fuga que nadie cree


Una vez más la población celendina ha sido vejada. Ayer llegó la noticia de que Jhony Antonio Álvarez Terrones, fugó cuando era trasladado de la ciudad de Cajamarca desde la ciudad de Trujillo en donde fue capturado hace unos días.

Jhony Antonio Álvarez Terrones era el chofer del vehículo que transportaba al equipo de Fútbol San Cayetano de Celendín y que representaba a toda la región Cajamarca. Fue él quien premeditadamente encerró a los pasajeros en esa unidad para luego desenganchar el vehículo y desbarrancarlo por 200 metros, más de una veintena de heridos y ocho muertos fue el saldo de ese vil asesinato premeditado y confabulado por intereses ocultos que hasta hoy no han sido develados. En su momento el tema abarcó corrupción policial y la destitución de una fiscal en esa provincia. Peritos de Lima fueron los que  descubrieron los hechos de cómo se produjo el horrendo crimen.

Hace días que la policía de distintas partes del país ha sido protagonista de escandalosas “fugas” puestas todas al descubierto. Tenemos el derecho de dudar de esta fuga que resulta sospechosa en demasía. Un policía solo se encargó del traslado, el reo viajaba además con su abogado y misteriosamente aparecen dos encapuchados armados al llegar a Cajamarca y se llevan al detenido. La historia es fantástica, pero nada creíble.

Las cámaras de vídeovigilancia pueden dar luces sobre este nuevo escándalo policial. Las cámaras de vídeovigilancia están filmando las 24 horas del día y pueden corroborar si el hecho es cierto o no, pero más allá de ello hay irregularidades en la cadena de mandos que enviaron a un mozalbete a trasladar a un peligroso criminal autor de varias muertes y que dejó con discapacidad a varias personas ¿Por qué no lo esperó un patrullero?

Rony Anderson Tarrillo Peralta de 24 años de edad es el policía que tuvo a cargo el trasladado del peligroso criminal que hoy ha vuelto a la libertad en medio de una fuga que siembra serias dudas sobre la verdad de los hechos. Este escándalo merece trascendencia nacional por la magnitud del crimen producido el 13 de octubre del 2008 y por las circunstancias en que se ha dado la supuesta “fuga”.

Es verdad que hay todo un oscuro trasfondo tras de este crimen y muchos intereses y muchas personas involucradas a las que no le convenía para nada esta captura. Cuando sucedieron los hechos Panorama Cajamarquino dio cuenta del accidente y de las investigaciones con siete portadas sobre el “accidente” y la evolución de las investigaciones. Muchas cartas notariales recibimos entonces y muchas amenazas, por eso podemos dar fe y testimonio de que tras esa fuga hay intereses enormes que han maquinado una evasión que hoy tanto duele a la población celendina porque suena a burla después que se había encendido una luz de esperanza con la captura de un hombre que no solo asesinó con frialdad a ocho personas, sino que quiso rematar y remató a algunos sobrevivientes de la tragedia.


La justicia tarda pero llega, la justicia es miope pero no ciega. No hay peor verdugo que el tiempo, ni mejor juez que el tiempo. La verdad tiene que salir a flote y las mentiras se hundirán junto a aquellos que las ejecutaron, se hundirán junto a ellos en algún penal del país, cuando se haga verdadera justicia, al menos eso es lo que todos esperamos indignados más que nunca.

martes, julio 02, 2013

Los falsos héroes que mataron a gente inerme en Celendín


Hay conmemoraciones que resultan fatídicas, hace un año, un día como hoy, la prensa nacional y mundial daba cuenta de los primeros muertos por el conflicto minero del proyecto Conga, aquel que se rompió por el lado más débil y que dejó una estela de dolor en varias familias celendinas y en una bambamarquina.

Al cabo de un año ya podemos hablar de historia, esa historia que mira con oprobio el accionar salvaje de un grupo de soldados armados que dispararon a matar contra la población inerme, entre los fallecidos había un estudiante menor de edad, el ministro del Interior de esos días, Oscar Valdés – el que después fue expectorado por su ineptitud y su mal manejo de conflictos en el Perú-, montó un show con supuestos soldados heridos que fueron traídos a Cajamarca en helicóptero, soldados que no tenían un solo rasguño por que la población celendina estaba desarmada.

Ante el fallido intento y el procaz espectáculo el fantoche de Valdés manejado por Humala salió nuevamente a decir que sus huestes solo habían disparado balas de goma, lo que fue desmentido una vez más cuando de los cráneos y de los cuerpos – o de la garganta como fue el caso de Joselito Sánchez a quien le dispararon desde un helicóptero- se extrajeron balas de fusiles de guerra.

José Faustino Silva Sánchez, Eleuterio García Díaz, César Medina Aguilar y José Antonio Sánchez Huamán, son hombres celendinos que la historia recordará igual que al bambamarquino Joselito Vásquez Jambo, porque sus muertes son el icono de la barbarie sobre la intransigencia.

Los políticos testarudos que incendiaron la pradera no sufrieron un rasguño, como tampoco los sufrieron los soldados y los policías de Ollanta y de Valdés. Los dirigentes que a la hora de las balas apagaron su discurso, los dirigentes que en una actitud hipócrita envolvieron a los muertos en una bandera para después olvidarse de sus madres y sus hijos, de los huérfanos y las viudas, fueron tan miserables como las órdenes del gobierno de disparar a matar a una población inerme.

Ninguna muerte debe ser inútil, por eso la muerte de estos mártires merece ser recordada en la historia reciente de Celendín, aquella que se cincela con los días y que cambia el rostro de una historia trágica que nunca debió pasar.

Los asesinos de los cuatro celendinos y un bambamarquino fueron condecorados como héroes, falsos héroes de pacotilla, de medallas sin brillo ni lustre y de vergüenzas soterradas. La historia de la que no se aprende no sirve de nada.

Hoy las madres recordarán, los huérfanos recordarán, las viudas recordarán… y los líderes políticos darán discursos en las plazas buscando votos y Ollanta Humala y Oscar Valdés sentirán una vergüenza secreta mientras las madres, las viudas y los huérfanos de los caídos llorarán ¿Quién calmará esas lágrimas? ¿Quién pagará por esa infelicidad?


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú