Síguenos en FACEBOOK

martes, febrero 26, 2013

La pedrada que lanzó Pedraza



El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, ha minimizado el incremento de inseguridad en todo el país y por toda respuesta –aunque parezca cantinflesco- ha dicho que el índice de criminalidad en nuestro país ha descendido, que las cifras emitidas por el Ministerio Público en donde se menciona que los actos delictivos entre el 2011 y el 2012 se han incrementado en un 80% no coinciden con las estadísticas que maneja la policía, y de hecho nunca van a coincidir porque Pedraza a demostrado que es un despistado que vive en otro planeta o al menos en otro país, porque negar lo que está sucediendo en nuestro país a nivel de violencia y delincuencia resulta descabellado. Negar eso es lanzar una verdadera piedra a la inteligencia de los peruanos.

La negligencia con que se ha manejado el tema de seguridad en el Perú resulta sorprendente, las cifras de violencia se incrementan a diario y las drásticas sanciones no amedrentan al hampa. La cadena: Policía, Ministerio Público, Poder Judicial, Inpe, tiene los eslabones carcomidos por malos funcionarios  -con las excepciones de ley, que las debe haber-

Se ha experimentado mucho con el tema de seguridad y nada resulta; un vicepresidente muerto, un gobernador, un alcalde, un fotógrafo, el vendedor de una propiedad, empresarios pesqueros, taxistas y la inacabable lista sigue incrementándose cada día. Dentro de los experimentos fallidos que se han hecho con las leyes y seguridad tenemos aquellas que nunca dieron resultados, entre las principales normas contra la delincuencia aprobadas del 2000 a la fecha destacan las de creación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana (2003), de promulgación del nuevo Código Procesal Penal (2004), arresto ciudadano (2009), de autorización a gobiernos regionales y locales a girar recursos en favor de la policía (2010), de seguridad privada (2011) y de modificación del reglamento de ejecución penal, que prohibió el ingreso de equipos celulares a las cárceles (2011).

También están las leyes de creación del Consejo Nacional de Política Criminal y del servicio policial voluntario (2011), de la Policía Nacional del Perú (2012) y de la vinculación de las juntas vecinales con la seguridad ciudadana (2012). Ninguna de ellas triunfó, todas fracasaron, quedaron sin efecto o simplemente nunca se aplicaron.

Mientras se remueven ministros y jefes policiales, el Director de la Policía Nacional, general Raúl Salazar, sigue inamovible pese a los recurrentes fracasos que no ha podido maquillar, siempre la cuerda se ha roto por el lado más débil –otros fueron los que pagaron los platos rotos aunque nada tuvieran que ver- recordemos sino la fallida operación Libertad, el desastre del desalojo de La Parada, la ola delincuencial en Lima y en otras ciudades del país sin excluir a Cajamarca.

No hay peor ciego que el que no quiere ver y Ollanta no puede seguir con esa venda en los ojos creyendo las estadísticas de un grupo circundante a él que le dice cifras falsas. Ollanta está quedando como el rey del cuento que andaba desnudo y al que sus consejeros le decían que vestía un lindo traje para evitar ser despedidos – el traje según el cuento, solo podía ser visto por gente inteligente y como nadie quería pasar por bruto todos le mentían- hasta que un niño le hace ver su error, entonces se da cuenta que estaba desnudo.

Negar que vivimos un clímax delincuencial es demente e irresponsable. Mañana habrá noticias de nuevas muertes, de nuevos asesinatos, crímenes y asaltos, no podemos tapar el sol con un dedo aunque los ayayeros de Ollanta digan lo contrario.

lunes, febrero 25, 2013

Inseguridad Ciudadana



Mientras las cámaras de vídeovigilancia se incrementan cada día en todos o casi todos los municipios del país y mientras nuevas promociones de policías egresan de las escuelas para sumarse a los casi 120 mil policías existentes en el país, la ola de inseguridad se acentúa sin que nadie encuentre la solución al problema que empieza a tornarse inmanejable debido no solo al alto índice de latrocinios, sino también al incremento en progresión geométrica del sicariato en todo el país.

Cajamarca no ha sido la excepción y los que vivimos en esta ciudad hemos visto con pavor cómo en una madrugada se mataron a cinco personas un grupo de sicarios o cómo una red de sicarios ha liquidado a empresarios pesqueros a vista y paciencia de todos en el terminal mayorista de productos hidrobiológicos.

En la capital de la República la cosa no es distinta, el presidente Ollanta ha dado un discurso vacío y fofo sobre el tema y más allá de las cifras y estadísticas poco convincentes que él maneja no ha sido claro en explicar lo que está pasando con los famosos planes de seguridad ciudadana o del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec)que parece no ser nada funcional hasta el momento pues según estudios del Instituto Nacional de Estadística e Informática INEI la percepción ciudadana con respecto al tema de inseguridad se acentuó notablemente en los últimos meses.

Gran parte a esta ola de inseguridad y de criminalidad se la debemos a la corrupción que existe y que se sembró en las mismas instituciones policiales, según informes oficiales del Estado hay 7 mil policías acusados por diversos delitos que trabajan con normalidad en diferentes dependencias del Estado. No sorprende pues que reos implicados en varias muertes fuguen de los penales como lo sucedido en Maranguita a fines del año pasado o que algunos policías sean encontrados delinquiendo en sus días de franco.

El gran problema del Perú es que tenemos una policía improvisada y desprovista de los recursos logísticos mínimos para ejecutar un buen trabajo por lo menos medianamente aceptable, a ello se suma el viejo problema de la corrupción.

La indiferencia ciudadana es otro de los grandes problemas que se suman a este creciente problema en el país, sin ir muy lejos, en Cajamarca sabemos que cuando nos roban algo podemos ir a cierto lugar y recuperarlo volviendo a comprarlo, el famoso “Tacorita”, se ha convertido en un centro de ilegalidad en donde el hampa vende lo robado y las víctimas van en pos de sus cosas teniendo que volver a comprarlas de un sujeto que se hace el disimulado y que actúa sin el mínimo remordimiento.

Tenemos un consenso silencioso, todos los sabemos y todos lo hemos aceptado, no hay novedad. Aun la misma policía lo sabe y cuando precisa de hacer intervenciones de cosas robadas recurre al punto en cuestión y sus pesquisas resultan efectivas, sobre este mal endémico en el Perú que tanto beneficia a la delincuencia y tiene en jaque al Estado habría que preguntarse rememorando a Vallejo ¿Hasta cuándo la cena durará?

viernes, febrero 22, 2013

Qué bonita vecindad




Uno de los más queridos personajes de la televisión ha cumplido ochentaicuatro años. Roberto Gómez Bolaños, aquel comediante que hizo de una típica vecindad mexicana un mundo maravilloso, logró que millones de televidentes se sintieran identificados con los personajes que en ella habitaban.

Sus personajes más queridos de aquellos que creo y que representó empezaron siempre sus nombres con la letra CH. Chavo, Chespirito, Chómpiras, Chapulín, Chambón, Chaparrón al igual que los objetos y artefactos que usaba como el Chipote chillón, las pastillas de chiquitolina, la chicharra paralizadora, o personajes o insectos inexistentes como Chente su amigo imaginario o los insectos invisibles llamados churruminos o el periódico donde Chambón trabajaba: La Chicharra.

Si bien la vecindad era una vecindad disfuncional debido a que sus personajes representan situaciones diferentes y muchas veces conflictivas es la plasmación real y objetiva de la vida misma y de una sociedad en la que a diario se ve reflejada en ese tipo de circunstancias.

La madre viuda o abandonada, Doña Florinda – en el supuesto de que un tiburón o cualquier otro pez se haya tragado al papá de Quico que fue un marinero que se fue para no volver, aunque en un capítulo se habla del “cheque de la pensión” lo que denotaría que se trate de una pensión de viudez- quien vive con un hijo, Quico, y que evoca siempre a una alicaída y antigua alcurnia, un abolengo desposeído y ya distante. La típica ama de casa, con el hijo consentido y mimado que es un malcriado y engreído.

El padre viudo, don Ramón,  que vive con su hija, la Chilindrina; un padre que carece de trabajo y cuyos oficios eventuales acaban siempre metiéndolo en apuros. Un hombre de mundo aunque de escaza cultura con una hija muy hábil e inteligente aunque esa inteligencia la canaliza más hacia hechos poco positivos y más bien la aplica para burlarse de los otros niños de la vecindad.
Una solterona, Doña Cleotilde, que vive sola con su gato llamado Satanás lo que sumado a su perfil le otorga el mote de bruja, persiguiendo siempre a Don Ramón, eternamente enamorada de él.

Un profesor, Jirafales, muy culto y poco tolerante incapaz de separarse de su puro –aun en clases- pretendiendo siempre a Doña Florinda. Un hombre bien vestido y además de sombrero y eterno enamorado también de doña Florinda y aunque pasen miles de tacitas de café nunca hay trascendencia en su amor.

Un hombre gordo que simboliza la gran economía y el poder económico que es el propietario de la vecindad y que cobra puntualmente a los inquilinos de la vetusta vecindad aunque no todos le paguen puntualmente como sí lo hace doña Florinda, don Ramón Por ejemplo, en todos los capítulos le debe 14 meses de renta. Aunque el Señor Barriga es un hombre adinerado tiene un gran corazón y soporta con estoicismo los golpes continuos que el Chavo le da al llegar a la vecindad.

Hay otros personajes secundariamente relativos con apariciones esporádicas como Godínez, Paty, Jaimito el cartero –viejo y cansado que prefiere evitar la fatiga a como dé lugar empujando siempre su vieja bicicleta-  de apariciones eventuales pero no por ello menos divertidas.
Y finalmente el centro de la vecindad en cuyo entorno de su barril gira el universo de ese mundo mágico. El Chavo del Ocho, un niño huérfano de eternos ocho años que aprendió a sobrevivir de alguna manera y que tantas veces nos hizo reír y llorar, a mis padres, a mí, a mis hijos y a aquellos que vendrán cuando ya el genio de Chespirito nos haya dejado para irse a esa otra  vecindad que queda en el cielo.

miércoles, febrero 20, 2013

Juguemos a la ronda mientras la inseguridad continúa




La inseguridad en Cajamarca se expande cada día, no hay un solo día en que no haya un acuchillado, una violación, un robo a mano armada, amas de casa asaltadas a diario en los mercados o peor aún, un muerto cotidianamente, sin contar los sicarios que hace buen tiempo tomaron Cajamarca.

Mientras tanto aparecen los falsos protagonistas buscando figurar de cualquier forma y surgen los ronderos con sus binzas y su falsa moral – esos señores que golpean a una mujer acusándola de infiel, ¿serán aquellos que castigan tan probos como para juzgar de esa manera algo que no configura un delito? ¿esas señoras y señores que azotan a una mujer ¿nunca le habrán sido infieles a sus parejas? Jesucristo alguna vez dijo “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra- Los ronderos nos muestran diariamente como un pueblo de salvajes primitivos y lo lamentable es que las autoridades a las que les están haciendo la tare dicen “esto funciona y hay que reconocerlo” realmente penoso y patético.

Tres taxistas asesinados bajo la misma modalidad, la ineficiencia de un plan de seguridad ciudadana es notable, ni siquiera podemos hablar de ineficiencia sino de inexistencia. Estamos a un nivel de criminalidad aberrante, los índices delictivos se han disparado en los últimos años en nuestra ciudad y es la ineficiencia de las autoridades la que ha gatillado el aberrante crecimiento de las rondas que se sienten agrandadas con los continuos reportajes en medios nacionales que los pintan como justicieros ante la ineptitud de sus autoridades y que de paso nos hacen quedar a los cajamarquinos como una ciudad de incivilizados.

Con la presencia de las rondas campesinas la Santa Inquisición ha vuelto a instalarse. La historia de las rondas de Cuyumalca en Chota, a fines de los años ´70, era a todas luces justificable porque había ausencia del Estado y el abigeato había tomado las zonas rurales, pero recurrir a ellas porque he sido víctima de una infidelidad es un acto infeliz y cobarde, y la intervención de ellas para secuestrar y torturar a una persona, un delito que debe ser sancionado y no quedar en lo anecdótico. ¿Cuántos jueces que los avalan con un sonrisa en los labios bien podrían ser castigados por esas rondas por actos similares o peores? ¿avalarían eso también?

En nuestro yo maligno, en nuestro lado oscuro, disfrutamos de enterarnos de la vida ajena, sin embargo existe el derecho a la intimidad y privacidad que las rondas han violado sistemáticamente en las narices de nuestras ineficientes autoridades, de un poder disfuncional y agónico que ha demostrado ser incapaz de resolver un crimen.

Tenemos sicarios actuando hace un buen tiempo en Cajamarca, varias personas han sido ya victimadas en lo que la policía mal llama “ajuste de cuentas” porque ninguna cuenta se arregla, paga o ajusta con un balazo en la cabeza, quien debería ajustar las cuentas con el hampa, la delincuencia y el sicariato es la Policía Nacional del Perú que para eso han sido formados –aunque sea en mesecitos-. Mientras eso no sea así, ese grupo de figuretis de la binza seguirá jugando a la ronda violando derechos constitucionales, vejando a las personas sin juicio alguno y dejándonos ante los ojos del mundo y de nuestros compatriotas como una ciudad de bárbaros irracionales y la muerte y la delincuencia harán de esta tierra su feudo. ¿Seguimos jugando a la ronda mientras la inseguridad continúa?

martes, febrero 19, 2013

Ese circo llamado Perú



El último domingo el presidente Ollanta Humala, se refirió “veladamente” al expresidente Alan García como “panzón”, acto que fue festejado abundantemente por la gente que lo escuchaba y –cuando no- por la prensa peruana.

En realidad no era la primera vez que Ollanta Humala adjetivaba a Ollanta y a otros contendientes de la política, lo hizo en su momento con Keiko Fujimori, Alejandro Toledo, Pablo Kuczynski… lo cierto es que la cultura de nuestros políticos no es brillante en la gran mayoría de casos y Ollanta Humala no es la excepción, recordemos sino el  cable de Wikileaks 1168589 en donde se señala que el Jefe de Estado es una persona que “mete la pata con facilidad”. Además agrega que es un “hombre sin preparación y altamente influenciable por su esposa Nadine Heredia”.

Ollanta Humala al asumir el poder ya había anunciado que “el Perú no necesita un Estado panzón y obeso” en clara alusión a García Pérez quien ha preferido no responder a la torpeza política de Ollanta. Sin embargo mientras los escuderos de Ollanta han salido a dar explicaciones absurdas sobre la expresión desatinada del presidente y tratando de hacernos creer a los peruanos que era una cuestión conceptual que no individualizaba sino más bien generalizaba, los escuderos de García no se han quedado atrás y han dicho frases de antología, probablemente una de las más memorables sea la lanzada por Mauricio Mulder, quien ha calificado a Ollanta de  “Forrest Gump, -haciendo alusión al personaje protagonizado por Tom Hanks-  “porque sale a correr sin saber por qué y no tiene una ruta ni rumbo”. Frase que si bien es creativa resulta un insulto inapropiado y mal dirigido en este circo absurdo en que se ha convertido la política peruana actual.

No imaginamos a un Belaunde Terry o Alfonso Barrantes cayendo en esas provocaciones y dimes y diretes que desvirtúan la política y muestran el verdadero fondo de la política y de quienes participan en ella.

Por otro lado, el tema de la revocatoria de la alcaldesa de Lima también se ha convertido en el escenario perfecto para que los involucrados en el NO y el SÍ al mismo estilo del “cómico” Melcochita afinen la puntería y lancen los más extravagantes epítetos contra sus adversarios, demostrando una vez más que política, mal gusto, desatino, desacierto y torpeza siempre  van de la mano.

Las constantes adjetivaciones que se lanzan nuestros políticos han dado pie a que los humoristas no tengan que contratar en sus programas a guionistas pues los presidentes, ministros, alcaldes y congresistas se encargan de ello.

El tema de este fin de semana serán los panzones y los poco refinados comentarios presidenciales –mismo Alejandro Toledo en su momento- los escuderos de ambos bandos y una vez más reiremos a costa de ellos, gracias a ellos, porque este gobierno ha aprendido que pan y circo es una buena fórmula, que resulta y que capta eso que llaman el “populorum”. Debemos ser el único país que tiene tantos guionistas de programas cómicos mimetizados entre políticas y que sin lugar a dudas son grandes comediantes, grandes, payasos en este circo que ellos actúan, ese circo llamado Perú.

Vatirayo



Luego del anuncio de la renuencia de Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, se anunció la caída de un rayo en la punta de la cúpula de la Basílica de San Pedro.

La espectacular captura, obra del fotógrafo Alessandro di Meo, ha dado lugar además a todo tipo de especulaciones y comentarios en las redes sociales, donde algunos usuarios han aludido a la posibilidad de que el rayo sea fruto de algún tipo de designio divino, tras la primera renuncia de un jefe de la Iglesia católica ocurrida en los últimos siglos. Un designio que -ya que lo de los mayas no se cumplió- anunciaría una nueva supuesta hecatombe, es decir, otra vez debemos volver a tener miedo y empezar a pensar en lo peor.
En la fotografía se puede ver perfectamente como el rayo, que ilumina el cielo nublado y ya oscuro de la noche cerrada en Roma, cae sobre la punta de la cúpula de la basílica vaticana, una extraña y curiosa coincidencia que contó con el importante acierto del fotógrafo a la hora de capturar el momento – Una posibilidad entre un millón, mismo “Volver al Futuro” cuando el rayo cae en la torre de la iglesia-.

Muchas son las circunstancias que han envuelto en el misterio a esta fotografía y al fenómeno atmosférico que la protagoniza, lo que puede contribuir a que quede incluida en los anales de un día ya histórico para el pequeño Estado vaticano, cuyo jefe anunció en latín que dejará el cargo el próximo 28 de febrero.

El hecho curioso imagen se produjo solo horas después del anuncio hecho por Benedicto XVI poco antes del mediodía en un consistorio con cardenales en el Vaticano y de que el propio decano del colegio cardenalicio, Angelo Sodano, hiciera pública la primera reacción oficial en la Iglesia católica tras conocer la noticia.

“Ha sido como un rayo caído a cielo abierto”, dijo Sodano, el primero en confirmar con estas palabras un anuncio que muchos no podían creer al principio, ya no solo por lo poco común, sino también por las dificultades de comprensión por el hecho de que fuera pronunciado por el papa en una lengua muerta como es el latín.

Las razones que mueven al Papa a tomar la decisión seguirán siendo un misterio, más allá de las razones que él haya dado como son su edad, sus enfermedades y su deteriorado estado de salud. La renuncia de un Papa en tiempos aciagos siempre va a dar mucho que hablar.

Los protestantes y evangelistas han festejado el hecho y una felicidad extrema los ha embargado, acusando al Jefe de la Iglesia Católica de una serie de infundios.

Para variar, el único peruano que estará presente en la elección del próximo Papa será nada más y nada menos que Juan Luis Cipriani, harto conocido por sus ambiciones políticas y sus arremetidas discursivas en cada homilía para hacer propaganda por su partido político. Felizmente que solo puede elegir y no es elegible porque de ser así allí sí que los anticatólicos tendrían mucho que celebrar y elogiar.

El vatirayo ha remecido los cimientos de la fe y ha puesto a pensar a los más escépticos sobre tan extraña coincidencia y sobre tan efectiva precisión del fotógrafo Alessandro di Meo para captar un rayo posándose en la cúpula de la basílica vaticana. Solo esperemos que el próximo elegido acepte el designio y podamos decir una vez más “Anuncio vobis gaudium magnum. Habemus Papam (Os anuncio una gran alegría. Tenemos papa)”.

lunes, febrero 18, 2013

Incapacidad



Hace unos días el papa Benedicto XVI sorprendió al mundo entero con su renuncia, el argumento que presentó fue su incapacidad para seguir dirigiendo el rumbo de la Iglesia Católica en el mundo. Incapacidad que él mismo reconocía y que para nada era un término degradante, injurioso, insultante, ofensivo o agraviante.

Según la Real Academia de la Lengua Española, sobre la palabra que ha sido el centro de la noticia dice al respecto:   Incapaz. (Del lat. incăpax, -ācis). 1. adj. Que no tiene capacidad o aptitud para algo. 2. adj. Falto de talento. 23. adj. Que no es capaz, por su naturaleza o por decisión de su voluntad. Ella es incapaz de mentir. 4. adj. Der. Que no tiene cumplida personalidad para actos civiles, o que carece de aptitud legal para algo determinado.

Como se puede apreciar el vocablo incapaz hasta puede hacer referencia a una a una virtud al instalarse como una negación en el ejemplo “Ella es incapaz de mentir.” La mala interpretación y el desconocimiento han hecho que se maximice una palabra que no es nada peyorativa y que al contrario, dependiendo del contexto, hasta puede ser interpretada como una negación de un antivalor, lo que la convierte en una afirmación indiscutible.

Por ello el promotor de la revocación Marco Tulio Gutiérrez apeló las resoluciones de los jurados especiales que le pedían retirar la propaganda que sostenía que se debe revocar a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, “por incapaz”.

El abogado recordó que a fines de diciembre le informó al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) sobre el diseño de los paneles por el Sí y que recién recibieron una notificación el 23 de enero, en la que le exhortan a retirar de las calles esta publicidad al considerarla denigrante y ofensiva, nada más erróneo.

Una palabra mal dicha puede causar serios problemas, de eso no cabe la menor duda; del mismo modo que se le pueden buscar las sin razón como ha sucedido con la palabra “incapaz” y que ha sido la más cuestionada por revocadores y anti-revocadores. Cada uno hizo una “interpretación auténtica” y el tema degeneró en una condena a todas luces inválida y errada.

Una persona puede ser un gran ser humano, por lo tanto incapaz de matar. Puedo ser un gran pintor, pero incapaz de componer un poema o escribir una novela. Puedo ser una persona muy preparada, pero incapaz de hacer un buen gobierno –sino recordemos a los últimos presidentes del Perú, más allá de sus indiscutible méritos académicos fueron un verdadero desastre- Si el papa, siendo el papa renunció reconociendo su incapacidad para ejercer el cargo debido a su avanzado estado de edad y los males que lo aquejan no habría porque negarle el término de incapaz o la incapacidad a un político.

Felizmente existen referentes importantes que permiten salir de las dudas, referentes  como el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE)el que se ha encargado de sacar de dudas a quienes protestaban por el hecho y limar las asperezas por el engorroso tema de la revocatoria de la alcaldesa de Lima, antes de que el error trascienda y genere mayores conflictos.

domingo, febrero 17, 2013

Cinco años





A Paty Azul.

Azul ha cumplido cinco años, sus ojos son una catarata de felicidad mientras juega con sus muñecas. Dice que cuando sea grande será una cantante famosa, una estrella sobre un escenario entre  luces y música. Adora las pinturas y todas esas posibilidades que entre sus manitas siempre acaban creando algo nuevo. También asegura que será una pintora muy famosa, por ahora guardo sus dibujos con amor infinito y algunos están enmarcados, eso la hace feliz y sabe que cada línea que haga es para mí muy importante.

Asegura que también será veterinaria porque ama a los animales y sabe cuidarlos muy bien, desde peinar a su “Blanca Peluza” –una perrita de linaje indefinido, pero a la que adora con el mismo amor que venera a “Sac” el hijo de “Blanca Peluza”-

Yo estoy seguro que todos sus deseos son compatibles y que será todo lo que ella quiera, una veterinaria, una artista de salones y de cuadros o una cantante famosa como Hannah Montana, a quien admira e imita con una fidelidad sorprendente. Quizás una bailarina de ballet o una poeta de versos azules como fue su abuela.

Le gusta hablar en un idioma desconocido, canta canciones en él aunque no he podido descifra el misterio de su origen ni el significado de sus palabras. Mientras ella sea feliz, para nosotros – su mamá, hermana y yo estamos bien-
Cerca a la casa hay un establo al que solemos visitar con frecuencia por su amor infinito a los animales, le gusta acercarse a las vacas y acariciarlas sin temor alguno. Igual ama a una de ellas que a una hormiga o una polilla. La he visto muchas veces rescatar a insectos débiles que atraviesan algunos apuros, salvar y cuidarlos hasta que sus alas se recuperen y vuelvan a la vida silvestre. Hace unos días salvó a una mariquita - Un insecto del orden Coleóptera- que había caído a un balde con agua, la tomó con dulzura, esperó con paciencia a que se sequen sus alas y luego la vio volar hacia la luz.

Gracias a Dios tiene la inteligencia de su madre, lo que la convierte en un ser especial a la hora de contar historias que inventa para deleitarnos, detesta, como todo niño, las reglas que los adultos ponemos y me ha dicho varias veces que preferiría vivir en un mundo sin ellas en el que pudiera hacer todo lo que ella quiera –como no tomar la sopa o dibujar en las paredes – Sabe que no soy el mejor papá del mundo, pero que hago mi mayor esfuerzo para serlo y ama colgarse de mi cuello.

Se aburre de mi amor y eso me hace feliz porque sabe que mi amor hacia ella es infinito y sabe que tiene un hermano aunque no entiende bien la razón de su ausencia. Mira las estrellas con atención cuando cae la noche y le gusta que le haga dibujos con mis dedos imaginariamente en el aire.

Yo hubiera querido estar este día a su lado y darle el más grande de mis abrazos, pero eso ha sido imposible por esos designios de la vida con el tiempo y las ocupaciones de la gente adulta y la distancia. Pero ella sabe bien que es la habitante eterna de mi alma y que este fin de semana estaremos juntos para darnos el abrazo hoy ausente y volver a ser felices como siempre, como cada día hasta hoy vivido y aquellos que nos aguardan en el tiempo.


jueves, febrero 07, 2013

La hipocresía castrense de las consignas xenófobas



"Argentinos mataré, bolivianos fusilaré, peruanos degollaré", se escucha cantar en un video, filmado por un transeúnte, a jóvenes marinos chilenos mientras trotaban en el balneario costero de Viña del Mar a las órdenes de un superior.

La primera reacción fue la del jefe de la Armada chilena, almirante Edmundo González, quien escribió en su cuenta de Twitter que la institución está "investigando (la) veracidad y ocasión. De ser tales los hechos mostrados, habrá máxima sanción a los responsables".

"Dichas prácticas se alejan de lo que se enseña en la Armada y de su doctrina como institución, por lo que las calificó como inaceptables", añadió el jefe castrense, según publica la edición on line del diario La Tercera de Chile.
Sin embargo, el Ministerio de Defensa chileno confirmó, luego, que los que aparecen en el video entonando "cánticos ofensivos y denostatorios" en contra de los países vecinos pertenecen a la Armada.

En un comunicado, la cartera de Defensa chilena rechazó "categóricamente" los hechos, que, asegura, "no se condicen con las buenas relaciones, convivencia pacífica y hermandad" con los países vecinos.

"Al mismo tiempo se reiterará a las comandancias en jefe el máximo celo y profesionalismo para que esta clase de hechos no se vuelvan a repetir y empañen el proceso de integración, de paz y amistad entre nuestros pueblos vecinos", agregó la repartición.

"Es un hecho vergonzoso que debe ser investigado y sancionado con las máximas penas que existan dentro de la Armada de Chile", declaró, en tanto, la ministra vocera de la Presidencia, Cecilia Pérez.

Ante la propagación del video, argentinos, peruanos y bolivianos pusieron el grito en el cielo y se hicieron las víctimas de una xenofobia absoluta a la que han cuestionado desde todos los sectores con la más grande hipocresía del mundo.

SOMOS MÁS XENOFOBOS QUE ELLOS. Sin ir muy lejos, todas las mañanas, pasan por la calle Amalia Puga –desde donde observo de mi secreto balcón a las cinco de la mañana- jóvenes y señoritas, alumnos de la Policía Nacional del Perú lanzando cánticos con epítetos aun más ofensivos y denigrantes para chilenos y ecuatorianos y nadie se sorprende ni se hace el aterrado por algo que se ha hecho una cosa natural. Los militares peruanos lo saben y hoy se hacen los sorprendidos y se tiran de los pelos.

Cualquier persona que haya llevado un curso de Instrucción Pre Militar (IPM) sabe que las consignas xenófobas eran tarea obligada ¿Por qué ahora nos hacemos los sorprendidos? En secundaria me enseñaron una: Quiero bañarme en una piscina llena de sangre, sangre chilena, sangre de mono, sangre terruca – lo de de mono haciendo alusión a los ecuatorianos – consignas xenófobas nos enseñan desde el jardín de infancia, del mismo modo que nos enseñan la historia con odio, así que hacerse los sorprendidos e indignados por esos deseos de un grupo de sujetos que fueron criados con odios similares y que además son militares no tiene nada de extraño ni de novedoso.

Hay peruanos que dicen que no hay que comprar en Saga porque es chilena ¿No es xenofobia eso? Para poder criticar hay que empezar por nosotros que los aspirantes a gendarmes de Cajamarca que todas las mañanas gritan por las calles de la ciudad dejen sus cánticos xenófobos, para que después podamos hacernos los indignados y – como el chileno Condorito- recién exigir una explicación.

miércoles, febrero 06, 2013

Si no existiera la noche no podría llegar un nuevo día



Estamos atados a la vida desde el momento en que nacemos, nos aferramos a ella con frenesí y con toda nuestra energía, pero siempre van a llegar momentos de quiebre para los que tenemos que estar preparados y para poder sobrevivir a ellos por el amor que mueve a cada ser humano.

Tener una pareja a cierta etapa de la vida puede resultar sencillo, lo complicado puede surgir cuando el tiempo ha transcurrido y llega el momento de decir adiós, de romper el vínculo que nos unía y que tenemos, irremediablemente, que empezar a asumir.

Ninguna separación es fácil, porque todas están basadas en el tiempo y el amor, en la estancia permanente, en el transcurrir casi perfecto de segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, años… pero siempre inevitablemente va a llegar el momento en que se disuelva ese vínculo de amor o vínculo terrenal y entonces como una sombra surgen las desdichas, el llanto, las lágrimas que suelen causar tanto lamento.

Cuando los caminos del amor se dividen es porque el amor se terminó, porque es mejor seguir caminando por distintos senderos sin necesidad de hacernos daño. Si no existiera la noche no podría existir la mañana, lo mismo sería con el verano si no existiera el invierno.

Los rencores después de la separación nacen cuando no se amó de verdad, las iras innecesarias cargadas de emociones sombrías que hacen que el uno hable mal de otro a perpetuidad, que esté atado eternamente por el rencor y que nunca pueda olvidarlo del todo. Si amaste de verdad déjalo libre, que el amor la (lo) libere. El amor nunca fue mezquino ni lo será.

Pero parte de las ataduras nos conllevan a pensar en la muerte, las ocasiones en que tenemos que enfrentarnos a ella y mirarla de frente, cara a cara cuando nos tiene cercados y sabemos que no podemos hacer ya nada y que todo es cuestión de tiempo porque todos vamos a terminar entre sus brazos, entonces es mejor hacer un proceso de liberación de entender que ha llegado el momento de alejarnos de ese ser querido para siempre, aunque la palabra siempre parezca más dura de lo que realmente es.

La vida siempre tiene remanentes, historias que quedan, fragmentos de felicidad, pensar en ellos es un alivio, una razón para seguir en este mundo aunque sea un poco más solos, los afectos también se renuevan a cada instante para enseñarnos a brillas sin dejarnos deslumbrar.

Todo indefinidamente tiene una razón y una secuencia. Así como la soledad es causa de tristeza, el amor es el creador de cuanto existe en el universo, de la estrella más lejana, del tiempo y del espacio, de las ciudades que se agitan con la nocturnidad de cada día y del tiempo… aquel enigma que ha de sobrevivirnos y que ha de sobrevivir eternamente porque nunca va a detenerse ni a terminarse y siempre seguirá en un ciclo perpetuo.

Cada gota de lluvia, cada grano de arena tiene una razón. Cada muerte silente, cada noche que se va, cada estrella que cae, cada historia que nace, cada amor que se termina, cada fuego que inicia y cada uno que se apaga… si no existiera la noche no podría llegar el día, por eso tenemos que entender que cada cosa en el mundo tiene una esencia y una razón absoluta que no podemos negar ni olvidar.

Cada cosa, por insignificante que nos parezca siempre tiene una razón de su existir, de su vivir, de ser.

martes, febrero 05, 2013

Desde el balcón de Cajamarca



Todo cambio siempre es difícil de asimilar, el ser humano es renuente al cambio por naturaleza. Los grandes conflictos a lo largo de la historia de la humanidad se produjeron por cambios que exacerbaron a unos y que defendieron otros, un cambio siempre va de la mano con nuevas tendencias y quebrar los cánones establecidos siempre es difícil.

La reina del Carnaval cajamarquino 2013 ha dejado sentado un precedente muy importante, ha derribado el mito de que en Cajamarca solo había cuatro o cinco barrios que eran los que aglutinaban la belleza y que siempre resultaban ganadores en los concursos de belleza.

Fátima Mercedes Limo Malaver, representante del barrio El Estanco, -el cual recibe la denominación de “El balcón de Cajamarca”, por estar ubicado en la parte alta de la ciudad- se hizo del reinado sin mayor dificultad, pues su sencillez y belleza la convirtieron en favorita desde un primer momento.

Por primera vez en la historia del carnaval cajamarquino, el cetro de Señorita Carnaval recaía sobre el barrio El Estanco, el cual hace apenas algunos años inició su participación en este certamen de belleza. De inmediato surgieron los cuestionamientos y críticas, las excusas para buscar arrebatar el título que había sido ganado en buena lid.
La verdad es que en Cajamarca existen barrios tradicionales, habitados por familias tradicionales, con historias tradicionales que de alguna manera se habían conchabado cada fiesta de carnaval y si bien la ronda giraba, solo giraba entre cuatro o cinco barrios que habían hecho de la fiesta del carnaval una heredad.
La fiesta del carnaval como todo en el mundo está sujeta a cambios y asimila y asimilará constantemente nuevos elementos, nuevos escenarios y nuevas propuestas. Todo cambio siempre será visto con actitud incómoda por cierto sector de la sociedad, el más conservador, aquel que hubiera preferido que los reinados sean heredados y transmitidos generacionalmente.
La actual reina del carnaval cajamarquino cumple con el perfil necesario para serlo, no solo es una mujer hermosa físicamente, sino que derrocha hermosura interior y ha demostrado que la inteligencia y la belleza no siempre están disgustadas ni divorciadas y que a veces, como en esta ocasión, hacen una maravillosa combinación.

Hace 20 años que Cajamarca viene creciendo y lo seguirá haciendo, sería absurdo pensar que la belleza de la mujer cajamarquina está concentrada solo en ciertos barrios y que son estos barrios los que siempre van a ganar. Como en todo siempre hay una primera vez, el barrio el Estanco ha obtenido por vez primera su cetro, seguramente que habrán otras mujeres de ese barrio y de otros barrios jóvenes que continuarán rompiendo el mito de las familias acomodadas y tradicionales – de las que no se juntan con la plebe o a quienes ellos consideran así-

La ley infalible de las democracias siempre va a enfrentarse a mitos que buscan convertir en dictaduras tradiciones que deben fluir libres como el viento de este mes de febrero en que Cajamarca ha elegido a una reina con condiciones competitivas en cualquier terreno – por cierto, que feo resulta escuchar la consabida frasecita, con la misma vocecita cada año: ¡Cajamarca ya tiene reina…!- Los mitos y las elites deben romperse en todo sentido y en todos los ámbitos. Del mismo modo que hoy la mujer más bella de Cajamarca mira desde ese su balcón, desde lo alto, desde lo más alto de esta ciudad llena de tradición e historia.

viernes, febrero 01, 2013

Patricia Azul



Azul, mi hija menor, cumplirá cinco años en unos días. A ella le gusta como a todos los niños, jugar en los parques y dibujar en grandes cuadernos, las posibilidades de sus líneas son infinitas y cada vez que hace un dibujo lo firma con su nombre con una caligrafía muy original.

Cuando Azul nació se quebró la clavícula y no lo supimos hasta que había soldado en unos días y se había formado un nudo misterioso que nos remitió a un médico quien descubrió la ya añeja fractura. Las enfermeras nunca dijeron nada, ocultaron su fechoría con execrable cobardía.

Patricia Azul es una niña de grandes ojos que quieren devorarse el mundo de una mirada. Ama a los animales con una pasión inusitada, ha tenido y tiene en su corta vida: cinco pollos, tres cuyes, dos patos, nueve perros, dos hámster, un gato… ahora quiere poseer con arrebato un acuario lleno de peces con una tortuga y unos periquitos australianos; ama a los insectos y no le teme a las arañas, se deleita persiguiendo a las mariposas pero nunca para hacerles daño, ama rescatar a cualquier insecto que se encuentre en apuros y hasta aquellos que pueden ser peligrosos los adora con un amor excepcional.

Patricia Azul llegó al mundo siendo esperada, su presencia en este mundo no fue una casualidad sino una acción premeditada del amor y ella parece entenderlo, sabe que la amamos, le gusta que la cargue en mis hombros cuando está cansada y estamos lejos de casa y muchas veces se queda dormida y se interna en mundos insospechados a los que solo los niños y niñas como ellas pueden acceder.

Un día dijo que estaba cansada de este mundo, que la asfixiaba y prefiere habitar el silencio y canta en un extraño idioma que solo ella comprende y recuerda quizás de alguna vida anterior. Le gusta bailar ballet y que le invente cuentos que luego yo no recuerdo pero ella sí, entonces me hace recordar los nudos o los finales de ellos  mientras se duerme entre mis brazos.

El trauma del nacimiento - cuando se rompió la clavícula al momento de nacer- le genera un terror insólito cuando hay que vestirla y las camisetas se quedan ahogadas en su cabeza, esa situación la altera y la hace sufrir, entonces llora con desesperación y evoca una antigua tragedia.

Azul no está muy contenta con su nombre, a veces reniega y cuestiona – Azul es el nombre de un color, no de una niña, me ha dicho más de una vez- Aunque se llama Patricia Azul todos sus amigos la llaman Azul y es un nombre único que recuerda al mar y al cielo, al libro de Rubén Darío, a las estrellas y los astros que surcan el universo.

Decidimos ponerle Patricia Azul –su mamá y yo- porque el hipocorístico de Patricia Azul es Paty Azul, que se asemeja al Patio Azul de la casa donde nació ese sentimiento poético que congregó a varios poetas del mundo por muchos años en Cajamarca. Ella es la heredera de esa época brillante y de ese patio Azul que hoy yace silencioso deshabitado del ruido. Conforme crece se va pareciendo más a su mamá, lo que la hace más hermosa y más tierna. Le gusta inventar historias y contar cuentos que inventa.

En unos días cumplirá cinco años, tiene los ojos de su madre y eso lo hace inmensamente profunda, discute y defiende sus ideas con vehemencia y si hay algo que le incomoda y que le duele es la injusticia. Todos los animales del mundo son sus amigos, no importa la especie ni el tamaño, igual puede montar un caballo que contemplar a una hormiga recorrer veloz por la palma de su mano.

Azul llenó los espacios deshabitados de mi alma que otros afectos dejaron y yo me hice el habitante de su alma y de sus sueños, del tiempo que esta tarde se marcha de prisa mientras ella crece y del río inacabable de su risa que cada nuevo día florece.

Azul es el resumen de mi vida sin errores, el renacimiento perpetuo del amor, la felicidad, la vida, el goce. Yo la amo con un amor que se renueva cada día y cada instante, más allá del tiempo y la distancia.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú