Síguenos en FACEBOOK

martes, mayo 11, 2010

Leonardo Favio y el momento grave de su vida




El tiempo no perdona. Una nueva y triste noticia se anunció ayer en varios medios de comunicación del mundo. El mítico cantante conocido como Leonardo Favio, se debate entre la vida y la muerte en una clínica bonaerense.

El artista, cuyo verdadero nombre es Fuad Jorge Jury, nació el 28 de mayo de 1938, en la localidad de Luján de Cuyo, de la Provincia de Mendoza. Nació en un barrio pobre y complicado, donde soportó el abandono de su padre. Pasó gran parte de su infancia internado; conflictivo, siempre escapó o se le expulsó. Una serie de robos pequeños le llevó incluso a la reclusión carcelaria. Estudió un tiempo como seminarista y más tarde intentó en la Marina: duró poco y se marchó con el mismo uniforme con el que sirvió a pedir limosnas en Retiro. Su madre, escritora de radioteatros, solía conseguirle "bolos" (pequeños papeles escasamente remunerados) en Mendoza; etapa en la que además comenzó a preparar sus primeros libretos.

Julio Iglesias, en su libro autobiográfico titulado “Entre el cielo y el infierno” escribe que en sus inicios musicales, - Comienzos de los 60- en su primer viaje a Chile, encontró una estela difícil de olvidar dejada por la presencia del gran Leonardo Favio en ese monstruo que es El Festival de Viña del Mar en La Quinta Vergara, así lo cuenta el mismo Iglesias.

Como cantante, es uno de los precursores de la balada romántica latinoamericana en las décadas de 1960 y 1970, alcanzando el éxito en toda América Latina. Entre sus canciones más populares se encuentran "Fuiste mía un verano", "Ella ya me olvidó", "Para saber cómo es la soledad". Sus canciones han sido versionadas en más de catorce idiomas.

Con sus películas ganó premios nacionales e internacionales, considerándosele un director de culto exitoso y respetado. Sus películas ”Crónica de un niño solo” y “El romance del Aniceto y la Francisca” han sido consideradas como las mejores de la historia del cine argentino en dos encuestas entre especialistas.

Una parte sustancial de la vida de Leonardo Favio se relaciona con su adhesión y militancia en el peronismo. Resultado de ello es su película Perón, Sinfonía del sentimiento de 1999, con una duración de 6 horas.

Mientras el cantante y director permanece internado en una clínica argentina en Buenos Aires, la familia ha pedido que no se comunique nada en absoluto sobre su enfermedad ni sobre su evolución, mientras millares de personas buscan encontrar alguna respuesta a las incógnitas sobre su actual estado. Quizás la familia ha comprendido que llega un momento en la vida de un ser humano, en que decir cualquier cosa sobre su estado de salud ya es innecesario, como lo es el visitarlo, el dar una palmada o mirar con una balsámica tristeza, a veces es preferible solo el silencio, solo el eco de los días retumbando en nuestras ojeras, esas que un día se llenan de tristeza en todos los seres del mundo, los que se ensombrecen cuando llega la muerte.

Tarde o temprano, o más temprano que tarde las campanas de una iglesia sonarán anunciando que ya no estamos más en este mundo, como dice su canción “Amanecer y la espera”: Llegan lejanas, tristes campanas /diciendo el día va terminar /el sol se apaga, duerme la garza/ ya la montaña sombras nos da /cuando la noche, cubre el estero/ contando estrellas la he de encontrar…

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú