Síguenos en FACEBOOK

domingo, mayo 02, 2010

Sancionados por no matar…


A 18 meses de prisión condicional fue sentenciado el general en retiro de la Policía Alberto Jordán Brignole, quien participó en el denominado ‘Moqueguazo’ y se ofreció como rehén para proteger la vida de sus subalternos. El hecho es una clara prueba del ensañamiento que hacia el general existe.

Según la sentencia del tribunal castrense, Jordán no cumplió con la orden de despejar el puente Montalvo, en Moquegua, el 16 de junio de 2008. Asimismo, el oficial en retiro deberá pagar una reparación civil de seis mil nuevos soles. Junto a él fueron sentenciados el también general PNP retirado, Julio Vergara Herrera, jefe de planeamiento de dicha institución policial al momento de los hechos, entre otros oficiales de la Policía Nacional sentenciados figuran el coronel Alfonso Chavarri Estrada quien fuera jefe de la Región Policial Cajamarca, con méritos por demás conocidos además de otros en la ciudad de Lima.

“Considero que es un abuso, porque yo en ningún momento participé en ese operativo. Yo no viajé, yo no intervine. Yo fui posteriormente a salvaguardar a mi personal policial que había sido maltratado”, comentó en una entrevista con nuestro medio de comunicación.

“He viajado con veinte efectivos de la Dinoes y hemos rescatado al personal, pero en el momento del operativo yo no he estado. Yo no fui, en el momento del operativo, yo no estuve presente, por eso considero que todo esto es un abuso”, explicó el Coronel, a quien ya hace mucho se le puso trabas en la magnífica labor que cumple.

El ex ministro del Interior, Remigio Hernani, consideró que la sentencia emitida por un tribunal militar de 18 meses de prisión condicional contra el general (r) de la Policía Nacional, Alberto Jordán, por el "Moqueguazo" es "injusta" y consecuencia de un complot en su contra.

Hernani refirió que era imposible controlar la situación cuando se dio la orden de desalojar "sí o sí", pues solo se contaban con 800 efectivos, mientras los manifestantes superaban los 17 mil.

"Le hacen un complot, lo mandan a quemarlo. Él trata de buscar el diálogo, de conversar con los dirigentes y es cuando lo toman como rehén. Hasta ese momento no lo iban a tomar de rehén, pero cuando comienzan a lanzar bombas exacerban los ánimos", ha expresado el indignado general.

Con este tipo de sentencias castrenses, se comprende claramente que lo sucedido en Bagua en junio del año pasado no es otra cosa que la consecuencia de la incompetencia de los altos oficiales y de los hilos que el gobierno maneja a través de la impericia de quienes manejan los ministerios.

La sentencia es un aval a la muerte, una propuesta descabellada de combatir la violencia social generada por los múltiples conflictos nacionales con la represión brutal a cualquier costo.

El clima de zozobra que se vive en la actualidad debido a fenómenos diversos se ha repetido con frecuencia en los últimos meses, es inaceptable que se sancione estrategias pacíficas cuyos resultados son evidentes, si la sanción al general Jordán es injusta, lo es mucho más la sentencia al Coronel Alfonso Chavarri quien no estuvo en el operativo y cuya labor solo fue la de rescatar a sus compañeros aún a exposición de su propia vida.

Bajo el criterio del tribunal castrense, se debería arrancar todo vestigio de heroísmo a muchos héroes que actuaron con lógica y evitaron infinidad de muertes. Nuevamente la ingratitud con los héroes de la policía nacional se pone de manifiesto ante la creciente ineptitud de jefes policiales que complotan contra generales y coroneles valiosos cuya única imprudencia ha sido la de servir a la sociedad, luchar por su patria y vivir para defenderla.



Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú