Síguenos en FACEBOOK

lunes, noviembre 18, 2013

¿Agua para quién?



“Hipocresía, morir de sed, teniendo tanta agua…”

Una vieja canción de los Pasteles Verdes.

El fin de semana los cajamarquinos hemos atravesado una de las situaciones más incómodas que puede vivir un ser humano, se trata de la falta de agua.

De repente el viernes por la mañana la ciudad amaneció sin agua, los tanques se vaciaron en pocas horas y al cabo de solo medio día el desabastecimiento fue total y absoluto. Para variar la empresa SEDACAJ no dio una respuesta clara en ningún momento, usó la política del avestruz y escondió la cabeza… al final los recibos se van a tener que pagar igual, sin más ni menos.

Para variar, mientras Cajamarca sufría de una aguda deshidratación, los canales de televisión transmitían un comercial –propaganda municipal- que era una real cachetada al álgido momento que vivíamos en la ciudad; en el comercial se anunciaba “MÁS AGUA PARA CAJAMARCA”, gracias a las grandes obras que nos esperaban –en la publicidad se aprecia al alcalde junto a unos tubos inmensos que renovarían las matrices que abastecen de agua a Cajamarca de la planta El Milagro-. Ni ese día, ni los siguientes hubo milagro alguno, porque ni siquiera llovió y los funcionarios de SEDACAJ aprovecharon el fin de semana para hacer mutis y evadir sus responsabilidades.

Ante la presión social, se anunció que se repartiría agua en cisternas. La verdad no sé si se llegó a cumplir ello, al menos por los lugares en que transito nunca vi a ninguna cisterna.

Pasado el fin de semana un agua turbia y asquerosa empezó a brotar por los caños de los domicilios, encima pestilente. Tampoco se comunicó nada en absoluta en una evidente burla e irrespeto a los usuarios, es decir, a quienes financiamos los sueldos de los funcionarios de SEDACAJ que han tratado a Cajamarca de la peor manera.

Los líderes ambientalistas que hacen del agua su caballito de batalla se comportaron tan igual que los funcionarios de SEDACAJ. No dijeron nada en absoluto –quizás porque aquí lo que menos importa es el agua y son más bien los réditos políticos los que se persiguen- Hace unos años, cuando el candidato Ollanta llegó a Cajamarca preguntó ¿Quieren agua o quieren oro?, la gente respondió ¡Agua! Luego cuando ya era presidente nos habló del goteo y el chorreo – en términos económicos cuando nos hizo el cuento de la inclusión- el fin de semana en Cajamarca no goteó, menos chorreó.


El conflicto de Conga surgió en torno al agua. La principal fiesta de Cajamarca como es el carnaval, surge en torno al agua y si Baños del Inca es una ciudad mundialmente reconocida es por su agua. Tal parece que nuestro destino está muy marcado por el agua, por eso resulta preocupante que recién ahora aparezcan unos funcionarios de baja estofa de SEDACAJ a dar explicaciones vergonzosas, inaceptables y hasta siniestras. Si hablamos de Respeto a Cajamarca empecemos por aplicar sanciones a quienes no tienen planes de contingencia y han demostrado ineficacia, ineptitud y que son capaces hasta de dejarnos morir de sed.

domingo, noviembre 10, 2013

El mejor cuadro de la vida



He llegado de casualidad a la casa de mi amigo Víctor, un lugar impregnado de buen gusto y de buenos cuadros. Pero hay uno que me sorprende en particular, un cuadro vivo, real y humano. Víctor cargando a su hija recién nacida, la tiene entre sus brazos, envuelta en una colcha rosada mientras ella llora y él trata por todos los medios de hacerla callar, mientras se pierde por un pasillo de la casa.

Qué difícil es ser papá entre aparatos tecnológicos y papeles de oficina, pero más difícil es darse el tiempo y no negarse a ser un buen padre. Cargar a un hijo y decirle sh… sh… sh… o acaso intentar cantar una canción para amainar su llanto. Mecerla, hacer muecas, implorarle por el amor de Dios que se calle.
Conocía a Víctor en otras facetas, enfundado en su terno y recorriendo juzgados. Es un profesional de primer nivel.  Hoy sin embargo, lo he visto en su lado más humano, en ese lado que no todos tenemos o que no todos descubrimos. Y me ha conmovido porque no siempre todos develamos ese lado a tiempo en nuestras vidas, no siempre nos portamos como padres pese a que siempre los criticamos. Qué difícil es ser padre en estos días frívolos.

Los cuadros, ahorcados en las paredes,  son bellos, paisajes y flores firmados por un pariente mío: Padilla, dice con letras rojas en la esquina inferior derecha de ellos frente a un balcón interior como el título de este espacio. Su madre ha llegado a su auxilio y se ha encargado de la pequeña. Veo el rostro de Víctor aliviado aunque algo rojo por el esfuerzo de hacer callar a la bebe.
De pronto en la pantalla de la TV empieza a cantar Nat King Cole con ese dejo inclasificable en español que solo él tenía y me sorprende que Víctor esté escuchando a un cantante tan antiguo –Pensaba que el único que lo escuchaba en estos días era yo en el viejo tocadiscos marca Philips que heredé de mi padre y en donde gusto tocar discos de vinilo cuando estoy triste, es decir con mucha frecuencia-

Le digo que me parece extraño que le guste Nat King Cole –él ríe- y hablamos de Natalie Cole, la hija de Nat, De María Félix y Agustín Lara, de su gran amor hacia la diva mientras escuchamos al poco apuesto maestro cantar “María Bonita”, y sigue el cine “Casa Blanca” y “Lo que el viento se llevó” mientras bebemos un par de cervezas.

Estoy pensando que este instante es como el fragmento de una película, como la melodía de una canción desconocida que tiene que ser escrita.

Estoy recordando con un nudo en la garganta cuando hace dos semanas fui con mi hija y mi sobrino al teatro a ver Caperucita Roja y la tristeza de pronto se agolpa en los rincones del alma mientras Agustín Lara sigue cantando. Extraño a mi hija siento su ausencia, el algo inexplicable que sube al alma y cae al alma.
Entonces nos asomamos al balcón a ver el paisaje irremediablemente, repletos de melancolía. Había faltado mucho conocerte, amigo.


Entonces evoco los tiempos idos en Jesús María, el octavo piso, el padre ausente, la ausencia de mis hijos… y sigo pensando en la mejor obra de arte que he visto en esa mañana: Víctor cargando en brazos a su niña, tratando de hacerla callar con todo el amor del mundo.

jueves, noviembre 07, 2013

El gato de despensero


Es muy cierto que el Perú necesita de la reconciliación para poder cerrar sus heridas históricas y proyectarse hacia un futuro inmediato. Es verdad que mientras no exista un verdadero consenso seguiremos siendo un país gobernado por sinvergüenzas improvisados que fabrican leyes a su antojo y conveniencia pensando solo en sus intereses personales… pero de ahí a pensar que poner al gato de despensero va a solucionar nuestros problemas de reconciliación como peruanos es un absurdo garrafal.

¿Podríamos poner  a un pedófilo como maestro en una escuela de niños? ¿A un proxeneta como tutor de un grupo de adolescentes? ¿A un drogadicto a  regentar una casa de reposo para gente que busca alejarse de las drogas?...

Lo sucedido con la congresista Martha Chávez aparentemente electa coordinadora de un grupo de DD.HH. del Parlamento es inaceptable por razones obvias. La congresista ha sido todo el tiempo pertinaz opositora a los Derechos Humanos, se burló todo el tiempo de los sucedido con Eleonor La Rosa y con los estudiantes y docentes de La Cantuta y ha aplaudido solapadamente el accionar beligerante del grupo Colina, es decir, es tan antagónico como proponer en el cargo a Juan Luis Cipriani quien alguna vez dijo que “Los derechos humanos son una cojudez”.

Solo algunas de las frases épicas y memorables de Martha Chávez y que diera en una entrevista a la revista Caretas: “En algún momento el Perú debió salirse porque la Corte IDH ha sido capturada por una ideología (...) para que el señor (Diego) García Sayán sea su presidente…  por favor”.
Al ser consultada si el Perú debe salirse o no de la competencia de esta instancia, respondió que es “una decisión soberana” y recordó que países como EE.UU. “no reconoce a la Corte y no pasa nada”.

Sobre la agente Eleonor La Rosa ha dicho: “Gracias al fraude de esta mitómana ha habido tres o cuatro familias de militares que han sufrido (...) que le hagan seguimiento y seguro que la encontrarían bailando en una discoteca (...)”.

“En una guerra tienes que matar o eres muerto”, es otra de las expresiones de quien aplaudió cuando Fujimori desconoció la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -a quien buscó desesperadamente después cuando fue echada del parlamento-.


Estamos de acuerdo en que necesitamos cerrar ciertas heridas sociales e históricas para alcanzar una verdadera reconciliación en el Perú, pero de ahí a poner al gato de despensero o a quien tiene antecedentes tan atroces  en materia de Derechos Humanos o sencillamente un pensamiento tan contrario en materia de derechos, resulta por demás impertinente y una verdadera procacidad.

miércoles, noviembre 06, 2013

Cajamarca tiene 36% de desnutrición crónica infantil


La exprimera dama Pilar Nores había criticado que actualmente el único programa que velaba por los niños de 0 a 3 años era Cuna Más y que solo atendía a 56 mil niños, para una población de un millón y medio.

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Mónica Rubio, ha terminado dándole la razón a la exprimera dama. No ha podido negar ni desmentir una verdad tan contundente como letal para ese sector tan importante.

Según ha explicado Rubio, el gobierno ha desactivado el Programa Integrado de Nutrición Infantil (PIN), por el cual entregaba a familias de escasos recursos con niños menores de tres años y madre embarazadas papilla y una canasta de alimentos. Adicionalmente, a través del Ministerio de Salud, se complementaba la alimentación con multinutrientes.

“El Pronaa atendía a los niños de 0 a 3 años y el Qali Warma no. [...] El objetivo de Qali Warma es proveer alimentación a los niños en edad escolar […], este no es un programa que atiende el tema de desnutrición crónica”, ha deslindado la ministra.

Al preguntársele a la ministra cómo ha atendido su sector, en estos dos años de gobierno, la desnutrición crónica de los niños de 0 a 3 años, respondió que el ministerio ha realizado una serie de “evaluaciones y estudios” que muestran que para este segmento de la población lo que mejor funcionan son las intervenciones multisectoriales, que incluyen apoyar la lactancia materna, mejorar el agua y desagüe, entre otros.

Por desnutrición crónica infantil hay más de medio millón de niños peruanos menores de 5 años con retraso de crecimiento. Dentro de los 9 países de Latinoamérica y  el Caribe involucrados en un reciente informe, solo Colombia registra mayor número de niños en esta condición (595,000), y después de Perú (566,000), Venezuela (458,000), Bolivia (333,000), Nicaragua (149,000), El Salvador (121,000), República Dominicana (103,000), Panamá (66,000) y Costa Rica (20,000).

Según el INEI, el porcentaje de desnutrición crónica infantil a nivel nacional es 19.5% al 2011 y 18.1% al 2012, sin embargo, estas cifras globales no expresan la realidad de muchas regiones y zonas rurales pobres con cifras altísimas, por ejemplo, 82% de niños ashánincas sufren desnutrición crónica y en la región Loreto 33%; las regiones mineras lideran las tasas: Huancavelica (52%), Cajamarca (36%), Apurímac (31%) y Ayacucho (28%). También en el ámbito rural se registra 37%, más del triple del urbano (10.1%), y en la Sierra global 35%. Inclusive en Lima metropolitana (6.8%) es la misma tasa del 2005, donde además 111,000 niños menores de 3 años padecen de anemia.


Bajo este panorama, la desnutrición crónica infantil representa un grave problema en nuestro país, y debe ser resuelto con mayor convicción y celeridad, principalmente en las zonas más pobres, pues sufrida durante los primeros años de vida genera impactos irreversibles, ocasionan más y severas infecciones, menor crecimiento físico y desarrollo psicomotor aumentando el riesgo de mortalidad infantil y materna, lo cual tiene un fuerte impacto en nuestro desarrollo social y económico.  

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú