Síguenos en FACEBOOK

lunes, noviembre 18, 2013

¿Agua para quién?



“Hipocresía, morir de sed, teniendo tanta agua…”

Una vieja canción de los Pasteles Verdes.

El fin de semana los cajamarquinos hemos atravesado una de las situaciones más incómodas que puede vivir un ser humano, se trata de la falta de agua.

De repente el viernes por la mañana la ciudad amaneció sin agua, los tanques se vaciaron en pocas horas y al cabo de solo medio día el desabastecimiento fue total y absoluto. Para variar la empresa SEDACAJ no dio una respuesta clara en ningún momento, usó la política del avestruz y escondió la cabeza… al final los recibos se van a tener que pagar igual, sin más ni menos.

Para variar, mientras Cajamarca sufría de una aguda deshidratación, los canales de televisión transmitían un comercial –propaganda municipal- que era una real cachetada al álgido momento que vivíamos en la ciudad; en el comercial se anunciaba “MÁS AGUA PARA CAJAMARCA”, gracias a las grandes obras que nos esperaban –en la publicidad se aprecia al alcalde junto a unos tubos inmensos que renovarían las matrices que abastecen de agua a Cajamarca de la planta El Milagro-. Ni ese día, ni los siguientes hubo milagro alguno, porque ni siquiera llovió y los funcionarios de SEDACAJ aprovecharon el fin de semana para hacer mutis y evadir sus responsabilidades.

Ante la presión social, se anunció que se repartiría agua en cisternas. La verdad no sé si se llegó a cumplir ello, al menos por los lugares en que transito nunca vi a ninguna cisterna.

Pasado el fin de semana un agua turbia y asquerosa empezó a brotar por los caños de los domicilios, encima pestilente. Tampoco se comunicó nada en absoluta en una evidente burla e irrespeto a los usuarios, es decir, a quienes financiamos los sueldos de los funcionarios de SEDACAJ que han tratado a Cajamarca de la peor manera.

Los líderes ambientalistas que hacen del agua su caballito de batalla se comportaron tan igual que los funcionarios de SEDACAJ. No dijeron nada en absoluto –quizás porque aquí lo que menos importa es el agua y son más bien los réditos políticos los que se persiguen- Hace unos años, cuando el candidato Ollanta llegó a Cajamarca preguntó ¿Quieren agua o quieren oro?, la gente respondió ¡Agua! Luego cuando ya era presidente nos habló del goteo y el chorreo – en términos económicos cuando nos hizo el cuento de la inclusión- el fin de semana en Cajamarca no goteó, menos chorreó.


El conflicto de Conga surgió en torno al agua. La principal fiesta de Cajamarca como es el carnaval, surge en torno al agua y si Baños del Inca es una ciudad mundialmente reconocida es por su agua. Tal parece que nuestro destino está muy marcado por el agua, por eso resulta preocupante que recién ahora aparezcan unos funcionarios de baja estofa de SEDACAJ a dar explicaciones vergonzosas, inaceptables y hasta siniestras. Si hablamos de Respeto a Cajamarca empecemos por aplicar sanciones a quienes no tienen planes de contingencia y han demostrado ineficacia, ineptitud y que son capaces hasta de dejarnos morir de sed.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú