Síguenos en FACEBOOK

lunes, diciembre 02, 2013

El SIDA en Cajamarca


Ayer se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra el SIDA, una enfermedad que se ha extendido en progresión geométrica en las últimas décadas en el mundo entero y Cajamarca no escapa a esa preocupante realidad.

Según recientes encuestas, en el Perú el inicio de la actividad sexual se da en la gran mayoría a los 13 años, si a ello sumamos la falta de información y la promiscuidad tendremos un coctel letal que es muy permisivo con enfermedades de transmisión sexual y entre ellas el SIDA.

La prostitución en Cajamarca se ha multiplicado ante la indiferencia de cada uno de nosotros y principalmente de las autoridades. Más de 200 “clubes nocturnos” se encuentran diseminados en la ciudad, cada uno de ellos es un prostíbulo asolapado, si a ello sumamos la prostitución clandestina y callejera llegamos a la conclusión que el problema se torna inmanejable. Solo uno o dos prostíbulos en Cajamarca ejercen el meretricio con autorización y por ende con control sanitario el resto son potenciales bombas de contagio.

Según reveló Paul Medina Paredes, médico de EsSalud y miembro del Comité Multisectorial de Lucha contra esta enfermedad en Cajamarca cada semana se reporta un caso sospechoso de VIH SIDA. Según el MINSA, en el Perú uno de cada tres pacientes desconoce que tiene SIDA, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada 25 segundos se reportan dos casos positivos del VIH SIDA en el mundo.

Atrás ha quedado el pensamiento arcaico y primitivo que avalaba que el SIDA era una enfermedad propia de homosexuales, el SIDA es una enfermedad que no discrimina y que la puede padecer un niño, un adulto heterosexual, un ama de casa contagiada por la irresponsabilidad de su cónyugue o un anciano que recibió una transfusión de una persona que padecía el mal.

Ante el gigantismo de este mal es preciso que los padres de familia tengan una mayor relación de diálogo con sus hijos, deben romperse ciertos tabúes y tomar al toro por las astas. Un preservativo puede proteger y el acceso a uno es ilimitado – se lo vende en cualquier farmacia o botica y los hay de diversos precios, sin contar los que se otorgan gratuitamente en los hospitales, centros de salud y postas médicas –

La situación en provincias no es distinta, los casos registrados de SIDA en todas las provincias de la región Cajamarca son alarmantes y en la gran mayoría existe aún la renuencia a hablar del tema o todavía se busca satanizar la enfermedad debido al contexto inicial en que apareció cuando se la vinculaba solamente a las relaciones homosexuales.

El mundo difícilmente va a cambiar, la prostitución no va a desaparecer y con no hablar de la enfermedad tampoco conseguiremos desterrarla.

El SIDA es una realidad vigente, no podemos negarlo, más allá de hechos conmemorativos debemos pensar en hechos reflexivos que nos conduzcan a tomar medidas de prevención, a través de la comunicación entre padres e hijos, entre la pareja y entre nuestro entorno más cercano.


Los casos de SIDA en Cajamarca se han incrementado y se seguirán incrementando mientras la promiscuidad siga rigiendo nuestra sociedad, mientras la prostitución siga en las esquinas cobrando veinte soles a los ebrios parroquianos o mientras siga instalada en clubes nocturnos con perfume de galonera y luces rojas en medio de la noche.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú