Síguenos en FACEBOOK

martes, diciembre 17, 2013

La gran discriminación de la zonificación educativa


Una vez más para mortificación de los padres de familia de Cajamarca se vuelve a aplicar la zonificación educativa  en esta ciudad. Zonificación que resulta una verdadera aberración porque es discriminadora, excluyente, selectiva, segregacionista, separatista, prejuiciosa, tirana, absolutista… etc.
Pese a que la “Zonificación Educativa” no fue avalada por el Ministerio de Educación, el director de la Ugel, José Manfredo Martínez Oblitas, se ha empecinado en aplicarla y en causar un profundo malestar en la comunidad de padres de familia de la comunidad educativa.

¿Qué pasa con los padres de familia que tienen cuatro o cinco viviendas en la ciudad? Sencillamente tienen mayores posibilidades de matricular a sus hijos en distintos colegios, en conclusión la norma es discriminadora.

¿Qué pasa con la gente de la zona rural que quiere venir a estudiar en la ciudad? Simplemente no puede aspirar a ello porque no es su zona, así que debe conformarse con estudiar en el campo y no pretender más.

La zonificación educativa es absoluta y totalmente descabellada y ha sido repudiada por los padres de familia quienes han criticado con severidad la tozudez del director de la Ugel. La norma no se aplica en otras provincias de la región, menos del país; es una norma que quiebra la igualdad, rompe los derechos y uno fundamental como es el derecho a la educación.

Si ya los exámenes de admisión a los distintos centros educativos estaban prohibidos por el Ministerio de Educación, resulta una afrenta mayor que se pretenda que solo los alumnos que viven en la periferia de un colegio puedan estudiar en él y excluir a los demás.

Hecha la ley, hecha la trampa, los sufridos padres de familia ante la imperiosa necesidad de matricular a sus hijos en determinado colegio recurren a una serie de artificios para conseguir su objetivo, el primero es conseguir recibos de agua y luz de vecinos del colegio elegido, luego se recurre a la leguleyada de “olear y sacramentar” el domicilio en un notario generoso, solícito y servicial, por último se obtiene un nuevo DNI con nuevo domicilio y todo marcha sobre ruedas, la trampa está hecha – a eso obligan a los padres de familia, quienes porque sus hijos no pierdan el año hasta infringen la ley-
Un gobierno que hablaba de integración y de unión, de fortalecimiento de bases donde los pobres serían los primeros no puede ser discriminatorio y la zonificación educativa lo es.


Los padres de familia no pueden ser maltratados de esa manera, ni por las instituciones educativas, ni por los funcionarios y sobretodo el director de la Ugel. Los alumnos no merecen esta vejación que no tiene sentido alguno y que solo restringe la libertad de estudiar donde uno quiere o donde uno se siente mejor. Es hora de que intervengan las autoridades como Ministerio Público, la misma Región de Educación – rompan la autonomía de los tercos- y que se respete el derecho universal de los educandos, el derecho a la educación.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú