Síguenos en FACEBOOK

miércoles, noviembre 06, 2013

Cajamarca tiene 36% de desnutrición crónica infantil


La exprimera dama Pilar Nores había criticado que actualmente el único programa que velaba por los niños de 0 a 3 años era Cuna Más y que solo atendía a 56 mil niños, para una población de un millón y medio.

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Mónica Rubio, ha terminado dándole la razón a la exprimera dama. No ha podido negar ni desmentir una verdad tan contundente como letal para ese sector tan importante.

Según ha explicado Rubio, el gobierno ha desactivado el Programa Integrado de Nutrición Infantil (PIN), por el cual entregaba a familias de escasos recursos con niños menores de tres años y madre embarazadas papilla y una canasta de alimentos. Adicionalmente, a través del Ministerio de Salud, se complementaba la alimentación con multinutrientes.

“El Pronaa atendía a los niños de 0 a 3 años y el Qali Warma no. [...] El objetivo de Qali Warma es proveer alimentación a los niños en edad escolar […], este no es un programa que atiende el tema de desnutrición crónica”, ha deslindado la ministra.

Al preguntársele a la ministra cómo ha atendido su sector, en estos dos años de gobierno, la desnutrición crónica de los niños de 0 a 3 años, respondió que el ministerio ha realizado una serie de “evaluaciones y estudios” que muestran que para este segmento de la población lo que mejor funcionan son las intervenciones multisectoriales, que incluyen apoyar la lactancia materna, mejorar el agua y desagüe, entre otros.

Por desnutrición crónica infantil hay más de medio millón de niños peruanos menores de 5 años con retraso de crecimiento. Dentro de los 9 países de Latinoamérica y  el Caribe involucrados en un reciente informe, solo Colombia registra mayor número de niños en esta condición (595,000), y después de Perú (566,000), Venezuela (458,000), Bolivia (333,000), Nicaragua (149,000), El Salvador (121,000), República Dominicana (103,000), Panamá (66,000) y Costa Rica (20,000).

Según el INEI, el porcentaje de desnutrición crónica infantil a nivel nacional es 19.5% al 2011 y 18.1% al 2012, sin embargo, estas cifras globales no expresan la realidad de muchas regiones y zonas rurales pobres con cifras altísimas, por ejemplo, 82% de niños ashánincas sufren desnutrición crónica y en la región Loreto 33%; las regiones mineras lideran las tasas: Huancavelica (52%), Cajamarca (36%), Apurímac (31%) y Ayacucho (28%). También en el ámbito rural se registra 37%, más del triple del urbano (10.1%), y en la Sierra global 35%. Inclusive en Lima metropolitana (6.8%) es la misma tasa del 2005, donde además 111,000 niños menores de 3 años padecen de anemia.


Bajo este panorama, la desnutrición crónica infantil representa un grave problema en nuestro país, y debe ser resuelto con mayor convicción y celeridad, principalmente en las zonas más pobres, pues sufrida durante los primeros años de vida genera impactos irreversibles, ocasionan más y severas infecciones, menor crecimiento físico y desarrollo psicomotor aumentando el riesgo de mortalidad infantil y materna, lo cual tiene un fuerte impacto en nuestro desarrollo social y económico.  

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú