Síguenos en FACEBOOK

jueves, enero 22, 2009

Observan ley de gratificaciones



El ministro de Economía, Luis Valdivieso, ha expresado su desacuerdo absoluto contra la norma aprobada por el Congreso de la República, la cual exonera a las gratificaciones – percibidas en julio y diciembre, Fiestas Patrias y Navidad, respectivamente- de los descuentos de ley. Luis Valdivieso ha instado al presidente García a observar esta ley, lo que ha generado repercusiones inmediatas.

Según la reciente aprobación, hecha por el Congreso de la República, a partir del año entrante las gratificaciones se encontrarán exentas de pagos por tributos y se exonerarán de otros impuestos. Lo que debería alegrar a los peruanos en conjunto de no ser por un minúsculo detalle, la ley no favorecería más que a un minúsculo sector de la sociedad, pues solo incluye a quienes ganan S/. 1, 750.00 ó más.

La medida atenta contra los programas sociales, pues estos dejarían de percibir un aproximado de S/. 735 millones, pero además Essalud dejaría de percibir S/.400 millones y la Oficina de Normalización Previsional (ONP) S/.185 millones, ha dicho el turbado ministro.

La norma afectaría directamente a la prestación del Seguro Social, insuficiente ya desde luego, deficiencia que se incrementaría con un presupuesto menor, además de que el monto de las pensiones disminuirían.

La medida en definitiva afecta a los que ganan menos y beneficia a quienes ganan más – congresistas por ejemplo- nuevamente las opiniones y conjeturas con respecto a este tema se encuentran y generan discordias. Los beneficiados son menos que los afectados y los partidos de izquierda nuevamente hacen una ganancia de pescadores en el río revuelto de las impericias congresales.

¿Por qué no se gravó con impuesto a la sobre ganancia minera? O mejor aún, quitar o limitar las exoneraciones de la producción e industrialización de la selva que solo beneficia a disolutos mercantilistas que depredan la naturaleza y el ecosistema.

La medida favorece amplia y directamente a los chavistas disfrazados bajo lemas de peruanidad. Los programas sociales son muy relativos, los beneficios que se otorgan casi nunca cumplen los objetivos trazados. El programa “Juntos” ha demostrado ser un afán populista y demagógico que solo en un 50% llega a quienes está destinado, más no cumple con el propósito que es el de llegar a quienes se encuentran en extrema pobreza.

Los programas como el “Vaso de leche” ha sido otro infortunio a nivel de comités, pues en su gran mayoría se encuentran inmersos como beneficiarios profesionales con sueldo estable y con una economía promedio de los sectores B y C, según se ha demostrado en estudios recientes.

De cualquier modo la mecha está encendida y se espera que esta vez los políticos puedan demostrar los intereses que los mueven, si es un auténtico amor a la patria o si solo se trata de intereses personales.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú