Síguenos en FACEBOOK

jueves, diciembre 10, 2009

No a los pirotécnicos



La Dicscamec y El Grupo Panorama han iniciado una campaña de prevención y salvaguarda de la vida de miles de niños en todo el Perú. Para ello ha lanzado una agresiva campaña en contra del uso de esos artefactos explosivos que se comercializan con impunidad en algunos centros comerciales que no tienen ninguna consideración por los peligros que representan y por el costo en vidas y mutilaciones que cada año cobran esos artefactos.
Se cuentan por miles los casos que se reportan anualmente por accidentes producidos por el uso de cohetones, cohetecillos, ratas blancas, mamás ratas, bombardas, cohetes y una serie de artefactos peligrosos que se venden a niños sin ningún escrúpulo.
Los juegos pirotécnicos, en su mayoría son fabricados y distribuidos de manera clandestina. No tiene control alguno de los expertos. Y Pese al daño que causan son vendidos o, peor todavía, adquiridos por personas que ignoran lo peligroso que resultan.
El reglamento de la Ley que regula este tema señala que estos productos deben estar autorizados y registrados en la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Discamec). Algo que casi no sucede, para perjuicio de la ciudadanía en general.
Algo más: entre las penas que figuran en el código penal se indica que aquellos que ilegítimamente fabrican, importan, exportan, depositan, transportan, comercializan o usan productos pirotécnicos de cualquier tipo, o los que vendan estos productos a menores de edad, serán reprimidos con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años.
En Cajamarca y en provincias ya se está comercializando productos pirotécnicos sin contar con la licencia que la ley exige. El 95 % de productos están prohibidos y vedados, solo un reducido número de ellos están avalados por la ley y son productos de marca, que contienen indicaciones en inglés y castellano, que han sido revisados por expertos y que en su gran mayoría solo pueden ser manipulados por adultos.
Depende mucho de los padres y docentes, en que esta campaña alcance sus logros, en que no veamos en los próximos días noticias como: “Niño muere al ingerir rascapié” o “Niño se mutila los dedos por manipular ratablanca”, los adultos tenemos la responsabilidad de lo que suceda con los niños en estas fiestas, de los artefactos que manipulen y de denunciar a los lugares donde se expenden estos productos de alta peligrosidad.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú