Síguenos en FACEBOOK

jueves, diciembre 31, 2009

BALANCE



Los balances siempre son necesarios, saber si hemos crecido o hemos perdido, si hemos disminuido o hemos ganado. Es preciso hacer un balance ahora que el año concluye y que la vida, una vez más, nos enseña que todo es cuestión de tiempo.
Mucha gente amada partió en el 2009, muchos otros hicieron historia de un modo poco convencional, otros en cambio, solo fueron fragmentos de los días. Hay hechos que hoy recordamos con amargura, las muertes de Bagua es sin duda el episodio más dantesco del 2009, una tragedia que nadie hubiera querido que suceda, sería feliz poder arrancar esa página del almanaque y reescribir la historia, lamentablemente eso no es posible.
El año que viene es un libro en blanco, depende de nosotros las cosas que en él se escriban, ojalá todas las cosas fueran felices y blancas, pero surge eso que algunos llaman el destino y entonces un velo de incertidumbre nos cubre.
Otra de las grandes heridas del 2009 fueron los accidentes en las carreteras, las negligencias propias de los hombres que pese a las advertencias los accidentes se sucedieron uno tras otro cada día. Miles de peruanos perdieron la vida en esos episodios sangrientos de las carreteras.
La política ha sido, como siempre, el gran desengaño de los peruanos, ha sido triste descubrir que tenemos un Congreso nefasto con políticos improvisados e inmorales, un Congreso con un grado de corrupción enorme, que ha decepcionado a todos los peruanos.
Una ola de crímenes atroces fue uno de los hechos que más marcaron a los peruanos, las partidas intempestivas de muchos personajes queridos por el pueblo. Hubo también una ola de cortinas de humo, algunas más creíbles que otras, pero la gran mayoría ridículas y lindando con la sandez.
El 2009 estuvo lleno de hechos diversos y frustrantes, descubrir que el Perú tenía entre sus militares un espía fue un hecho que nos hizo pensar en el terrible mostro de la guerra y en la desconfianza perpetua de cavilar en una red desde nuestras fuerzas armadas.
Pero no todo fue malo en el año que se va, hubo hechos importantes como la estabilidad de la economía que ha permitido que la pobreza no crezca, el incremento de puestos de trabajo, el saber que los peruanos podemos cuando nos proponemos, los triunfos de Kina, los de los hermanos Cori, los de Inés Melchor, los de Peter López y tantos otros deportistas peruanos que nos hicieron saber que existen otras disciplinas más allá del futbol en las que el Perú es campeón mundial.
El cuaderno en blanco del 2010 se nos entrega, depende de nosotros de qué lo llenamos, depende de nosotros si incluso lo llenamos o lo dejamos vacío hasta un nuevo balance.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú