Síguenos en FACEBOOK

martes, noviembre 17, 2009

La Camisa Negra



El último domingo el cantante Juanes realizó un concierto multitudinario en La Plaza de la Revolución en Cuba, denominado “Paz sin fronteras” en la misma plaza donde Juan Pablo II hace unos años le dio un “jalón de orejas” a Ernesto Cardenal el sacerdote y poeta rebelde que predicaba con libertad sus ideales apasionados.
Grupos anticastristas en Florida, EE.UU condenaron la iniciativa de Juanes y hasta quemaron discos del cantante colombiano y a la andanada de discursitos en contra suya se sumaron estrellas en declive y hasta damas de compañía redimidas como la ya casi olvidada cantante chilena María Conchita Alonso.
El concierto que fue catalogado por muchos como apologista al régimen de Fidel Castro fue aplaudido por el mundo entero, no solo por el más del millón de personas que asistieron a él, sino también por que logró la convergencia de ideales distintos, de filosofías y lineamientos políticos diversos encausados en un solo tema: La Paz.
El cantante se presentó junto a otros 14 artistas extranjeros Miguel Bose, Olga Tañón, Amaury Pérez, Danny Rivera, Víctor Manuel y otras luminarias de la música americana participaron sin distingo, también el castrista Silvio Rodríguez y aunque parezca increíble, fueron aplaudidas por el mismo Hugo Chávez quien en su acostumbrado programa de tortura denominado “Aló presidente” se refirió al concierto como un hecho positivo y que ha logrado un objetivo distinto al de la política convencional.
El presidente norteamericano Obama también se ha referido con adjetivos muy buenos al hecho de que en una plaza se congreguen más de un millón de personas para cantarle a la paz, en momentos en que las políticas del mundo más bien hablan de guerras y conflictos y las conflagraciones son el pan de cada día.
Los detractores más viles han acusado a Juanes de haber cambiado la famosa “Camisa Negra”, nombre de uno de sus temas más populares, por una de color roja en clara alusión a su concierto en la isla, uno de los países que ha sobrevivido a un bloqueo económico por más de 40 años.
Pese al éxito del concierto quedan las dudas sobre el destino de la isla, sobre el destino de las medidas adoptadas por el gobierno norteamericano sobre una población que al fin y al cabo nada tiene que ver con las ideologías que por décadas se le han impuesto y la han sometido en un clima de represión casi perpetua. La verdadera paz se encontrará cuando pare el bloqueo de EE.UU y se abran las cárceles de Cuba para dejar en libertad a los presos políticos, cuando los cubanos puedan salir y entrar libremente de ese país también americano y hermano.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú