Síguenos en FACEBOOK

lunes, agosto 14, 2006

Carta a tu ausencia: Pequeño compañero del ayer.



Me dijeron que te llevarían de paseo por un día. Un día de campo te dijeron. Hoy después de tres años de buscarnos y no encontrarnos sabemos bien que nos mintieron…
Las mejores reglas que encontrarás en la vida serán los Diez Mandamientos. Dios está en todas partes, y también está en uno mismo, Dios está en ti ahora. No lo busques en cánticos ni en alabanzas vanas, Dios no es un dios soberbio que quiere ver a la gente de rodillas cantándole; eso buscan los vanidosos. Busca a Dios en tu corazón, que tu corazón sea tu templo y tus palabras tu rezo, no importa el idioma, el día, la forma, el lugar en que le pidas. El siempre te escuchará.
Los templos barrocos, los templos con cruces o los que no las tienen. Los templos en donde las faldas largas y las pulcras corbatas hacen alarde. Sólo son lugares físicos y Dios es espíritu. La lectura es la única manera de que te liberes de tus cadenas, no permitas que te encadenen con pensamientos dogmáticos, no dejes que te pongan límites ni barreras. Tus ideales deben tener alas como el alma.

No permitas que ninguno te ofenda ni ofendas a nadie. Pero cuando tengas que pelear hazlo, no huyas a tu pelea cuando sea justa y tus razones son valederas. Pero analiza antes. A menudo cuando creemos tener la razón, pocas veces la tenemos. No temas el enfrentar a nadie cuando tu ideal es justo. Lucha. Dios estará contigo. El temor no es un buen amigo, aléjate de él. Sin embargo tampoco seas temerario, mantén siempre la prudencia.

Resérvate algo para ti. Guarda un poco de agua para cuando tengas sed y haya sequía, resérvate una moneda para volver a casa, reserva pan para cuando no lo haya y tengas hambre. Comparte, pero no lo des todo. Cuando realmente necesites ayuda nadie te la dará y sólo lo que guardaste entonces te servirá. Todo lo que diste ya no te pertenece, si lo diste ya no es tuyo, nunca menciones lo que diste, si das, da con amor y serás feliz.

La cosas más terribles que nos suceden siempre tienen una razón, el universo existe indefinidamente, nunca se equivoca. La nada absoluta no existe, estamos rodeados de eternidad. Si algo sucede tiene un origen, nada sucede vanamente. Un sabio supremo hizo el universo y la naturaleza. No importa como lo llamemos… la cosa más terrible es el inicio de otra y de otra que hacen una cadena infinita de hechos y de cambios que nos llevan al fin supremo de la perfección. No hay dolor que sea eterno, si es físico e incurable… lo acaba la muerte. Si es espiritual lo aliviará el tiempo, los males no son eternos. La eternidad se hizo para el amor y el amor no es un mal.

En este tiempo sin ti, aprendí que la distancia sólo es una medida que nos aleja de los seres que amamos. La soledad un estado pasajero del tiempo, como puede ser el invierno o la primavera. No hay soledad eterna igual que no hay primavera que dure más de lo establecido.

La soledad sólo es una lección efímera que nos enseña a valorar el amor de los seres que nos rodean. Si uno lo desea no estará solo nunca ni en ninguna parte, no se puede estar solo en un mundo donde habitan mariposas, gusanos, donde existe el aire y el agua… se puede estar sólo de soledad humana pero no de Dios.

Es preferible tener un amigo bueno a tener mil amigos ocasionales, el buen amigo estará siempre contigo, en la risa y en el llanto, en el triunfo y en el fracaso. Los ocasionales son intermitentes, aparecen en la alegría y en la risa y desaparecen en la tristeza y en el llanto. Ten siempre un mejor amigo… Te darás cuenta cuando llegue el día en que descubras que hay alguien a quien todo puedes confiar. Y que te brinda su consuelo en medio de la tristeza y que tu alegría le colma de la misma alegría.

Un buen amigo es agua en la sed más larga y pan, en el hambre más duro.

Te busca, te extraña, te ama… Tu papá.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú