Síguenos en FACEBOOK

miércoles, abril 20, 2011

Semana Santa ahora


La Semana Santa se ha desvirtuado en los últimos años, un decaimiento de la Iglesia Católica ha sido evidente en recientes décadas, el mal comportamiento de muchos clérigos ha generado que esta fiesta vaya perdiendo su esencia y que se atomice hasta convertirse en una festividad más sumada al calendario.

La instauración hace unos años de los llamados “feriados largos” hizo que la Semana Santa sea conceptuada como una época para viajar, ir de campamento y festejar mundanamente sin ningún vínculo con lo religioso. Se empezó a llamar a esta fecha “Semana tranca”, en clara herejía a tan simbólica fecha dentro del calendario cristiano.

Las Semana Santa hoy por hoy es una fecha en que se realizan excursiones al campo en donde se baila y se bebe cerveza, se acude masivamente a las playas y se acampa y se rinde pleitesía a la lujuria y a Baco.

El incremento de sectas en la sociedad peruana es otra de las causas que han fustigado esta festividad, se cree que es una fiesta pagana y que no es una fecha memorable.

Por su parte la industria televisiva se encarga de pasar los grandes clásicos que Hollywood ha producido, desde “Los Diez Mandamientos” hasta “La Pasión de Cristo” con conmovedoras escenas y crudas representaciones de la vida de uno de lo hombres más grandes de la historia del mundo. Películas como la Biblia o Moisés rememoran los hechos más insignes de la historia de la humanidad.

Por otro lado las empresas de turismo aprovechan la ocasión para promocionar viajes al interior de la región como Contumazá, Cajabamba o Hualgayoc, lugares que mantienen una tradición religiosa única y que ha permanecido casi pura por siglos, procesiones llenas de fervor y misticismo, con hermandades que han sobrevivido a los más duros cambios sociales y de fe.

Parte de la culpa de la pérdida del fervor religioso lo tienen los docentes, quienes no han inculcado en sus alumnos los valores religiosos, dejando el curso de Religión como un espacio nulo en el que se realizan otras actividades. La flexibilidad de las leyes educativas también se ha sumado a esta acelerada desaparición de las costumbres religiosas, leyes que consideran superfluo al curso de Dios.

Cajamarca tiene una tradición religiosa notable, las historias que se cuentan sobre la mística festividad han sido plasmadas en diversas obras de todo los tiempos, lamentablemente la escaza difusión que han tenido ha hecho que sean sepultadas por el tiempo y apenas se encuentran algunos ejemplares de libros con esas historias en los anaqueles de una o dos bibliotecas públicas.

Cajamarca es la tierra que fusiona lo andino con lo español, donde la cruz se impuso de modo brutal y sanguinario con la captura de Atahualpa y la posterior catequización de los pueblos aborígenes. Parte de nuestra esencia y nuestra historia está escrita con la Semana Santa, somos uno de los pocos pueblos del mundo que recuerdan con esas ceremonias únicas la agonía y resurrección del redentor del mundo.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú