Síguenos en FACEBOOK

miércoles, marzo 16, 2011

Vasectomía


El 8 de marzo como cada año se conmemora el Día Internacional de la Mujer, fecha que se evoca como un saludo a la bandera y que no representa, generalmente, una reflexión seria ni equilibrada. La mujer sigue siendo ese engranaje último que es el que mueve toda esa maquinaria enorme y pesada que es la familia y el hogar. Sigue postergada.

La mujer en edad adulta se encuentra constantemente propensa  a una serie de enfermedades por la naturaleza misma de su organismo, a ello debe sumarse el riesgo permanente de un embarazo lo que genera una serie de cambios físicos y psicológicos que están enmarcados en un concepto más amplio que tiene que ver con lo sociocultural.

La sobrepoblación en el Perú y en el mundo no es una novedad, cada hijo repercute en la economía de cada familia y no existen planificaciones familiares ni métodos que sean cien por ciento efectivos. En el Perú, una sociedad netamente machista, la mujer es quien ha asumido la responsabilidad del control de la natalidad a través de métodos hormonales que suelen causar trastornos fisiológicos en la gran mayoría de ellas.

Sin embargo existen otros métodos que se viene aplicando con efectividad en otros países que no solo son tecnológica y económicamente desarrollados, sino que también lo son en su pensamiento. La vasectomía se ha convertido hoy en día en una de las opciones más acertadas para aquellas parejas que tienen una familia y que han considerado el hecho de no tener más hijos.

Una vasectomía es un procedimiento de 45 minutos de duración que, generalmente, se realiza en el consultorio de un médico con anestesia local, mientras que una ligadura de trompas se debe hacer en un hospital con la paciente totalmente anestesiada, lo que implica mayor riesgo y una serie de factores colaterales más.

Las vasectomías son más baratas, tienen menos complicaciones y un tiempo de recuperación más rápido, pero hay cinco veces más ligaduras de trompas que vasectomías cada año en todo el mundo debido a una equivocada ideología que la vincula con la mutilación de la virilidad, lo que evidencia el plano en que se encuentra aun la mujer en pleno siglo XXI y casi a los albores de un colapso nuclear o geológico por factores ya conocidos por todos.

La vasectomía es sencilla y le cuesta muy poco. No le cambia la vida sexual, ni lo hace menos hombre. Desde 1.970, la vasectomía se ha hecho muy popular por todo el mundo. Cada año cerca de medio millón de los hombres se hacen la vasectomía en los Estados Unidos y claro, hay que tener en cuenta que es irreversible y permanente.

Atrás han quedado los años de las esterilizaciones masivas, en donde los médicos hasta recibían bonos por la mayor cantidad de esterilizaciones que realizaban. Hoy vivimos una época de cambio, de nueva economía y de una estabilidad política relativa y calma, quizás es hora de pensar en que no solo las mujeres son las responsables del control de la natalidad y que los hombres somos tan o más responsables de ese control que tiene tanto significado en la vida familiar.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú