Síguenos en FACEBOOK

jueves, marzo 24, 2011

Gastronomía Peruana Patrimonio Cultural de las Américas



“La cocina peruana ha trascendido a sus limites tradicionales, se ha convertido en un maravilloso atractivo de este hermoso país y también sigue siendo una representación viva de su herencia cultural. Por esa razón tengo el gran honor de presentar al Perú, en la persona del ministro Eduardo Ferreyros, este premio de la Organización de Estados Americanos de la Herencia Cultural de las Américas que le damos esta vez a la cocina peruana”, dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien hizo el anuncio del nuevo título de la cocina peruana.

La cocina peruana a diferencia de otras del mundo ha sufrido una constante alimentación de nuevos elementos por la misma forma que tiene su historia y su geografía, además de ser un país con un mar rico y con lagos y ríos fecundos, sin obviar las bondades de los frutos costeros, los tubérculos y frutos de la sierra y las variedades inagotables de la selva; tenemos todo lo que otros países de América no poseen.

El Perú recibió influencia española, la gastronomía peruana se fusionó con la inca y se hizo mestiza, surgieron los afamados postres de la colonia, los platillos más variados con ingredientes propios del Perú pero elaborado por españoles que descubrían nuevos sabores. A la cocina española se sumó después la africana que llegó con las oleadas de esclavos que se traían desde el lejano continente, tiempo después se añadió el sabor de la  China y el chaufa surgió como un grito popular. Después llegaron otras del norte y del sur, del este y el oeste, la cocina peruana es una formidable mixtura.

La cadena productiva de la cocina peruana involucra a 5 millones de personas, es decir, casi el 20% de la población Peruana. Solo este año el circuito gastronómico generaría S/. 45 millones. En el Perú existen 66 mil restaurantes formales que solo en 2009 movieron 40 millones de soles (11,9% del Producto Bruto Interno).

Solo fueron necesarios unos platos para seducir a los miembros encargados de otorgar el añorado  reconocimiento: Tiradito de lenguado, causitas de cangrejo, rolls de lomo saltado, yuquitas fritas en salsa a la huancaína. Como segundos: Lenguado en salsa de ají amarillo con camotitos glaseados y choclo desgranado, costillas de cordero al aroma de culantro, además de chupe de langostinos.

Como postres se sirvió manjar de yema, chirimoya con pisco y naranja, además de alfajorcitos, guarberitos y frutas de maná que acompañaron nuestro tradicional café.

Pero la cocina del Perú seguirá trascendiendo, el Ministerio de Cultura ya  prepara un expediente que será presentado a la Unesco con el fin de que la gastronomía de nuestro país sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En nuestro país existen 66 mil restaurantes formales, en los que se venden los platillos más variados y exóticos, sin contar los miles y miles de restaurantes informales, los que se encuentran a mitad de una calle y atienden de madrugada – esos que nuestro argot popular los ha denominado “agachados” por su banca de patas cortas y una mesa vieja de madera-. Sin contar las “chinganitas” donde se saborean platillos y caldos memorables.

No cabe duda que en el Perú se hacen platos deliciosos con todo, desde tuétano hasta sesos, desde patitas a pancita, desde cebiches hasta lomos saltados, de piscos, suspiros a la limeña, tapitas, cocadas y como no… el inigualable arroz chaufa.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú