Síguenos en FACEBOOK

martes, octubre 16, 2012

La política del avestruz



“No escondas la cabeza bajo tierra como el avestruz” le dicen al que rehúye una situación peligrosa o no se enfrenta a un problema.

El avestruz como mecanismo de defensa o protección coloca la cabeza y el cuello sobre el suelo para disimular su altura y pasar desapercibida. Pero no introducen la cabeza bajo tierra para ocultarse en un infantil gesto de “como no te veo no me ves”.

Sin embargo el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, sostuvo que el rebrote y expansión del terrorismo en el Vraem y en el valle de La Convención se debe “a la política de avestruz” que aplicaron los gobiernos anteriores.

“A esos exministros que exigen mi renuncia les preguntaría por qué ellos cuando tuvieron el fajín del ministerio dejaron avanzar el terrorismo”, expresó a su llegada al Congreso de la República.

Afirmó que este gobierno se distingue porque está afrontando la lucha narcoterrorista en la zona, y debido a esas acciones, son los ataques de los delincuentes en el Vraem.

Informó además sobre la asignación de los recursos necesarios para enfrentar el terror, abriendo nuevas bases militares en el Vraem y dotando de mayor personal y equipamiento.

Lo dicho por el ministro son verdades y mentiras empaquetadas en un todo que pretenden confundir. No podemos negar la deficiente política antisubversiva que está aplicando el gobierno quien hasta ahora solo manda al VRAEM (Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro) a chiquillos egresados de las escuelas de sub oficiales del país, directamente a la boca del lobo.

El MOVADEF (Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales) ha hecho de las suyas en los últimos meses, primero pretendiendo legalizar su accionar con una careta demócrata, engañando a estudiantes universitarios a quienes llevaron a formar parte de sus huestes como a un rebaño de ovejas.

Por otro lado grupos recalcitrantes han generado conmoción social desde el sur hasta el norte y del este al oeste, sin que se actúe con un verdadero sentido sancionador por parte del Estado. Mientras tanto una camada importante de senderistas de “peso” serán liberados en los próximos meses, es decir de la alta cúpula. A ello se suma el accionar de un sector radical del Sutep (Sutep-Conare) que se desplaza sin miramientos por todas las regiones realizando “campañas de organización”.

El ministro Cateriano ha criticado a los gobiernos anteriores, es decir ha ido por el facilismo, y no ha reconocido las debilidades y las falencias de su actual gestión. Comisarías en ruinas, improvisación en los operativos en donde además participan novatos sin experiencia. No se cuenta con una logística apropiada ni tampoco con un sistema de inteligencia que pueda detectar en el VRAEM los objetivos con claridad y prueba de ello son los resultados del último año. Es una guerra que estamos perdiendo.

Bien podría interpretarse que la política del avestruz también la aplica Cateriano y el mismo Ollanta. No hay peor ciego que el que no quiere ver, el negar que estamos equivocados, el no aceptar nuestros errores y peor aún, culpar a los demás por ellos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú