Síguenos en FACEBOOK

domingo, octubre 28, 2012

¿El fin de La Parada?



El mercado conocido como La Parada, en el distrito limeño de La Victoria, estalló en hechos de violencia y dejó como saldo cuatro muertos, más de un centenar de detenidos, decenas de heridos y una convulsión social que fue transmitida en vivo por la gran mayoría de medios de comunicación del país.

Una de las zonas más peligrosas del Perú se vio de pronto convertida en una zona de guerra, el primer intento de la policía de bloquear el ingreso de los camiones abastecedores al lugar fue infructuoso y los gendarmes fueron expectorados violentamente por una turba de delincuentes quienes además lesionaron de muerte a una de las yeguas de la policía montada que tuvo que ser sacrificada ante la gravedad de sus lesiones. – “Lamar”, como se llamaba la yegua, fue homenajeada, había servido 8 años a la Policía Nacional, antes de que un grupo de vándalos decidan atacarla como si algo de culpa tuviera ella por las decisiones gubernamentales de la alcaldesa limeña- La primera acción dejó dos muertos, decenas de heridos y una veintena de detenidos.

El sábado una nueva acción se repitió en La Parada, esta vez un contingente de tres mil policía de diferentes estamentos arribó al lugar, colocó las barreras en los ingresos de vehículos y se desató una nueva batalla campal. Heridos, detenidos y dos personas fallecidas más. Cientos de avezados delincuentes quisieron imponer su ley pero felizmente fracasaron, aunque muchos de ellos saquearon sin clemencia tiendas comerciales de la zona logrando robarse miles de soles en mercadería además de quemar una comisaría con archivos, atestados, camarotes, uniformes policiales  y hasta se robaron  una efigie de Santa Rosa de Lima, la patrona de la Policía Nacional – Después los vándalos intentaron quemarla infructuosamente- .

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, dio detalles de la operación policial realizada el sábado y señaló que hubo 16 heridos y 101 detenidos, entre los que se encuentran 6 menores de edad.

“Hoy hemos tenido 101 detenidos, 16 personas heridas, ninguno de gravedad. No hay policías heridos. En términos operativos ha sido un éxito, no solo por colocar las barreras (al referido mercado) sino porque los costos sociales son razonables”, aseguró el ministro a la prensa. Horas después de estas declaraciones se confirmó que los heridos sumaban 24.

Asimismo, sobre las personas fallecidas indicó que no responden a la acción policial. “Uno de los fallecidos con herida de fuego salió en esas condiciones del mercado y el otro murió por un arma blanca” ha dicho – cosa que nosotros, al margen de las discrepancias con el actuar delictivo no creemos, porque la misma historia fue la que contaron en Celendín y en Bambamarca cuando los policías y los del ejército mataron a civiles desarmados, difícilmente pueden engañarnos sobre los procedimientos que usan en ese tipo de operativos-

Si bien los fallecidos tenían antecedentes penales, siempre será lamentable que un peruano mate  a otro en actos violentos de esta naturaleza en donde generalmente el tema político es el predominante. Los agresores están identificados y es preciso denunciarlos y aprehenderlos, sancionarlos como es debido y del mismo modo sancionar a las negligentes e irresponsables autoridades políticas que ordenaron el operativo en pleno día. – Con público, niños, mujeres que hacían compras, etc.-

En un país convulsionado como el nuestro, en donde existen más de 240 conflictos sociales, agregarle uno más por la falta de metodología y el apresuramiento, ha resultado nefasto, como se ha podido ver en los últimos días. Una vez más el Estado peruano maneja con torpeza extrema las situaciones conflictivas y solo agranda las brechas del descontento y hacen más distante la tan ansiada reconciliación nacional que parece nunca llegará.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú