Síguenos en FACEBOOK

lunes, enero 02, 2012

Los Pasteles Verdes una vez más



Los Pasteles Verdes llegaron después de un tiempo a Cajamarca, los mismos de esas canciones que marcaron una época y que cada una de ellas es irrepetible; muchos con sus canciones se enamoraron, se amaron, surgieron familias en torno a esa música enamorada. Gracias a las gestiones de su empresario en Cajamarca ellos llegaron dispuestos a hacer lo que saben hacer como nadie: cantar, hacer vibrar al público con sus canciones y a aunarse con los cajamarquinos en esa fiesta de aniversario decretada por la municipalidad.

Son un grupo de cantantes, de cantores que andan por el mundo con un piano, unas guitarras, una batería y la armonía de las voces que entonan los sufrimientos más profundos de todos nosotros. Hombres que tras del escenario son seres humano como cualquiera de nosotros, que ríen, que lloran y que cantan historias de amor que el tiempo se lleva.

Los Pasteles Verdes regresarán a cantar a Cajamarca el 14 de febrero, el Día de San Valentín, volverán a cantarle al amor los temas de siempre, las canciones que los sembraron en la mente de los peruanos y del mundo, aquellas que los convirtieron en los habitantes de los corazones de todo enamorado. Una gira por Chota y Celendín será el colofón de esa visita en febrero y que esperamos no sea la última.

La vertiginosidad de la vida ha hecho que los seres humanos entremos en un proceso de cambio, hoy se cantan canciones distintas, las letras hablan de violencia en todos los sentidos y el amor ha quedado rezagado, olvidado; ellos, en cambio, han vuelto a sembrar los surcos de los días con canciones como “Hipocresía”, “Esclavo y Amo”, “Reloj”, “Recuerdos de una noche” y otros temas que los inmortalizaron.

Ayer mientras paseaban en un auto recorriendo la campiña cajamarquina se reían como chiquillos juguetones, sus ojos se colgaban del valle y de los cerros llenos de verde, de las aves, del agua que inquieta jugueteaba por la tierra. Algunos escribiendo historias que después cantarán a una mujer en un escenario con los ojos cuajados de alegría y de llanto. Gente como nosotros de llanto y de papel, de palabras y silencios, de cantos y soledades.

Los Pasteles Verdes, un nombre poco común para un grupo de tanto éxito. Trovadores y soñadores que van de aquí para allá, a donde el viento del amor los lleve. Marineros sin puerto, sin anclar en ningún lugar, hoy aquí mañana allá. Cuántos amores y desamores en su nombre… anoche volvieron a enamorar a Cajamarca y una vez más el universo los aplaudió, como antes, como hoy y como lo hará siempre cuando escuche sus canciones.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú