Síguenos en FACEBOOK

domingo, enero 22, 2012

Las mentiras del Movadef


Las pretensiones políticas del Movimiento de Amnistía y Derechos Fundamentales (MOVADEF) han sido rechazadas por el Registro Organizaciones Políticas (ROP) del JNE le negó la inscripción como partido político por sus convicciones contrarias a las democráticas el viernes último.

Durante los años del terror sendero luminosos fue el culpable de la mayor parte de las muertes de las 69 mil que hubo en esa guerra contra el país según datos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación Nacional. Matanzas innombrables, bombas en cualquier parte y en cualquier lugar, hombres, mujeres y niños asesinados a machetazos como sucedió en Lucanamarca…

Hoy el Movadef tiene una gran cantidad de adeptos jóvenes, gran parte de ellos nacieron después del 90, jóvenes que no saben lo que sucedió con ese grupo subversivo que hoy aduce que se los está juzgando por sus ideas para confundir a los estudiantes voluntariosos que han caído en sus redes.

Este grupo de gente joven habla de Abimael sin conocer la historia lamentablemente, y fue culpa del fujimorismo que ésta no se plasme en los textos cómo fue realmente para que los estudiantes sepan lo que sucedió en su país. Ese rechazo del Fujimotesinismo a la Comisión de la Verdad y Reconciliación Nacional hoy pasa la factura con peruanos que tienen en promedio 20 años y no conocen la verdadera historia de odio y terror que vivió nuestro país por una ideología equivocada.

Un buen libro para informarse de los sucedido es el titulado La Cuarta Espada de Santiago Roncagliolo, sería pertinente que los estudiantes se acerquen un poco más a la esencia de la historia antes de tomar una determinación sobre una filiación como la que han tomado aquellos que hoy pertenecen al MOVADEF.

Los diarios y las revistas de las hemerotecas no pueden mentir, el horror de un tiempo en donde los muertos a diario por las acciones subversivas cobraban víctimas inocentes. Muchas fosas comunes aún se siguen descubriendo y ellas son el testimonio fiel de lo sucedido.

Gran cantidad de universitarios no saben quien fue Abimael Guzmán, ni tampoco saben nada sobre el accionar de ese grupo que muchas veces pintaba hoces y martillos con la sangre de la gente más humilde por un sendero cada vez más oscuro y plagado de espanto.

El Perú no puede ser una cárcel solo para algunos, Abimael Guzmán destrozó a un país entero, dinamitó la estructura de un estado y dejó a miles en la orfandad y el abandono, otros simplemente yacen en el fondo de una fosa hasta hoy no encontrada.

Los muertos no pueden reconciliarse con la vida, el derecho fundamental de un ser humano es el derecho a la vida, quienes la arrebataron con sangre fría a tantos peruanos simplemente merecen ser sancionados de acuerdo a las leyes de este país.

Urge que los colegios informen sobre esos sucesos que pasan desapercibidos siendo una historia tan cercana, una historia que no debe repetirse nunca más ni aquí ni en ningún lugar del mundo. Urge que revisemos nuestro pasado para poder vivir nuestro presente y no volver a cometer los mismos errores en el futuro.


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú