Síguenos en FACEBOOK

martes, enero 17, 2012

La SOPA amarga


Cuando el Internet se masificó casi todos crearon un blog y lo llenaron con sus propios contenidos, el blog en cierta medida ayudó a mucha gente a ser creadora, pero en paralelo surgieron los piratas, aquellos que se apoderaban de los textos y contenidos de otros para asumirlos como suyos o para distribuirlos hasta con lucro.

Hoy casi toda persona menor de 30 años tiene un blog al que actualiza con cierta regularidad y no siempre con contenidos propios. Una ley que busca proteger los derechos de autor colgados en la red se ha convertido en una de las iniciativas legislativas más polémicas de los últimos años, ella es la denominada Stopping Online Piracy Act (SOPA) iniciativa con la que Estados Unidos de Norteamérica busca combatir agresivamente la difusión no autorizada de material protegido con copyright a través de la red de redes.

La normativa pretende bloquear el acceso a cualquier sitio web que infrinja derechos de autor y obligaría a los proveedores de acceso a internet y a los buscadores de la red como Google a monitorear los contenidos. En principio, con una simple denuncia de parte del dueño de los derechos de autor, el sitio podría quedar bloqueado. Las corporaciones comerciales, fundaciones y asociaciones que critican el proyecto no rechazan la lucha contra la copia ilegal de obras intelectuales. Sin embargo, muchas entienden que el proyecto es retrógrado y nació jurídico-políticamente defectuoso. En concreto, se critica que la ley SOPA, que en su versión en el senado lleva las siglas PIPA y que iba a ser discutida en esa cámara el 24 de enero, sería inconstitucional al no garantizar la defensa en juicio.

De inmediato se lanzó una amenaza inmensurable: un "apagón" digital de los gigantes de internet podría haber dejado al mundo entero sin Facebook, Google, Twitter, Wikipedia… y otros servicios por 24 horas, en protesta por la controvertida ley antipiratería algunos entendidos manifiestan que ello conllevaría a un colapso de la economía estadounidense, lo que habría puesto en jaque al presidente norteamericano  Obama.

Hemos creado una dependencia incontrolable con las redes sociales, la web,  Google, Wikipedia… es como una droga de la que cada día se necesita más, hace unos pocos años no existía ninguno de esos servidores, hoy sin ellos el mundo mismo podría quedar paralizado; sin darnos cuenta nos hemos ido digitalizando, leemos los diarios en Internet, libros digitales, la música nos llega por el You Tube y hasta los abrazos poco afectuosos de nuestros amigos vienen a través de un mensaje por el Internet.

Ante la polémica ley sopa los internautas pusieron el grito en el cielo en el mundo entero y dio resultados inmediatos el Congreso de EE UU ya ha anunciado que congelará la votación de la norma -prevista para el día 24 de enero- ante la falta de consenso.

Por el momento el apagón de la red programado para hoy por los monstruos del ciberespacio ha quedado pendiente, mientras se consensua la aplicabilidad de la ley o su desestimación, sin embargo hay algo que ha quedado muy claro… la dependencia que tiene el mundo entero del Internet, la gran cantidad de posibilidades no solo de cambiar el mundo, sino que también se puede cambiar el pensamiento. Al final nos hemos vuelto seres más colectivos en el sentido de compartir, pero más solos e individuales porque hacemos casi todo desde una computadora desde la soledad de cualquier parte del mundo.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú