Síguenos en FACEBOOK

domingo, setiembre 02, 2012

Toda repetición es una ofensa



Hay una gran diferencia en “finalizar” y “levantar”. Algunos medios de prensa han informado erróneamente el “levantamiento del estado de emergencia” cuando lo que ha sucedido es que “se ha terminado su vigencia legal”.

Del mismo modo existe una gran diferencia  entre  un “ex” con alguien que sigue vigente. Un ex, es aquel que ya no es, quien dejó de serlo; hay revoltosos que nunca cambian, como también intransigentes que no aprenden y que por eso tampoco cambian, no es lo mismo un ex terrorista que uno que sigue agitando las aguas y buscando causar terror.

El estado de emergencia en Cajamarca ha terminado. El anuncio del Ejecutivo es de que no se prorrogará nuevamente como sucedió el mes pasado; decisión de ha sido aplaudida por los facilitadores del diálogo y por muchos personajes de ambos flancos, así como por la gran mayoría de los cajamarquinos.

El viejo dicho de que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista parece hacerse más vigente que nunca. Hay letargos que duran pero que no curan y es en apariencia lo que ha sucedido en Cajamarca. La caída del turismo es evidente como lo es la ausencia de turistas que en estas fechas y en otros años rebalsaban toda expectativa.

Después de diez meses de paros y de estados de emergencia, continuados y prorrogados. Después de tantas marchas y de un forado impresionante en la economía de los cajamarquinos. Después de varios meses de que Cajamarca es el centro del ojo de una tormenta llamada Conga, pocas cosas quedan claras. Parece que volvemos al principio con la intransigencia como bandera por algunos sectores.

Ollanta Humala anunció ya su viaje a Rusia, la posibilidad de que sea él quien asuma el diálogo es muy remota, sin embargo parece que la postura del Primer Ministro, Juan Jiménez es la de continuar con el diálogo pese a los constantes desaires de Gregorio Santos y compañía. La postura dialogante también ha sido anunciada por los facilitadores Garatea y Cabrejos.

De otro lado las fracturas entre los opositores al proyecto Conga se han hecho más agudas cada vez y parece que a medida que pasa el tiempo se cristalizan más las intenciones individuales de cada uno de los actores y las aspiraciones reales de quienes lideran esa oposición que se niega al diálogo. Más claro ni el agua – aunque no precisamente aquella que nos venden diariamente-

¿Quién eligió a quienes nos representan a los cajamarquinos como representantes en este conflicto, por ambas partes? Es verdad que hay actores elegidos en democracia y por mayoría – esas son las imperfecciones de la democracia – El diálogo seguirá fracasando mientras intrusos en ambos flancos quieran asumir roles y aplicar estrategias que no han funcionado. Proponer nuevos interlocutores no sería mala idea, porque en este caso y con la experiencia ya vivida en meses anteriores, toda repetición es una ofensa.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú