Síguenos en FACEBOOK

martes, setiembre 18, 2012

Los gatos del parque



La Municipalidad del distrito de Miraflores, en Lima, atraviesa un capítulo extraño y hasta jocoso luego de que la presencia de cientos de gatos en uno de sus principales parques empezara a causar enfrentamientos entre los vecinos y hasta con el cura de esa parroquia, a quien acusan de haber matado a algunos felinos cuando estos habrían ingresado en la iglesia.

Los gatos viven libres, no tienen dueño y hasta son alimentados y vacunados por algunos generosos vecinos que hasta les brindan asistencia veterinaria y están pendientes de ellos. Los gatos se pasean por el parque y son animales dóciles, cientos de ellos, de todos los colores, edades y tamaños retozan por los parques, trepan por los árboles y viven felices en ese lugar.

Pero, la Dirección General de Salud Ambiental – DIGESA está preocupada por la salud de los vecinos, porque dice que la presencia de los gatos puede causar muchas infecciones. -Y tienen mucha razón-

Y es que no solo en el Parque Kennedy se encuentran a gatos abandonados, sino también en el parque 7 de junio y en la plazuela Raúl Porras. Los adultos y no adultos juegan con ellos, e incluso estos gatitos reciben ayuda de un grupo llamado “Los gatos del parque de Miraflores”. A pesar de esto, estos animales no están libres de enfermedades. Según DIGESA Sus parásitos pueden causar ceguera o abortos si llegan a ser ingeridos por los humanos.

Así que se pondrá en marcha un plan para controlar el número de felinos que vive en la calle. Y es que, a pesar de que la Municipalidad de Miraflores impulsa cada fin de mes la adopción de 100 gatitos, siempre aparece la misma cantidad abandonada después.

Hace unos meses, los gatitos estuvieron en peligro. Muchos de ellos aparecieron muertos en las calles y cuando se investigó qué les había pasado, se descubrió que fueron envenenados. Por eso, la municipalidad redobló esfuerzos para la seguridad de los gatitos. Pero ahora se trata también de proteger a los vecinos adultos y no adultos.

Los gatitos del parque de Miraflores son “parte del paisaje”, según un vigilante. Pero, no es justo que un animalito viva en la calle si puede tener una familia que lo adopte y le brinde cuidado y cariño. Esperemos que se solucione el problema de vivienda para que no perjudique a ninguna persona.

Mientras tanto el sacerdote de esa parroquia ha tenido que ser relevado por su seguridad, pues los constantes enfrentamientos con el vecindario eran frecuentes, por otro lado, si alguno de los gatitos ingresaba a la casa parroquial, salía sospechosamente malherido o no volvía a salir, lo que desató la ira de los vecinos defensores de los gatos y causó un enfrentamiento terrible con el endemoniado cura.

Los gatos han generado un conflicto en Miraflores entre dos grupos opositores. Parece que al pobre Ollanta Humala hasta los gatos se han propuesto causarle conflictos, -a la huelga de los médicos y de los profesores se sumaría en breve la de las enfermeras…-

Se espera que esta gatuna historia tenga un final feliz y que los gatos sean reubicados y no vayan desapareciendo suspicazmente – sabemos bien que hay grupos de personas que hacen suculentos estofados con ellos y se los devoran al son de un cajón y una guitarra – Por el bien de los gatos, los curas y porque no estalle un conflicto más entre un vecindario que tiene que ser escuchado y atendido en sus justas, aunque contrarias, demandas.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú