Síguenos en FACEBOOK

lunes, setiembre 17, 2012

El mobbing: El maltrato en el trabajo



El ‘mobbing’ es el abuso deliberado y sistemático que un trabajador sufre por parte de sus compañeros o superiores. La lista de ofensas es larga: insultos, críticas desacertadas sobre su desempeño, discriminación, etcétera.

En muchos casos, es una estrategia abusiva para deshacerse de los empleados, ya sea por envidia, porque les pueden quitar el puesto o porque, simplemente, no encajan en el grupo.

Estos golpes hacen que la persona se sienta inferior, dude de su capacidad y baje su rendimiento, hasta verse obligados a renunciar. Todo esto, sin duda, afecta las relaciones con los seres queridos, básicamente por la frustración que se lleva dentro.

El mobbing o psicoterror laboral es un término cada vez más presente en nuestro entorno de trabajo y que define un tipo de acoso cuyo principal problema está en el hecho que sus víctimas no son conscientes de que lo padecen hasta que es demasiado tarde para encontrar una solución. Llevar a cabo un estudio de los síntomas y las consecuencias del mobbing nos puede conducir al descubrimiento de dichos padecimientos como propios, además de la búsqueda de una salida de la empresa antes de que sintamos demasiado minada nuestra autoestima o que, incluso, nos veamos apartados del entorno laboral por una baja permanente.

Pese a estar en boca de todos últimamente, el mobbing ya tiene una larga existencia, pero hasta hace pocos años no se comenzó a definir esta enfermedad laboral que ha causado estragos en numerosos trabajadores. Fue el psicólogo sueco Heinz Leymann quien acuñó el término durante los años 80 y lo definió como el empleo de una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y prolongada en el tiempo (con un mínimo de seis meses) sobre otra persona en el lugar de trabajo.

Leymann acompañó esta definición con la descripción de un total de 45 comportamientos hostigadores que, generalmente, aparecen en forma de acciones contra la reputación o la dignidad, contra el ejercicio del trabajo, con la manipulación de la comunicación o la información y con acciones de gran injusticia.

Existen una serie de factores que son comunes en los casos de mobbing, y a partir de los cuales podemos descubrir si estamos siendo acosados psicológicamente en nuestro puesto de trabajo. Estos factores comunes, ejecutados de forma oculta y subrepticia, consiguen aislar o incomunicar a la víctima respecto a sus compañeros, hacerle sentirse invisible y criticar sistemáticamente su trabajo de forma malintencionada.

La víctima del mobbing puede ser atacada a través de medidas organizacionales: puede ver restringidas sus posibilidades de hablar, se le cambia de ubicación y se le separa de sus compañeros, a éstos se les prohíbe hablar con la víctima, se juzga su desempeño de manera ofensiva, se cuestionan sus decisiones, no se le asignan tareas o incluso las que se le asignan no tienen sentido, están muy por debajo de sus capacidades y son degradantes. Cabe la posibilidad que la víctima se vea sometida a ataques a su vida privada por medio de críticas permanentes, terror telefónico, que se le haga parecer estúpido, que se dé a entender que tiene problemas psicológicos o bien mofarse de sus capacidades y de su vida personal. La violencia física (amenazas o uso de violencia menor), los ataques a las actitudes y creencias de la víctima, las agresiones verbales (gritos, insultos, amenazas) y los rumores terminan de completar el cuadro de acoso al que se ven sometidas las víctimas del mobbing en su puesto de trabajo.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú