Síguenos en FACEBOOK

jueves, julio 19, 2012

En busca de la felicidad



Se acerca el 28 de de julio y los cambios de ministros se hacen cada vez más cercanos, las especulaciones se tejen con más fuerza y las conversaciones y ofrecimientos se evidencian ante la cercanía del aniversario patrio, el discurso presidencial y la reingeniería ministerial, las enmiendas siempre necesarias.

El presidente regional de Moquegua, Martín Vizcarra, voceado sucesor de Óscar Valdés como jefe del gabinete, es el nombre que ha sonado más en los últimos días. Finalmente la altivez y el desatino no le dieron resultados positivos a Óscar Valdés y las acciones asumidas ante los distintos conflictos le pasan la factura.

Martín Vizcarra cobró notoriedad luego de que consiguiera un acuerdo con la empresa Anglo American por el proyecto Quellaveco. Su liderazgo fue clave en este asunto, ya que obtuvo muchos beneficios para Moquegua. Otro personaje que suena con fuerza es el presidente regional de San Martín, César Villanueva, Presidente de La Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR).

Óscar Valdés confesó que en caso de ser relevado de su cargo preferiría a cualquiera de los miembros de su gabinete como su sucesor – aunque en esta ocasión ya no podrá decidir nada en absoluto - ha agregado que: “Están preparados y conocen la problemática del país”, sin embargo parece que el presidente Ollanta Humala no está dispuesto a seguirle la corriente esta vez, aunque también son voceados para reemplazarlo René Cornejo (de Transportes) y Manuel Pulgar-Vidal (del Ambiente), nada está dicho.

Más de 17 muertos,  más de 200 conflictos sociales en ciernes, el 90% son conflictos mineros, el torpe manejo en los últimos días al conflicto minero de Conga que a Cajamarca le costaron cinco vidas, entre ellos un colegial; es la evidencia palpable de que Valdés ha ido de desatino en desatino, salvado por los llamados “fontaneros” del conflicto -desde que el padre Garatea con su humor que lo caracteriza ironizó  a su llegada a  Cajamarca junto a Miguel Cabrejos: “hemos venido a arreglar las cañerías” refiriéndose a la deteriorada comunicación entre el gobierno y los opositores al proyecto minero- con el tema del agua.

Y la verdad es que tanto Gastón Garatea y Miguel Cabrejos además de fontaneros han hecho de bomberos, y es que los incendiarios – y esto hay que decirlo sin tapujos- no solo están del lado de los opositores, sino que están del lado más recalcitrante de la derecha, sino demos una mirada a los medios y políticos que le hacían cargamontón a Ollanta en la primera vuelta, hoy lo apapachan y le dicen “mi presidente”.

Los primeros pasos se están dando y una purga en fiestas patrias va a oxigenar el gabinete. Otros ministerios también serán remozados con seguridad; hay disconformidad en Educación y Salud, pero al final será el presidente -y no mí… - quien dé y rubrique la última palabra.

Las circunstancias de Quellaveco y Conga son distintas, mientras que el primero es un proyecto de 3,000´000  de dólares, el segundo es de 4,000´000. El de Quellaveco es solo cuprífero, el de Conga es aurífero y cuprífero. Quellaveco tratará su propia agua en Cajamarca aun no se llega a un acuerdo.
Escenarios distintos, actores distintos, ante un conflicto que en apariencia es el mismo, quizás los nuevos rostros ministeriales que se anunciarán en los próximos días, sumados a la presencia y don de gentes de Garatea y Cabrejos, hagan que las dantescas escenas de hace unos días cambien por el bien de todos los peruanos y se encuentre por fin esa paz y felicidad tanto tiempo anhelada.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú