Síguenos en FACEBOOK

domingo, julio 22, 2012

El violinista en el tejado



Ollanta Humala tendrá que dar su discurso de Fiestas Patrias este 28 de julio, el exsoldado que como un eximio violinista  tomó el poder con la izquierda y hoy lo toca con la derecha, afronta en el primer año de su gobierno una crisis ministerial, 247 conflictos sociales y muchos problemas más que han resurgido como el senderismo y el narcotráfico.

No va a ser fácil explicar al pueblo peruano la política que se ha impuesto y el incumplimiento de las propuestas hechas en toda la campaña política – cuando aún usaba polo rojo y se reunía con Gregorio Santos en el Gobierno Regional de Cajamarca – la población ha percibido que fue timada en la propuesta inicial durante el periodo preelectoral y siente gran desconfianza por el actual presidente.

La gran mayoría de peruanos no votaron por Keiko Fujimori porque no querían la continuidad de la mafia, sin embargo hace solo unos días en medio del estupor general La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia rebajó las penas aplicadas a los miembros del grupo Colina, que operó durante el gobierno de Fujimori y amparado en la lucha antisubversiva, según la investigación judicial.

Este grupo es responsable de las matanzas de civiles de Barrios Altos, La Cantuta y El Santa, además de la desaparición del periodista Pedro Yauri, entre otros casos de lesa humanidad.

Además de rebajar las penas, la sentencia de la Corte Suprema determina que los asesinatos perpetrados por el grupo Colina no constituyen crímenes de lesa humanidad, lo que permitiría a los exmilitares asesinos acceder a beneficios penitenciarios y acelerar su salida de la cárcel.

El exmandatario Alberto Fujimori, condenado en 2009 a 25 años de prisión por los crímenes del grupo Colina, también sería beneficiado por este fallo, según advierten organismos humanitarios, y este hecho ha generado el rechazo de diversos sectores políticos y sociales del país.

Ollanta, hábil, ha salido a mostrar su disgusto ante el hecho refrendado por Villa Stein, sin embargo por qué el pueblo peruano debería creerle ahora, en la boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso, los peruanos le creemos más a Nadine quien por su twitter ha dicho: “Crímenes del grupo Colina y sus mentores no deben ser ignorados ni olvidados. Fallo judicial mancilla la honra de nuestro país”

Dicen que lo que se da con la mano derecha no lo debe saber la mano izquierda, sin embargo el modelo neoliberal aplicado luego del asenso en las urnas a Ollanta le han acabado haciendo dar pasos en falso porque se ha convertido en una suerte de caminante casi chaplinesco, con los zapatos al revés y con los conflictos sociales estallando como una olla con maíz perla.

El verticalismo acartonado y acojudado de Valdés le ha significado al Perú el incremento de conflictos en los últimos meses, pérdida de vidas humanas sin sentido y el descalabro de las relaciones entre los actores del conflicto en Cajamarca y como consecuencia la afectación terrible del sector turismo, más allá de lo que digan quienes quieren tapar el sol con un dedo y negar que el turismo de Cajamarca ha desaparecido por completo.

Más allá de lo hermosa que pueda sonar la melodía del violinista en el tejado peruano, es preciso que la economía y lo social bailen a su ritmo y no al de una Konga –como aquella que se llamaba “Quieren matar al ladrón”- cuando lo que se toca en realidad es un vals… definitivamente la impericia y la falta de experiencia siempre pasan la factura como le ha sucedido a este amable y algo turbador músico.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú