Síguenos en FACEBOOK

lunes, agosto 22, 2011

Lindsay Martell: La música mexicana es contagiosa y me gusta



Tiene 24 años, es cajamarquina, estudió en el colegio de mujeres  Santa Teresita donde descubrió que el canto era un don que Dios le había concedido; ha sido conductora de un programa televisivo, cantante de grupos de mariachis, se inclinó después por la medicina y en solo unos meses será una doctora.

Su nombre parece elaborado, el resultado de un nombre artístico o de un seudónimo; pero no es así, Lindsay Martell Catalán es su nombre verdadero y desde los 7 años en que sus padres descubrieron ese talento escondido no ha dejado de cantar. El viernes último, en un lleno total,  presentó en el Centro de Información y Cultura de Yanacocha (CIC) su DVD titulado “Lindsay en Concierto”.



Háblanos de tus inicios de cómo empezó tu andar en este camino

Cuando estaba en el colegio gané el Clarín de Plata, El Pentagrama Musical dos veces, el Disco de Oro… todos concursos realizados por colegios. Yo no tenía las posibilidades de costear mi primera producción pero la señora Norma Padilla de SONOVISO confió en mí y se grabó mi primera producción que fue “Sueños” con canciones que habían marcado época en la historia de la música y en mi vida.

¿Qué diferencias existen entre esta nueva producción y la que presentaste hace unos años?

Hay un cambio tanto en el ritmo musical. El primer DVD que yo grabé, llamado “Sueños” si bien es parte importante de mi vida artística tiene una diferencia con esta nueva entrega. “Lindsay en Concierto” muestra una Lindsay mucho más madura en diferentes aspectos de su vida y principalmente en el artístico.

¿”Lindsay en Concierto” tiene un significado nuevo en tu evolución artística?

Yo inicialmente empecé con baladas, por eso mi primer CD fue una recopilación de las canciones más importantes que yo iba cantando desde mis inicios y que fueron parte importante hasta esa época. “Lindsay en Concierto” es un reencuentro con Cajamarca en el sentido de que yo me ausenté de Cajamarca pero no dejé de cantar, y sigo con esa pasión.

Te involucraste con una música distinta a la de tus inicios ¿Cómo fue ese encuentro?

En Trujillo me desarrollé sobretodo con la música mexicana, pertenecí al Mariachi de la Universidad Privada Antenor Orrego (mi universidad) y eso me permitió hacerme conocida en Trujillo y alrededores, pero además me vinculé mucho con el folclore mexicano y me encantó interpretar ese ritmo musical.

¿Cómo retornas a Cajamarca con una nueva propuesta musical?

En setiembre del año pasado regresé a reencontrarme musicalmente con Cajamarca porque me sentía más madura y renovada y realizamos un concierto en favor también de los niños pobres del barrio La Esperanza y se trajo además al mariachi femenino Luceros de Trujillo, grupo para el cual yo pertenecía. Fue una satisfacción tener la acogida de esa noche.

¿Qué tan complicado ha sido compartir tu tiempo entre la música y tu carrera de medicina?

Ha sido complicado cumplir con ambas cosas sin descuidar a una ni a la otra. El hecho de cultivar el arte no significa descuidar la parte profesional, entonces es importante madurar ambos lados, definitivamente ha sido muy complicado manejarlo. Mientras algunos compañeros dedicaban su tiempo libre a descansar o divertirse yo lo dedicaba a trabajar y a hacer lo que me gusta, que es la música.

Digamos que había cierta presión para que ambas cosas vayan de la mano

Yo pertenecía al Mariachi de la Universidad, que es un grupo parte integrante de la institución, si yo me descuidaba me bajaban la categoría, por eso yo tenía un doble compromiso, académico y musical. Todo esto me ha servido para aprender más, para madurar. El estar en el grupo de la universidad me otorgaba media beca, media beca que tenía que cuidar.

Hay casos de cantantes notables que son médicos. Basilio lo Fue, Armando Massé lo es, ellos eligieron entre la medicina o la música ¿lo harías tú?

Desde que fui muy pequeña yo siempre quise ser médico, desde que era muy pequeña no recuerdo otra profesión que me haya gustado y creo que en algún momento voy a tener que decidir. Mi carrera me gusta y quiero ejercerla, pero tampoco quiero dejar la música del todo porque ha nacido conmigo y no quiero perderla, pero seguramente que ese momento llegará y tendré entonces que tomar una decisión.

¿Te han criticado por hacer música mexicana y no música criolla por ejemplo?

No es un tema de patriotismo, pero si me han criticado y me lo han preguntado, se trata de un ritmo musical que es contagiante. Me gusta cantar música mexicana por la expresión y el fondo dentro de los temas que interpreto. Como intérprete me permite expresarme mucho en cada canción.

En el futuro harás otro tipo de música, es decir, ¿tienes en mente una producción con música diferente a la que ya has hecho?

Claro. Sí. He tenido la oportunidad de interpretar distintos tipos de música, no solamente mexicana o baladas, sino también música comercial o la así llamada actualmente que implica una serie de géneros y que muchas veces son canciones baladas o rancheras hechas tropicales o con nuevos ritmos.

ENTRE COMILLAS

“Mi carrera me gusta y quiero ejercerla, pero tampoco quiero dejar la música del todo… pero seguramente que ese momento llegará y tendré entonces que tomar una decisión”.

“El estar en el grupo de la universidad me otorgaba media beca, media beca que tenía que cuidar, por eso cantaba y estudiaba. Eso me ayudó a madurar personal y artísticamente”.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú