Síguenos en FACEBOOK

jueves, agosto 11, 2011

Divide y reinarás


En Cajamarca hace falta concertar, integrar las fuerzas vivas que tienela región. Tenemos una población de 200 mil habitantes que además se encuentra en crecimiento, la cantidad de efectivos policiales y del Serenazgo resulta insuficiente para controlar el caos en toda la ciudad. La ciudad ha crecido aceleradamente y hoy los problemas se ponen de manifiesto rutinariamente.

Por eso se hace indispensable que el diálogo prime en toda esta situación que a veces se presta confusa y que solo beneficia al hampa. Si se suman los esfuerzos de la Policía Nacional del Perú, el Serenazgo, La Compañía General de Bomberos, Policía Municipal, Rondas Urbanas y hasta seguridad privada, aún así resulta minúscula la labor en seguridad debido al creciente número de personas y actividades en Cajamarca.

A ello debemos sumar un flujo circunstancial generado por el turismo y actividades económicas y comerciales que están en constante movimiento. Cajamarca creció inesperadamente -como el niño que luego de las cortas vacaciones de agosto vuelve  aponerse su uniforme de colegio y descubre que este no le queda más porque se dio un “estirón”-. No reconocer la problemática de Cajamarca es irresponsable.

-Como irresponsable es el hecho de decir que Cajamarca no tiene agua porque estamos en época de estiaje, porque no hay lluvias, porque la gente riega sus jardines o lava sus carros. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Pero ese es otro tema-

El potencial humano que tiene Cajamarca está garantizado con la labor de la Policía Nacional del Perú y del Serenazgo, quienes, pese a las limitaciones que cada institución tiene, han hecho una labor importante que ha sido reconocida por la población y los entes gubernamentales. Quebrar las relaciones interinstitucionales a estas alturas es retroceder y ceder oportunidad al hampa, a ese grupo de indeseables que buscan el divisionismo para hacer su reino.
La inseguridad nos afecta a todos. En Cajamarca el problema va en aumento, por eso es nuestro deber combatirla. La seguridad ciudadana es una tarea que debe involucrar no sólo a la policía, sino a las autoridades locales, los medios de comunicación y la ciudadanía en general.

Cualquier divisionismo va a generar fisuras por donde el hampa se filtrará; por ello se hace imperante el consenso no solo de los actores directos sino también de los actores mediáticos, desvirtuar la labor de uno de estos sectores es promiscuo, es avalar el resquebrajamiento de nuestro sistema y proporcionar las condiciones para que se produzcan hechos delictivos e ignominiosos.

Y no hablamos de inseguridad como un tema solamente local, lamentablemente es la palabra más publicada de las últimas portadas a raíz del vil atentado que sufrió la hija de un congresista – También nos hace falta comprender, o al menos a las autoridad, que todos somos iguales ante la ley y que las pesquisas cuando alguien atenta contra un ser humano deben ser iguales aunque uno apellide Reggiardo, Cornejo o Huamán; aunque se trate de un príncipe o un mendigo. No debería hacer falta que se toque a un funcionario del Estado para actuar contra la delincuencia radicalmente- La inseguridad es el pan de cada día.

Se están tomando medidas en todo el país, se estudia la modificación de leyes y penalidades. Mientras ello concluye el consenso puede ayudar, la convergencia de ideas, el encausamiento de propuestas.

Divide y reinarás es una máxima política de Nicolás Maquiavelo en la que sugiere que la mejor manera de obtener el poder es sembrando la intriga entre quienes gobiernan para lograr su separación. Y de verdad que es así. ¿Queremos que nos gobierne la delincuencia y el hampa?

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú