Síguenos en FACEBOOK

jueves, agosto 11, 2011

“La lectura tiene que ser un acto de diversión para el espíritu”






“Entre Gradientes y Travesías” es el nuevo libro de narraciones del docente universitario Wilson Izquierdo Gonzales, él es uno de los narradores más versátiles, amenos y entusiastas con los que cuenta Cajamarca. Sus narraciones breves están cargadas de histrionismo y encierran una esencia subliminal telúrica que le otorga a cada historia una realidad literaria mágica con chispazos de humor y ternura.

Este viernes se presenta el libro en el Salón Consistorial de la antigua municipalidad, en el Jirón Cruz de Piedra 613. El libro ha sido editado por el sello editorial Lluvia y es el cuarto de su producción literaria.


¿Qué novedad nos trae este libro de narrativa con respecto a las anteriores entregas?

Sigue en la misma línea. Acostumbro convertir las anécdotas cotidianas en historias un poco más largas, más descriptivas, entonces las descripciones se ven salpicadas por las anécdotas, es el modo que yo he adoptado en mis cuentos y lo que ha definido de alguna forma mi estilo.

Hay una cosa que es muy recurrente en tu narrativa que es el humor que le añades a cada una de tus historias.

Yo entiendo a la lectura como un acto de diversión para el espíritu, creo que la historia tiene que ser divertida. Yo me divierto escribiendo, pero me gusta mucho más que se diviertan los que leen una historia o un cuento. Y tiene que ser una diversión, porque lamentablemente la lectura se va perdiendo por la influencia de algunos otros medios. La gente en la actualidad está leyendo muy poco. Hay alumnos universitarios que no leen ni siquiera un libro al año.

¿Crees que se está perdiendo el hábito de la lectura en la actualidad?

Cuando yo era niño alquilábamos los llamados “chistes”, los comics e historietas del Llanero Solitario por ejemplo, entonces por 50 centavos nos daban tres revistas y había filas de muchachos leyendo, lo que ahora ya no hay. Se ha perdido la lectura y la lectura es muy importante para la cultura de los pueblos, por eso entiendo que si se alcanza a los niños y jóvenes lecturas que diviertan, es posible que se alcance y se recupere ese hábito perdido.

Tú eres pedagogo ¿Qué hacer desde la pedagogía para poder enfrentar este problema que se agudiza diariamente?

Habría que preparar libros exprofesamente hechos para niños de primaria por ejemplo, para alumnos de secundaria y hasta para universitarios con la temática propia de ellos. Estoy preparando un libro, el cual ya tengo terminado “La Casa de mi Abuela” en él he recogido un promedio de 15 narraciones cortas y directas para niños; cuentitos de dos páginas, tres a lo mucho que sean más digeribles para niños de primaria… parte de ello podría ser una fórmula a este problema.

Este libro “Entre Gradientes y Travesías” ¿Qué perfil tiene y a que público apunta?

Son un conjunto de historias y narraciones  variadas, historias que parten de lo real y que son acomodadas y sazonadas como sucede en “Clarinete señor cura”, “El pishgo citadino”, “El gato maranoso”, “Para desquitar la sal”, “El alma en pena del sifón de Montegrande”, etc. son historias adaptadas pero que parten de lo real.

En algunos libros incluyes un glosario ¿eres un convencido del rescate del habla pura y original?

El glosario lo incluí en “La Marcha del Shaplinco” y lo hice porque hay muchos términos que pertenecen al habla de la selva que es donde yo he nacido, en Moyobamba, pero en los otros libros ya no he tenido esa necesidad y además es trabajoso hacer un glosario.

Pero cuando hablamos de términos con influencia quechua o culle hace falta explicar algunas palabras ¿Crees que es preciso rescatar nuestra habla?

Es muy importante, porque es parte de la tradición, por ejemplo el término “ashuturarse” es un término que distingue  a los cajamarquinos de los de cualquier otra parte del Perú, porque el que no sabe qué significa no es de Cajamarca pues. Y hay otros términos propios que trato de rescatar y de incluirlos.

¿Cuántos libros publicados y qué otros más se publicarán próximamente?

Tengo cuatro libros publicados, tengo “La Casa de mi abuela” por publicar que espero me ayude en ello la municipalidad porque es un libro dirigido a niños de primaria. Tengo además una novela corta llamada “Jorge Picho” que permanece inédita. Y por cierto “picho” es un término cajamarquino que significa pequeño, mientras que en la selva su significado es del órgano genital de la mujer (Risas)

En Cajamarca “picho” es bajo, chato…

Sí pues, nosotros somos bajitos, chatos, pero él es el más chato de todos nostros, es recontra chato.

Y esta novela de “Jorge Picho” ¿es una historia real o de ficción?

Es real, es un familiar mío que trabajaba en la minera, era operador de una maquinaria grande y pesada. Cierto día empezó a padecer de la vesícula y cuando fue al médico le detectan un cáncer terminal. El médico no lo quiso operar, él se fue a Lima; allá en Neoplásicas lo operaron y lo volvieron a cerrar para que ya se muera, la cosa era insalvable. Pero ocurrió un milagro y pese a que alguna vez estuvo  desahuciado hoy sigue manejando y trabajando transportando combustible y completamente sano.

Entonces se trata de una novela de ficción

No. Lo curaron las plantas de la selva, el Noni, la uña de gato, la hoja del árbol del pan además toma gorgojos desde 1 a 70 y luego bajando hasta llegar a 1. Él cría sus propios gorgojos y se los come. Vaya uno a saber cuál de esas cosas lo sanó. El médico ha vuelto a hacerle los exámenes y no ha encontrado absolutamente nada, ni huella del cáncer.

Tus libros son una especie de autobiografía en donde se encuentra lo agridulce de la vida ¿buscas reflejarte a ti mismo en ellos?

Algunas de mis historias son el reflejo de mi vida otras son pasajes de mis amigos, del entorno que me acompañó y me acompaña. Algunos nombres son reales, otros nombres han sido cambiados para no generar malestar en nadie. Escribir es un quehacer, es una manera de afrontar la vida… escribir es un placer, es trascender en la vida.

A TENER EN CUENTA
·    
   La presentación del libro se realiza el viernes 12 a las 7:30 en el Salón Consistorial de la antigua municipalidad del jirón Cruz de piedra.

    La presentación de “Entre Gradientes y Travesías” estará a cargo del Dr. Luzmán Salas.

       Los libros se encuentran a la venta en el Centro Comercial el Quinde tienda “Mi Bebé” y en las librerías Alex y el Capillo de la Plaza de Armas.

ENTRE COMILLAS

Ø  “Escribir es un quehacer, es una manera de afrontar la vida… escribir es un placer, es trascender en la vida”.

Ø  “Ashuturarse es un término que distingue  a los cajamarquinos de los de cualquier otra parte del Perú”.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú