Síguenos en FACEBOOK

jueves, junio 21, 2012

Se fue por lana y salió trasquilado



El Director del penal de Lurigancho tuvo una idea “descabellada” o más bien de descabellar a los 7,200 reos que alberga uno de los penales más peligroso del mundo, en un intento por imponer la disciplina en medio del caos que convive a diario con la población carcelaria de ese penal.

 “El corte de pelo es para un mejor control y seguridad de los internos, porque hay reos que tratan de aprovechar el pelo largo para fugarse disfrazados de mujeres”, declaró ante la prensa el coronel PNP Tomás Garay, cuando le surgió la peregrina idea.

El jefe policial informó también de que algunos presos ingresan en los pabellones del centro de reclusión con aretes, piercings o peinados tipo cresta de gallo, cola de ratón o de lagarto y advirtió que “esto no se puede permitir”, por ello tomaba la medida que a la postre no le resultó muy beneficiosa.

“Queremos que Lurigancho, que está considerado uno de los penales más peligroso del mundo, pase a ser el más seguro del mundo”, señaló el iluso Garay, por ello había contratado a doce peluqueros para que en el penal y durante 15 días corten el cabello a los reos. Pero los presos no estaban de acuerdo con la medida y dijeron de inmediato “nadie nos toca un pelo”.

Ante la noticia la Defensoría del Pueblo rechazó la medida y recomendó al director del penal que deje sin efecto la decisión por considerarla “humillante y degradante, que afecta el derecho al libre desarrollo de la personalidad e integridad física tanto de procesados como de condenados”. -además de atentar contra las seguridad de piojos, liendres y otros bichos -

Lo cierto es que la orden del coronel fue suspendida cuando ya algunas cabezas habían sido rapadas. El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) removió al coronel PNP Tomás Garay como director del penal de Lurigancho por su decisión de rapar a los internos en un plazo máximo de 15 días.

Como se recuerda el ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, también cuestionó esta medida. Según el director ejecutivo de Operaciones de la Policía, Abel Gamarra, explicó que Garay será sustituido por el coronel PNP Luis Morales, según lo dispuso el director general de la institución policial.

“A raíz de las noticias difundidas en las últimas horas, el director general (de la Policía) ha dispuesto el cambio del coronel Tomás Garay por el coronel Morales con la finalidad de dar tranquilidad al penal”, expresó Gamarra.

El alto oficial indicó que Garay será transferido a otra unidad policial, luego de ser criticado por el Ministerio de Justicia y la Defensoría del pueblo por ordenar el corte de pelo de los reos para evitar que fugaran de dicho penal.

Probablemente las buenas intenciones de Garay fueron una gran torpeza que le ha costado una sanción que resulta polémica. En otros países los presos son rapados como parte de un proceso disciplinario más que de seguridad y no es nada atentatorio, sin embargo aquí en nuestro país ha sido observado por la Defensoría – aquella que no defiende los derechos de los niños abandonados por ejemplo o de los hombres golpeados injustamente por policías o de mujeres violentadas…-

Sin duda el buen Coronel Garay esta vez se fue por lana y salió trasquilado. 

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú