Síguenos en FACEBOOK

lunes, junio 04, 2012

Medioambientalistamente




Hoy 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, día que nos encuentra en un conflicto con marchas y contramarchas, con gritos y silencios y el eco de unas heridas que nos muestra el deterioro en que se encuentra el mundo en que vivimos. Cajamarca ya no es el valle de antes, los ríos ya no cantan sino yacen, y el verde valle antes florecido por retamas y pastizales hoy es un cúmulo de ladrillo y de cemento.

El Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972 coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano. Los fines de este evento anual son el aumentar la conciencia medioambiental, y fomentar la acción global en la protección del medio ambiente.

Hay mucho que hacer por el medio ambiente, pero nada hacemos por él. El planeta agoniza, las especies de flora y fauna se reducen en el mundo a una velocidad que nunca antes pudimos imaginar y hemos llegado al punto tal que la depredación de los recursos naturales es cada vez tan grandiosa que los dos grandes pulmones del mundo – la Amazonía y el continente africano – se han visto mermados sustancialmente hasta casi su extinción.

El calentamiento global es un hecho innegable. El derretimiento de los casquetes polares ha hecho que grandes extensiones de hielo se pierdan y con ello se reduzca notablemente el espacio y el hábitat de los osos polares hasta el punto mismo de hablar ya de su posible extinción. El efecto invernadero se acentúa cada vez más y hemos masificado tanto el plástico que no existe un río en el mundo que no esté lleno de botellas y bolsas plásticas.

Antes la tarea de comprar pan se hacía en bolsas de papel que eran biodegradables o en bolsas de tela que eran reusables, sin embargo hoy si uno compra un pan le entregan en una bolsa plástica, hemos hecho un abuso indiscriminado de las bolsas plásticas.

Una salida de compras al mercado fácilmente nos reporta llegar a casa con 20 bolsas plásticas de distintos tamaños, cada producto se mete en bolsas plásticas, para que luego de unos minutos sean parte de nuestra basura.

Entre tanto, sigue sin cumplirse la legislación de calidad del aire, para desgracia de nuestra salud, se bloquean las energías renovables mientras se da ventaja a la nuclear y a las térmicas, la evaluación ambiental sigue convertida en un mero trámite sin rigor.

Hablamos del agua como si hablásemos de cualquier cosa, hemos olvidado el sentido que nuestros ancestros le dieron al agua y la tierra.

Como decía el gran jefe Seattle al   presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, quien le envía en 1854 una oferta para comprarle los territorios del noroeste de los Estados:

¿Qué es el hombre sin los animales? Si todos los animales se fuesen, el hombre moriría de una gran soledad de espíritu, pues lo que ocurra con los animales en breve ocurrirá a los hombres. Hay una unión en todo.

Ustedes deben enseñar a sus niños que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, digan a sus hijos que ella fue enriquecida con las vidas de nuestro pueblo. Enseñen a sus niños lo que enseñamos a los nuestros, que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, están escupiendo en sí mismos.

Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas las cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo.


Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú