Síguenos en FACEBOOK

miércoles, agosto 01, 2012

¿Por qué no se callan?



Se acerca el mes de la declaratoria de emergencia en las provincias de  Cajamarca, Hualgayoc y Celendín, es decir, desde que el Estado declaró el estado de excepción luego de los hechos provocados que devinieron en cinco muertes y que concluyeron  en esa nefasta declaratoria.

Ya salieron los desadaptados a anunciar la retoma de las acciones beligerantes y de protesta, a darles en la yema del gusto a los de derecha a ultranza quienes piden a gritos el diálogo pero con una pistola en la cabeza. Nadie puede dialogar con un corsé puesto a la mala por quienes ante su ineptitud para manejar un conflicto recurren a pantomimas violentas con muertes de verdad.

Los cajamarquinos, hualgayoquinos y celendinos  nos encontramos ante dos grupos de intransigentes. Patéticos esperpentos que juegan a la estrategia sin ser capaces de resolver un puzle, de ahí que lo que pasará mañana nadie lo sabe.

Gastón Garatea, fiel a su estilo ha dicho acertadamente ayer que las críticas de diversos sectores políticos que alzaron su voz de protesta por el mutismo de Ollanta en el mensaje del 28 sobre el conflicto de Conga se deben a que se trataba de “gente que no tiene idea de lo que es Cajamarca”.

“Es gente que no tiene idea de lo que es el agua, no tiene idea de lo que es una laguna, no tiene idea de lo que es el clima, no tiene idea de lo que es la cultura. Entonces mejor que se callen la boca ¿no?”, ha dicho el sacerdote que es consciente de que toda presión impide el diálogo y toda torpeza desbarata lo avanzado. Necesitamos de mucha prudencia.

Y razón no le falta al hombre de la blanca barba, en este conflicto hay muchos actores foráneos que solo cumplen con el dicho de “Mucho ruido y pocas nueces”, haciendo anuncios patéticos que solo involucran a  la población que nada tiene que ver con sus intereses personales. ¿Por qué no se callan?
Haciendo un poco de historia, ¿Por qué no te callas? fue una frase pronunciada por el rey de España, Juan Carlos I, el 10 de noviembre de 2007, dirigida al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, ocurrida en Santiago de Chile.

La frase se convirtió rápidamente en un fenómeno social y de Internet, siendo tema de imitaciones, burlas, parodias, programas de televisión, tonos de llamada para teléfonos móviles,  y título de un programa de televisión argentino.

El 9 de noviembre de 2007, el presidente de Venezuela Hugo Chávez denunció un supuesto apoyo en el golpe de Estado en Venezuela de 2002 del gobierno de España, presidido a la sazón, en 2002, por José María Aznar, a quien calificó de fascista.

El incidente tuvo lugar al día siguiente, durante la última jornada de la Cumbre Iberoamericana, mientras intervenía (por segunda ocasión) el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le interrumpía continua y repetidamente, habiendo calificado de fascista al expresidente del gobierno español José María Aznar y expresado que «una serpiente es más humana que un fascista». Cuando Rodríguez Zapatero exigió respeto para Aznar, siendo de nuevo interrumpido por Chávez, el rey Juan Carlos pronunció la famosa frase, instando a Chávez a callarse. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió no hacer diálogo, para que de esta forma el presidente Zapatero pudiera terminar su intervención.

Definitivamente la frase del rey de España sumada a las aseveraciones de Gastón Garatea hoy tiene más vigencia que nunca, se necesita mucha prudencia y es muy difícil dialogar con un fusil apuntando a la cabeza.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú