Síguenos en FACEBOOK

jueves, agosto 23, 2012

El símbolo de la @rroba y su historia moderna



Según una información publicada en el diario El País de España la historia del símbolo de la arroba en Internet tiene toda una travesía en el tiempo.

Las direcciones de email y los usuarios de Twitter no tendrían sentido sin la @, siendo este un símbolo fundamental para la comunicación electrónica. Los italianos lo llaman el “caracol”, mientras que para los holandeses es la “cola de mono”. Sin embargo, vale la pena preguntarse desde cuándo se usa y cómo así se originó.

ORIGEN MISTERIOSO. Su génesis todavía es algo incierto. De acuerdo al Instituto Smithsonian, Una teoría sostiene que los monjes medievales, en busca de atajos mientras copiaban manuscritos, convirtieron la palabra latina “ad”, que significa a o hacia, en una “a” con el extremo de la “d” como si fuera una cola.

Otra sostiene que provendría de la palabra francesa “à”, y que se escribía, para lograr mayor eficiencia, sin alzar la punta del lápiz y de un solo trazo. También se dice que proviene de la abreviación de “each at”, tratando de enfrascar la “a” en una “e”.

Como fuese, su primer uso documentado se remonta a 1536, cuando Francesco Lapi, un mercader florentino, usó el @ para referirese a unidades de vino llamadas ánforas. Tiempo después, el símbolo asumió un papel histórico en el comercio. Se utilizaba para señalar el costo de unidad”, por ejemplo: “12 productos @ $1”, de allí su vital importancia para esta industria.

DIRECCIONES ELECTRÓNICAS. A pesar de ello, el futuro próximo no le fue tan amigable, sino hasta 1971, cuando el científico Ray Tomlinson se vio frente a una encrucijada: cómo conectar a las personas de una computadora a otra. Ya que no estaban conectadas, el gobierno de los Estados Unidos contrató a una empresa para desarrollar la tecnología apropiada, que en sus inicios fue Arpanet, precursora del Internet.

Tomlinson debía encontrar un símbolo que separe el nombre individual del de la computadora. Éste debía ser uno poco usado, para no causar confusión entre los programas y sistemas operativos de las computadoras.

Entonces, los ojos de Tomlinson se posaron en la arroba (@). “Estaba buscando un símbolo que no hubiera sido muy usado”, señaló en declaraciones para Smithsonian. “Y no había muchas opciones, un signo de exclamación, punto o coma. Podría haber usado el signo de igual (=), pero no habría tenido mucho sentido”.

Tomlinson, señaló que no recuerda lo que escribió en el primer email que mandó probando la utilidad del @. Sin embargo, ese fue el primer paso para convertir un símbolo que se había vuelto casi obsoleto, a un ícono de la revolución de la conexión entre humanos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú