Síguenos en FACEBOOK

sábado, octubre 16, 2010

Los temores del voto electrónico


Por 63 votos a favor, ninguno en contra y 21 abstenciones, el pleno aprobó la tarde del jueves autorizar a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), entidad organizadora de comicios, a implementar gradual y progresivamente el voto electrónico, nuevo mecanismo de votación con el que se espera que las inadmisibles semanas de espera para obtener resultados de procesos electorales se repitan.

Con el moderno mecanismo se busca reducir sustancialmente el tiempo que demora el conteo manual de votos, además del malestar y las dudas que genera entre las distintas agrupaciones políticas que ven en la demora tangibles posibilidades de un fraude, más aún, teniendo en cuenta amargas experiencias como las que se repetían con desfachatez en el periodo de fujimontecinismo.

Las posibilidades de que exista un fraude a través del voto electrónico son remotas. En la actualidad existe una gran cantidad de sistemas de seguridad que permiten que la información sea encriptada y que se establezcan códigos de seguridad en todo el sistema como una garantía del sistema.

Existen muchos detractores del sistema que se establecerá ya en algunos lugares y como módulos pilotos, en las elecciones del mes de abril del 2011.

La oposición se manifestaba a favor del voto electrónico al criticar el lento cómputo de votos por parte de la ONPE, sin embargo un sector importante de congresistas se ha mostrado reacio al cambio, lo que resulta intransigente en una época en que se avala todo los mecanismos computarizados y modernos desde los cajeros electrónicos, información de la RENIEC, ministerios… hasta los sistemas de defensa del país.

Una de las características de este gobierno ha sido la inserción del país en la era de la tecnología, la donación de cientos de miles de Lap tops a docentes y estudiantes es una prueba de ello, por eso esa actitud de oposición radical a la aprobación del voto electrónico es por demás sospechosa.

En Latinoamérica, países como Brasil y Argentina ya emplean el sistema electrónico con éxito, en el cual el votante digita en un procesador su opción electoral, obteniéndose los resultados de la votación en tiempos cortos. Sin embargo en países como Alemania y Holanda el mecanismo no dio resultados y se regresó al voto manual. No todo es perfecto en el mundo, pero en un país como el nuestro, en donde nunca se respetan las leyes electorales y siempre se enturbian los procesos, puede resultar una medida eficiente por la inmediatez de los resultados, siempre y cuando se tomen las medidas de seguridad pertinentes.

"Me preocupa la posibilidad de que pueda 'hackearse' el sistema y alterarse los resultados y caigamos en una falta de credibilidad", declaró Hugo Sivina, presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el máximo organismo electoral peruano.

Alan García, uno de los opositores más prominentes advirtió la importancia de establecer seguros adecuados en ese sistema de sufragio porque, desde su punto de vista, las dictaduras siempre utilizaron el voto informático para hacer trampa en los procesos electivos.

“No es un remedio maravilloso, pero si la voluntad nacional así lo plantea, yo no seré quien obstaculice eso”, ha dicho el mandatario.

Asimismo, recomendó que todos los partidos ya no tengan personeros para las elecciones, sino especialistas en la transmisión de datos electrónicos y en la capacidad de saber si en algún momento se transmite algo que no corresponde a la verdad. Ojalá que esta vez la cura sea infalible para la enfermedad.





























Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú