Síguenos en FACEBOOK

martes, octubre 12, 2010

El extinto Día de la Raza



Hasta hace un tiempo el 12 de octubre tenía la denominación de “Día de la Raza”, nombre que evocaba el descubrimiento de Colón a tierras Americanas, fecha que inició la tragedia más bárbara de todos los tiempos de la historia americana. El Día de la Raza no fue bien visto por muchos gobernantes en distintos tiempos, su denominación siempre causó polémica y controversia en varios países americanos.
El “Día de la Raza”, que tradicionalmente se celebraba el 12 de octubre, cambió su nombre en Perú por el "Día de los Pueblos Originarios y el Diálogo Intercultural", debido a una decisión del Congreso el año pasado.
El pleno legislativo aprobó por consenso, en el 2009, dar el nuevo contenido al aniversario de la llegada de los españoles a América y eliminar una denominación hispanista, para muchos racista y colonizada.
La normativa no confiere ningún carácter festivo a la fecha y se limita a ordenar al Ministerio de Educación que elabore actos y actividades para conmemorar la fecha.

En el libro de Fray Bartolomé de las Casas, titulado: “Brevísima relación de la destrucción de las Indias”  Bartolomé de las Casas cita la carta de un franciscano en la que da cuenta de las crueldades cometidas por los primeros españoles que llegaron a Perú. Fray Marcos de Niza, de la orden de San Francisco, comisario sobre los frailes de la misma orden en las provincias del Perú refiere el siguiente testimonio:

"Ítem, que los españoles recogieron mucho número de indios y los encerraron en tres casas grandes, cuantos en ellas cupieron, e pegáronles fuego y quemáronlos a todos sin hacer la menor cosa contra español ni dar la menor causa. Y acaesció allí que un clérigo que se llama Ocaña sacó un muchacho del fuego en que se quemaba, y vino allí otro español y tomóselo de las manos y lo echó en medio de las llamas, donde se hizo ceniza con los demás. El cual dicho español que así había echado en el fuego al indio, aquel mesmo día, volviendo al real, cayó súbitamente muerto en el camino e yo fuí de parecer que no lo enterrasen.

"Ítem, yo afirmo que yo mesmo vi ante mis ojos a los españoles cortar manos, narices y orejas a indios e indias sin propósito, sino porque se les antojaba hacerlo, y en tantos lugares y partes que sería largo de contar. E yo vi que los españoles les echaban perros a los indios para que los hiciesen pedazos, e los vi así aperrear a muy muchos. Asimesmo vi yo quemar tantas casas e pueblos, que no sabría decir el número según eran muchos. Asimesmo es verdad que tomaban niños de teta por los brazos y los echaban arrojadizos cuanto podían, e otros desafueros y crueldades sin propósito, que me ponían espanto, con otras innumerables que vi que serían largas de contar.

Muchas atrocidades se cometieron en nombre de la fe y ello se siguió dando por siglos. El Perú tiene, como marcada contradicción, dos santos oriundos y uno asimilado, Santa Rosa de Lima y San Martín de Porras y Santo Toribio de Mogrovejo.

La cultura autóctona fue destruida en su totalidad, quedando solo vestigios diseminados en todas partes del que hoy es territorio peruano, perdimos nuestra identidad y fusionamos nuestras creencias con otras que no hemos acabado de conocer ni comprender. El 12 de octubre siempre será un día para pensar en el rumbo que se desvió de un continente con el descubrimiento de Colón.

En el Perú tenemos una frase que se refiere al hecho escandaloso y cínico: “Que tal raza” decimos cuando algo nos parece exagerado, y en extremo ladino, por eso hoy mejor que nunca podríamos decir: “Que tal raza, celebrar el Día de la raza”.



Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú