Síguenos en FACEBOOK

domingo, octubre 10, 2010

De Colón a colonia



• Un continente que no debió llamarse América

Mañana se cumplen los 518 años de que se produjera el descubrimiento de América, uno de los hechos históricos que más impacto tuvo dentro de la humanidad.

La aventura iniciada por Cristóbal Colón y su férrea fe salvó a España del colapso económico en que se hallaba y fortaleció la economía europea de un modo decisivo. La historia del mundo a partir de esa fecha sufrió un giro inesperado y no hubo un país en el mundo, en donde no hubiera una repercusión inmediata luego de ese 12 de octubre en que Colón y los tripulantes de sus carabelas avistaran tierra, esa tierra prometida que insertaría en el mundo la palabra colonia.

Se le atribuyó a Américo Vespucio, el descubrimiento del nuevo continente – Colón murió pobre solo y olvidado, sin saber que había descubierto un continente que hoy no lleva su nombre, mucho de verdad existe en que el navegante no recibió al final de sus días el reconocimiento que mereció, al contrario de lo esperado el continente se llama América, en honor al cartógrafo quien se habría adjudicado el crédito del descubrimiento. Al contrario la palabra colonia obtiene un significado antilibertario y opresor - Parece que Colón tuvo un designio oscuro, de aquellos que la vida suele imponer por razones nunca entendibles a ciertos protagonistas de la historia.

El escenario político del mundo cambió drásticamente, el continente descubierto tenía un potencial incalculable en riquezas naturales, desde los preciosos metales hasta los más variados alimentos que en algún momento salvarían al mundo de la hambruna, como fue el caso de la papa.

El 12 de octubre de 1492 empezó la caída de grandes culturas como la Inca, Maya y Azteca y se inició la caída brutal de un proceso de transculturización que significó después de unos siglos el exterminio de millones de seres humanos en el continente, la pérdida definitiva de milenios de historia, de lenguas, de culturas paralelas y distintas y hasta de las técnicas más diversas de orfebrería, arquitectura, artesanía y la destrucción total de los sistemas sociales, políticos, económicos y religiosos de cada una de ellas.

Casi 40 años después del descubrimiento de América se produce el desmembramiento salvaje del imperio Inca, imperio que fue víctima de sus propias guerras internas que solo acabaron favoreciendo a un grupo de tiranos españoles que en unos siglos de historia diezmaron en millones a los indígenas americanos.

Después de siglos de explotación, cuando Bolívar y San Martín surgen con las espadas libertadoras, después que el fenómeno de la Ilustración había dejado una huella profunda en el mundo y que las ideas libertarias fueron convertidas en la sangre de los pueblos oprimidos, por fin en las primeras décadas del Siglo XIX se puso fin a la tiranía y se arrojo el coloniaje para instaurar historias republicanas distintas en cada país Americano, sin embargo el Perú tuvo un retraso libertario significativo con respecto a otros países del continente – mientras muchos países americanos celebran el bicentenario de su libertad, Perú aún está rezagado –

Es imposible cambiar la historia, los hechos consecutivos y los más importantes episodios no pueden cambiarse, pero es preciso que los conozcamos y recordemos para evitar tener que repetirlos o que se repitan con otras generaciones.

América tiene grandes heridas, que no han cerrado por siglos, pero que se desangran inútilmente ya que nada puede cambiar la historia. La historia debería enseñarse con menos odio y con más proyección.

Muchos países renacieron de sus cenizas, el Perú apenas es un país adolorido con recursos naturales cuantiosos y que puede levantarse como el Ave Fénix para iniciar un nuevo vuelo y surgir entre los países más insignes de América Latina.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú