Síguenos en FACEBOOK

viernes, marzo 05, 2010

La hora de la teta…



El domingo se hará la entrega de los premios Oscar, esa estatuilla dorada que es el premio máximo que se otorga anualmente cada mes de febrero o marzo por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas en Los Ángeles, California.

El premio es una estatuilla dorada que representa un hombre desnudo sosteniendo una espada que aguarda de pie sobre un rollo de película con cinco radios. Cada radio simboliza una de las cinco ramas originales de la Academia: actores, guionistas, directores, productores y técnicos. La estatuilla fue creada en 1928 por el escenógrafo de la Metro Goldwyn mayer, Cedric Gibbons, que dibujó un boceto de la estatuilla que entregarían a los premiados. A partir de 1931 se conocería popularmente con el nombre de Óscar desde que, según se cuenta anecdóticamente, Margaret Herrick exclamó al verla que se parecía a su tío Oscar.

La nominación de la película peruana “La teta asustada” en la categoría de mejor película extranjera ha marcado un hito en la historia del cine nacional y ha puesto en escena la problemática del cine nacional. Son más de diez los premios que la película ha obtenido en diversos festivales del mundo entre ellos destacan Premio al Mejor Largometraje Iberoamericano en la 24 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, en el oeste de México, Festival Internacional de Cine de Guadalajara, obtuvo dos galardones: Mejor película y Mejor actriz, Festival de Cine de La Habana, Ganadora en el Festival de cine de Bogotá, Festival de Brasil, Premio de la crítica internacional, en Festival de cine de Berlín, se llevó el Oso de Oro a la mejor película, Premios Goya 2010 y otros más.

Las críticas no se hicieron esperar cuando La teta asustada empezó a despuntar y ganar premios en otros países. Los más mordaces comentarios se lanzaron en torno a ella, calificándola de innoble y de atacar a la sociedad peruana.

La realidad del Perú es la que se plasma en ella, pero a muchos hablar de ella les molesta, sobretodo a gente que vive en niveles sociales exclusivos y enajenados en un mundo que no mira los extramuros de un barrio representativo y pomposo de centros comerciales modernos, casinos y caros restaurantes.

El Perú es plasmado en la película tal cual, se menciona una vieja herida que dejó cicatrices en costos materiales y en vidas, además de una huella social indeleble en los miles de afectados por una guerra fratricida.

Todas las caras del Perú se muestran con creatividad e ingenio, la trama no pudo ser mejor y la caracterización del personaje principal es una joya del arte dramático.

Gane o no La teta asustada el Oscar, ha marcado un precedente importante no solo para el cine peruano, sino para los latinoamericanos en general. Ya se ha demostrado lo lejos que puede llegar el Perú cuando se lo propone y no es chauvinismo ni aunarse a un coro de patriotismo, es simplemente un hecho innegable aunque a algunos les importe un ardite.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú