Síguenos en FACEBOOK

miércoles, noviembre 26, 2008

Cultura de la hipocresía



El Comandante General del Ejército Peruano, Edwin Donayre, fue pasado a retiro por el presidente García, luego de sus fuertes declaraciones contra Chile, emitidas en un video. Las palabras grabadas de Donayre que desataron la polémica fueron: "He dado la consigna de que chileno que entra, ya no sale, y si sale, saldrá en cajón. Si no hay suficientes cajones, saldrán en bolsas de plástico".

El video -que si bien es cierto los generales que lo acompañan visten uniforme- corresponde a una reunión privada y no de carácter oficial, sino más bien amical, sin embargo una vez que fue colgado en un portal de Internet se hizo escarnio de Donayre y con prontitud fue expectorado del Ejército. ¿También se pasará al retiro a los generales que se rieron del humor negro de Donayre?
Es verdad que las declaraciones son desafortunadas e infelices, ese desprecio hacia los chilenos que nos ganaron casi todas las batallas y combates en la “Guerra del Pacífico” - valga la paradoja – es parte de la educación en el Perú, negarlo sería inaudito, falso, mentiroso e hipócrita.

Desde los primeros años de educación inicial se enseña a los peruanos la historia con rencor y ese odio se va incrementando y alimentando con el transcurrir de la vida académica, todo ello corona en la secundaria. Mención aparte merecen las actitudes y adjetivos que se utilizan en la vida militar para referirse a chilenos y ecuatorianos, como si hubiera la necesidad de odiar a nuestros vecinos por sucesos de antaño que corresponden a políticas sin vigencia y situaciones ya desfasadas.

En los colegios, hasta hace solo unos años, se impartía el curso de Instrucción premilitar (IPM) Mi profesor en ese curso, un miembro del ejército, nos enseñó una canción que es casi un himno en las bases donde existe presencia militar: Quiero bañarme/ en una piscina/ llena de sangre / sangre chilena/ sangre de mono/ sangre terruca/ un, dos…tres, cuatro. (1)

Esa consabida cancioncita se sigue cantando hoy cada mañana cuando un grupo de cadetes sale a trotar por las calles de esta ciudad. Escandalizarse por los términos que un militar consumado y consumido como Donayre ha utilizado para referirse a los vecinos del sur en una reunión no oficial es exagerado.

El Estado Peruano se parece a aquellos padres de familia que suelen llamar a sus vecinos por sus apodos y se mofan a escondidas de ello, sin embargo, cuando su hijo llama al vecino por su apodo y este se queja ante el padre, el padre finge escandalizarse y sanciona rigurosamente la falta que él mismo provocó, enseñó y alimentó durante todos los días de su vida.

Finalmente, ¿A quién se le ocurre nombrar a un payaso como Comandante General del Ejército Peruano? Esa sanción es perspicaz, Donayre debió salir por asuntos como el de la gasolina que involucraban a una red de militares y no por decir, en una reunión privada, lo que todo el tiempo le enseñaron.


(1) El término “mono” hace referencia a los ecuatorianos y el de “terruco” a los subversivos.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú