Síguenos en FACEBOOK

miércoles, octubre 05, 2011





MI PADRE SIEMPRE TRISTE AMANECIA



Mi padre siempre triste amanecía
Con las frías tijeras a las rosas
A enseñarles el camino
De sus tallos verdes,
De sus tristes hojas
Y las miraba siempre
Largas horas
Como si las viese crecer en su recuerdo.

La cucarda creció una mañana
Tanto,
Que mis manos no pudieron alcanzarla
Y creció el manzano
Más inalcanzable
Y la planta de cedrón
Perfumaba nuestra casa de recuerdo
Y en el centro había
Un higo
Que prefirió morirse de tristeza.

Mi padre siempre triste amanecía
Al balcón vacío de esta tarde,
A ver crecer las rosas
Y las piedras amarillas
Esculpiéndose en la calle
Y un día crecimos tanto
De distancia
Que sus manos no pudieron alcanzarnos
Y allí en la casa se quedaron
Los recuerdos de tristeza,
El manzano y la cucarda.




BARCO DE PAPEL




Y
Una
Sola
Barca.
Solitaria
Se hacía a la mar
Cada madrugada en la playa
Mientras la madre aguardaba con tristeza, el retorno cotidiano
El regreso del pescador hecho a la mar. Y en sus ojos
Fulguraban las lágrimas de una pena añeja
Porque sabía que la vida es frágil,
Breve y no regresa más
Breve, breve, breve
Cual barco de papel.


Tomado de “La Balada de los Insectos y otros poemas” Universidad de Guadalajara – México 2006 Jaime Abanto Padilla.

Feliz Día. Papá.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú