Síguenos en FACEBOOK

lunes, octubre 24, 2011

A Dios rogando y con el mazo dando


El peligro que representa la humedad generada en uno de los muros laterales de la Iglesia La Catedral es preocupante porque está en grave riesgo una de las joyas arquitectónicas, no solo de Cajamarca sino de América. La participación conjunta que hubo entre el Obispado, Ministerio Regional de Cultura y los representantes  del hotel contiguo al muro ha sido un hecho loable y se nota que existe consenso y voluntad para solucionar ese grave problema, sin embargo, sería prudente tomar la misma atención a otras estructuras que no solo están en grave riesgo de colapsar, sino que ponen en peligro la vida de las personas.

En la cuadra 8 del jirón Apurímac existe una construcción que se va a desplomar en cualquier momento, la centenaria portada tallada en piedra ya ha empezado a desprenderse ante la desidia irresponsable de sus propietarios que parece que esperan que esta colapse para probablemente hacer una construcción moderna y comercial en su lugar.

La vetusta casona no solo corre riesgo de perder la portada, un viejo y extenso balcón presenta el mismo panorama. La propiedad en cuestión pertenecería al Obispado de Cajamarca y a otros propietarios ya que es parte de un área común. La actitud tomada con ese bien histórico es por demás imprudente y muy criolla, miramos la paja  del ojo ajeno pero no la viga del nuestro.

La casa es parte del perímetro del mercado central de Cajamarca a diario miles de transeúntes que transitan por esa acera se exponen a ser aplastados por las piedras y adobes de la pared. Por el momento un soporte de madera ha sido instalado para evitar lo inevitable que es el desmoronamiento de la portada de la que alguna vez fue una de las casonas más representativas de Cajamarca.

Resulta por demás dramática la indiferencia de las autoridades competentes con este hecho, el Instituto Regional de Cultura parece que no existiera, no sabemos si se ha notificado ya a los propietarios o si se ha impuesto sanción alguna, pero a todas luces la arquitectura cajamarquina a los funcionarios de la Dirección Regional de Cultura le importa un bledo.

El 1986 la Organización de Estados Americanos declaró con Resolución CIECC-726/86 adoptada por el Consejo Interamericano para la Educación, la Ciencia y la Cultura en su XVII Reunión Ordinaria considero: Que en la ciudad de Cajamarca, Perú, se produjo el encuentro decisivo entre los conquistadores europeos y la civilización incaica. Que la ciudad de Cajamarca es uno de los centros de expresión del acervo histórico cultural, tecnológico y artístico de las Américas, desarrollado por las civilizaciones históricas. Que la ciudad de Cajamarca como histórico conjunto monumental, debe ser preservada y protegida en forma adecuada para las generaciones presentes y futuras, y Que Cajamarca es actualmente un ámbito de aplicación de los postulados del desarrollo integral. Por tales consideraciones se declaró a Cajamarca como “Patrimonio Histórico y Cultural de las Américas”.

Y todavía aspiramos a llegar a ser Patrimonio Cultural de la Humanidad, quizás las riquezas arquitectónicas y humanas las tengamos pero definitivamente con estas autoridades y esta indiferencia solo llegaremos a perder los títulos hasta hoy ganados.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú