Síguenos en FACEBOOK

martes, julio 31, 2007

La Policía Nacional, sus negligencias y sus consecuencias: Herminio un policía nada nimio



El pasado fin de semana una tragedia remeció la pacífica ciudad de José Gálvez, un miembro respetable de la Policía Nacional, Hamilton Díaz Horna murió heroicamente en pleno cumplimiento de su deber entregando su vida en defensa de una gran cantidad de pobladores que se encontraban inermes ante un hombre ebrio y armado. El agresor fue detenido de inmediato por los colegas del infortunado policía y fue trasladado a la comisaría de Celendín.


Nuestra corresponsal en esa provincia, una profesional de impecable trayectoria quien además se encuentra en condición de gestante, fue impedida de acceder a la información por un miembro de la PNP de la comisaría de Celendín, el subalterno de nombre Herminio a cuyo apellido no hemos podido acceder hasta el cierre de esta edición, además de impedir la labor informativa de nuestra corresponsal la maltrató verbalmente aprovechando su condición de uniformado y haciendo uso de su delirante cobardía. Pese a ello nuestra corresponsal consiguió la primicia misma que publicamos el día de ayer.

El Mayor Heráclito Sánchez Masías, quien ha cambiado la imagen de la Policía Nacional del Perú en esa provincia, con los consecutivos operativos antidrogas que está realizando exitosamente, debería tomar en cuenta las actitudes de algunos miembros de su personal quienes en vez de afianzar esa labor eficaz que está realizando la deslucen y desacreditan con actitudes matonescas de las que la sociedad civil está hastiada.

Algunos policías en los pueblos pequeños suelen sentirse los todopoderosos en una sociedad que espera de ellos ejemplo y disciplina y no abusos, menos execrables bravuconadas que desdicen de una institución de primer orden en la vida de una sociedad civilizada como la nuestra.

La prensa cumple un papel fundamental, el informar es un derecho inherente que no puede ser negado por miembros de la Policía Nacional del Perú, la muerte de un policía en las circunstancias que se dieron en el distrito de José Gálvez es un hecho de interés público al cual ningún policía debía restringir el acceso a la información, menos maltratar a una gestante que cubría un hecho de interés nacional en representación de un medio de comunicación serio y reconocido por su cobertura, local, regional y nacional.

Al cierre de esta edición aún no hemos conseguido el nombre completo del partícipe en este incidente, sería loable que su superior inmediato tome cartas en el asunto para evitar que este tipo de acontecimientos cobardes cesen y no sigan deteriorando la imagen de la PNP

No es justo ni digno que por la cobardía de un elemento se juzgue mal al conjunto de miembros, no es justo meter en el mismo saco al nuevo héroe de la PNP Hamilton Díaz Horna, quien ofrendó su vida en el fiel cumplimiento de su deber con un valentón de pacotilla que arremete contra una dama.

No sería digno agrupar a todos en un mismo nivel. Por eso mientras unos maltratan a señoras embarazadas otros ascienden a las estrellas de la inmortalidad y de la gloria eterna. No sería digno agrupar a todos en un mismo nivel. Por eso mientras unos maltratan a mujeres embarazadas otros ascienden a las estrellas de la inmortalidad y de la gloria eterna.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú