Síguenos en FACEBOOK

miércoles, enero 16, 2013

Otro segundo puesto nada alentador



Según reciente estudio las emisiones de mercurio de la minería de oro artesanal en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú están entre las más elevadas del mundo, lo que representa una amenaza a la salud y al medio ambiente por la alta toxicidad de esta sustancia, que se evapora fácilmente y puede permanecer por años en la atmósfera.

Esto se desprende del análisis del centro Mercury Watch, dedicado a recopilar, analizar y publicar informaciones sobre las emisiones de azogue originadas por la extracción artesanal de oro y que ha presentado hoy sus resultados a los delegados de más de cien países que negocian en Ginebra un tratado para reducir y, a largo plazo, eliminar su utilización.

Según esa evaluación, que fija un nivel máximo de emisiones entre 50 y 500 toneladas por año, se estima que las actividades de la minería informal de oro en Colombia emiten hasta 180 toneladas de mercurio anualmente.

A ese país le sigue Bolivia, con 120 toneladas; Perú (70); Ecuador (50); mientras que Brasil se encuentra en la escala inferior —emisiones entre 25 y 50 toneladas anuales— con 45 toneladas.

China es de lejos el mayor emisor con relación a la minería de oro artesanal, con 444,5 toneladas al año.

Sudán y Ghana figuran como los principales en África, con 60 y 70 toneladas, respectivamente.

En la minería ilegal el mercurio es utilizado esencialmente para concentrar el oro, metal al cual se adhiere hasta formar una amalgama pesada que luego es fácilmente separada de otros minerales, un procedimiento que resulta barato, simple, rápido y efectivo para las personas que se dedican a esta actividad, quienes muchas veces ignoran los graves efectos que la manipulación de esta sustancia tiene para su salud.

Los efectos nocivos del mercurio están científicamente corroborados y entre ellos figuran graves daños neurológicos, además de causar deformación fetal cuando la víctima de la intoxicación es una mujer embarazada.

Las negociaciones del tratado internacional que busca reducir y, finalmente, eliminar el uso del azogue entraron esta semana en Ginebra en su fase final, de la que se espera que surja un texto definitivo que debe ser aprobado por los estados a finales de 2013 en Japón.

En América Latina, las prácticas mineras artesanales en la búsqueda de oro son particularmente nefastas en Perú, “donde se usa mucho” ese elemento y donde —como en otros países de la región— por cada porción de oro que se extrae se utilizan veinte de mercurio, según explicó en Ginebra la investigadora del Consejo del Oro Artesanal, Paleah Black Moher.

Las experiencias que Cajamarca ha tenido con el mercurio son nefastas, desde Hualgayoc hasta choropampa, que da una luminosa estela que brilla y que trae recuerdos de muerte y desolación.

Balcon Interior

Bienvenidos a este espacio donde compartimos comentarios de opinión de Cajamarca Perú